Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 15 de enero de 2014

China: la sociedad.

China: la sociedad.

China tenía en 2000 una población estimada de 1.265 millones de habitantes, que en 2010 eran 1.339 millones y en 2014 eran 1.370 millones, más de la mitad viviendo en núcleos urbanos. En 2010 los mayores de 60 años eran el 13,26% (2,93% más) y los menores de 15 el 16,6% (6,29 menos) y el 49,7% vivían en las ciudades, con un total de 665 millones, siendo 261 millones inmigrantes desde el campo. 
En 2014 la población activa bajó 3,7 millones, hasta 915,83 millones. En 2014 nacieron 116 niños por cada 100 niñas, menos que en 2004, cuando eran 121,2 varones, mientras que la proporción natural es de 105 niños por cada 100 niñas; la causa de este desnivel es la preferencia de tener varones y el consecuente aborto selectivo. Ha crecido la inmigración española, con 3.197 españoles censados en julio de 2013. En 2016 tiene ya una inmensa clase media: 700 millones de usuarios de Internet, 200 millones de jubilados, 120 millones de turistas…
Beijing (Pekín), una ciudad que vive un espectacular crecimiento urbanístico.

La política de natalidad.
La política del hijo único, legislada en 1979, establece que sólo pueden tener dos hijos las mujeres de minorías étnicas, las campesinas, las divorciadas y las hijas únicas. El aborto es obligatorio hasta los seis meses, pero se prohíbe después aunque no se pueda pagar las onerosas multas, establecidas por las autoridades locales y que pueden alcanzar miles de euros.


La situación laboral.
Aldama en La revolución del trabajador chino [“El País” Negocios 1.417 (30-XII-2012)]  informa que el salario medio del trabajador chino crece en torno al 10% anual y cada vez está más protegido por la legislación. Las huelgas (un millón al año) y las protestas violentas se multiplican en el país, por lo que empresarios y trabajadores piden que se regule con urgencia el derecho de huelga.
‹‹Los trabajadores se han plantado y bloquean la entrada a la fábrica que una importante empresa industrial española tiene en la provincia china de Jiangsu. Las negociaciones no llegan a buen puerto y es necesario llamar a la policía. Los ánimos se caldean, los responsables de la planta acusan a un grupo de trabajadores de usar “técnicas mafiosas” para amedrentar al resto y exigir mejoras salariales, pero lo cierto es que el tumulto crece hasta que se va de las manos.
Llegan los antidisturbios y piden refuerzos al Ejército. Algunos empleados se encaraman a la valla y amenazan con destrozar las instalaciones. El jefe de policía descarta usar la fuerza “porque la situación podría resultar incontrolable” y aconseja al gerente: “Despida discretamente a los cabecillas en los próximos días, pero acepte las demandas de los trabajadores”. El trato llega varias horas después megáfono en mano, y la muchedumbre se dispersa. Acaba de asegurarse un aumento de sueldo del 10% de media, y la promesa de que no se eliminarán las horas extra a pesar del descenso de pedidos.
“Lidiar con los trabajadores chinos es una pesadilla”, reconoce el español a cargo de la producción. “La rotación es muy alta y nos hace daño, y el aumento de los costes laborales junto a la apreciación del yuan nos ha restado mucha competitividad”. Sin duda, el suyo no es un caso aislado. Según estudios oficiales, las disputas laborales han crecido en China casi el 25% cada año en la última década y el ritmo ha aumentado desde 2008, cuando se aprobó la reforma laboral. Así, si en 1999 se contabilizaron menos de 200.000 conflictos laborales, en 2008 su número rozó el millón.
Desde entonces, la mayoría de los salarios mínimos establecidos a nivel provincial crecen por encima del 20% anual, y ya son muy pocos los territorios que marcan remuneraciones mínimas por debajo del equivalente a 100 euros al mes o un euro la hora. “Y una cosa es el salario base y otra la nómina neta. Con las horas extra ya nadie cobra menos de 2.000 yuanes (unos 250 euros) en la línea de montaje”, reconoce el gerente español, que pide anonimato. “Por eso, muchas empresas de sectores como el textil o la industria pesada están cerrando y buscando alternativas en Vietnam o en India”. Apple fue más allá y dio la campanada a primeros de mes al anunciar que reubicaría la producción de sus ordenadores de vuelta en Estados Unidos.
Según un estudio realizado por Xiliang Feng, analista de la Universidad Capital de Economía y Negocios de China, en torno al 75% de las disputas laborales están relacionadas con la remuneración, mientras que menos del 2% tienen que ver con las condiciones de trabajo. Y en un tercio de los casos, la mayoría, el conflicto se resuelve mediante el acuerdo entre las partes, sin la mediación del sistema judicial.
Los trabajadores saben que tienen la sartén por el mango. La estricta política del hijo único que ha provocado una notable caída en la tasa de fertilidad y el impresionante crecimiento económico del país han dado fuerza a un colectivo que hasta ahora nunca había tenido voz. Aunque los sindicatos no oficiales están prohibidos, los trabajadores han comenzado a organizarse. “La mayoría son asociaciones espontáneas que surgen en grandes empresas fruto del descontento generalizado de la plantilla”, explica Zhang, un activista que estuvo involucrado en las protestas que en 2010 paralizaron una fábrica de Honda en la ciudad de Zhongshan. “Nuestra huelga marcó un punto de inflexión. Antes éramos nosotros los que teníamos miedo a la dirección y a las autoridades. Ahora es al revés”. Xu Anqi, sociólogo de la Universidad de Fudan, en Shanghái, coincide: “La gente es cada vez más consciente de sus derechos. Internet y las redes sociales ofrecen a los trabajadores ideas sobre cómo organizarse para obtener sus demandas, razón por la que se reproducen protestas por todo el país”.
Este vuelco ha provocado que empresarios y activistas como Zhang demanden la reinstauración en la Constitución de una cláusula que fue eliminada en 1982 y que garantiza el derecho a la huelga. “Actualmente no hay ninguna normativa que lo regule. Las huelgas están en un limbo legal. Eso permite que algunos empresarios opten por medios violentos para evitar protestas”. El propio Zhang ha recibido multitud de presiones y amenazas, y algunos de sus compañeros han sufrido incluso palizas de matones que, aseguran ellos, estaban contratados por la empresa.
Del lado de la empresa, el director general de Guangzhou Automobile Group, Zeng Qinghong, que medió en la disputa con Honda, propuso el año pasado, como miembro que es de la Asamblea Nacional Popular, que se regule por ley la huelga. “El Gobierno no puede forzar a los trabajadores a regresar a sus puestos sin tener en cuenta sus demandas”. Zeng pidió, además, la reforma del sindicato oficial para que “sea el representante real de los empleados”. Eso sí, todos los partidarios de la regulación coinciden en que no se debe permitir que las protestas alteren el orden público. Y, últimamente, lo hacen a menudo. Sin duda, el gigante Foxconn, la subcontrata taiwanesa que fabrica Iphone y Ipad para Apple y da empleo a casi 1,5 millones de chinos, es la que mejor refleja la revolución del trabajador chino. Saltó a las portadas de todo el mundo en 2010 cuando 13 trabajadores se quitaron la vida en sus instalaciones. Sufrían una presión excesiva y llegaban a hacer más de 83 horas extra al mes, aseguraba una ONG estadounidense.
Luego llegaron las manifestaciones, muchas veces violentas, en las plantas de Chengdu y Taiyuan. Como en el caso de la empresa española, los antidisturbios hicieron acto de presencia y esta vez sí que consiguieron disolver a miles de empleados tras una batalla campal. Pero Foxconn tuvo que dar su brazo a torcer. Quizá por eso, su presidente, Terry Gou, anunció la implantación de un millón de robots para reemplazar gran parte de la mano de obra.

Curiosamente, la tensión no se ha relajado este mes con la promesa de Foxconn de seguir la legislación laboral al pie de la letra. Eso le costará 1.400 millones de dólares más al año, pero la plantilla demanda que se mantengan las horas extra por encima del límite de las nueve semanales que marca la ley. Varios empleados aseguraban en el diario Wall Street Journal querer trabajar más de 15 horas extra a la semana. Al fin y al cabo, han abandonado su lugar de origen para hacer dinero en el corazón manufacturero de Guangdong, y el ocio resulta algo tangencial.

Li Qing es una joven de 20 años que refleja a la perfección esta transformación del trabajador chino. Cuenta con formación profesional en electrónica y llegó a Shenzhen hace poco más de un mes procedente de la provincia de Shaanxi. Allí sus padres tienen suerte si ingresan 4.000 yuanes (500 euros) al año trabajando la tierra, pero ella ya ha dicho que no a unas cuantas ofertas de trabajo en las que le ofrecían la mitad de esa suma al mes. “He ahorrado un dinero y no tengo prisa”. Sus aspiraciones son las de millones de emigrantes rurales que ya no llegan desesperados a las grandes ciudades. Curiosamente, a pesar de la mala fama internacional, su objetivo es que la contrate Foxconn. “Pagan bien y sus condiciones de trabajo son mejores que las de empresas chinas”, asegura. Li ya tiene su propia hoja de ruta: en tres años tiene que haber alcanzado un sueldo mensual comparable a lo que ganan sus progenitores en un año.››


La desigualdad femenina.
Reinoso, en La mitad del cielo... cuando las dejan “El País” (15-II-2011) informa que la mujer en China padece todavía grandes desigualdades respecto al varón, sobre todo en los aspectos laborales, la participación política y en los cuidados de infancia (se sigue prefiriendo tener un varón en caso de un hijo único).

Fuente: A. Alonso, en Reinoso, José. China lanza una masiva migración interna. “El País” (31-III-2013) 2-3.

FUENTES.
Internet.
[http://www.observatori.org/mostrar.php?id=81&files_id=207&tipus=files&lng=cas] Conflictos y derechos humanos en China.

Enlightening education for children on Chinese traditional culture. 3 minutos. Canal chino CCTV, en inglés. [https://www.youtube.com/watch?v=lSVMzBFRhsQ&feature=push-u&attr_tag=2-Jl8riAKWBkSbw7-6]

Blogs.
Chinochano. Blog de un español con información para los inmigrantes españoles allí.


Libros.
Gavinelli, C.; Gibelli, M.C. Ciudad y territorio en China. Blume. Madrid. 1979 (1976 italiano). 352 pp.
Leeming, F. Rural China Today. Longman Scientific and Technical. Harlow. 1985. 201 pp.
Trolliet, P.; Béja, J. P. L'Empire du Milliard. Populations et societé en ChineArmand Colin. París. 1986. 317 pp.

Sociedad.
Artículos. Orden cronológico.
Pannell, C.W. China's urban geography. “Progress in Human Geography”, v. 14, nº 2 (1990) 214-236.
Reinoso, José. República consumista china. “El País” Semanal 1796 (27-II-2011) 46-53.
Reinoso, J. China envejece rápidamente. “El País” (29-IV-2011) 36.
Jacobs, Andrew; Century, Adam. Dime qué coche tienes y te diré quién eres en China. “El País / The New York Times” (2-II-2012) 7.
Aldama, Zigor. El pueblo de los multimillonarios chinos. “El País” Semanal 1.846 (12-II-2012) 18-22. Huaxi, una localidad a dos horas de Shanghái, donde residen miles de ricos, una creación del empresario Wu Renbao, presidente del JIagnsu Huaxi Group.
Agencia EFE. Las autoridades chinas piden perdón a la mujer obligada a abortar a los 7 meses. “El País” (15-VI-2012). La política de hijo único en las zonas urbanas, establecida en 1979, implica fuertes multas y sanciones a las familias con dos hijos, aunque se prohíbe el aborto forzoso a partir del tercer mes, salvo consentimiento de la madre, en los casos de impago por falta de medios económicos. La ley es una fuente de corrupción, pues muchos funcionarios cobran sobornos para permitir el segundo hijo.
Aldama, Zigor. La sociedad china planta cara a la imposición del hijo único. “El País” (18-VI-2012) 40.
Jacobs, Andrew; Century, Adam. La legendaria devoción filial china, revisada y obligatoria. “El País/The New York Times” (20-IX-2012) 3. China promulga leyes para que los hijos cuiden a los padres, porque crece el fenómeno del alejamiento de los hijos (muchos son únicos), sobre todo los 250 millones de emigrantes a las ciudades, que abandonan a sus padres ancianos en los pueblos, mientras el Estado no desarrolla suficientes medios para su cuidado.
Reinoso, José. China utiliza el terror para expropiar. “El País” (12-X-2012) 2.
Higueras, Georgina. El desalojo forzoso se convierte en principal causa de descontento social. “El País” (12-X-2012) 3.
Foley, John (Agencia Reuters). China. El baúl de los recuerdos. “El País” Negocios 1.417 (30-XII-2012) 20. Una crítica del sistema hukou que regula los permisos de residencia en las ciudades (cuyas rentas medias son tres veces mayores que en el campo) con el objetivo de frenar el éxodo rural, pero que está provocando crecientes tensiones sociales y económicas (los inmigrantes clandestinos no pueden comprar una casa o un coche y solo pueden tener los trabajoso peor pagados y más duros), y no ha impedido, por ejemplo, que la población de Pekín crezca un 50% en 10 años. Una reforma liberalizadora permitiría mejorar la asignación de recursos, la competencia laboral o la concentración parcelaria en el campo.
Aldama, Zigor. La revolución del trabajador chino. “El País” Negocios 1.417 (30-XII-2012) 25.
Reinoso, José. China traza un plan para reducir la gran desigualdad social. “El País” (7-II-2013) 6.
Reinoso, José. Un país en construcción. “El País” Semanal 1.901 (3-III-2013) 38-46. Las grandes obras públicas en China asombran por su tamaño.
Reinoso, José. China lanza una masiva migración interna. “El País” (31-III-2013) 2-3.
Reinoso, José. La rigidez del sistema sanitario provoca la proliferación de clínicas piratas. “El País” (31-III-2013) 3.
Mercader, Carles (texto y fotos). La China que marca tendencia. “Magazine” (8-IX-2013) 22-29.
Yoon, Lina. Obras chinas, cerebros españoles. “El País” (11-IX-2013) 24. Decenas de arquitectos y miles de profesionales españoles buscan trabajo en China, debido a la crisis en España.
Aldama, Zigor. Los millonarios chinos son cada vez más… y más ricos. “El País” (29-X-2013) 44. La revista “Forbes” estima que hay 168 milmillonarios (más de 1.000 millones de dólares).
Reinoso, José. Hacia el fin de la ley del hijo único. “El País” (16-XI-2013) 3. La reforma de la política de hijo único.
Higueras, Georgina. La orden más difícil de cumplir. “El País” (16-XI-2013) 2. La política de hijo único.
Aldama, Zigor. Bodas chinas. “El País”, S Moda  115 (30-XI-2013) 30-36. En 2012 hubo 13,23 millones de bodas (compárese con las 168.834 en España), en las que se gastaron 61.500 millones de euros.
Galarraga, Naiara. El pueblo modelo del secretario Chang. “El País” (15-XII-2013) 12. La aldea de Jiangxiang es un modelo de desarrollo.
Rizzi, A.; Gualdoni, F.; González, J. S. Las grietas del milagro. “El País” (24-I-2014) 8-9. El vertiginoso aumento de la desigualdad social explica la multiplicación de las protestas sociales.
Cardenal, Juan Pablo; Araújo, Herberto. La ‘nobleza’ china se pone a salvo. “El País” (27-I-2014) 8-9. Los nuevos ricos de China buscan refugio en Occidente para sus familias y fortunas ante el temor a ser investigados. En 2011 habían emigrado un 14% de los chinos ricos y lo consideraban un 46%, aunque la mayoría sigue trabajando en China mientras mantiene una residencia (y a menudo doble nacionalidad) en otro país. Por ejemplo, en la ciudad canadiense de Markham hay 120.000 chinos entre los 300.000 habitantes, y varios miles son recientes adinerados que viven entre los dos países.
Reinoso, José. Ciudadanos de segunda en China. “El País” (19-III-2014) 6-7. Pekín relaja el sistema del hukou para facilitar el éxodo rural.
Vidal Liy, Macarena. La revolución llega al aparcamiento. “El País” Domingo (1-VI-2014) 8. Medidas para mejorar la circulación vial en China.
Vidal Liy, M. La punta de lanza de la sociedad civil. “El País” (20-VII-2014) 11. El Gobierno fomenta las ONG aunque mantiene su vigilancia.
Vidal Liy, M. La venganza brutal de Fuyou contra el desarrollismo chino. “El País” (17-X-2014) 8.
Aldama, Zigor. Chen Guangbiao. El millonario más extravagante de China. “El País” Semanal 1.994 (14-XII-2014) 42-49.
Vidal Liy, M. El desafío de la demografía china. “El País” (15-II-2015) 10. Cae el deseo de tener un segundo hijo debido al coste económico y las repercusiones profesionales.
Ximénez de Sandoval, P. La élite china quiere hijos americanos. “El País” (9-III-2015) 3. El ‘turismo maternal’: miles de chinas viajan a Los Ángeles para que sus bebés logren la nacionalidad. 40.000 niños nacen cada año en EE UU de padres turistas.
Fontdeglòria, X. China estudia erradicar la política del hijo único. “El País” (5-VIII-2015) 5.
Vidal Liy, M. Fin de fiesta para los jóvenes chinos. “El País” (30-IX-2015) 8. Aumenta el paro entre los jóvenes recién licenciados.
Vidal Liy, M. 60 millones: los niños chinos dejados atrás. “El País” (19-X-2015) 8. Muchos niños se crían sin sus padres, por motivos económicos.
Vidal Liy, M. El declive demográfico empuja a China a permitir un segundo hijo. “El País” (30-X-2015) 3.
Vidal Liy, M. Solo un tercio de los chinos se plantea tener un segundo hijo. “El País” (31-X-2015) 7.
Vidal Liy, M. Los chinos expulsan a Mao de sus camas. “El País” (23-XII-2015) 8. Una revolución sexual se abre paso en la sociedad china, dejando atrás al puritanismo.
Sampedro, J. Cuando la NASA despertó, el dragón estaba allí. “El País” (27-XII-2015) 10. El ambicioso proyecto espacial de China.
Fontdeglòria, X. China autoriza enviar al extranjero misiones militares antiterroristas. “El País” (28-XII-2015) 4. También legisla contra la violencia de género y permite el segundo hijo.
Vidal Liy, M. El coro chino de los padres más solitarios. “El País” (31-I-2016) 6. La política de un solo hijo deja un millón de padres que han perdido a su único descendiente. Son los shidu.
Parra Craviotto, Lola. La Europa ‘made in China’. “El País” Semanal 2.060 (20-III-2016) 52-55. China ha levantado pequeñas ciudades que imitan las europeas: Venecia, París, Berlín Este...
Fontdeglòria, X. China planea crear la mayor área urbana del mundo alrededor de Pekín. “El País” (25-VII-2016).
Vidal Liy, M. En China, ahora procrear es glorioso. “El País” (23-IX-2016).
Vidal Liy, M. El fin de la política del hijo único en China no logra frenar el envejecimiento. “El País” (30-X-2016).
Dezfuli, César. China. Del hijo único al príncipe destronado. “Magazine” (23-X-2016).
Vidal Liy, M. Pekín marca un techo de población: 23 millones. “El País” (18-II-2017). El inmigrante ya no es bienvenido en Pekín.
Vidal Liy, M. El caso chino: imita, que algo creas. “El País” Babelia 1.302 (5-XI-2016). La visión china de la copia.
Fontdeglòria, X. China quiere poner coto a las bicicletas de alquiler. “El País” (3-VI-2017). En Pekín hay 11 millones de usuarios de bicis compartidas.
Vidal Liy, M. La otra China / 1. Pobreza. Batalla contra una sombra china. “El País” (15-X-2017).
Vidal Liy, M. La otra China / 1. Las minorías. La fe suprema son el partido y la estabilidad. “El País” (16-X-2017). La represión o la vigilancia a las religiones cristiana e islámica (en la región de Qinghai de la etnia uigur).

Socidad: Crimen y delincuencia.
Reinoso, José. Casinos, mafia y crímenes en Macao. “El País” (7-VIII-2012) 5. La policía china persigue el crimen en la ciudad, devuelta a China en 1999, y dedicada al juego y la prostitución.
Reinoso, José. El regreso de Diente Roto. “El País” Domingo (9-XII-2012) 9. La historia de un mafioso en Macao, la ciudad del juego.
Reinoso, José. China inicia el fin de los campos de trabajo para la reeducación. “El País” (11-IX-2013) 6. Hay 190.000 detenidos en tales campos.
Jacobs, Andrew. China encierra a las prostitutas en centros de trabajo forzoso. “El País” (6-I-2014) 32.
Aldama, Z. Las concubinas son la perdición de los corruptos en China. “El País” (27-IV-2014) 46.
Vidal Liy, M. China dejará de extraer órganos de presos ejecutados para trasplantes. “El País” (5-XII-2014) 11. A partir de 2015 solo se emplearán donaciones voluntarias.
Vidal Liy, M. 19.000 detenidos en redadas contra las mafias en China. “El País” (25-IX-2015) 10.
Vidal Liy, M. Una cadena de 17 atentados con paquetes bomba golpea China. “El País” (1-X-2015) 9. Siete muertos, en la víspera del día nacional.
Vidal Liy, M. China desmonta una fraude piramidal de 7.000 millones. “El País” (2-II-2016) 40. Ding Ning montó una empresa que engañó a un millón de personas.
Espinosa, Javier. Asesinatos de película en las minas de China. “El País” (9-VI-2016). Un grupo de mineros asesinaba a sus compañeros para simular accidentes laborales y cobrar las indemnizaciones.


Sociedad: Derechos de la infancia.
Vidal Liy, M. Los repudiados del capitalismo en China. “El País” (24-VI-2017). Los niños discapacitados o enfermos son abandonados en orfanatos.

Sociedad: Derechos de la mujer.
Hong Fincher, Leta. Las mujeres, excluidas del ‘boom’ inmobiliario chino. “El País/The New York Times” (12-VII-2012) 2. Las mujeres son discriminadas en China, porque lo prioritario para las familias es que el varón tenga vivienda.

Higueras, Georgina. Faltan 23 millones de novias. “El País” (13-I-2013) 42. La mujer pierde en la carrera de la igualdad. En China hay 23,15 millones de varones más que mujeres en edad de matrimonio y ellas sufren peores condiciones laborales y salariales.
Vidal Liy, M. Primera ley china contra la violencia conyugal. “El País” (28-XI-2014) 41. El 25% de las casadas ha sido agredida por su marido.
Vidal Liy, M. La mitad del cielo y un gran infierno. “El País” (6-XII-2014) 8. La mujer china ha mejorado su situación económica pero sigue padeciendo discriminación. Parece que aumenta (o es más conocida) la violencia. Los divorcios en 2013 llegaron a 3,5 millones; un 39% de los matrimonios se divorcian.
Fontdeglòria, X. China autoriza enviar al extranjero misiones militares antiterroristas. “El País” (28-XII-2015) 4. También legisla contra la violencia de género y permite el segundo hijo.
Vidal Liy, M. La lacra de la violencia contra la mujer. 6. China. Confucio pesa más que la ley. “El País” (26-XI-2016).
Vidal Liy, M. La profesión más antigua en la China más moderna. “El País” (12-V-2017).

Sociedad: Derechos de los homosexuales.

Fuentes, Ana. Mi vida como ‘tongqi’. “El País” Domingo (9-IX-2012) 9. Los homosexuales escondidos en China.
Vidal Liy, M. Los homosexuales chinos buscan el amparo de la ley para luchar por sus derechos. “El País” (29-XI-2015) 10.



Dosier. Sociedad: Cultura y viajes.*
Resultado de imagen de Zhangjiajie

Sociedad: Educación.
Wong, Edward. China abre el debate sobre el examen de selectividad. “El País/The New York Times” (12-VII-2012) 3. Millones de bachilleres se examinan cada año en dura competencia por las plazas universitarias.
Vidal Liy, M. El examen más multitudinario. “El País” (9-VI-2014) 64. 9,3 millones de chinos se presentan a los exigentes exámenes de acceso a la universidad, con 6,98 millones de plazas.
Fontdeglòria, X. El examen por el que China contiene la respiración. “El País” (7-VI-2016). Nueve millones de estudiantes se presentan a la selectividad universitaria.
Fontdeglòria, X. El talento chino regresa a casa. “El País” (19-VII-2017). Las políticas gubernamentales (con una feroz competencia entre las provincias) han conseguido que el 80% de los estudiantes universitarios chinos en el exterior regresen al país para investigar, enseñar, emprender... En 2016 salieron 544.500 y volvieron 432.500.
Fontdeglòria, X. China impone a jóvenes condenados por ‘bullying’ un curso de disciplina militar. “El País” (11-IX-2017). El programa, que dura una semana y ha sido aplicado a 14 chicas de entre 15 y 17 años, pretende luchar contra el acoso, un problema creciente en el país.

Dosier. Sociedad: Medio ambiente.* 

Sociedad: Religión.
Reinoso, José. El Gobierno de China reconoce que ha crecido el número de creyentes. “El País” (9-II-2007) 13. 300 millones de fieles religiosos sobre un total de 1.314 millones.
Vidal Liy, M. Los fieles que inquietan a Pekín. “El País” (3-II-2015) 8. Crece el cristianismo católico y protestante en China, entre 23 y 100 millones de fieles.
Vidal Liy, M. China aumenta la presión contra los cristianos. “El País” (17-IX-2016).

Sociedad: Sanidad.
Fontdeglòria, X. El tabaco matará a uno de cada tres hombres jóvenes chinos. “El País” (10-X-2015) 8.
Vidal Liy, M. Estigmatizados e ignorados. “El País” (9-IV-2017). Unos 100 millones de chinos sufren patologías psiquiátricas (la mitad, depresión) y la mayoría no recibe tratamiento.

Sociedad: Seguridad laboral.
Vidal Liy, M. China inicia la campaña de depurar responsabilidades por Tianjin. “El País” (19-VIII-2015) 3. Ya se cuentan 114 muertos y 57 desaparecidos en las explosiones del 12 de agosto. Detenidos los ejecutivos de la empresa Ruihai.
Vidal Liy, M. Un dueño de la empresa de Tianjin admite corrupción. “El País” (20-VIII-2015) 9.
Vidal Liy, M. China anuncia una campaña de inspecciones en fábricas. “El País” (22-VIII-2015) 8.
Vidal Liy, M. La inseguridad industrial, un problema endémico en China. “El País” (23-VIII-2015) 6.
Agencias. China destituye a un alto cargo tras la explosión en Tianjin. “El País” (27-VIII-2015) 11. Dirigía la Oficina de Seguridad Laboral.

No hay comentarios: