Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 28 de marzo de 2011

El periodismo y la libertad de prensa en el mundo.

El periodismo y la libertad de prensa en el mundo.
Índice.
Introducción.
La libertad de prensa.
Fuentes.
INTRODUCCIÓN.



El periodismo atraviesa una crisis estructural desde los años 1990 debido a la revolución tecnológica de Internet que está transformando aceleradamente los medios de comunicación de la información periodística. La cuestión es cómo lograr un modelo de negocio que aúne la prensa escrita  por Internet y que atraiga suficientes anunciantes y lectores de pago.
La crisis tecnológica se complica por su confluencia con otros factores: la crisis económica iniciada en 2008 en el mundo occidental, la presión de los grupos económicos para controlar los medios de información y hacer que sirvan sus intereses, la conversión de los periodistas en objetivo bélico, y la falta de una completa libertad de prensa en muchos países desde China y Rusia a Cuba y Venezuela.
Hay muchos ejemplos de esta presión política contra el periodismo libre: periodistas asesinados en las guerras de Irak (el caso Couso lleva abierto desde 2003) o Afganistán, el asesinato de periodistas que investigan la corrupción en Rusia o el encarcelamiento de periodistas en Egipto y Turquía.
Sin embargo, el periodismo sigue concitando muchas vocaciones entre los jóvenes, que lo consideran una profesión idealista, comprometida con la verdad y la justicia, por lo que no faltan los reemplazos generacionales, que a menudo son utilizados por las empresas periodísticas como carne de cañón para bajar los costos de producción de la información, mientras que los veteranos despedidos se buscan la vida en los recientes medios digitales, en los departamentos de prensa de las empresas o en la escritura literaria. Como el gran Eugenio Scalfari escribió: ‹‹Periodismo es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente››.




La libertad de prensa.
Philip Bennett y Moisés Naím explican en La mordaza en la era digital [“El País” (22-II-2015)] que:
‹‹Dos convicciones se han asentado en el pensamiento contemporáneo sobre el periodismo. La primera es que Internet es la fuerza que más está convulsionando los medios de comunicación. La segunda es que la Red y las herramientas de comunicación e información que ha generado, como YouTube, Twitter y Facebook, están desplazando el poder desde los Gobiernos a la sociedad civil y a los blogueros, ciberciudadanos o los llamados “periodistas ciudadanos”. Es difícil no estar de acuerdo. Sin embargo, estas afirmaciones esconden el hecho de que los Gobiernos están teniendo el mismo éxito que Internet a la hora de irrumpir en los medios de comunicación independientes y condicionar la información que llega a la sociedad.
Es más, en muchos países pobres o en los que tienen regímenes autocráticos, las acciones gubernamentales pesan más que Internet a la hora de definir cómo y quién produce y consume la información. Hay un hecho sorprendente que lo ilustra: la censura está en pleno apogeo en la era de la información. En teoría, las nuevas tecnologías hacen que a los Gobiernos les sea más difícil, y en última instancia imposible, controlar el flujo de la información. Algunos sostuvieron que el nacimiento de Internet presagiaba la muerte de la censura. En 1993, John Gilmore, un pionero de Internet, declaraba a “Time”: “La Red interpreta la censura como un obstáculo que debe evitar y evadir”.
Hoy, muchos Gobiernos han aprendido a esquivar los efectos liberadores que tiene Internet. Como los emprendedores, están recurriendo a la innovación y la imitación. En Hungría, Ecuador, Turquía o Kenia, las autoridades emulan a autocracias como Rusia, Irán o China censurando noticias críticas y creando sus propias empresas estatales de comunicación. También están diseñando herramientas más sutiles para atacar a los periodistas. De esta forma, la esperanza de que Internet permitiría la proliferación de fuentes de información independientes y diversas se ha hecho realidad solo para una parte minoritaria de la humanidad, la que vive en democracias consolidadas.
Como periodistas, hemos conocido de primera mano los efectos transformadores de Internet. La Red es capaz de reformular cualquier ecuación de poder en la que la información sea una variable. Pero esto no es una ley universal. Cuando empezamos a cartografiar ejemplos de censura, nos alarmó el hecho de encontrar a simple vista tantos casos y tan descarados. Pero más sorprendente todavía es la magnitud de la censura que no se ve, y que es difícil detectar por diversos motivos. Primero, algunas herramientas de control de los medios se enmascaran como perturbaciones del mercado. Segundo, en muchos lugares, el uso de Internet y la censura se están extendiendo rápidamente de forma simultánea. Tercero, aunque Internet es un fenómeno mundial, la censura se percibe todavía como un problema local o nacional. Las pruebas indican otra cosa.››

El editorial Libertad de prensa amenazada [“El País” (3-V-2016)] aprovecha el Día Mundial de la Libertad de Prensa para reivindicarla frente a las crecientes amenazas de los Estados autoritarios:
‹‹Hoy se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, una jornada en la que organizaciones no gubernamentales aprovechan para llamar la atención sobre las amenazas que se ciernen sobre el derecho a una información independiente, plural y transparente. En muchos países, los periodistas sufren persecuciones y acoso, son hostigados, torturados y encarcelados. El año pasado, 63 pagaron con su vida el ejercicio de su profesión, según datos de Reporteros sin Fronteras, una entidad que pone el foco en cuatro países —Egipto, Turquía, Rusia y México— para denunciar la vulneración de los derechos de los periodistas a la hora de ejercer su profesión.
Los Estados totalitarios en los que la democracia brilla por su ausencia tienen en la prensa comprometida con la defensa de los derechos fundamentales a uno de sus principales enemigos. Los periodistas se han convertido en la diana de todo tipo de regímenes corruptos y en zonas cada vez más extensas de Latinoamérica son asediados por el crimen organizado, a veces con la lacerante connivencia de la policía y los poderes locales. Amedrentar a la prensa es también objetivo del terrorismo yihadista, que ha atentado contra medios de comunicación y asesinado brutalmente a reporteros occidentales secuestrados en Siria.
Las leyes antiterroristas y las políticas de seguridad —en todos los países— pueden convertirse en un serio peligro para la información. En estas circunstancias se hace necesario que tanto las organizaciones profesionales como los propios medios luchen contra los intentos de cercenar la libertad de expresión y obstaculizar el control de los gobernantes. La prensa libre es la piedra angular de una democracia y las medidas para combatir el terrorismo no pueden ser una excusa para acallarla. Y sin duda sería una mala noticia que los periodistas se lanzaran en brazos de la autocensura.››


Tomado de [Bennett, Philip; Naím, Moisés. La mordaza en la era digital. “El País” Domingo (22-II-2015). http://internacional.elpais.com

Resultado de imagen de Antonio Caño

Antonio Caño, en Amenazas a la libertad de prensa [“El País” (28-I-2017)] [http://elpais.com/elpais/2017/01/28/opinion] explica:
‹‹[La victoria de Trump] ha supuesto la confirmación más rotunda del éxito de la demagogia, el nacionalismo y las ideologías de odio que en los últimos años han proliferado en distintas partes del mundo. Es muy posible que la corriente no se detenga ahí. En varios países de Europa se va a poner a prueba muy pronto la fortaleza del actual sistema de democracia liberal frente a la acometida de proyectos igualmente extremistas, xenófobos y populistas.
(…) los periódicos estamos hoy obligados a hacer nuestro trabajo con menos recursos y en un entorno político que representa una seria amenaza a la libertad de expresión y muy particularmente a la libertad de prensa.
Una de las características de ese nuevo populismo en ascenso es su hostilidad con la prensa, especialmente con la prensa profesional. Con el pretexto de la presunta comunión entre los medios más implantados y un perverso establishment, los políticos que se presentan en defensa del pueblo, de la gente, de los de abajo frente a los de arriba, intentan antes que nada laminar la credibilidad de los periódicos con el objetivo de eliminar obstáculos en su camino y dejar espacio a otros medios —confidenciales, cuentas de redes sociales, blogs— que ellos controlen y con los que puedan acceder sin intermediarios a su público, a sus votantes.
Esta estrategia se ha hecho brutalmente obvia en Estados Unidos. [Martin Baron, director del “The Washington Post”]  enumera] la lista de improperios que Trump había vertido en los últimos meses contra los medios de comunicación, de forma más sistemática contra el suyo propio y “The New York Times”:“Asquerosos”, “escoria”, “la forma más baja de vida”, “enemigos”, “basura”. Ha habido más desde que nuestro colega pronunció su discurso.
No han sido muy diferentes los términos en que los líderes de un partido en España se han referido a la prensa y a “El País” en particular. Entre decenas de calumnias e insidias que evito enumerar para no ayudar a su difusión —la repetición de falsedades hasta convertirlas en verdad es una táctica clásica—, voy a mencionar únicamente la campaña en Twitter contra este periódico bajo el hashtag “Máquina de Fango” en noviembre pasado en respuesta a las informaciones sobre un discutido episodio de venta de una vivienda pública.
El propósito en todos los casos es evidente: destruido el prestigio y la credibilidad de los medios principales, nada de lo que ellos critiquen tendrá impacto entre mis seguidores. Le ha funcionado a Trump, que consiguió sobrevivir al escándalo de sus agresiones sexuales a las mujeres y que ha evitado hasta ahora presentar la declaración de impuestos que la prensa le ha reclamado. Y le ha funcionado a otros, que han podido despreciar sin aclarar las sospechas sobre sus fuentes de financiación.
Hay muchos casos similares en otros países con diferente orientación ideológica —la Polonia de Kaczynski, la Argentina de Kirchner, la Italia de Berlusconi son algunos de ellos—, todos con los mismos componentes: políticos pretendidamente antisistema, medios de comunicación tradicionales y medios de fácil creación en Internet que sirven para difundir la propaganda, las fantasías o, llegado el caso, las mentiras de quien se quiere ofrecer como alternativa al decadente sistema en vigor.
(…) Se podría decir que el desprestigio que el moderno populismo trata de causar a los periódicos solo viene a contribuir al descrédito que los periódicos se han venido labrando por sí mismos en los últimos años. Su excesiva cercanía al poder, su distancia con los lectores, su endogamia y arrogancia impidieron a veces que los diarios hiciéramos una adecuada interpretación de los hechos. En nuestra ceguera, incluso despreciamos durante bastantes años la avalancha digital que se nos venía encima y que acabaría por poner en duda nuestra existencia.
(…) Donald Trump y sus imitadores en otros países no son una pesadilla de la que nos despertaremos pronto para encontrarnos en el mismo punto en el que estábamos. Esta ola de populismo y ultranacionalismo pretende transformar radicalmente el sistema político bajo el que vivimos. Si puede, se llevará por delante la libertad de prensa. Por esa razón, la libertad de prensa, los periódicos saludables, rigurosos y libres, son el mejor dique que le podemos ofrecer.›› 

FUENTES.
Internet.
Libros.
Cagé, Julia. Salvar los medios de comunicación. Anagrama. Barcelona. 2016. Vicente, Álex. Julia Cagé / Economista especializada en medios de comunicación. ‘La información es un bien público’, “El País” Ideas (24-I-2016) 8. Julia Cagé (Metz, Francia, 1984) es profesora del Instituto de Estudios Políticos de París y doctora por Harvard. Propone un modelo híbrido entre fundación y compañía para salvar a la prensa tradicional.
Graham, Katherine. Una historia personal. Sobre cómo alcancé el periodismo en un mundo de hombres. Libros del K.O. Madrid. 2016. Memorias de la presidente del diario “Washington Post”. Reseña de Ceberio, Jesús. Cómo soportar la ira de la Casa Blanca. “El País” Babelia 1.293 (3-IX-2016).
Kovach, Bill; Rosenstiel, Tom. Elementos del periodismo. Aguilar. Madrid. 2012 (2003 inglés). 288 pp. ‹‹1. La primera obligación del periodismo es la verdad. 2. Debe lealtad a todos los ciudadanos. 3. Su esencia es la disciplina de verificación. 4. Debe mantener su independencia con respecto a aquellos de quienes informa. 5. Debe ejercer un control independiente del poder. 6. Debe ofrecer un foro público para la crítica y el comentario. 7. Debe esforzarse por que el significante sea sugerente y relevante. 8. Las noticias deben ser exhaustivas y proporcionadas. 9. Debe respetar la conciencia profesional de sus profesionales.››
Pilger, John. ¡Basta de mentiras! El periodismo de investigación está cambiando el mundo. RBA. Barcelona. 2007. 496 pp. Reseña de Gallego-Díaz, Soledad. Reivindicación del periodismo. “El País”, Babelia 796 (17-II-2007) 3. Articulo de Berger, John. Boceto para un retrato. “El País”, Babelia 796 (17-II-2007) 4. Artículo de Leguineche, Manuel. La tribu desdichada. “El País”, Babelia 796 (17-II-2007) 2.
Simon, Joel. The New Censorship. Inside the Global Battle for Media Freedom. Columbia Journalism Review Books. Nueva York. 2014. 248 pp. Ensayo sobre la nueva censura gubernamental. [http://www.newyorker.com/news/daily-comment/press-freedom-new-censorship]
Thompson, Mark. Sin palabras. ¿Qué ha pasado con el lenguaje de la política? Debate. Madrid. 2017. Ensayo. Mark Thompson (Londres, 1957) es consejero delegado de “The New York Times” (impulsa su transformación digital) y exdirector general de la BBC. Elola, Joseba. Mark Thompson ‘La relación entre políticos, medios y público se rompe’. “El País” Ideas 98 (26-III-2017).

Artículos. Orden cronológico.
Segurola, Santiago. Obituario. David Halberstam, un campeón del periodismo. “El País” (25-IV-2007) 66. David Halberstam (1934-2007), periodista norteamericano.
Gómez, Rosario G. Periodismo: profesión de riesgo. “El País” (8-II-2012) 30-31.
Aguilar, Miguel Ángel. La sociedad de la impunidad. “El País” (24-IX-2013) 18. El periodista realza la importancia de los medios de comunicación independientes para resistir a la corrupción y las lacras de la política.
Vargas Llosa, Mario. Voces del silencio. “El País” (20-X-2013) 37. Emily Parker publica el libro Now I Know Who My Comrades Are. Voices from the Internet Underground, en el que estudia y entrevista el fenómeno de los blogueros que en China, Cuba y Rusia están luchando por la libertad de información y ampliando la vigencia de los derechos humanos, con casos como el ruso Navalni.
Gómez, R. G.; Sahuquillo, M. R. Estrasburgo responsabiliza a los medios de comunicación ‘online’. “El País” (24-X-2013) 41. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos establece que las webs deben poner filtros adecuados para evitar insultos.
Gómez, Rosario G. ¿Periodismo neutro o activista? “El País” (23-XII-2013) 26-27. El debate sobre si el periodismo debe ser aséptico o incluir opinión.
Vallespín, Fernando. La dialéctica de la digitalización. “El País” (23-XII-2013) 25. La Red puede reducir nuestra libertad en vez de ampliarla como se soñó hace tiempo.
Pozzi, Sandro. Nace un pensador global. “El País” (11-I-2014) 33. Una nueva plataforma global, “The WorldPost”, con la colaboración de Nicolas Berggruen y Arianna Huffington.
Müller, Enrique. Obituario. Peter Scholl-Latour, un aventurero eterno. “El País” (2-IX-2014) 38. Peter Scholl-Latour (1924-2014), periodista alemán de reportajes y libros sobre Vietnam, Irán...
Basterra, Francisco G. Obituario. Ben Bradlee, gigante del periodismo. “El País” (23-X-2014) 44. Ben Bradlee (Boston, 1921-Washington, 2014), periodista estadounidense, exdirector del “Washington Post”, ayudó a destapar el “caso Watergate” contra Nixon.
Harguindey, Àngels (texto); Barjau, Caterina (fotos). Un pelotón de antidivos. “El País” Semanal 1.989 (10-XI-2014) 58-63. Periodistas españoles destacados en los últimos decenios.
Rose, Fleming. ¿Qué clase de civilización somos? “El País” (11-I-2015) 6-7. El periodista gráfico danés de “Jyllands Posten” reflexiona sobre el uso de la sátira ante la barbarie, tras el atentado contra “Charlie Hebdo”.
Walker, Christopher. Contener la democracia. “El País” Domingo (25-I-2015) 2-3. Algunos regímenes autoritarios apuestan por la expansión internacional de sus medios de comunicación para ganar influencia.
AA. VV. TeleKremlin se expande. “El País” Domingo (25-I-2015) 4-5. La expansión internacional de los medios de comunicación públicos Rusia, China, Irán, Qatar y Venezuela,
Bennett, Philip; Naím, Moisés. La mordaza en la era digital. “El País” Domingo (22-II-2015) 2-5. Análisis de la censura de los gobiernos a los medios de comunicación y en Internet, con especial atención al caso de Venezuela, y menciones más breves a Hungría, Rusia, Ecuador, Pakistán, los países árabes...
Vicente, Álex. El otro “Charlie Hebdo”. “El País” Semanal 2.004 (22-II-2015) 34-41. La revista satírica francesa “Le Canard Enchaîné”.
Bergés, Laura. Un reto digital europeo. “El País” Domingo (9-III-2015) 4. Internet ha revolucionado las televisiones públicas europeas.
Guimón, Pablo. La BBC busca su sitio. “El País” Domingo (9-III-2015) 5. Al debate sobre la financiación de la BBC británica.
Galindo, Cristina. Carlos Delgado / Jefe de programas de TV de la Deutsche Welle en español. ‘La financiación no está ligada a un Gobierno’. “El País” Domingo (9-III-2015) 5. La acrisolada independencia de la televisión pública alemana.
Carbajosa, Ana. Jill Abramson. “El País” Semanal 2.008 (22-III-2015) 20-24. Jill Abramson (Nueva York, 1954), primera directora de “The New York Times”, en 2011-2014.
Bastenier, M. Á. Obituario. Jean Lacouture, un gran señor del periodismo francés. “El País” (18-VII-2015) 36. Jean Lacouture (Burdeos, 1921-Roussillon, Provenza, 2015), periodista y biógrafo de De Gaulle o Nasser.
Guimón, Pablo. El grupo japonés Nikkei compra el ‘Financial Times’. “El País” (24-VII-2015) 36.
Guimón, P. La City habla japonés. “El País” (24-VII-2015) 36.
Tubella, Patricia. El grupo Pearson vende a la familia Agnelli el 50% de ‘The Econmist’. “El País” (13-VIII-2015) 34.
Carbajosa, Ana. Paul E. Steiger. “El País” Semanal 2.058 (6-III-2016) 26-30. Entrevista con Paul E. Steiger (Nueva York, 1942), exdirector del “Wall Street Journal” (1991-2007).
Editorial. Libertad de prensa amenazada. “El País” (3-V-2016). El Día Mundial de la Libertad de Prensa.
Redacción. Amenazados por el yihadismo, limitados por el antiterrorismo. “El País” (3-V-2016). Análisis de los problemas del periodismo libre en los países más represores o inseguros: China, Arabia Saudí, Irán, Egipto, Turquía, México, Venezuela, Rusi, Ecuador.
Aznárez, Malén. El terrorismo como coartada. “El País” (3-V-2016).
Sahuquillo, María R. Yoani Sánchez / Periodista cubana. ‘Gozamos de más libertad porque nos la hemos tomado’. “El País” (3-V-2016).
Baydar, Yavuz. El eclipse inminente de Turquía. “El País” (3-V-2016).
Garton Ash, Timothy. Marea contra la libertad de expresión. “El País” (19-V-2016).
Elola, Joseba. El guardián del ‘scoop’ valiente. “El País” Ideas (22-V-2016). Alan Rusbridger, exdirector del diario “The Guardian”, ha fracasado en rentabilizar su modelo abierto en Internet.
Aguilar, Andrea. Evan Ratliff / Periodista y fundador de ‘The Atavist’. ‘El periodismo siempre cuesta dinero’. “El País” Ideas (10-VII-2016). Evan Ratliff (Atlanta, 1976) es reportero y emprendedor de proyectos de periodismo digital.
Martínez, Ibsen. La ‘doctrina Cabello’ y la difamación. “El País” (29-VII-2016). Muchos delincuentes demandan a la prensa apoyándose en un derecho confuso o en tribunales amañados.
Cruz, Juan. Los elementos del periodismo. “El País” (13-IX-2016). Reflexión sobre casos en que los medios españoles han manipulado la realidad. Reivindica la esencia del periodismo: la verdad, la lealtad a los ciudadanos…
Hernández Busto, Ernesto. El periodismo fantasma. “El País” (14-X-2016). El público consume tanto información verdadera como falsa, siempre con inmediatez, sustituyendo los hechos por opiniones.
Altares, G. Ola Sigvardsson / Ombudsman de la prensa en Suecia. ‘La prensa tiene que ser tan libre como sea posible’. “El País” Ideas (6-XI-2016).
Pérez Oliva, Milagros. La verdad y el periodismo. “El País” (13-XI-2016).
Aguilar, Andrea. Steve Coll. ‘El ambiente está contaminado por noticias falsas’. “El País” Ideas (27-XI-2016). Steve Coll (Washington, 1958), decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia.
Alandete, David. Cómo combatir la posverdad. “El País” Ideas (27-XI-2016). Los medios digitales están inundados de noticias falsas, como han evidenciado las presidenciales estadounidenses.
Alandete, David. Martin Baron / Director de ‘The Washington Post’. ‘Dejaremos a Trump en evidencia cada vez que no diga la verdad’. “El País” (26-I-2017).
Caño, Antonio. Amenazas a la libertad de prensa. “El País” (28-I-2017). La eliminación de toda crítica bien fundamentada es un objetivo prioritario del nuevo populismo en su propósito último de liquidar nuestro sistema de valores y sustituir la democracia liberal por su ideología de revancha y odio.
Llaneras, Kiko; Pérez Colomé, Jordi. España también tiene noticias falsas. “El País” (28-I-2017). Páginas webs propagan noticias falsas a través de redes sociales y consiguen cientos de miles de visitas.
Marcial Pérez, David. Obituario. Sergio González Rodríguez, cronista de la violencia. “El País” (4-IV-2017). Sergio González Rodríguez (Ciudad de México, 1950-2017), periodista mexicano, investigador del feminicidio de Ciudad Juárez, que publicó en Huesos del desierto. Publicó El hombre sin cabeza (Anagrama, 2009) sobre las decapitaciones de los narcos y siguió con Campo de guerra (premio Anagrama de Ensayo 2014), en el que estudia los vínculos políticos del narcotráfico, y Los 43 de Iguala, su último libro.
Darnton, Robert. Antes de los hechos alternativos, estuvo Pasquino.  “El País” Ideas 103 (30-IV-2017). La mentira como instrumento político tiene una larga historia en la prensa.
Gómez, Rosario G. La libertad de prensa retrocede en los países democráticos. “El País” (3-V-2017). Noticias falsas, presiones y populismos erosionan el derecho a la información.
Alandete, David. Matthew Kaminski. ‘Europa necesita que la prensa la critique’. “El País” Ideas 108 (4-VI-2017). El director de “Político” en Europa reivindica la información política.

Jabois, M. La voladura incontrolada del yo. “El País” (12-VI-2017). Se publican las memorias del periodista estadounidense David Carr, ‘La noche de la pistola’ (Libros del KO, 2008 en inglés).

No hay comentarios: