Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, 2 de enero de 2014

La construcción y los servicios públicos en España.

La construcción y los servicios públicos en España.



La industria de construcción española es una de las más importantes del mundo, con varias de las multinacionales más pujantes y competitivas, como ACS, Acciona, Ferrovial, FCC, OHL y Sacyr, que se han diversificado desde la obra privada a la obra pública, el tratamiento de aguas y residuos urbanos, los servicios de transporte con concesiones de autopistas y aeropuertos, etc., con una gran presencia internacional. Sin embargo, la gran mayoría de las empresas y del empleo radican en una multitud de pequeñas, medianas empresas y grandes empresas sin presencia internacional, que se dedican a la obra civil de viviendas, oficinas, locales comerciales, fábricas y las obras públicas de infraestructuras urbanas y de comunicaciones, en competencias con las anteriores multinacionales.
La construcción se hundió en España de manera dramática entre 2007 y 2013, con la pérdida de un millón y medio de puestos de trabajo directos y casi un millón de indirectos. Numerosas pequeñas y medianas empresas de construcción así como inmobiliarias han quebrado o, en los casos más afortunados, han reducido notablemente sus plantillas. Empero, a finales de 2014, el editorial Purga inmobiliaria [“El País” (23-XI-2014)] apuntaba la reactivación del sector inmobiliario, con más inversión extranjera y nacional, aunque todavía muy selectiva:
‹‹Los activos inmobiliarios perdieron en promedio más de una tercera parte de su valor de mercado desde el inicio de la crisis. En algunos segmentos del mercado esa purga ha concluido hace meses, a tenor del renovado interés inversor. Han sido en principio las ubicaciones del litoral, aquellas más cercanas a los tradicionales destinos turísticos, las que sobre la base de un intenso ajuste determinado por un stock de viviendas elevado han atraído las compras fundamentalmente de extranjeros. En lo que va de 2014, esa tendencia ha proseguido. También se aprecian indicios de recuperación de la demanda en otros activos, como las viviendas en ciudades del interior y, desde luego, oficinas y locales comerciales en algunas de las grandes concentraciones urbanas (Madrid y, en menor medida Barcelona), donde también la inversión extranjera ha sido la titular de una mayoría de las adquisiciones. Hoteles y centros logísticos o suelo industrial son igualmente objeto de la atención inversora.
Pocas explicaciones tan elocuentes como la intensa caída de los precios contribuyen a entender ese renovado interés en la inversión extranjera en activos inmobiliarios. Los precios españoles no son solo históricamente reducidos, sino que también contrastan favorablemente con los vigentes en otros mercados europeos.
La participación de las inversiones extranjeras cobra mayor peso cuando tomamos en consideración las realizadas a través de vehículos inversores, como las Socimi, donde una parte significativa del capital no es español. Ya no son únicamente aquellos fondos buitre que durante la crisis sobrevolaron los focos de generación de gangas que propiciaba la ruina de los inversores en el inmobiliario. Aun cuando los riesgos se percibieran como elevados, las caídas de precios eran prometedoras de rentabilidades más que aceptables.
Esa participación de inversores no residentes explica que la recuperación de un sector tan intensivo en endeudamiento como el de la construcción residencial y de la promoción inmobiliaria haya coexistido con tasas negativas del crecimiento del crédito doméstico. Su completa recuperación, por tanto, requerirá la normalización del crédito bancario, como condición necesaria. La suficiente no es otra que la intensificación del ritmo de crecimiento de la economía y su reflejo en la creación de empleo. Si el estancamiento de la eurozona no da al traste con las previsiones de moderada recuperación de la renta de las familias en España es probable que la tendencia hasta ahora observada se refuerce con la demanda de residentes, y que a los inversores oportunistas extranjeros les acompañen igualmente otros con voluntad menos especulativa, con proyección de más largo plazo.
Con todo, tardaremos en observar, si lo hacemos, la pujanza que tuvo el sector inmobiliario en la década previa a la emergencia de la crisis. Ni en términos de PIB o empleo, mucho menos de financiación crediticia bancaria, es aconsejable que ese sector llegue a constituirse en el más importante de la economía española. Pero sin la visualización de su recuperación, de la demanda de españoles, no podrá decirse que el conjunto de la economía española ha conseguido asegurar la suya. Y eso nos remite a la necesidad de que la eurozona asuma la prioridad de estímulo de la demanda agregada, no solo con las decisiones monetarias ya ensayadas, sino con inversiones paneuropeas, tal como prometió el presidente Juncker.››

La salida de la internacionalización.
Pero hay una salida al menos para las grandes empresas constructoras, las más competitivas internacionalmente, que en 2013 tenían en el exterior una ingente cartera de obras por 71.000 millones de euros. La española FCC (28% del total del proyecto, por un importe de 1.700 millones de euros) y la francesa Alstom, entre otras, han ganado en julio de 2013 una parte del contrato del metro de Riad, por casi 6.000 millones de euros. Otros megaproyectos han sido ganados últimamente por empresas españolas: el AVE de la Meca en Arabia Saudí, para Renfe y Talgo por 6.700 millones; la ampliación del canal de Panamá, para Sacyr por 2.600 millones; la línea 1 del metro de Panamá, para FCC y Alstom por 1.100 millones; la nueva terminal T2 del aeropuerto de Heathrow en Londres, para Ferrovial por 900 millones; la autopista NTE de Texas, para Ferrovial por 1.050 millones; dos estaciones del metro de Doha en Catar, para OHL por 1.100 millones; el metro ligero de Ottawa en Canadá, para ACS por 1.620 millones.

FUENTES.
Documentales.
[http://www.rtve.es/television/20110524/repor-tve-donde-habita-olvido/434450.shtml] Reportaje sobre viviendas y zonas urbanas abandonadas (26 minutos), la mayoría construidas durante el boom inmobiliario.
Artículos.
De Barrón, I.; Jiménez, Miguel. La banca concedió 100.000 millones en hipotecas con alto riesgo de impago. “El País” (7-II-2011) 20. El riesgo inmobiliario en España.
Acosta, Sara. La travesía del desierto. “El País” Empresas (28-II-2011) 6. La crisis de la construcción.
Mars, Amanda. La crisis retrasa ocho años la convergencia con Europa en riqueza por habitante. “El País” (14-XII-2011) 20. El alto desempleo (unos cinco millones de parados, cerca del 21% de la población activa) y la caída de la construcción reducen la renta per cápita española en 2011, de 24.500 euros, a niveles de 2002, hasta un 100% de la media de la UE y un 92% de la media de la eurozona.
Gómez, Carlos. Obras son amores… “El País” Negocios 1.385 (20-V-2012) 8. Las constructoras españolas se internacionalizan. 
Blanchar, Clara (texto); Schulz-Dornburg, Julia (fotos). Cicatrices de ladrillo. “El País” Semanal 1.880 (7-X-2012) 50-54. Schulz-Dornburg publica su fotolibro Ruinas modernas. Una fotografía del lucro (editorial Àmbit), con textos de Oriol Nel·lo, Rafael Argullol, Jordi Puntí y Pedro Azara, y con imágenes de 25 proyectos abandonados en España, pruebas de la locura de la especulación inmobiliaria.
Gómez, Carlos. Las constructoras se buscan la vida fuera. “El País” Negocios 1.412 (25-XI-2012) 8.
Cordero, Dani. Fomento pone coto a los sobrecostes. “El País” (14-I-2014) 24. El Ministerio reduce los sobrecostes y las modificaciones en las obras públicas, debido a la crisis y a la presión de la Unión Europea.
Pellicer, Lluís. Un motor que acabó fundido. “El País” Negocios 1.564 (25-X-2015) 28.

Dosier: La vivienda y su precio.*
Dosier: Los edificios de oficinas e industrias.
Pellicer, Lluís. El sector inmobiliario, a dos velocidades. “El País” (9-XI-2014) 33. Se ha recupera la inversión en edificios de oficinas y comerciales, pero prosigue hundido el mercado de viviendas.
Fernández, D. Fiebre por los inmuebles ibéricos. “El País” Negocios 1.516 (23-XI-2014) 6. La inversión extranjera aumenta en oficinas, locales y centros comerciales.
Pellicer, Lluís. La inversión en edificios comerciales rebasa el nivel previo a la crisis. “El País” (29-XI-2015) 47.

Dosier: La gestión de servicios públicos de aguas y residuos urbanos.
Barciela, Fernando. Campeonas mundiales de la desalación. “El País” Negocios 1.418 (6-I-2013) 9. Las grandes empresas españolas de la construcción destacan a nivel mundial en el subsector de las desaladoras, uno de los que cuentan con mejores previsiones de crecimiento.
Barciela, Fernando. La basura ya no es oro. “El País” Negocios 1.464 (24-XI-2013) 14. La recogida y tratamiento de basuras urbanas, con una doble naturaleza de industria y servicio, está en manos de los grandes grupos constructores españoles, y en los últimos años pierde ingresos por la reducción del consumo y las dificultades financieras de los municipios.
Cordero, Dani. Agua que vuelve al grifo público. “El País” (4-I-2014) 28-29. Municipios que revierten al servicio público las concesiones privadas de agua.

No hay comentarios: