Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 2 de septiembre de 2013

El transporte en la UE.

Dosier: El transporte en la UE.
El transporte es una actividad crucial para la la integración de la Unión Europea, porque permite la interconexión entre los países y las regiones que la forman. El transporte de pasajeros y mercancías fomenta el desarrollo de las relaciones personales y el comercio.

En el transporte europeo destaca el espectacular aumento del aéreo, gracias a la mejora de los aeropuertos y la competencia de las nuevas compañías low cost.

El transporte ferroviario sigue siendo el más barato para largas distancias, mientras el transporte por carretera es preferido para distancias cortas y medias por su mayor flexibilidad en los trayectos desde el punto de origen hasta el destino, sin los trasbordos que requiere el tren.
Dentro de la UE y con los países europeos vecinos el modo de transporte más utilizado, tanto para mercancías como para pasajeros, es el terrestre, especialmente por carretera, aunque para largas distancias y pasajeros también es importante el ferroviario y cada vez más asimismo el aéreo.
Para el transporte extracomunitario fuera de Europa los medios más utilizados son el aéreo para pasajeros y el marítimo para mercancías.

Los problemas del transporte en la UE.
Los principales problemas del transporte en la UE son:
La congestión de tráfico, que da lugar a demoras de tiempo, pérdidas económicas, mayores costes de organización y gestión, molestias para los habitantes y un mayor riesgo de accidente. Las zonas peores son las grandes ciudades y áreas metropolitanas, especialmente las del llamado “pentágono” europeo  de Londres, París, Berlín, Milán y Múnich; en los pasos fronterizos donde confluyen el paso de transportes por carretera y ferrocarril y los grandes puertos; y en lugares de interconexión entre los medios de transporte.
La seguridad, pues en la UE cada año fallecen más de 40.000 personas en las carreteras, siendo los accidentes de tráfico la principal causa de mortalidad entre los jóvenes menores de veinte años, y se producen importantes pérdidas materiales.
El medio ambiente, pues la mayor parte de los medios de transporte tienen impactos ecológicos negativos, que podemos clasificar en tres grupos:
Los impactos de transformación del entorno que suponen las obras de construcción de las grandes infraestructuras, como carreteras, líneas de ferrocarril, puertos y aeropuertos.
La contaminación atmosférica que genera el uso de combustibles fósiles por medios de transporte que contaminan mucho en relación a la cantidad de pasajeros o mercancías que transportan, siendo el transporte por carretera más contaminante que el ferroviario, y el aéreo más que el marítimo.
La contaminación originada por los vertidos en caso de accidente, sobre todo en el transporte marítimo.

La integración del transporte europeo hacia los nuevos países, las regiones del Norte y el Sur, y las zonas rurales.
La ampliación de la Unión Europea implica la necesidad de conectar los relativamente modernos y eficaces sistemas de transporte de los primeros países fundadores con los en general más atrasados de los nuevos países, y renovar estos para favorecer su desarrollo. En especial destaca la desigualdad entre las redes de transporte de la zona central europea y las zonas más alejadas, tanto por el norte (Escandinavia) como por el sur, en las zonas meridionales italiana, española, portuguesa y griega.
También hay que dotar de infraestructuras de transporte adecuadas al mundo rural, para que se comunique con las ciudades en las que se localizan las actividades económicas y los servicios de sanidad, educación, cultura y ocio.
El crecimiento disperso de las grandes ciudades ha originado nuevas necesidades, pues la población sale de los barrios tradicionales y busca nuevas residencias en la periferia.

La política de transportes de la UE.
Ejes prioritarios de transporte de la Unión Europea.



La política de transportes de la Unión Europea procura: ayudar en la construcción de nuevas infraestructuras, favorecer los medios de transportes más eficientes energéticamente y menos contaminantes, potenciar la intermodalidad mediante el uso del medio de transporte más adecuado y la creación de puntos de interconexión entre diversos medios de transporte; y fomentar la educación vial.
Fuentes. El transporte.
Internet.


No hay comentarios: