Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

martes, 14 de enero de 2014

Las expectativas y las propuestas institucionales de política económica europea.

LA UNIÓN EUROPEA: LAS EXPECTATIVAS ECONÓMICAS.

Nicolas Sarkozy y Angela Merkel, el tándem conservador que impuso en la política europea la doctrina de los recortes sociales durante la crisis en 2007-2012.

ÍNDICE.
La Unión Europea: Las expectativas y las propuestas de política económica.
Las previsiones económicas de la UE en 2012-2013.
El debate de ideas sobre la política económica comunitaria entre neoliberales y neokeynesianos.
El neoliberalismo en Europa.
El neokeynesianismo en Europa.
Opiniones.

Introducción.
Los expertos en economía generalmente están muy divididos respecto a las medidas de política económica que se deben realizar en la Unión Europea (UE), una división provocada en gran parte por la breve historia de la UE lo que conduce a una relativa escasez de estudios teóricos sobre su economía y política económica, así como la falta de referentes en la historia económica mundial de organizaciones supranacionales del tamaño y la importancia de la UE. Puede por lo tanto decirse que la economía y la política económica de la UE son un campo casi virgen para la elaboración teórica.
Sin embargo, la división antedicha no implica que no haya concomitancias y analogías entre los pensadores. A grosso modo se pueden decantar los siguientes campos opuestos: los euroescépticos y los eurooptimistas, los conservadores y los progresistas, y, sobre todo, los neoliberales de la escuela de Friedman y Hayek y los intervencionistas de la escuela de Keynes, que reúnen en su seno a los anteriores.

Las previsiones económicas de la UE en 2012-2013.
Alicia González [Año nuevo, año incierto. “El País” Negocios 1.417 (30-XII-2012)] resume las inciertas previsiones económicas para 2013 de Europa:
‹‹ Si se supera el escollo del precipicio fiscal estadounidense, Europa volverá a ser el elefante en la habitación de la economía mundial. Bien es cierto que las probabilidades de una ruptura apocalíptica de la eurozona aparecen ahora mucho más remotas. Sin duda, la resistencia del euro ha sorprendido a algunos de los más destacados gurús económicos —Paul Krugman, Willem Buiter o George Soros, por ejemplo—, que descartaban que el euro fuera a seguir con vida a estas alturas. Pero las recetas aplicadas en la eurozona están haciendo que sean las grandes economías del corazón del euro, como Francia o Alemania, las que converjan hacia la recesión en la que se encuentra la periferia y solo los más optimistas calculan un crecimiento positivo en la región en 2013. No son pocos los que prevén, incluso, una nueva rebaja de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) en el primer trimestre, desde el 0,75% actual.
La clave, como explica Jean-Michel Six, economista jefe para Europa de Standard & Poor’s, pasa por subsanar los problemas de transmisión de la política monetaria a la economía real. “Desde 2008, el balance del BCE se ha más que duplicado, pero el crecimiento de la oferta monetaria se ha mantenido debilitado”, asegura. Esa fragmentación de la unión monetaria y la consiguiente reducción del crédito en algunos Estados miembros han agravado la recesión. “Mayor fluidez de los flujos de crédito entre países y sectores es una condición importante para que se dé una recuperación sostenible en la eurozona en la segunda mitad de 2013 y en los años siguientes”, advierte Six.
Sin avances concretos hacia la unión bancaria y fiscal, la desconfianza persistirá, y ahí el calendario tampoco ayuda. “En Europa, 2013 volverá a ser un año fundamentalmente político, marcado por las elecciones en Alemania e Italia y por la imperante necesidad de afianzar la estabilidad de la zona euro. Es clave transmitir a los mercados el mensaje de que Europa se sigue construyendo y que los poderes políticos establezcan una hoja de ruta sobre la unión bancaria y fiscal, algo que podríamos ver durante la próxima cumbre europea”, apunta Inversis Banco en su estrategia de inversión para 2013.››

Un editorial, Cambio de perspectiva [“El País” (11-V-2013)] apunta a que las instituciones europeas comienzan a advertir el grueso error de las políticas de austeridad extrema, que no resuelven el problema de la crisis sino que la incrementan.
‹‹Sería un error minusvalorar la importancia del cambio de perspectiva económica que se está produciendo en las instituciones europeas, en especial en la Comisión, sobre el ritmo e intensidad de los ajustes presupuestarios exigidos para estabilizar las finanzas públicas en los países del sur. El Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, acaba de denunciar los graves problemas estructurales que existen en la eurozona para tomar decisiones económicas complejas, como por ejemplo, los rescates de países como Grecia o Portugal. El mensaje de Rehn es que hay demasiadas personas con capacidad de veto y, sobre todo, que dichas decisiones están en manos de los Gobiernos y no en el marco comunitario. Manda Alemania y, en alguna ocasión, los Gobiernos, pero no Bruselas.
Pero es la Comisión, dice Rehn con mucho sentido común, la que debe gestionar la salida de la crisis financiera. De esa forma, cabe añadir, se fortalecería la confianza en una Europa integrada, se descartarían recelos sobre la preeminencia alemana y se agilizaría la toma de decisiones en momentos críticos. La proclama del comisario se fundamenta en la desastrosa experiencia de los rescates (Grecia y Portugal apenas han mejorado sus condiciones de estabilidad y la intervención en Chipre causó una conmoción en los mercados) y en el creciente malestar que recorre Europa, cuyos ciudadanos empiezan a dudar de la eficacia de las estructuras comunitarias. Las decisiones se retrasan por la existencia de múltiples poderes de veto (Rehn critica poco veladamente el sistema conjunto Bruselas-BCE, FMI) y, si se aprueban, su aplicación se demora en exceso.
No se trata solo del problema estructural que denuncia Rehn. Los rescates decididos por el entramado intergubernamental más el Fondo Monetario han sido duros e injustos. Impusieron correcciones muy intensas del déficit público en plazos cortos —como en el caso de España— y gravaron el peso de la financiación aportada por Europa con tipos de interés excesivos. No es de extrañar que Grecia o Portugal no puedan soportar el peso del ajuste presupuestario. Desde el primer momento los rescates estuvieron mal diseñados, en parte por la intervención descoordinada de los países y sus intereses.
Pero todavía existe otro grave problema del cual empiezan a ser conscientes las autoridades comunitarias. La troika se equivocó con los factores multiplicadores, es decir, con las consecuencias que tienen sobre el crecimiento los recortes presupuestarios. Cada punto de ajuste del déficit no causa descensos del PIB inferiores a un punto, como supusieron los partidarios de recortes drásticos, sino muy superiores a un punto. Esta es la causa de la recesión persistente y la razón por la cual Rehn y Bruselas se muestran flexibles con los objetivos no cumplidos; y esta debería ser la razón por la cual Bruselas debe reestructurar las condiciones de estabilidad y austeridad y facilitar cambios en las políticas económicas.››

Abellán, Lucía. Europa se sume en la recesión más larga. “El País” (16-V-2013) 20-21.


El debate de ideas sobre la política económica comunitaria entre neoliberales y neokeynesianos.
La crisis económica europea y por extensión mundial, iniciada en 2007 y agravada en 2011-2012, ha planteado grandes retos ideológicos. En esencia se enfrentan dos grandes teorías político-económicas: la neoliberal y la neokeynesiana. Los Gobiernos europeos debaten en los últimos años cómo salir de la gravísima crisis económica, y se han decantado por las dos posiciones citadas, con leves matices, como en EE UU.

El neoliberalismo en Europa.
La tendencia dominante ha sido la de los partidarios del neoliberalismo, encabezados por la Alemania dirigida por la canciller Angela Merkel y los miembros del Bundesbank, con la ayuda en algún momento del entonces presidente francés Nicolas Sarkozy, partidarios todos de imponer a los países demasiado endeudados (léase los PIGS: Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España sobre todo) un implacable plan de ajuste fiscal acompañado de draconianas reducciones del ‘Estado del bienestar’ para purgar sus pasados excesos.
La teoría neoliberal, sostenida por los neoconservadores, herederos de las ideas de Friedman y Hayeck y otros partidarios de la Escuela de Chicago y del Bundesbank alemán, pretende que la crisis ha sido provocada por los grandes déficits públicos y que la solución es que el Estado no intervenga en la economía y el mercado se ajuste por sí solo, con grandes recortes del Estado del Bienestar y fomentando una competencia entre los países a partir de disminuciones de los salarios y aumentos de la productividad gracias a más horas de trabajo y atrasos en la jubilación. Es la primacía de lo individual sobre lo social.
Entre los partidarios del neoliberalismo en España destacan Santiago Carbó, José Luis Martínez…
Pero la aplicación de esta teoría no es monolítica, como lo demuestran las seis propuestas de reformas del Plan de Crecimiento y Competitividad Merkel y Sarkozy propusieron en la cumbre europea de febrero de 2012, y que recogen medidas propias del neokeynesianismo:
Garantía de trabajo: para combatir el elevado paro en muchos países europeos las oficinas de empleo se comprometerán a ofrecer un puesto de trabajo o de formación en un plazo determinado.
Oficinas internacionales de empleo: en las regiones fronterizas se crearán agencias de empleo conjuntas para tramitar ofertas más allá de los límites nacionales.
Ayuda a las pequeñas y medianas empresas: los costes salariales deben reducirse, se facilitará la concesión de créditos sencillos a las pymes y que estas simplifiquen su contabilidad.
Facilitar los créditos: se simplificarán algunas normas bancarias para asegurar los negocios financieros, de manera que aumente la concesión de créditos a las empresas.
Simplificar la burocracia: se realizarán reformas en las Administraciones públicas con el fin de reducir los trámites burocráticos, y se apoyará especialmente a aquellos países que han presentado ya estrictos programas de ahorro y reformas.
Fondo de ayudas: para impedir que el estricto ajuste lleve a empresas a la ruina, se creará un fondo especial de crecimiento y competitividad que será alimentado con dinero procedente de otros fondos no agotados.


El neokeynesianismo en Europa.
La tendencia derrotada hasta 2013, pero para muchos la idónea, es la de los partidarios del neokeynesianismo, que coinciden en que la crisis no obedece a una excesiva deuda pública sino al inmenso endeudamiento privado que la propia Alemania también promovió para mantener su superávit comercial, por lo que correspondería en esta dura coyuntura hacer sólo un mejor control presupuestario para evitar excesos y despilfarros y paralelamente lanzar un ambicioso plan de obras públicas y fomento del empleo para sacar a Europa de la senda del cataclismo.
La teoría neokeynesiana, promovida por los economistas estadounidenses Paul Krugman, Joseph E. Stiglitz, Jeffrey Sachs y la mayoría de los expertos socialdemócratas europeos, pretende que la crisis es más de deuda privada que pública, y que aquella ha sido provocada por las ‘burbujas especulativas’ (nuevas tecnologías, inmobiliaria…), y que la restricción del crédito bancario ahoga la economía y baja la demanda, por lo que hay que mantener un elevado gasto público mientras la economía empresarial y familiar se recupera. Así, una austeridad excesiva en las cuentas públicas contribuye a ahogar la economía y agrava la recesión, lo que aumenta el paro, disminuye los ingresos fiscales y aumenta el déficit, todo lo contrario de lo deseable. La solución es una mezcla de austeridad en cuanto a los excesos pero a la vez un aumento de la inversión en obras públicas, educación, sanidad y políticas sociales. Es la primacía de lo social sobre lo individual. Para la UE en la zona euro propone una convergencia económica y fiscal con un gobierno o ministerio económico, unificación de la base y el tipo del impuesto sobre las sociedades, una tasa sobre las transacciones financieras, emisión de eurobonos y dar al Banco Central Europeo la potestad de comprar masivamente deuda pública de los estados europeos.
En España hay muchos seguidores de la corriente neokeynesiana: Carmen Alcaide, Javier Ayuso, Antón Costas, Guillermo de la Dehesa, José García Solanes, Mauro Guillén, Ángel Laborda (con moderación), Tano Santos, Xavier Vidal-Folch... Antón Costas destaca por criticar la política económica basada en la simple austeridad, si no va acompañada de una devaluación para estimular la competitividad.

OPINIONES.
Ignacio Álvarez, Fernando Luengo y Jorge Uxó.
Álvarez, Ignacio; Luengo, Fernando; Uxó, Jorge. Fracturas y crisis en Europa. Col. ‘Clave Intelectual’. Eudeba. 2013. Los tres economistas españoles critican las políticas neoliberales de los años 80, promovidas por Thatcher y Reagan, que abrieron el camino a la especulación financiera y finalmente a la crisis actual. Sostienen que el euro no es responsable de la crisis, pero que favoreció que unos países (Alemania) crecieran a partir de las exportaciones y otros (España, Portugal, Grecia) alimentaran su crecimiento especulativo contrayendo deuda, como tampoco son responsables las alzas salariales en los países de la periferia europea. Critican la solución de la devaluación interna y en cambio proponen estímulos fiscales, intervencionismo estatal con inversiones públicas y la recuperación de las rentas salariales.
Los profesores españoles de Economía Uxó y Luengo [La crisis europea y la persistencia en el error. “El País” (26-I-2012)] critican la política económica de austeridad, que esconde en realidad una lucha por la redistribución de la riqueza a favor de las clases altas y en detrimento de los trabajadores.

Matteo Caminatta.
El italiano Matteo Caminatta [Matteo Caminatta / Economista para Europa de HSBC. “El País” (15-IX-2013)] pide continuar con las reformas estructurales en el sistema bancario y hace previsiones sobre la salida de la crisis en Europa.

Edouard Carmignac.
El gran gestor francés de inversiones Edouard Carmignac cree que las medidas de austeridad conducen al abismo económico y pide medidas de estímulo del crecimiento [Carmignac lo ve negro en España. “El País” (29-I-2012)].

Antonio Cazorla.
Antonio Cazorla, catedrático de Historia de Europa de la Universidad Trent de Canadá [La socialdemocracia perdida, otra vez, “El País” (30-I-2012)], considera que el debate sobre la crisis lo han ganado la derecha (personificada en Merkel y Sarkozy) y el capital especulativo, con la ‘ayuda’ de la socialdemocracia europea, convertida a la ‘ortodoxia’, y pone ejemplos históricos y recientes de que para las políticas conservadoras hay dinero para hacer guerras o salvar bancos, pero no para ayudar a los pobres. La opción es rescatar las políticas progresistas de la socialdemocracia sueca, que en los años 30 salvaron a su país de la crisis y que han demostrado históricamente su validez.
Antón Costas.
El economista español Antón Costas [Pensar lo impensable. “El País” (31-XII-2011)] critica la actual política de austeridad, que profundiza la crisis y amenaza con destruir el euro.
Paul de Grauwe.
El economista belga Paul de Grauwe, es profesor en la London School of Economics, desde su jubilación como profesor de la Universidad de Lovaina. Fue un político liberal flamenco (senador, diputado y otra vez senador entre 1991 y 2003) y creía en el mercado hasta que la actual crisis le hizo ver sus imperfecciones. Inquirido por el Centro para la Reforma Europea (CRE) sobre el futuro de la Unión Europea y cuál camino seguir contesta [W. Oppenheimer, Incierto futuro. “El País” (29-IX-2013)] que es muy pesimista, porque la presión de los países acreedores sobre los deudores, que soportan todo el peso del ajuste, prolongará el estancamiento de la economía, y solo duda sobre cuándo suspenderán el pago de la deuda.
Considera que ‹‹la zona euro necesita políticas presupuestarias asimétricas, para que la austeridad en el sur sea correspondida con estímulos presupuestarios en el norte, y la monetización parcial —cancelación— de la deuda pública por el Banco Central Europeo (…) Aunque la combinación de esas dos políticas sería del interés de las dos partes, los obstáculos políticos que hay para ese necesario cambio de dirección son extraordinarios››. Critica a la Comisión Europea por alinearse con los acreedores, y reprocha al BCE que hasta julio de 2012 no actuara como prestatario final. Establece un paralelismo entre la “insostenible” estrategia actual y la que hundió a Alemania a principios de los años 30  en la depresión y el nazismo y crítica en especial a los países acreedores: ‹‹En muchos países del norte prevalecen visiones maniqueas del bien y del mal que llevan al deseo emocional de que los malos sean castigados. Esa actitud hace difícil que los políticos de esos países escojan salidas racionales que beneficien a todos››.

Guillermo de la Dehesa.
El ecoonomista español Guillermo de la Dehesa [La crisis se superará con soluciones cooperativas. “El País” (31-XII-2011)] sostiene que la crisis europea tiene su origen en el escaso crecimiento económico más que en el desequilibrio fiscal y por ello urgen las políticas de fomento industrial y comercial, y la emisión de eurobonos para mutualizar las deudas nacionales y reactivar así el crédito a la economía productiva.

José Carlos Díez.
El economista español José Carlos Díez [El euro en la encrucijada. “El País” (15-I-2012)] critica la excesiva austeridad exigida por Merkel para remediar la crisis, porque tiende a acrecentarla. Merkel actúa como el presidente norteamericano Hoover, que a principios de los años 30 sumió a su país en la depresión con una política económica desastrosa.

Miguel Jiménez González-Anleo.
El economista español Miguel Jiménez González-Anleo [Las claves del crecimiento en Europa. “El País” (8-IX-2013)] aconseja reformas estructurales en la economía de la eurozona para competir en el mercado global, bajando los costos de comercio y eliminando las trabas administrativas y comerciales que aun persisten, así como avanzando en la unión bancaria.

Paul Krugman.
El economista estadounidense Paul Krugman desmiente [¿Qué aflige a Europa? "El País" (4-III-2012)]que las causas de la crisis europea sean el excesivo Estado del bienestar (el argumento del partido republicano) o la crisis fiscal (el argumento conservador alemán), y razona que se debe al problema monetario de tener una moneda única sin las instituciones necesarias para que funcione, porque estimuló una afluencia desproporcionada de capital a la periferia europea, lo que aumentó su inflación y redujo su competitividad, sin que pudiera devaluar sus monedas para restaurarla. Hoy solo queda una dura deflación o cambiar la política económica de austeridad.

George Magnus.
El economista  británico George Magnus, analista del banco suizo UBS y el primero que predijo que la crisis de las hipotecas basura llevaría a la recesión, inquirido por el Centro para la Reforma Europea (CRE) sobre el futuro de la Unión Europea y cuál camino seguir contesta [W. Oppenheimer, Incierto futuro. “El País” (29-IX-2013)] con pesimismo que la crisis ha exacerbado las diferencias entre Alemania y los países acreedores, por un lado, y los del Mediterráneo, por otro, y alerta sobre las consecuencias de las políticas de ajuste.
‹‹Si los países de la zona euro no son capaces de avanzar hacia un ajuste macroeconómico compartido, una unión bancaria con una responsabilidad conjunta efectiva y una estrategia factible sobre la deuda soberana sostenible y el riesgo de suspensión de pagos, la unión monetaria puede estar rota en 2020›› y alerta de que si la zona euro sigue la senda de la integración ‹‹acabará suplantando a la UE como principal fuerza organizativa de Europa, dando a los países de fuera del euro razones para cuestionarse su permanencia en la Unión››.
Magnus cree que los signos de que ha acabado la recesión en la zona euro no significan ‹‹ni que el crecimiento económico vaya a ser sostenible ni que hayan disminuido los riesgos de una suspensión del pago de la deuda soberana. (...) Hay un riesgo real de una crisis de financiación en España e Italia. (...) falta imaginación y voluntad política (...) la política fiscal sigue siendo fuertemente procíclica, y la unión bancaria es, en el mejor de los casos, embrionaria››.
Niega que la mejora competitiva de Alemania venga de las reformas del mercado laboral, la seguridad social y el sector público aplicadas por Gerhard Schröder en 2003: ‹‹Los secretos del sistema económico alemán son una organización social que alienta la restricción sistémica de los salarios, un énfasis en manufacturas especializadas y de alta calidad y la explotación del aumento de la demanda en China y otros mercados emergentes››.

Ramón Marimón.
El economista español Ramón Marimón [¿Es el momento de la unión fiscal europea? “El País” (9-XII-2011)] reclama una unión fiscal en la Unión Europea, que unifique de verdad el mercado común, al modo que lo es en EE UU, favoreciendo el acolchamiento de los shocks económicos en los diversos Estados europeos.

Thomas Mayer.
El economista alemán Thomas Mayer, economista jefe de Deutsche Bank hasta 2012, inquirido por el Centro para la Reforma Europea (CRE) sobre el futuro de la Unión Europea y cuál camino seguir [W. Oppenheimer, Incierto futuro. “El País” (29-IX-2013)], se muestra pesimista a corto plazo y optimista a largo, pues vaticina la división del euro en dos zonas: un euro fuerte para los países del norte y el centro de Europa y un euro débil, el actual, para los países latinos, incluyendo a Francia. Esto permitiría a los débiles devaluar su moneda frente al euro fuerte y esta competencia monetaria les facilitaría aplicar sin tanto sufrimiento el ajuste fiscal que les exige el norte, con un mejor crecimiento económico y finanzas privadas y públicas más estables.

Huw Pill.
El economista británico Huw Pill es economista jefe de Goldman Sachs para Europa y plantea [La eurozona sigue necesitando reformas. “El País” (8-IX-2013)] un futuro esperanzador si se mantiene el ritmo reformista para competir con los países emergentes.

Antonio Roldán.
El economista español Antonio Roldán Monés, en El trilema de Europa, “El País” (10-II-2012), considera que la UE debe integrarse en la economía global preservando la democracia:
‹‹El talón de Aquiles de nuestra construcción europea es la falta de lo que en inglés llaman accountability. En los Estados nación, el electorado tiene la última palabra y las elecciones permiten a los ciudadanos castigar a los Gobiernos que no les gustan. Sin embargo, a nivel europeo no existe esa corresponsabilidad y cuando más influencia política y económica adquiere la Unión Europea la gente se siente menos partícipe de las decisiones de Bruselas.
A pesar de las dificultades políticas de relanzar el debate del federalismo europeo en el presente entorno de crisis, es necesario que los líderes europeos lo consideren una prioridad. Hasta el momento se han dejado llevar por el cortoplacismo electoralista y la miopía nacional. Si esa actitud prevalece, la confrontación de las poblaciones a las imposiciones ilegítimas externas seguirá aumentando en otros países hasta que se haga insostenible, como en Grecia.
La crisis ha hecho emerger una de las verdades fundamentales de la Unión Monetaria Europea: la de la incompatibilidad entre las exigencias de la hiperglobalización económica y financiera y las demandas democráticas nacionales. Si queremos evitar vivir en una Europa posdemocrática, parafraseando a Havel, debemos entender que una Unión Monetaria no funciona sin una Unión Económica y que una Unión Económica es insostenible si no va acompañada de una Unión Política.››

Holger Schmieding.
El economista neoliberal alemán Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg en Londres, inquirido por el Centro para la Reforma Europea (CRE) sobre el futuro de la Unión Europea y cuál camino seguir [W. Oppenheimer, Incierto futuro. “El País” (29-IX-2013)], defiende las políticas de ajuste, y encomia las reformas de Thatcher en los años 80 en el Reino Unido y las de Schröder en 2001 en Alemania. Vaticina parabienes para la Unión Europea: ‹‹En 2020, Europa puede seguir siendo el lugar dinámico que es hoy, con una Francia y una España reformadas, superando con el tiempo a una Alemania abiertamente autocomplaciente››. Schmieding defiende la dureza con la que los países acreedores están tratando a los deudores, y explica que a Alemania le es más fácil tratar con dureza a España que a sí misma porque los políticos alemanes no dependen de los votos españoles. Subraya que los cuatro países que han recibido ayudas son los que más reformas han llevado a cabo. ‹‹Los datos empiezan a apoyar mi opinión de que la periferia de la zona euro saldrá de su dura recesión y ajuste al final de 2013 o a principios de 2014. Lo más probable es que esos países periféricos sean en el futuro economías más equilibradas y dinámicas que antes de la crisis››.
Advierte que el verdadero enfermo de Europa es Francia, aunque tiene la gran ventaja del apoyo político que recibe de Alemania:, pues los mercados saben que Alemania nunca abandonará a una Francia que apenas tiene influencia en Europa, por lo que debe arreglar los problemas de su economía.
Pronostica que la crisis del euro llevará a una política fiscal más dura y a una unión bancaria, pero no todavía a la unión política y alerta contra el peligro de que el Reino Unido se vea realmente tentado a abandonar la UE, “un suicidio político y económico”.

Guntram B. Wolff.
El analista económico alemán Guntram B. Wolff [La eurozona necesita un milagro alemán. “El País” (12-VIII-2013)] se muestra escéptico sobre la recuperación económica en la UE que apenas se insinúa, y solicita tres grandes medidas al Gobierno alemán para que tire de la economía europea: una mayor inversión pública, mejorar las condiciones para la inmigración y liberalizar más la competencia en el sector terciario.

Fuentes.
Artículos.
Marimón, Ramón. ¿Es el momento de la unión fiscal europea? “El País” (9-XII-2011) 31.
De la Dehesa, Guillermo. La crisis se superará con soluciones cooperativas. “El País” Negocios 1.368 (31-XII-2011) 36. La crisis europea es más de crecimiento económico que de desequilibrio fiscal y urgen políticas de fomento, eurobonos, etc.
Costas, Antón. Pensar lo impensable. “El País” Negocios 1.368 (31-XII-2011) 40.  Critica la actual política de austeridad, que profundiza la crisis y amenaza destruir el euro.
Costas, Antón. ¿Hay vida inteligente en los gobiernos? “El País” Negocios 1.366 (8-I-2012) 19. Critica la nefasta política de austeridad de los gobiernos europeos.
Díez, José Carlos. El euro en la encrucijada. “El País” (15-I-2012) 23.
Uxó, Jorge; Luengo, Fernando. La crisis europea y la persistencia en el error. “El País” (26-I-2012) 31-32. Critican la política económica de austeridad.
Naïr, Sami. Nuestra piel. “El País” (28-I-2012) 6. Naïr critica la política del Gobierno conservador de Merkel, que ha impuesto sus recetas destructoras al resto de los países europeos, abocándolos a una gran recesión.
Fernández, David. Carmignac lo ve negro en España. “El País” Negocios 1.369 (29-I-2012) 29. Edouard Carmignac cree que las medidas de austeridad conducen al abismo económico.
Pérez, Claudi. Davos ve tres riesgos: el euro, Europa y la UE. “El País” (29-I-2012) 24-25. Los expertos avisan de que los peligros para la economía se centran en la UE y coinciden en la necesidad de medidas de fomento de crecimiento. Raghuram Rajan / Ex economista jefe del FMI. ‘Hay que acabar con el capitalismo travestido’ (24). Robert Shiller / Economista de Yale. ‘Soy europesimista: se aplica la medicina equivocada’ (24). Barry Eichengreen / Economista. ‘La crisis volverá’ (25). Jean Pisany-Ferri. Director del Instituto Bruegel. ‘El exceso de austeridad puede complicar la salida de la crisis’ (25). Carmen Reinhart / Economista del Peterson Institute. ‘La crisis de Portugal es preocupante ara España’ (25).
Krugman, Paul. ¿Qué aflige a Europa? "El País" Negocios 1.374 (4-III-2012) 22.
De la Dehesa, Guillermo. Reglas fiscales y crecimiento.  “El País” Negocios 1.375 (11-III-2012) 18.
Carbó Valverde, Santiago. Por una unión bancaria europea. “El País” Negocios 1.383 (6-V-2012) 17.
Manera, Carles. Los límites de la austeridad en Europa. “Diario de Mallorca” (16-V-2012) 29. Catedrático de Historia Económica en la Universitat de les Illes Balears (UIB) i exconsejero socialista de Economía del Govern de las Illes Balears.
De la Rocha, Manuel. Un pacto por el crecimiento para Europa. “El País” Negocios 1.385 (20-V-2012) 7. Coordinador del Panel de Economía Internacional de la Fundación Alternativas.
Pérez, Claudi. Estalla la Euroguerra Fría. “El País” Negocios 1.386 (27-V-2012) 4-6. Los dos bandos de Europa en política económica.
Colombani, Jean-Marie. Recetas para el crecimiento. “El País” (6-VIII-2012) 6. Critica como insostenibles las políticas de austeridad.
Ridao, José María. Los perros de Nizan. “El País” (8-VIII-2012) 25. Extraordinario alegato, inspirado en el ensayo de Paul Nizan, Los perros guardianes (1932), contra los economistas (por ejemplo Jens Weidmann) que defienden los dramáticos recortes hoy a cambio de la promesa de teóricos beneficios en el futuro, pese a la evidencia de que no mejoran la terrible situación actual.
Ferrer, Thiago. El BCE pide a los países en apuros bajar sueldos para reducir el paro. “El País” (10-VIII-2012) 18. El BCE propone abaratar el despido y bajar los sueldos los trabajadores para ser más competitivos y bajar el paro, y exaltan a Irlanda como ‘buen alumno’. Ferrer opina que los expertos responsables de tal consejo deberían repasar los estudios sobre los efectos de una reducción de los salarios de la clase trabajadora sobre la contracción de la demanda/ consumo, y el consiguiente deterioro de la economía alimentando un ciclo negativo. Y también deberían revisar sus cifras sobre Irlanda como ejemplo ‘bueno’, porque este es precisamente un caso transparente de cómo las medidas que aconsejan, en realidad aumentan el paro y hunden la economía, al revés de lo que pretenden. Hay demasiados economistas fanáticos que se encierran en una torre de marfil para lanzar teorías sin fundamento empírico, propuestas que no se piensan aplicar a sí mismos para comprobar sus efectos, pero que no dudan en recetar para los demás sin preocuparse de que causen un sufrimiento desmedido a millones de personas.
Costas, Antón. No ser ‘conejo de indias’ del euro. “El País” Negocios 1.399 (26-VIII-2012) 11. Critica la impericia de las autoridades europeas ante el inminente rescate de la banca española, tan preocupadas por el euro y tan poco por las consecuencias sociales de la crisis.
Dervis, Kemal; Solana, Javier. La solución del 4% para Europa. “El País” (4-IX-2012) 27-28. Proponen una inflación más elevada para favorecer la reactivación económica.
Jiménez, Miguel. Lagarde pide frenar la austeridad. “El País” (12-X-2012) 23. El FMI cambia sus consejos de austeridad a ultranza y ahora pide más tiempo para los ajustes en Grecia, Portugal o España.
Bibow, Jörg. ¿Será capaz Francia de plantarse? “El País” (30-IV-2013) 29. Según el catedrático de Economía del Skidmore College, el Gobierno francés debe convencer al alemán de que la austeridad y la estabilidad no producen crecimiento, o deberá replantearse incluso la conveniencia del euro.
Oppenheimer, W. Craig Calhoun / Director general de la London School of Economics. ‘Con otros cinco años así, el euro no sobrevivirá’. “El País” Negocios 1.436 (5-V-2013) 26-27. El sociólogo estadounidense es muy crítico con la política económica actual en Europa.
Esteve, Fernando. El plan Keynes y la eurozona. “El País” (17-V-2013) 31-32. La vigencia del pensamiento de Keynes para salvar a la UE de la crisis económica.
Wolff, Guntram B. La eurozona necesita un milagro alemán. “El País” (12-VIII-2013) 25.
Pill, Huw. La eurozona sigue necesitando reformas. “El País” Negocios 1.453 (8-IX-2013) 15.
Jiménez González-Anleo, Miguel. Las claves del crecimiento en Europa. “El País” Negocios 1.453 (8-IX-2013) 17.
González, Alicia. Matteo Caminatta / Economista para Europa de HSBC. “El País” Negocios 1.454 (15-IX-2013) 20.
Oppenheimer, Walter. Incierto futuro. “El País” Negocios 1.456 (29-IX-2013) 28. El Centro para la Reforma Europea (CRE) pregunta a tres prestigiosos economistas sobre el futuro de la Unión Europea y cuál camino seguir: el belga Paul de Grauwe, el británico George Magnus, el alemán Holger Schmieding y el alemán Thomas Mayer.
Pérez, Claudi. Rajoy se resiste a dar más poder a Bruselas. “El País” (28-X-2013) 20-21. Francia, España, Italia y otros países no quieren que la UE les obligue a nuevas reformas si no se establece paralelamente un mecanismo de solidaridad, porque temen más ajustes sin ayuda comunitaria.
Mars, Amanda. Europa admite que el ajuste progresivo castiga menos el crecimiento. “El País” (28-X-2013) 21.
Estefanía, Joaquín. El precio de la austeridad. “El País” (28-X-2013) 21. Crece la clase media en el mundo, menos en EE UU y la UE, donde se reduce aceleradamente.
Pérez, Claudi. Rehn. ‘España necesita reformas con urgencia’. “El País” (6-XI-2013) 24. La Comisión Europea anuncia sus previsiones económicas de otoño. Prevé que el PIB de España bajará un 1,4% en 2013 y crecerá un 0,5% en 2014. La tasa de paro estará por encima del 25% hasta 2016.
Pérez, Claudi. Olli Rehn / Vicepresidente de la Comisión Europea. ‘Llevará 10 años arreglar la crisis española’. “El País” (23-I-2014) 22-23. Revisa la situación en la UE.
Pozzi, Sandro. Lagarde insta a Draghi a actuar contra la baja inflación para poder crecer más. “El País” (3-IV-2014) 23.
Vidal-Folch, Xavier. El BCE viola su propia ley. “El País” (3-IV-2014) 23. Urge a que el BCE apoye la economía europea para evitar la deflación.

Díez, José Carlos. El BCE necesita más información. “El País” (4-IV-2014) 22.
Bolaños, A. El FMI sugiere bajar el salario mínimo para facilitar empleo a los jóvenes. “El País” (15-VII-2014) 26.
Cooley, Thomas; Marimón, Ramón. Para evitar una década perdida. “El País” (18-VII-2014) 33.
Yárnoz, C. La OCDE alerta de que bajar más los salarios dañará la economía. “El País” (4-IX-2014) 23. Critica en España los excesivos contratos temporales.
Del Valle, Agustín. Eurozona estancada: dos lecturas. “El País” Negocios 1.503 (24-VIII-2014) 17. El profesor de Economía en EOI reclama una expansión monetaria.
Bolaños, A. La OCDE ve riesgo de ‘crecimiento cero’ si el banco central no actúa. “El País” (7-XI-2014) 27.
Bibow, Jörg. El euro necesita una Hacienda propia. “El País” (11-XI-2014) 33.
Pérez, C. Juncker plantea una gran reforma fiscal para tapar el escándalo en Luxemburgo. “El País” (13-XI-2014) 2. Avanza un ambicioso plan para reformar la fiscalidad europea.
González, Alicia. Ray Dalio / Presidente de Bridgewater, el mayor ‘hedge fund’ del mundo. ‘Estoy preocupado por el momento político que se está viviendo’. “El País” (25-I-2015) 25. Ray Dalio (Nueva York, 1949) aconseja una política económica de estímulo para Europa.
Almunia, Joaquín. Lecciones griegas. “El País” (2-III-2015) 33. Europa necesita avanzar en la integración.
Pérez, C. El FMI carga contra las reglas fiscales de la eurozona. “El País” (30-V-2015) 40.
Pérez, C. Bruselas y el BCE proponen un seguro de desempleo común en 2017. “El País” (6-VI-2015) 39.
Vidal-Folch, X. Reforzar la eurozona y aflojar el resto. “El País” (6-VI-2015) 39.
Pradham, Mahmood; Kang, Kenneth. Es hora de abordar el problema de la deuda incobrable en la zona euro. “El País” (15-IX-2015) 40.
González Paramo, José Mª. Por una unión monetaria más fuerte. “El País” (5-X-2015) 13.
Pellicer, Lluís. Mario Monti / Ex primer ministro de Italia. ‘Los riesgos de ruptura del euro ya se han terminado’. “El País” (12-X-2015) 33.
Pérez, C. La Eurocámara propone un seguro de desempleo común para futuras crisis. “El País” (24-X-2016). Funcionaría como un reaseguro complementario a los seguros de cada país.
Vidal-Folch, X. Vacuna. “El País” (24-X-2016). El seguro de paro común reduciría los costes sociales y económicos de las crisis, los shocks asimétricos, compensando sus efectos desequilibrados sobre los territorios.
Pérez, C. Bruselas rediseña la política económica y pide un estímulo de 50.000 millones. “El País” (16-XI-2016).
Vidal-Folch, X. Pero ¿acaso necesitábamos a Trump? “El País” (16-XI-2016). Alaba el cambio de la política económica de la Comisión Europea.
Pérez, C. El Eurogrupo rechaza el estímulo 50.000 millones que planea Bruselas. “El País” (6-XII-2016). Alemania y sus aliados no aceptan las políticas de estímulo fiscal.
Vidal-Folch, X. Distinguid: la culpa no es de Europa. “El País” (8-XII-2016). Critica la resistencia de los Gobiernos (norteños) al positivo cambio de la política económica de la Comisión Europea.
Pérez, C. Bruselas alerta a España del alza de la desigualdad y la exclusión social. “El País” (22-II-2017).
Pérez, C. Alemania rechaza un banco malo europeo que limpie créditos tóxicos. “El País” (3-IV-2017). Hay en la eurozona 1,06 billones de créditos morosos.
Pérez, C. España propone un presupuesto europeo, un seguro de paro común y eurobonos. “El País” (15-V-2017).

No hay comentarios: