Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 11 de enero de 2014

La Iglesia Católica en España: la situación actual.

La Iglesia Católica en España: la situación actual.

La Iglesia católica española sufre una larga crisis que empeora de año en año debido a numerosos factores. Apunto varios de los más importantes, pues es imposible aquí ser exhaustivo.


Franco en un acto religioso en Santiago de Compostela.


Acto público de confraternización del Ejército franquista y la Iglesia Católica.

El más antiguo es la estrecha vinculación ideológica durante la Guerra Civil (1936-1939) y el franquismo (1939-1975) entre el régimen dictatorial y la Iglesia, que grandes sectores de la población reconocieron como inmoral, lo que explica su pensamiento antieclesial.

Un factor ancestral es el choque entre una Iglesia reacia a las reformas internas y una sociedad española que se ha modernizado velozmente desde los años 1960. Simplemente, la mayor parte de la gente no entiende que las mujeres no puedan ser sacerdotisas, que los sacerdotes no puedan casarse, que los fieles no puedan participar en la elección de sus párrocos y obispos, que se deniegue la comunión a los divorciados, que se prohíban los anticonceptivos para el control familiar, que se disturbe el derecho al aborto de quien libremente lo decida dentro de los márgenes temporales  comunes hoy en las leyes de Occidente, que se quiera imponer la educación religiosa a quienes son laicos, que se aliente desde la jerarquía el voto a las opciones de derecha que defienden los intereses económicos de las clases más ricas con el pretexto de su coincidencia ideológica en los puntos anteriores. 
Un factor más moderno es la desafección respecto a la religión de la mayor parte de la juventud, más atraída por los valores materiales de la sociedad consumista que por los valores espirituales, asociados injustamente o no al culto ritualizado y al seguidismo de las jerarquías eclesiásticas. Esto explica en gran parte que las iglesias se vacíen de fieles, cada vez más ancianos, sin renovarse con nuevas generaciones.



Los puntos anteriores explican el choque permanente entre la jerarquía eclesiástica, representada por la Conferencia Episcopal, y el último Gobierno del PSOE, cuyas reformas en materia de derechos civiles, señaladamente el matrimonio de los homosexuales y el establecimiento de plazos para el derecho al aborto, concitaron la feroz enemiga en la calle de los sectores más conservadores, pese a la notable moderación con que Zapatero trató a la Iglesia durante sus dos mandatos.



La respuesta eclesiástica: manifestaciones regulares en la calle contra el Gobierno socialista, a menudo encabezadas por el cardenal Rouco, presidente conservador de la Conferencia Episcopal.



La victoria electoral del PP en noviembre de 2011 fue contemplada por la Conferencia Episcopal como una oportunidad para volver al pasado e imponer su visión de cómo debe vivir la gente y de cómo debe ser la sociedad, mediante la presión de las leyes y el aparato coercitivo del Estado. Las reformas de las legislaciones educativa y del aborto han mostrado esa alianza, que puede dar resultados a corto plazo, pero también desencadenar un rechazo mucho más agudo de todos los sectores laicos o de católicos moderados, que componen una clara mayoría sociológica.
Soledad Gallego-Díaz, en La necesaria denuncia del acuerdo con la Santa Sede [“El País” Domingo (26-V-2013)] propone que se separen definitivamente el Estado español y la Iglesia católica, como mejor opción para completar las reformas pendientes en educación y valores laicos:
‹‹Es posible que el empeño del ministro Ruiz Gallardón por conectar con el sector más duro del PP, mediante la nueva regulación del aborto o el intenso deseo de controlar el funcionamiento del aparato judicial, tenga que ver con sus ambiciones políticas y su deseo de adquirir peso dentro de su organización, aunque sea imitando al Tea Party. Resulta más difícil explicar por qué recorre el mismo camino el ministro de Educación, José Ignacio Wert, del que resulta difícil creer que piense desarrollar una gran carrera política.
Y, sin embargo, Wert es el ministro que se ha embarcado en dos de los mayores enfrentamientos ideológicos posibles en este país: el acatamiento de la voluntad de la Conferencia Episcopal en lo relacionado con la educación, y la exigencia de regular desde el Estado el uso de las lenguas oficiales en las comunidades con idioma propio. La ley Wert puede pasar a la historia como la primera que se aprueba en el Parlamento con el compromiso expreso del resto de los grupos de derogarla en el minuto en que sea posible.
Mirando con calma el problema de las leyes de educación en España, su rápida fecha de caducidad, quizá se podría llegar a la conclusión de que no habrá calma ni sosiego, no se podrá avanzar en el necesario consenso, hasta que no se denuncie antes el mal llamado Concordato, es decir, el acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos de educación y cultura, firmado en 1979.
El ministro socialista Ángel Gabilondo demostró en su día, en unas tercas negociaciones, que el PSOE y el PP podían llegar a un pacto social y político por la educación que incluyera más de ciento cincuenta objetivos consensuados. Todo este trabajo, que habría que agradecer a la porfiada voluntad del ministro, pero también a la profesionalidad de sus interlocutores del PP, quedó en nada por culpa de la presión de la Conferencia Episcopal y del dañino acuerdo con la Santa Sede.
Hasta que no se rompa ese acuerdo no será posible que la sociedad española mantenga unas relaciones amistosas y normales con la jerarquía de la Iglesia, como sería lo apropiado. Conviene saber que para denunciar ese acuerdo basta con que así lo vote la mayoría simple del Congreso. Obviamente, eso no es posible en la actual legislatura, pero debería ser alcanzable en alguna de las próximas. La ley Wert es la mejor ocasión para que el PSOE formalice esa voluntad, presentando una proposición de ley que, aunque no sea aprobada, deje marcada su promesa de acometer la normalización de unas relaciones que en todo el periodo democrático no han conseguido alcanzar un equilibrio respetable por todos.
Es importante aclarar que no hay nada en la Constitución que justifique que la nueva ley obligue a que haya una asignatura de religión, a que sea evaluable, a que exista una materia alternativa obligatoria igualmente evaluable y a que su nota media compute a la hora de pedir una beca. La Constitución se limita a garantizar “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Se trata del reconocimiento de una libertad, pero no implica la obligación del Estado a dar una prestación.
La falta de costumbre de la jerarquía católica española a debatir en el terreno de los argumentos, en contra de lo que ha sucedido con la Iglesia francesa o incluso italiana, habituadas a la discusión intelectual, hace que prefiera moverse en el campo de los mitos y las presiones. ¡Siempre se ha estudiado religión en las escuelas públicas españolas! Es posible, pero, desde luego, casi nunca ha sido una asignatura obligatoria. De hecho, desde la primera ley educativa, de 1857, hasta hoy solo figuró como enseñanza obligatoria de 1899 a 1901 y durante el franquismo. ¡En Alemania se considera una materia científica y evaluable! Cierto, pero precisamente por eso es el Estado el que decide su contenido y su evaluación, y no la jerarquía de la Iglesia. ¡En Italia se imparte la religión en las escuelas! Cierto, pero de manera voluntaria, no evaluable y sin que pueda haber una actividad alternativa obligatoria. Un poco de seriedad, señor Wert.››

En 2013 la jerarquía de la Iglesia española se opuso a la laicidad propuesta por el papa Francisco I, pese a cobrar del Estado cientos de millones de euros. El arzobispo de Madrid, Rouco Varela, tenía ya 77 años, y el de Barcelona, Martínez Sistach, 76, por lo que el papa podía jubilarlos en cualquier momento al pasar la edad legal de 75 años. El principal problema era retirar al conservador Rouco, que cumplía tres mandatos al frente de la Conferencia Episcopal, saldados con un frustrante fracaso: hoy la Iglesia está en retroceso en todas partes, sobre todo entre los jóvenes. Apenas un 20% de la población es practicante, pese a que un 72% todavía se declaran católicos. Finalmente, el retiro de Rouco llegó en marzo de 2014.
Josep Ramoneda, en Dios en la escena pública [“El País” (13-III-2014)] criticaba la deriva derechista de Rouco, sustituido en la presidencia de la Conferencia Episcopal por Blázquez.
‹‹El cardenal Rouco Varela se despide de su cargo de presidente de la Conferencia Episcopal denunciando el triunfo de “una cultura mundana que arrincona a Dios en la vida privada y lo excluye del ámbito público”, un tema recurrente en el atormentado pensamiento de quien ha dirigido la Iglesia española con arrogancia y desprecio a los que no se pliegan a su doctrina.
El lamento del cardenal llegó el mismo día en que presidió la misa de conmemoración del décimo aniversario del 11-M. En este país, en que, según el cardenal, Dios está excluido de lo público, todavía la Iglesia católica tiene el monopolio de las celebraciones oficiales. El irritado cardenal se erigió en portavoz de la siniestra teoría de la conspiración el día en que por fin, diez años después, la derecha parecía renunciar a ella.
Rouco deja el sello del insoportable cinismo del que se considera con derecha de pernada sobre las mentes de los ciudadanos de un país. Queda mucho camino por recorrer hasta que el Estado español sea realmente aconfesional, como dice la Constitución. Todas las creencias tienen derecho a la palabra, pero solo una ordena y manda, sobre todo cuando gobierna la derecha. Con Zapatero, la Iglesia perdió unos cuantos puntos en la batalla ideológica, pero ganó dinero, al que tampoco hacen ascos los funcionarios de Dios.
El Gobierno del PP trabaja para que la Iglesia recupere lo perdido, promoviendo una restauración conservadora, en materia educativa y de derechos individuales, con las leyes Wert y Gallardón como estrellas del regreso al pasado. El cardenal Rouco, que siempre quiere más, se lo agradece ridiculizando a la clase política, que considera “de nivel intelectual más bien pobre, afectada por el relativismo y el emotivismo”.
Rouco se va. Es evidente que vive a años luz del nuevo discurso [del] Vaticano. Queda por ver cómo las buenas palabras del Papa se traducen en hechos, pero la Iglesia busca recuperar terreno con una imagen de complicidad y proximidad con los más diversos sectores de la sociedad, completamente opuesta a la frialdad metálica del expresidente de los obispos. Recientemente, el abad de Montserrat, Josep Maria Soler, pronunció unas palabras que demuestran que si la creencia se asume con humildad, no es incompatible con la democracia. Decía el abad, a propósito del proyecto de ley del aborto: “Los cristianos no podemos pretender imponer nuestra visión antropológica en la sociedad plural, no podemos pretender que la moral cristiana se convierta en ley del Estado”. No recuerdo una expresión tan rotunda de asunción de la cultura democrática por parte de una autoridad eclesiástica, en un país en que obispos como Rouco Varela y su corte medran para que su verdad sea la de todos y el Gobierno se ha convertido en correa de transmisión de sus obsesiones misóginas y autoritarias.››


Fuentes.
Artículos.
Bedoya, Juan G. El jardín de los obispos. “El País” (26-I-2012) 34-35. Los roces entre la jerarquía católica y el PP revelan la confusión entre lo civil y lo religioso.
Badía, Enric. Entrevista. Xavier Novell / Obispo de Solsona, el más joven de España. ‘Los banqueros no pueden seguir con jubilaciones de escándalo’. “El País” (19-II-2012) 40.
Bedoya, Juan G. Jaque al paraíso fiscal. “El País” (26-II-2012) 32-33. Se abre el debate sobre si la Iglesia debe pagar impuestos en España.
Bedoya, Juan G. Obsesión episcopal por la homosexualidad. “El País” (26-IV-2012) 30-31. Critica al obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, por su homofobia.
Casanova, Julián. ¿Y la Iglesia? ¿Qué hace la Iglesia católica? “El País” (2-X-2012) 35. La Iglesia católica española se ha posicionado al lado del PP y calla ante una política social reaccionaria.
Tamayo, Juan José. Cambio de paradigma. “El País” (11-X-2012) 36-37. Un resumen del gran avance para la Iglesia española que fue el Concilio Vaticano II.
Bedoya, Juan G. El episcopado catalán sale en defensa del proceso secesionista. “El País” (15-X-2012) 11.
Bedoya, Juan G. Rajoy no quiere ver al cardenal Rouco. “El País” (30-XII-2012) 38-39.
Redacción / Agencia EFE. Rouco apela a la familia para afrontar la crisis y evitar el aborto. “El País” (31-XII-2012) 33.
Bedoya, Juan G. Si Kiko dice ven, lo dejo todo. “El País” (31-XII-2012) 33. Kiko Argüello, líder del movimiento neocatecumenal, de carácter ultraconservador.
De Cózar, Álvaro; Gracera de León, Flor. La Virgen que sabía de urbanismo. “El País” Domingo (3-II-2013) 2-4. El caso de la Fundación Virgen de los Dolores, basada en las apariciones de la Virgen en Prado Nuevo del Escorial, ante la vidente Luz Amparo Cuevas, un fenómeno místico que ha arrastrado una multitud de fervientes seguidores y alzado un patrimonio multimillonario.
Bedoya, Juan G. España, entre sus obsesiones. “El País” (12-II-2013) 10-11. La obsesión de Benedicto XVI por España.
Bedoya, Juan G. Rouco reprende al Gobierno por mantener el aborto y las bodas gais. “El País” (16-IV-2013) 10.
Redacción (editorial). Interviene el cardenal. “El País” (16-IV-2013) 30. Crítica a la presión política del cardenal Rouco.
Toharia, José Juan. Sencillez y realismo: o sea, una Iglesia nueva. “El País” (21-IV-2013) 15. Una encuesta sobre la actualidad de la Iglesia española.
Sánchez-Vallejo, M. Á. Cristianos de base buscan pastor. “El País” (29-IV-2013) 32-33. Esperanzas de cambio en la Iglesia española con el nuevo papa.
Gómez, Luis. La Iglesia inscribió 4.500 propiedades sin publicidad y sin pagar impuestos. “El País” (6-V-2013) 22.
Redacción. ‘El acento’. De exorcistas y demonios. “El País” (25-V-2013) 30. La diócesis de Madrid nombra ocho exorcistas.
Bedoya, Juan G. Los Acuerdos de la discordia. “El País” (2-VI-2013) 38-39. La reforma educativa, excesivamente a favor de la Iglesia, provoca críticas a los privilegios de esta.
Planelles, Manuel. Contrarreforma a la secularización. “El País” (26-V-2013) 45. Se reduce el número de los alumnos de Religión (en 2012-2013 solo el 56% en centros públicos y el 66,7% si se incluyen los concertados y privados) y aparece una generación de jóvenes indiferentes a la Iglesia.
Casteleiro, R.; Aunión, J. A. En el corazón del conflicto educativo. “El País” (26-V-2013) 46-47. El conflicto de la asignatura de Religión.
Toharia, José Juan. La religión como asignatura: clara mayoría en contra. “El País” (26-V-2013) 47.
Gallego-Díaz, Soledad. La necesaria denuncia del acuerdo con la Santa Sede. “El País” Domingo (26-V-2013) 12.
Bedoya, Juan G. El reto de cerrar la era Rouco. “El País” (4-VIII-2013) 30-31.. “El País” (4-VIII-2013) 30-31.
Bedoya, Juan G. Martínez Camino: ‘Los católicos estamos siempre con el Papa, sea quien sea’. “El País” (4-X-2013) 42. El bando conservador se mueve con tiento y medias palabras en su rechazo al papa Francisco.
Pérez, Mercè. Tarragona acoge la beatificación de 522 mártires del siglo XX. “El País” (13-X-2013) 18.
Sánchez Mellado, Luz. Xavier Novell. ‘Soy hijo de la libertad; invito a todo, no obligo a nada’. “El País” Semanal 1.790 (16-(I-2011) 24-29. El nuevo obispo de Solsona, el más joven de España, con 44 años.
Silió, Elisa. El PP atiende la última exigencia de los obispos sobre la Religión en clase. “El País” (29-X-2013) 34. La Religión podría ser de oferta obligatoria en Bachillerato. Noticias posteriores han relativizado esta posibilidad, que esté en el alero.
Tejedor, Esther. La mayoría de los católicos no quiere privilegios para la Iglesia. “El País” (10-XI-2013) 46-47.
Toharia, Juan José. Carta al Papa. “El País” (10-XI-2013) 46.
Bedoya, Juan G. Cardenal Rouco, fin de etapa. “El País” (17-XI-2013) 36. La Iglesia española enfrenta el cambio de la cúpula obispal.
Elola, Joseba. El arzobispo de Granada levanta otra polvareda. “El País” (17-XI-2013) 38. El polémico obispo Francisco Javier Martínez apadrina el libro Cásate y sé sumisa, de Constanza Miriano.
Bedoya, Juan G. Rouco sigue con el mismo guion: gais, familia, mártires y concordato. “El País” (19-XI-2013) 33.
Bedoya, Juan G. La Conferencia tarraconense desafina. “El País” (19-XI-2013) 33. Los obispos catalanes apoyan el derecho a decidir.
Bedoya, Juan G. La nueva voz de los obispos. “El País” (21-XI-2013) 33. El sacerdote José María Gil Tamayo, con fama de moderado, será el portavoz de la Conferencia Episcopal.
Bedoya, Juan G. La Iglesia insiste en que ‘no vive del Estado’. “El País” (23-XI-2013) 36.
Fabra, María. La Iglesia seguirá sin pagar el IBI. “El País” (6-XII-2013) 40-41. El Tribunal Constitucional avala por unanimidad la exención del pago del impuesto sobre bienes inmuebles.
Ordaz, Pablo. Rouco pierde poder en Roma. “El País” (17-XII-2013) 38. Sale de la Congregación de Obispos, fundada en 1588, que nombra a los obispos.
Bedoya, Juan G. El calvario del cardenal más poderoso. “El País” (17-XII-2013) 38.
Aunión, J. A. Rouco defiende el ‘don de la vida’. “El País” (30-XII-2013) 33-34.
Bedoya, Juan G. El relativismo absolutiza lo relativo. “El País” (30-XII-2013) 33.
Bedoya, Juan G. El preferido de Tarancón. “El País” (13-I-2014) 30. El Papa Francisco nombra cardenal emérito a Fernando Sebastián, uno de los progresistas.
Silió, Elisa. Con el catecismo a la Universidad. “El País” (13-I-2014) 31. La enseñanza religiosa en el sistema universitario.
Puig, Valentí. ¿Por quién doblan las campanas? “El País” Cataluña (13-I-2014) 2. Como católico tolerante pide que la Iglesia respete la laicidad de la sociedad y no se inmiscuya en asuntos políticos, en Cataluña y España.
Bedoya, Juan G. Rouco se despide del cargo con un duro ataque contra el aborto. “El País” (31-I-2014) 34.
Agudo, Alejandra. Los católicos españoles, a favor de las bodas gais y el aborto. “El País” (9-II-2014) 44.
Bedoya, Juan G. Los obispos rinden cuentas al Papa antes de elegir al sustituto de Rouco. “El País” (24-II-2014) 32.
Ramoneda, Josep. Dios en la escena pública. “El País” (13-III-2014) 16. Crítica al intervencionismo político trasnochado de Rouco, sustituido en la presidencia de la Conferencia Episcopal por Blázquez.
Bedoya, Juan G. El arzobispo Blázquez sustituye al cardenal Rouco ‘sin programa’. “El País” (13-III-2014) 38.
Bedoya, Juan G. Un cura tranquilo. “El País” (13-III-2014) 39.
Morán, Carmen. El Gobierno da un año a la Iglesia para poner los templos a su nombre. “El País” (12-IV-2014) 32.
Pontevedra, Silvia R. El corazón o el púlpito. “El País” (1-VI-2014) 38-39. La cuestión del celibato en la Iglesia española: 8.000 sacerdotes casados desde los años 1970.
Álvarez, P.; Játiva, J. M. El Papa cierra la era de Rouco y nombra a un moderado en Madrid. “El País” (29-VIII-2014) 28-29. Nombra a Carlos Osoro.
Bedoya, J. G.‘Primavera’ de Francisco para España. “El País” (29-VIII-2014) 28.
Bedoya, J. G. Nacido para mandar obedeciendo. “El País” (29-VIII-2014) 29. Un perfil biográfico de Rouco que alaba su talento pero critica su conservadurismo.
Bedoya, Juan G. El sustituto de Rouco pide hacer de la Iglesia una ‘casa de armonía’. “El País” (26-X-2014) 42. El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, lanza un mensaje conciliador.
Bedoya, Juan G. El arzobispo de Madrid pide ‘no machacar a la gente’. “El País” (28-X-2014) 38.
Bedoya, Juan G. El Papa fuerza el relevo del arzobispo de Zaragoza. “El País” (27-XI-2014) 42.
Noguera, Andrea. Exorcismos, el pan de cada día. “El País” (14-XII-2014) 44. Los rituales de exorcismo contra los demonios perduran en la Iglesia española y de otros países.
Rodríguez, Jesús (fotos); Rajotte, James (fotos). La encrucijada de la Iglesia. “El País” Semanal 1.996 (28-XII-2014) 28-40. Reportaje sobre la Iglesia española y sus retos de adaptación al nuevo Papa.
Bedoya, J. G. Carlos Osoro / Arzobispo de Madrid. ‘El papa Francisco está armando lo que había que armar’. “El País” (29-XII-2014) 28.
Bedoya, J. G. Tardío remedio de una anomalía. “El País” (5-I-2015) 27. Blázquez será cardenal en febrero.
Bedoya, J. G. Organizaciones cristianas deploran el estilo de vida de Rouco. “El País” (13-IV-2015) 34. Críticas a su vida lujosa.
Gómez, Luis. Monjas ‘autónomas’ de clausura. “El País” (7-II-2016) 32. Las religiosas extranjeras son mayoritarias en cientos de conventos y pierden la residencia si abandonan.
Moreno Luzón, Javier. Los desafíos pendientes del laicismo. “El País” (27-II-2016) 13.

Sevillano, E. G. ¿Dónde va la renta de la casilla de la Iglesia? “El País” (15-III-2016). En 2014 ingresó unos 250 millones, que pagan campañas contra la ley del aborto, beatificaciones, reformas de edificios, el canal 13TV… Cáritas recibe solo 2, 2,4% del total.
Tamayo, J. J. El arzobispo Omella, contra la reforma de Francisco. “El País” (16-IX-2016). Acusan al arzobispo de Barcelona, pese a manifestarse a favor de las ideas de Francisco I, de que no las sigue en la práctica: escaso diálogo con los feligreses, censura a los teólogos heterodoxos, homofobia, integrismo…
Bedoya, Juan G. Carlos Osoro Sierra / Arzobispo de Madrid. ‘No podemos ser la Iglesia del pesimismo y la riña’. “El País” (31-X-2016).
Bedoya, Juan G. Los obispos vigilan que el pacto educativo no arrincone la moral católica. “El País” (29-XI-2016).
Pérez, Jordi. Vivir como un cura ya no es lo que era. “El País” (19-XII-2016). Los sacerdotes de las zonas rurales deben atender a varias parroquias, cada vez más envejecidas y despobladas, con muchos más entierros que bautizos.

Laborde, Antonia. ‘Te miran raro cuando te casas por la Iglesia’. “El País” (10-I-2017). En el primer semestre de 2016 solo el 22% de las bodas fueron religiosas.

Biografías.
Cruz, Juan. La rabia de Tarancón. “El País” Domingo (22-I-2012) 6-7. El religioso José María Martín Patino recuerda escenas de la vida del cardenal Vicente Enrique y Tarancón (1907-1994), el líder de la Iglesia española durante la transición, para el que actuó como vicario general hasta 1983.
Valls, Francisco. Obituario. Ricard Maria Carles, líder del giro derechista de la Iglesia catalana. “El País” (18-XII-2013) 44.
Izquierdo, José María. Tarancón, el responso del Antiguo Régimen. “El País” Domingo (10-VIII-2014) 10. Un resumen de su trayectoria en pro de la democracia.
Bedoya, J. G. Obituario. Antonio Dorado Soto, el obispo de la asignatura de Religión. “El País” (29-III-2015) 44.
Lamet. Pedro Miguel. Obituario. José María Martín Patino, el jesuita que hizo la transición eclesial. “El País” (30-III-2015) 37. José María Martín Patino (Lumbrales, Salamanca, 1925-2015) fue un vital apoyo de Tarancón.
Bedoya, J. G. Obituario. El obispo que irritó a Franco y desesperó a Tarancón. “El País” (5-I-2016) 43. Alberto Iniesta (Albacete, 1923-2016).
Tamayo, J. J. Alberto Iniesta. Aquella primavera eclesial. “El País” (7-I-2016) 43.
Rodríguez, Jesús. Juan José Omella. Un papable de pueblo. “El País” Semanal 2.064 (17-IV-2016). Perfil del nuevo arzobispo de Barcelona, un hombre cercano a Bergoglio.
Amón, Rubén. El cardenal de piedra. “El País” Ideas (19-VI-2016). El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, se ha convertido en el defensor de la ortodoxia.
Bedoya, J. G. Obituario. Carmen Hernández, la horma de los ‘kikos’. “El País” (22-VII-2016). Participó con Kiko Argüelles en la fundación del Camino Neocatecumenal, un grupo clave en el catolicismo español actual.
Bedoya, Juan G. Obituario. Javier Echevarría, ‘el tercer hombre’ del Opus Dei. “El País” (14-XII-2016).