Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

domingo, 12 de enero de 2014

El debate teológico entre conservadores y reformistas en la Iglesia Católica.

El debate teológico entre conservadores y reformistas en la Iglesia Católica.


Ricoeur se preguntaba en marzo de 1997 por qué «las grandes religiones, nacidas como mensaje de paz, se convierten en proveedoras de intolerancia, ¿a causa de una desviación íntima o de una influencia exterior?». [Un debate en París, celebrado en marzo de 1997, sobre la intolerancia, con la participación de Eco, Semprún, Tàpies, LeGoff y Ricoeur]. Esa intolerancia se manifiesta a menudo en la Iglesia católica de manera descarnada hacia el interior de sus propias filas, hacia los teólogos “malditos”, esos heterodoxos a los que la jerarquía eclesiástica discute sobre todo tres materias.
La primera es la cristología. Roma vigila sobre todo que se respete la idea de la concepción virginal de Jesús, sin intervención de varón en la madre María; la divinidad del fundador y que él mismo tenía conciencia de esa divinidad, o que resucitó y es salvador único y universal, esto es, la idea tan amada por el papa Ratzinger de que fuera de su Iglesia no hay salvación.
La segunda es la teología moral, es decir, el sexo y los asuntos conexos, como la homosexualidad, la píldora y todo lo que se entiende ahora por bioética.
La tercera, el conflicto eclesiológico de ¿quiso Jesús fundar una Iglesia? Al respecto, los teólogos castigados discuten el origen de la jerarquía y su imposición a la manera totalitaria del Imperio Romano, con el nombre de Pontifex Maximus: el Papa devenido emperador.

Los teólogos 'malditos'.
Los teólogos perseguidos durante los últimos decenios por desviarse de la doctrina oficial en estas tres materias en las últimas décadas son multitud.
En España destacan José Antonio Pagola, José María Castillo, Juan Antonio Estrada, Juan José Tamayo, Marciano Vidal y Juan Masiá. En Europa están Hans Küng, Jacques Dupuis y Edgard Schillebeeckx. En América Latina figuran todos los representantes de la Teología de la Liberación, con Leonardo Boff, Jon Sobrino y los hermanos Ernesto y Fernando Cardenal a la cabeza. En EE UU cuentan Charles Curran y Robert Haihgt. Y en otros ámbitos aparecen el ceilandés Tissa Balasuriya y el jesuita indio Tony de Melo.

No hay comentarios: