Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 6 de enero de 2014

Pedagogía UD 12. La acción tutorial.

UD 12. LA ACCIÓN TUTORIAL EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA. FUNCIONES Y ACTIVIDADES TUTORIALES. EL TUTOR Y SU RELACIÓN CON EL EQUIPO DOCENTE, CON LOS ALUMNOS Y CON LA FAMILIA.


INTRODUCCIÓN.

1. LA ACCIÓN TUTORIAL EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA.
Concepto de acción tutorial.
1.1. TUTORIA Y ORIENTACIÓN.
TUTORÍA.
ORIENTACIÓN EDUCATIVA.
OBJETIVOS.
1.2. LA ACCIÓN TUTORIAL GLOBAL DEL PROFESOR.
ENSEÑAR A PENSAR.
ENSEÑAR A SER PERSONA.
ENSEÑAR A CONVIVIR.
ENSEÑAR A DOMINARSE.
ENSEÑAR A DECIDIRSE.

2. FUNCIONES Y ACTIVIDADES TUTORIALES.
Funciones del tutor.
Funciones del tutor en ESO.
La programación de actividades tutoriales.
Instrumentos de la tutoría.
Horarios de la tutoría.
2.1. CON EL EQUIPO DOCENTE.
FUNCIONES.
ACTIVIDADES.
2.2. CON LOS ALUMNOS.
FUNCIONES.
ACTIVIDADES.
2.3. CON LAS FAMILIAS.
FUNCIONES.
ACTIVIDADES.

INTRODUCCIÓN.
En la tutoría hay una ambigüedad conceptual. Todo profesor es tutor, pues debe ejercer una acción tutorial y orientadora en el ámbito de sus funciones. Pero hay además la figura del tutor, que coordina la acción tutorial y orientadora del equipo docente en un grupo de alumnos. Por ello, vamos a seguir el criterio de distinguir entre profesor (o profesor tutor) y tutor (el profesor encargado de la coordinación).
El profesor tiene la responsabilidad de educar en base a los principios del sistema educativo, pero el tutor tiene más responsabilidad educativa pues es el coordinador de esta educación completa, trabajando como profesor, con el grupo entero de alumnos y con todos y cada uno de los alumnos.
La normativa establece que ‹‹La actividad educativa se desarrollará atendiendo a los siguientes principios: (...) b) La participación y colaboración de los padres o tutores para contribuir a la mejor consecución de los objetivos educativos.›› (LOGSE, 2.3 b).
Por lo tanto, los profesores y tutores deben seguir los principios de filosofía educativa de la LOGSE, que se pueden resumir en:
- Educar es más que instruir o adiestrarse.
- Se educa a personas concretas, individuales, con particularidades propias que la educación ha de respetar, aprovechar, enriquecer y contribuir a desarrollar.
- Se educa a la persona completa y no sólo a una parte de ella, no sólo la inteligencia o su identidad social.
La educación, pues, no es una mera instrucción sino que es una misión más completa e intensa, con el fin de desarrollar las capacidades, en base a unos contenidos que se subdividen en conceptos, procedimientos y actitudes, apoyándose además en los temas transversales para conseguir un desarrollo personal de carácter general, sobre todo moral y cívico.
Ante determinadas situaciones se han de tomar en su caso medidas educativas, para anticiparse y afrontar los problemas. El tutor, para realizar esta intervención educativa puede contar con el apoyo de personal especializado: profesores de apoyo, orientadores, psicólogos y pedagogos.

1.     LA ACCIÓN TUTORIAL EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA.
Concepto de acción tutorial.
La estructura del nuevo sistema educativo considera la acción tutorial (que incluye tutoría y orientación) como una pieza básica e indispensable. )Qué hay que entender como acción tutorial? La acción tutorial es el conjunto de acciones educativas que contribuyen a:
- Desarrollar y potenciar las capacidades básicas de los alumnos.
- Orientar a los alumnos con el fin de conseguir su crecimiento personal y una personalidad madura.
- Orientar a los alumnos para las opciones posteriores de continuación de estudios o entrada en el mundo del trabajo. La acción tutorial considera como uno de sus objetivos prioritarios la orientación profesional, con el fin de ayudar al alumno a hacer una elección equilibradora de su currículum para estudios futuros y orientarlo a ser un sujeto activo y consciente al dejar la institución escolar.
1.1. TUTORIA Y ORIENTACIÓN.
La tutoría en la ES se aplica en el nivel de ESO, el de BACH y en la FP Específica.
Estos conceptos se refieren al carácter personalizado de la educación en la LOGSE. Ha de ser una educación:
De individualización: Se educa a personas concretas, con características particulares, individuales, no a abstracciones o a colectivos.
De integración: Se educa a la persona completa y, por tanto, hay que integrar los distintos ámbitos de desarrollo y las correspondientes líneas educativas.
El tutor es instructor y orientador a la vez.
TUTORÍA.
Es un elemento esencial del desarrollo curricular, de la propia actividad educativa. En este sentido, la normativa establece que: ‹‹La tutoría y orientación de los alumnos formará parte de la actividad. Corresponde a los centros educativos la coordinación de éstas. Cada grupo de alumnos tendrá un profesor tutor.›› (LOGSE, 60.1).
La tarea tutorial de todo profesor debe ser integradora, equilibradora, personalizada y complementaria de la docencia en general.
El tutor es para sus alumnos:
- El maestro que guía el aprendizaje escolar, el desarrollo personal y la orientación en el itinerario de la vida.
- Un referente o modelo de persona adulta, como consejero y asesor en sus problemas personales y educativos, para coordinar e integrar sus experiencias educativas.
Además, el tutor intervendrá en la escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales: ‹‹Las Administraciones educativas regularán y favorecerán la participación de los padres o tutores en las decisiones que afecten a la escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales.›› (LOGSE, 37.4).
ORIENTACIÓN EDUCATIVA.
Esta función es más amplia que la de la tutoría y se refiere a la guía del alumno por los distintos itinerarios de vida, a través de las múltiples opciones que se abren ante los alumnos en el campo académico, laboral y personal. Esta elección de un itinerario vital exige una educación integral y personalizada, pero también un apoyo orientador en el centro.
La responsabilidad de la orientación es compartida:
1) De modo general por el centro, como institución y unidad educativa, que incluye la orientación como un objetivo importante de su PEC. Su organización compete a los distintos responsables del centro a todos sus niveles, desde la Dirección a los responsables de Ciclo o Niveles Educativos (Jefe de Estudios, Coordinadores), a los órganos colegiados y a los profesores.
2) De modo especial por los tutores, el Departamento de Orientación y el orientador del centro:
- Los tutores, como responsables de las tareas de tutoría y orientación en su grupo-clase.
- El Departamento de Orientación del centro, a quien corresponde organizar y coordinar las actividades de orientación en el centro.
- El orientador del centro, responsable del Departamento de Orientación o único miembro de este.
En la FP Específica se concertará ‑de acuerdo con las preferencias del alumno, la orientación del tutor y la disponibilidad de plazas- entre el departamento de enseñanza y la empresa a través del profesor encargado de hacer el seguimiento.
Finalidades de la acción tutorial.
Se han de cumplir unos objetivos (o finalidades):
Las finalidades que persigue la acción tutorial son la orientación personal, la orientación escolar y académica y la orientación profesional.
La orientación personal pretende contribuir a la formación integral del alumno como persona, facilitándole el conocimiento de sí mismo en los ámbitos de aptitudes, de personalidad y de intereses, y colaborando en el desarrollo de su criterio personal.
La orientación escolar y académica pretende facilitar al alumno un aprendizaje mejor y posibilitar la coordinación e integración de los diferentes aspectos que inciden en su proceso de aprendizaje. Estos datos, junto con la evaluación del alumno durante la etapa, han de servir al equipo de profesores, en el momento de la evaluación, para orientar al alumno en sus elecciones sucesivas.
La orientación profesional aspira a ayudar al alumno/a a hacer una elección equilibrada del currículum para estudios futuros, y orientarlo para ser un sujeto activo y consciente al dejar la institución escolar. Pone especial atención en lo que afecta a la elección de profesión, la búsqueda y obtención de trabajo, el tiempo libre y la formación permanente.
Todo esto se concreta en:
- Personalización de la educación, con un carácter integral que atienda a todos los aspectos de su persona.
- Ajustar la educación a las necesidades particulares del alumno.
- Orientación para la vida, atendiendo al contexto real.
- Favorecer los procesos de madurez personal, de desarrollo de su identidad y sistema de valores, de su capacidad de tomar decisiones.
- Prevenir las dificultades de aprendizaje.
- Contribuir a la adecuada relación entre los miembros de la comunidad educativa.
Para conseguir estos objetivos hay que implicar a todo el equipo docente, sin excluir a nadie de la responsabilidad.
1.2. LA ACCIÓN TUTORIAL GLOBAL DEL PROFESOR.
Todo profesor (tutor o no) debe estar implicado en la acción tutorial, en su gran variedad de elementos, de acuerdo a un compromiso de todo el centro. Las funciones son de dos ámbitos: a) desarrollo de la madurez del alumno, b) intervención ante los problemas, sean personales o de grupo.
Esta acción se extiende a una gran variedad de ámbitos, algunos tan importantes como éstos:
ENSEÑAR A PENSAR.
Hay que aprender a pensar, un objetivo esencial para luego aprender a aprender (una capacidad que debe adquirirse en la ESO), desarrollando un tipo de pensamiento abstracto formal, definido por estrategias críticas de pensamiento y, en especial, por las técnicas de estudio más rigurosas y abstractas. Al tutor le corresponde aun más que el profesor la responsabilidad de apoyar este desarrollo. Para ello se trabajarán de manera especial las capacidades de análisis, de generalización de conocimientos a otros contextos, de reflexión y crítica, y de imaginación y razonamiento acerca de alternativas diversas, y los procedimientos de indagación e investigación, de tratamiento de la información y de explicación multicausal.
ENSEÑAR A SER PERSONA.
La educación se propone el desarrollo integral de la personalidad, la construcción de la identidad personal (con su naturaleza psicosocial y llena de elementos cognitivos). Este desarrollo del “yo” tiene varias características: unificación de la representación de sí mismo, organización de las defensas de la propia identidad frente al mundo, disposición de estrategias de adaptación a la realidad y a las necesidades y aspiraciones, elaboración de una memoria vital y de un plan de vida, la consolidación de la autonomía personal. Para ayudar a realizar estos ambiciosos objetivos el tutor puede proponer actividades de juegos sociales o de rol, con apoyo o no de asesores.
Los profesores deben colaborar para que sus alumnos se ‹‹formen una imagen ajustada de sí mismos, de sus características, posibilidades y limitaciones, y desarrollar un nivel aceptable de autoestima que les permita encauzar de forma equilibrada su actividad (laboral, de ocio, relaciones afectivas, etc.) y contribuir a su propio bienestar››.
ENSEÑAR A CONVIVIR.
Educar es socializar, conseguir integrar al alumno en la convivencia social: comunicación, cooperación, respeto a las reglas, etc. La falta de respeto a los demás, la violencia escolar, la pérdida reiterada de tiempo en el aula con un comportamiento revoltoso y poco disciplinado, y otros comportamientos indeseables a veces pueden llegar a hacer imposible no ya sólo el aprendizaje sino la convivencia misma. La acción orientadora tendrá en cuenta tales conductas problemáticas, pero deberá desarrollar líneas coherentes de intervención que se anticipen a la aparición de las mismas. Se enseñará a convivir con actividades participativas en común: sesiones de mesa redonda, torbellino de ideas, estudio común de casos, juego de roles, etc.
ENSEÑAR A DOMINARSE.
Toda educación persigue enseñar comportamientos de adaptación a la vida social, de autodominio, de autorregulación ante los problemas de la vida. Es de la mayor importancia mantener una línea de actuación coherente por parte de todos para conseguir una buena adaptación al medio escolar y social. Esta línea de actuación no sólo evitará comportamientos indeseables sino que será positivamente beneficiosa para los alumnos, ya que potenciará su madurez. Se debe educar la autorregulación sobre todo a los muchos alumnos impulsivos, poco reflexivos, nada críticos, incapaces de atender en las actividades y que distorsionan la dinámica educativa del grupo. Muchos de estos sufren anomalías fisiológicas o psíquicas de hiperactividad, que se deben corregir por el personal especializado con terapias adecuadas.
Las mejores actividades de autodominio son:
Dar­ instrucciones a sí mismos y pensar en voz alta para mejorar el autocontrol, que luego se podrá interiorizar.
Relajación corporal (silencio, respiración profunda, laxitud corporal).
ENSEÑAR A DECIDIRSE.
Hay que educar para desarrollar la capacidad de tomar decisiones significativas respecto a las opciones en los que el alumno está implicado, en situaciones de información incompleta (nunca es completa en la vida real). Es esencial tener esta capacidad para decidir el futuro sobre una base racional y prudente, en relación con la orientación vocacional que hará el tutor, para las exigencias académicas y profesionales que deberá afrontar el alumno en una sociedad en constante cambio y transformación.

2. FUNCIONES Y ACTIVIDADES TUTORIALES.
Funciones del tutor.
Las funciones fundamentales del tutor (o del equipo de tutores) son:
- La coordinación del proceso de evaluación.
- La adecuación de la oferta educativa a las necesidades de los alumnos.
- La mediación en las relaciones en el centro educativo.
- Establecer los objetivos que se quieren conseguir en cada etapa, ciclo y/o nivel, teniendo en cuenta las finalidades de la acción tutorial que se han establecido para la etapa y el proyecto curricular del centro.
- Elaborar una programación de la acción tutorial para cada uno de los niveles de la etapa.
- Presentar al claustro las propuestas de programación a lo largo de la etapa con el fin de que se apruebe y asuma por parte de todo el profesorado.
- Establecer una coordinación, mediante reuniones periódicas de tutores, para trabajar de forma conjunta y hacer las adecuaciones pertinentes y el seguimiento de las programaciones que se han establecido.
Funciones del tutor en ESO.
Las funciones del tutor en ESO, específicamente, son:
- Facilitar la integración del alumnado en su grupo y en el conjunto de la vida escolar y fomentar en ellos actitudes de participación.
- Contribuir a la personalización de los procesos de aprendizaje/enseñanza.
- Atender y en lo posible anticiparse a las dificultades de aprendizaje de los alumnos y alumnas, así como a sus necesidades educativas específicas, para proceder a la correspondiente adaptación personal del currículo.
- Colaborar, junto con el Departamento de Orientación, en las adaptaciones curriculares y la intervención educativa específica con los alumnos que lo necesiten.
- Coordinar el proceso de evaluación de los alumnos, teniendo en cuenta los informes de otros profesores, y adoptar la decisión acerca de su promoción de un ciclo a otro.
- Establecer con los demás profesores del equipo didáctico la coherencia de la propia programación y de la práctica docente con el PEC, el PCC y la PGC.
- Contribuir a la cooperación en las tareas educativas entre el profesorado y los padres de los alumnos.
Se concretan todas estas funciones y las correspondientes actividades en diversos ámbitos:
La programación de actividades tutoriales.
Para garantizar la coherencia y continuidad de la acción tutorial a lo largo de la etapa es imprescindible programarla curso a curso, con un sentido integrador de toda la etapa. Además a la hora de programar la acción tutorial, se ha de tener en cuenta que esta afecta a los tres elementos básicos de la acción educativa: los alumnos, los padres y los profesores. Por esto, conviene reflexionar previamente sobre la tarea y el contenido que se dará a la acción tutorial, teniendo en cuenta las características de los alumnos en lo que respecta a la edad, los intereses y las necesidades, con el fin de establecer los objetivos que se quieren alcanzar y aquellos que se trabajarán específicamente en la clase de tutoría. A partir de estos objetivos se programarán una serie de actividades y se buscarán las estrategias y métodos adecuados para trabajar la orientación profesional, escolar/académica y profesional, tanto en relación a los alumnos, sea a nivel individual o de grupo, como en relación con los padres y profesores.
Para garantizar una máxima efectividad de la acción tutorial es indispensable un trabajo intenso por parte del conjunto del profesorado. Por eso ha de ser todo el equipo el que ejerza la función tutorial. Habrán equipos de tutores de cursos, de ciclo y/o de etapa, según el tipo de centro y el número de líneas, y estarán coordinados por los coordinadores pedagógicos.
La programación de actividades tutoriales es autónoma del tutor, pero se debe hacer­ en el marco del PEC y del PCC, con objetivos educativos comunes.
La programación de actividades se basa en unos requisitos:
- Recoger información, opiniones y propuestas sobre el grupo y alumno.
- Recoger información sobre los antecedentes escolares y la situación del alumno (entorno familiar y social).
- Conocer la situación actual del alumno en el grupo, centro, entorno familiar y social.
- Conocer la dinámica interna del grupo (relaciones, aislamientos, etc.) e intervenir, en su caso.
Instrumentos de la tutoría.
El historial académico y personal de cada alumno.
Los informes psicopedagógicos del Departamento de Orientación.
La observación sistemática.
Los informes de los demás profesores.
Las entrevistas con el alumno y sus padres.
Horarios de la tutoría.
Con el fin de llevar a término la acción tutorial el tutor dispondrá de horas lectivas y complementarias para dedicar­ a la atención de los alumnos (sea con el grupo de clase o de forma individualizada, y de los padres), así como para reuniones con otros tutores de curso, ciclo y etapa, y para tareas administrativas.
El alumno, por su parte, tendrá dentro de su horario dos horas semanales reservadas a la acción tutorial.
2.1. CON EL EQUIPO DOCENTE.
FUNCIONES.
- Coordinar el ajuste de la programación al grupo de alumnos.
- Coordinar el proceso de evaluación, en las sesiones dedicadas a la evaluación.
- Establecer acciones comunes con los demás tutores del centro.
ACTIVIDADES.
- Consensuar el Plan de acción tutorial del curso, con la implicación de los profesores y los objetivos.
- Conocer la Programación, objetivos y metodologías de las áreas y materias.
- Mediar en los conflictos entre profesores y alumnos, e informar a los padres.
- Recibir información del profesorado sobre los alumnos.
- Transmitir información al profesorado sobre los alumnos.
- Coordinar las sesiones de evaluación, de acuerdo con los criterios de evaluación y los principios de evaluación continua, integradora...
- Establecer una colaboración con los demás tutores de curso, ciclo o etapa, sobre actividades y recursos.
2.2. CON LOS ALUMNOS.
FUNCIONES.
- Integración de los alumnos en el grupo-clase y en la dinámica del centro.
- Personalización de la educación.
- Seguir el proceso de aprendizaje del alumno y prevenir sus dificultades para tomar las medidas necesarias.
- Coordinar el proceso de evaluación y promoción.
- Favorecer la madurez vocacional y la orientación educativa y profesional.
- Fomentar la actitud de participación en el centro y el entorno social.
ACTIVIDADES.
- Organizar las actividades de “acogida” a los nuevos alumnos, para favorecer su integración. Especialmente en los cambios de un centro de Primaria a uno de Secundaria.
- Informar sobre la Carta de derechos y deberes, el Reglamento de Régimen Interior y el funcionamiento del centro.
- Explicar las funciones y actividades de la tutoría, y ofrecer participar en la programación de las actividades.
- Conocer la situación real de cada alumno, en todos los sentidos (centro, familia, sociedad) para ayudar a cada uno en su maduración personal e intervenir si fuera necesario. Para ello utilizará varios instrumentos (se reseñan al final).
- Conocer la dinámica interna del grupo e intervenir si fuera necesario.
- Informarse sobre los antecedentes del alumno.
- Orientar a los alumnos en su proceso de aprendizaje y ayudarles a descubrir y potenciar sus posibilidades (intelectuales, físicas, afectivas, etc.). Analizar con los demás profesores las dificultades escolares y buscar las causas, soluciones y apoyos, organizando los medios de refuerzo educativo y de adaptación curricular, junto con el orientador. Debe detectar qué alumnos requieren una especial intervención del orientador.
- Favorecer el conocimiento y aceptación de sí mismo por parte del alumno, y reforzar su autoestima, de manera que acepte sus propias limitaciones, sin caer en la dejación de sus ambiciones de mejora personal.
- Estimular la participación activa, la organización y el diálogo, para favorecer y mejorar las relaciones interpersonales, la cohesión del grupo y la convivencia.
- Celebrar asambleas con los alumnos para preparar la evaluación y comentar las decisiones de ésta.
- Conocer las aptitudes, los intereses y las motivaciones, para ayudar, orientar en las técnicas y los hábitos de estudio y trabajo individual y en grupo, así como desarrollar un plan de formación de los alumnos en valores éticos y los temas transversales.
Analizar las opciones del alumno para su futuro educativo y profesional. Se proporcionará información sobre las asignaturas y materias que conforman los diversos estudios y carreras. Se explicarán los diversos requisitos y posibilidades que existen para acceder a las becas y ayudas de diversa naturaleza. Se describirán los aspectos más relevantes de diversos oficios y profesiones.
- Colaborar con el profesor orientador y otros profesores en las relaciones con otros centros educativos y las empresas.
- Promover y coordinar actividades de integración y participación del alumno en la vida del centro y del entorno.
- Trazar un Plan de Acción Tutorial (PAT) del grupo para orientar a la clase-grupo. Este Plan será elaborado por el Departamento de Orientación con la ayuda del orientador del centro. El PAT se enfoca a conseguir los objetivos de la tutoría, compartiendo la acción con los alumnos, los profesores y los padres de los alumnos.
2.3. CON LAS FAMILIAS.
FUNCIONES.
- Establecer fluidas relaciones personales con los padres, a través de las oportunas entrevistas y reuniones periódicas.
- Implicarlos en las actividades de apoyo al aprendizaje y orientación de sus hijos.
Informarles de los asuntos educativos de sus hijos. Informará por escrito a las familias sobre el aprovechamiento académico de los alumnos y la marcha de su proceso educativo.
ACTIVIDADES.
- Tres reuniones como mínimo con los padres en el curso: una al comienzo para informar del estado del curso en general, y las otras después de la primera y tercera evaluación, para informar y analizar la marcha del curso.
- Conseguir la colaboración de los padres respecto a la educación, trabajo, tiempo de estudio, ocio y descanso.
- Preparar visitas a empresas, lugares de ocio, etc.; preparar charlas de los padres sobre temas de interés para los alumnos.
- Entrevistas individuales con los padres.
- Coordinar grupos de discusión sobre temas formativos de interés para la educación de los hijos.

APÉNDICE:
EJEMPLO DE ACCION TUTORIAL: SESION DE APRENDER A CONVIVIR.
SUJETOS: Adolescentes de 12-13 años, en el primer curso del primer ciclo.
CUANDO: En el segundo trimestre, en la cuarta sesión, después de otras sesiones (sobre subgrupos de trabajo y hábitos de estudio). En una serie de sesiones se tratará sobre los asuntos de aprender a convivir (la que nos ocupa), a comportar, a pensar, a decidir, y a desarrollar la personalidad. Si los problemas son graves, se puede variar la localización temporal y también se puede dividir en dos sesiones.
OBJETIVOS: Conocer la conducta de los alumnos respecto a las normas de convivencia y desarrollar el conocimiento de esas normas, de sus motivos y de las consecuencias negativas de su incumplimiento, tanto para los pacientes como para los trans­gresores, así como para el grupo.
MOTIVACION: La aptitud para la convivencia es un requisito para el aprendizaje y, sobre todo, para el desarrollo armónico de los alumnos. Sin una convivencia aceptable se deriva hacia la agresión, la intolerancia, la insolidaridad, el insulto, la falta de respeto y de disciplina, etc.
ACTIVIDAD DEL PROFESOR: Previamente debe conocer la realidad de los hábitos de conducta de los alumnos. Esta recogida inicial de información la logrará mediante la experiencia personal del profesor y de otros profesores en las clases, la entrevista personal con los alumnos y los padres, y con un cuestionario general (al principio del curso) que aborde las conductas consideradas como más problemáticas por los propios alumnos. Como resultado debe identificar los sujetos más conflictivos y las conductas más problemáticas.
Acto seguido planeará una actividad de grupo basada en un juego de roles, en el que se dramatizará una situación gravemente conflictiva: por ejemplo insultos, violencia física, etc.
El profesor fijará las normas del debate, repartirá documentación previamente y abordará en el debate los puntos de interés que entienda menos tratados con el fin de clarificarlos y conseguir la máxima productividad de la sesión.
DOCUMENTACION: Cuestionario general (al principio del curso) y documentos que explican pormenorizadamente conductas conflictivas para su escenificación dramática, así como testimonios de los pacientes y víctimas de estas conductas.
TEMPORALIZACION: 1) Reparto de documentación, 2) Juego de roles dramatizado, 3) Reunión de los grupos, 4) Explicación de los representantes, 5) Debate.
ACTIVIDAD DE LOS ALUMNOS: En esta situación conflictiva planteada en el juego de rol, se formarán cuatro grupos: 1) unos sujetos transgreden las normas de convivencia del grupo, 2) otros serán los pacientes de esta ruptura, 3) otros actuarán de intermediarios entre las dos partes, 4) mientras que el resto actuarán como estudiosos a distancia de la conducta de los primeros, buscando explicaciones causales de su conducta y aportando soluciones para un cambio positivo.
Como segunda actividad se harán reuniones de grupo, en los que cada individuo abordará y explicará la conducta conflictiva desde la perspectiva de cada grupo, para llegar a un consenso.

Finalmente, en un debate, un representante de cada grupo expondrá sus planteamientos y después se seguirá con un debate abierto a todos los alumnos.

No hay comentarios: