Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 6 de enero de 2014

Pedagogía UD 14. La educación permanente y la educación de adultos.



UD 14. LA EDUCACIÓN PERMANENTE COMO PRINCIPIO BÁSICO DEL SISTEMA EDUCATIVO. METODOLOGÍA Y EVALUACIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE PERSONAS ADULTAS.



INTRODUCCIÓN.

1. LA EDUCACIÓN PERMANENTE COMO PRINCIPIO BÁSICO DEL SISTEMA EDUCATIVO.
COMPETENCIAS NORMATIVAS.
NECESIDAD DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.
EL MODELO TRADICIONAL.
LA REFORMA DE LA LOGSE.
UNA POLÍTICA COMPENSATORIA DE LA DISCRIMINACIÓN.
VALORACIÓN ACTUAL DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.

2. ORGANIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.
OBJETIVOS.
Objetivos generales.
Objetivos específicos.
SUJETOS.
MODOS.
Presencial.
A distancia.
CONVENIOS.
CENTROS.
ÁMBITOS.
PROFESORADO.
CURRÍCULO.

3. METODOLOGÍA Y EVALUACIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE PERSONAS ADULTAS.
3.1. METODOLOGÍA.
Autoaprendizaje.
Un aprendizaje comprensivo y participativo.
Las actividades formativas.
3.2. EVALUACIÓN.
Inicial.
Formativa.
Sumativa.

APÉNDICE: LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.

INTRODUCCIÓN.
El proceso educativo es más amplio en el tiempo que la enseñanza escolar. El proceso educativo se vincula al individuo a lo largo de toda su vida, en la que se le exigen conocimientos variados y cambiantes, con el reto de la educación permanente para dar respuesta a los diversos problemas de adaptación que le irán surgiendo, que pueden ser problemas laborales (desempleo, falta de preparación para su promoción profesional), culturales, afectivos, sociales... Particularmente importante ha sido la educación correctora del analfabetismo, aunque su incidencia actual es mucho menor.
Se distinguen tres modos de influencia educativa en el ser humano, de las que nos interesa aquí el segundo:
Formal: es intencional y programado, dentro del sistema educativo escolar.
No-formal: es intencional y programado, pero extraescolar. Incluye la educación de adultos, la alfabetización de adultos, la educación profesional permanente, la educación para el tiempo libre, la educación especial para mujeres, la educación especial de idiomas extranjeros, la animación sociocultural, la educación ambiental y ecológica, la educación de la tercera edad, etc.
Informal: abarca el resto de influencias no intencionales, no programadas y no conscientes. Es, sobre todo, el proveniente de los medios de comunicación de masas y del entorno social.

1. LA EDUCACIÓN PERMANENTE COMO PRINCIPIO BÁSICO DEL SISTEMA EDUCATIVO.
COMPETENCIAS NORMATIVAS.
Las competencias sobre la Educación de Adultos pertenecen al MEC y a las CCAA que tienen la transferencia de las competencias educativas. Las CCAA han promulgado una numerosa legislación sobre el tema, en especial sobre los convenios de colaboración con entidades, los acuerdos con el MEC sobre financiación de Centros de Educación de Adultos, la publicación y producción de recursos especializados, seminarios permanentes de formación de profesorado de Educación de Adultos, etc.
NECESIDAD DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.
La necesidad de adaptación del individuo a un mundo en vertiginoso cambio hace imprescindible que el sistema educativo potencie la educación permanente. La demanda de esta crece sin cesar, con una amplia gama de colectivos implicados: los parados y los jóvenes que necesitan encontrar o mantener sus puestos de trabajo; los pensionistas que necesitan pasar su tiempo libre de un modo creativo; los grupos de trabajadores que necesitan un reciclaje en tecnología, gestión o idiomas; las mujeres que desean alcanzar una preparación de la que carecieron por motivos sexistas, etc. En fin, los sociólogos predicen que vamos hacia una sociedad en la que la edad de incorporación al mundo del trabajo se acercará a los 30 años y en la que los trabajadores deberán cambiar varias veces de empleo e incluso de especialidad a lo largo de sus vidas, lo que les exigirá una preparación amplia, flexible y permanente.
Las enseñanzas profesionales y culturales se deben adaptar a esta nueva realidad económico-social y del mundo del trabajo: nuevas tecnologías de medios audiovisuales, telecomunicaciones, informática, electrónica, biogenética, desarrollo de nuevos productos y servicios, expansión del turismo (con la necesidad de idiomas y otras disciplinas de relación social), animación y servicios sociales...
EL MODELO TRADICIONAL.
El modelo tradicional de Educación de Adultos es “segregacionista”, se centra demasiado en el trabajo de aula y en la atención separada de los colectivos marginados. Se separa en aulas y programas diferentes a los parados, a los ancianos, a los marginados, a las mujeres, a los que carecen del título de Graduado Escolar, a los fracasados escolares... Se crean centros para conocer y tratar educativamente a estos grupos y luego devolverlos a la sociedad. La Educación de Adultos, así organizada, actúa sin resolver las causas de la marginación. Es un modelo “aislacionista”.
LA REFORMA DE LA LOGSE.
La LOGSE plantea una profunda reforma de esta criticable situación. Su propuesta es la de una educación permanente, en un “continuum” vital para todas las personas:
‹‹El sistema educativo tendrá como principio básico la educación permanente. A tal efecto, preparará a los alumnos para aprender por sí mismos y facilitará a las personas adultas su incorporación a las distintas enseñanzas.›› (LOGSE 2.1).
‹‹El sistema educativo garantizará que las personas adultas puedan adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo personal y profesional.›› (LOGSE 51.1).
Estas enseñanzas son tanto las obligatorias como las voluntarias. ‹‹Las Administraciones educativas promoverán medidas tendentes a ofrecer a todos los ciudadanos la oportunidad de acceder a los niveles o grados de las enseñanzas no obligatorias reguladas en la presente ley.›› (LOGSE 53.1).
UNA POLÍTICA COMPENSATORIA DE LA DISCRIMINACIÓN.
Se plantea como un medio de evitar la discriminación social de las personas menos preparadas: ‹‹el desarrollo de una política para las personas adultas, conectada también con el principio de educación permanente (...) serán elementos relevantes para evitar la discriminación.›› (LOGSE Preámbulo, 45).
Se aplica una política compensatoria de las desigualdades en la educación. En el título V, de la compensación de las desigualdades en la educación, se establece que ‹‹Las políticas compensatorias en el ámbito de la educación especial y de las personas adultas se realizarán de acuerdo con los criterios previstos por esta ley.›› (LOGSE 66.3).
VALORACIÓN ACTUAL DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.
Pese a la reforma de la LOGSE hay aún aspectos negativos:
- Se presenta una cierta concepción tradicional, individualista, demasiado formal y academicista.
- La Educación de Adultos debe ser considerada como fuerza dinámica, capaz de producir una transformación de la realidad social de los alumnos. Falta un modelo de educación más comprometido con la solución de los problemas sociales que han provocado, entre otros problemas, el aislamiento cultural y profesional de los alumnos.
- Una laguna importante en la Educación de Adultos es la ausencia de estructuras organizativas propias, como lo serían unos centros polivalentes bien distribuidos geográficamente en barriadas y pueblos, con las funciones de actualización de conocimientos, que también servirían para hacer actos socio-culturales, exposiciones...
- Falta una mejor dotación de recursos personales, materiales y económicos suficientes.
- Es precisa una mejor coordinación de los proyectos de las distintas administraciones, lo que reduciría el despilfarro de recursos).
- Hay que responder a preguntas esenciales de carácter humano sobre: )Qué tipo de persona adulta pretende formar la LOGSE? )Se garantiza con esta Ley la formación integral de la persona, vinculada a los procesos de desarrollo global de la comunidad? )Cuál es la vinculación que debe tener con los valores sociales de solidaridad, igualdad, justicia y tolerancia?

2. ORGANIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.
OBJETIVOS.
Objetivos generales.
‹‹la educación de las personas adultas tendrá los siguientes objetivos:
a) Adquirir y actualizar su formación básica y facilitar el acceso a los distintos niveles del sistema educativo.
b) Mejorar su cualificación profesional o adquirir una preparación para el ejercicio de otras profesiones.
c) Desarrollar su capacidad de participación en la vida social, cultural, política y económica.›› (LOGSE 51.2).
Objetivos específicos.
- Que la oferta de educación básica se adapte a las condiciones y necesidades de la población adulta. ‹‹Las personas adultas que quieran adquirir los conocimientos equivalentes a la educación básica contarán con una oferta adaptada a sus condiciones y necesidades.›› (LOGSE 52.1).
- Facilitar que quienes tengan el título de Graduado Escolar puedan alcanzar el título de Graduado en ESO. ‹‹Las Administraciones educativas velarán para que todas las personas adultas que tengan el título de Graduado Escolar puedan acceder a programas o centros docentes que les ayuden a alcanzar la formación básica prevista en la presente ley para la educación secundaria obligatoria.›› (LOGSE 52.2). Asimismo se favorece que los mayores de 18 años puedan alcanzarlo con un examen. ‹‹Las Administraciones educativas, en las condiciones que al efecto se establezcan, organizarán periódicamente pruebas para que las personas mayores de dieciocho años de edad puedan obtener directamente el título de Graduado en Educación Secundaria. En dichas pruebas se valorarán las capacidades generales propias de la educación básica.›› (LOGSE 52.3).
- Una oferta específica del Bachillerato y de la Formación Profesional para la población adulta. ‹‹Las personas adultas podrán cursar el bachillerato y la formación profesional específica en los centros docentes ordinarios siempre que tengan la titulación requerida. No obstante, podrán disponer para dichos estudios de una oferta específica y de una organización adecuada a sus características.›› (LOGSE 53.2).
- La preparación de los mayores de 23 años que deseen obtener directamente el título de Bachiller. ‹‹Las Administraciones educativas, en las condiciones que al efecto se establez­can, organizarán pruebas para que los adultos mayores de veintitrés años puedan obtener directamente el título de Bachiller.›› (LOGSE 53.4).
- La elaboración de las pruebas previstas que permita a los adultos obtener títulos de Formación Profesional. ‹‹Igualmente se organizarán pruebas para la obtención de los títulos de Formación Profesional en las condiciones y en los casos que se determinen.›› (LOGSE 53.4).
- La preparación de los mayores de 25 años que deseen ingresar en la Universidad mediante una prueba específica. ‹‹Los mayores de veinticinco años de edad podrán ingresar directamente en la Universidad, sin necesidad de titulación alguna, mediante la superación de una prueba específica.›› (LOGSE 53.5).
- Deberá tener en cuenta el desarrollo de su capacidad de participación en la vida social, cultural, política y económica. ‹‹Desarrollar su capacidad de participación en la vida social, cultural, política y económica.›› (LOGSE 51.2.c).
- La estrecha colaboración entre las Administraciones Educativas y otras instituciones públicas y privadas con competencia en Educación de Adultos, en especial con la Administración laboral. ‹‹las Administraciones educativas colaborarán con otras Administraciones públicas con competencias en la formación de adultos y, en especial, con la Administración laboral.›› (LOGSE 51.1).
- Se fomenta la educación a distancia. ‹‹Las Administraciones competentes ampliarán la oferta pública de educación a distancia con el fin de dar una respuesta adecuada a la formación permanente de las personas adultas.›› (LOGSE 53.3).
- Se fomenta la reinserción de la población reclusa. ‹‹En los establecimientos penitenciarios se garantizará a la población reclusa la posibilidad de acceso a esta educación.›› (LOGSE 51.4).
SUJETOS.
‹‹Dentro del ámbito de la educación de adultos, los Poderes públicos atenderán preferentemente a aquellos grupos o sectores sociales con carencias y necesidades de formación básica o con dificultades para su inserción laboral.›› (LOGSE 51.3).
Por lo tanto, la Educación Permanente de Adultos va dirigida especialmente:
- A los sectores de la población que por circunstancias personales, familiares y socio-económicas, no pudieron en su momento recibir una educación formal adecuada y cayeron en el fracaso escolar.
- A las personas afectadas por el cambio vertiginoso que vive la sociedad en todos sus aspectos, y que necesitan una adaptación personal o profesional a las nuevas necesidades, renovando o adquiriendo conocimientos nuevos.
- A las personas que han perdido conocimientos y habilidades, para que no caigan en el paro y la marginación.
MODOS.
Existen dos modos básicos: presencial y a distancia.
Presencial.
Con presencia regular en las aulas. Hay numerosos cursos de las Administraciones y las entidades colaboradoras, con una oferta muy variada, pero falta una coordinación entre ellas, lo que produce un gran despilfarro de recursos.
A distancia.
Con autoaprendizaje asistido a distancia. Los medios son tutorías voluntarias, libros, material impreso, casetes, radio, televisión como That's English, Victor, A Saber y otros en idiomas, Programa de Graduado Escolar de la Generalitat... Destaca la oferta de la Universidad Nacional de Enseñanza a Distancia (UNED) con el Programa de Enseñanza Abierta, que no requiere titulación previa.
LOS CONVENIOS.
Se debe garantizar una formación completa en ambos modos de acuerdo a las necesidades de los alumnos. Para ello se suscriben convenios con las instituciones públicas y privadas, que actúan como colaboradoras. Otra alternativa muy común (sobre todo en las CCAA) es la de dar subvenciones a las instituciones o empresas para que realicen esta actividad docente, con un control de sus resultados.
‹‹Las Administraciones educativas podrán establecer convenios de colaboración con las universidades, Corporaciones locales y otras entidades, públicas o privadas, dándose en este último supuesto preferencia a las asociaciones sin ánimo de lucro para la educación de adultos. Asimismo, desarrollarán programas y cursos para responder a las necesidades de gestión, organización, técnicas y especialización didáctica en el campo de la educación de adultos.›› (LOGSE 54.3).
CENTROS.
‹‹La educación de las personas adultas podrá impartirse en centros docentes ordinarios o específicos. Estos últimos estarán abiertos al entorno y disponibles para las actividades de animación sociocultural de la comunidad.›› (LOGSE 54.1).
ÁMBITOS.
Formación básica. Para alcanzar las titulaciones básicas que propone el sistema educativo.
Formación ocupacional. Para mejorar la preparación de los parados y así obtener un empleo.
Formación continua. Para mejorar la preparación de los parados, destinada a la vida laboral y profesional.
Formación personal. Para la participación en la vida sociocultural de su entorno.
PROFESORADO.
Se exige en la LOGSE la titulación universitaria correspondiente y la formación didáctica necesaria para dar respuesta adecuada a las necesidades del alumnado.
‹‹Los profesores que impartan a los adultos enseñanzas de las comprendidas en la presente ley, que conduzcan a la obtención de un título académico o profesional, deberán contar con la titulación establecida con carácter general para impartir dichas enseñanzas. Las Administraciones educativas facilitarán a estos profesores la formación didáctica necesaria para responder a las necesidades de las personas adultas.›› (LOGSE 54.2).
Habrá una nueva especialidad de Educación de Adultos, con una plantilla dimensionada a las necesidades sociales (se está aumentando la plantilla en estos años). Se estudia establecer una institución nacional de coordinación, que actúe como Centro para la Educación de Adultos, para organizar esta en coordinación con las Comunidades Autónomas (CA) que tienen competencias.
Hay múltiples iniciativas educativas al respecto: subvenciones a entidades privadas, premios Miguel Hernández para la alfabetización de adultos, normas más abiertas y programas educativos en CCAA para el acceso al título de Graduado Escolar, participación en el Proyecto Atenea (Informática), etc.
CURRÍCULO.
El currículo se elabora con los mismos niveles de concreción que para las otras enseñanzas. Es evidente que el currículo de un estudiante adulto que hace ESO, BACH, FP... debe ser el mismo que el de los otros estudiantes, con las lógicas variaciones de contenidos, metodología, etc.

3. METODOLOGÍA Y EVALUACIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE PERSONAS ADULTAS.
2.1. METODOLOGÍA.
Autoaprendizaje.
La metodología se basa en el autoaprendizaje: ‹‹La organización y la metodología de la educación de adultos se basarán en el autoaprendizaje, en función de sus experiencias, necesidades e intereses, a través de la enseñanza presencial, y por sus adecuadas características, de la educación a distancia.›› (LOGSE 51.5).
Un aprendizaje comprensivo y participativo.
Es un enfoque más funcional que académico, más de aprendizaje significativo que repetitivo, más diverso en programas, dentro de la línea general de determinar objetivos generales, contenidos (de conceptos, procedimientos y actitudes), metodologías, criterios de evaluación... a fin de que se ‹‹preparará a los alumnos para aprender por sí mismos›› (LOGSE 2.1).
De acuerdo a los nuevos objetivos generales se procura un nuevo enfoque metodológico, que incide más en el aprendizaje significativo que en el meramente repetitivo y memorístico. Plantea una didáctica más activa y creativa orientada hacia el autoaprendizaje en función de las experiencias, necesidades e intereses. Las nuevas ofertas, con su amplia gama de programas dedicados a potenciar las capacidades personales y sociales, exigen una mayor variedad de métodos.
Se busca tanto el desarrollo de las capacidades personales como la adaptación a una sociedad cambiante.
Hay que romper con los esquemas de dependencia e inferioridad, de baja autoestima, de marginación intelectual y profesional, provocados por el aislamiento cultural del pasado y el hábito de fracaso de los alumnos que pasaron por el sistema con malas calificaciones, escasos medios y malos ejemplos para estudiar.
Se rechazan las técnicas tradicionales de la educación formal, por improcedentes y poco adaptadas a los adultos. En concreto hay que sustituir las metodologías basadas en la memorización (la memoria es una habilidad que declina con la edad) y la pasividad acrítica, por nuevas metodologías.
En concreto se debe fomentar el aprendizaje por ‹‹descubrimiento›› y la participación activa de la persona en el proceso de formación, aprovechando su mayor caudal de experiencias, de modo que el objetivo final sea potenciar las capacidades y lograr la automotivación para el autoaprendizaje, de modo que este se siga desarrollando en su autonomía vital, en su domicilio, con medios que él busque, en el día a día del mañana. No hay que enseñar sólo, sino que prioritariamente hay que enseñar a aprender, para que la actualización sea verdaderamente continua y no requiera una constante acción educativa en los Centros de Educación de Adultos, lo que sobrecargaría al sistema y lo haría ineficaz, además de que no se obtendría la imprescindible autonomía personal que se busca.
Las actividades formativas.
Las actividades formativas deben: integrarse en proyectos de participación ciudadana y desarrollo comunitario, relacionar con la experiencia de los alumnos, valorar las necesidades de estos, trabajar conjuntamente con las instituciones.
Estas actividades permiten el desarrollo de la persona en los planos:
Académico: la alfabetización, la formación inicial, la consecución de titulaciones de Graduado Escolar, ESO y BACH...
Profesional: Formación Ocupacional y Continua, con titulaciones como la de Técnico Auxiliar...
Sociocultural: programas de desarrollo personal y cultural...
Estos objetivos se aplican en una reforma difícil, con problemas de carencia relativa de centros y medios humanos y materiales, aunque se está mejorando rápidamente.
La Educación Permanente de Adultos fomentará y desarrollará la conciencia crítica, de tal modo que les capacite para conocer y exigir sus derechos y responsabilidades en la transformación y mejora del medio en que viven.
Se adapta la nueva formación a las disposiciones de la Unión Europea.
2.2. EVALUACIÓN.
Se pueden evaluar todos los aspectos de la educación: profesorado y alumnado, centros, objetivos, métodos, actitudes, y finalmente el grado de aprendizaje del alumno. Los principios de la evaluación son los mismos que para la ES, esto es, continua e integradora, e igualmente hay tres sistemas de evaluación básicos (los mismos que en ES): Inicial, Formativa, Sumativa.
Inicial.
Es la evaluación que permite conocer el nivel de conocimientos previos que posee el alumno, con lo que se pueden adaptar los objetivos, los contenidos, las metodologías, la secuenciación, y la evaluación formativa y sumativa.
Formativa.
Es una práctica integrada en la dinámica del proceso de enseñanza-aprendizaje a lo largo del tiempo. Su finalidad es ajustar la enseñanza a las condiciones previas y la evolución del aprendizaje de los alumnos.
Es la más conveniente, pues se orienta a conocer las causas del abandono de estudios o aislamiento de los alumnos adultos, para poder superarlas. Esto es una variación importante respecto al método anterior, más atento a conseguir un título que unos conocimientos y una integración social.
Es un proceso de evaluación permanente, poniendo en continua evaluación todos los elementos: objetivos, contenidos, metodología, profesorado y alumnado. Se intenta que los propios alumnos participen en la autoevaluación o coevaluación parcial.
Sumativa.
Consiste en la obtención de la mayor cantidad posible de información contrastada sobre el nivel de dominio de los objetivos por parte de los alumnos. Busca conocer si el nivel es el adecuado para dar una calificación determinada.
Es un método parcial y poco afortunado para la Educación de Adultos pues ignora que el aprendizaje no es un fin en sí mismo, sino que es un medio para un fin superior, el desarrollo integral del alumno. Pero en ciertas enseñanzas especializadas es un requisito imprescindible para poder emitir el documento de suficiencia, pues de lo contrario se perdería la funcionalidad de la enseñanza.
Asimismo, la evaluación de la enseñanza permite evaluar el proceso pedagógico por parte del centro y el profesor y tomar las medidas correctoras para mejorar.

APÉNDICE: LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.
14. EDUCACIÓN DE ADULTOS.
La educación corno proceso permanente.
14. 1. La Educación de Adultos ha sido uno de los sectores más desatendidos del sistema educativo español a lo largo de su historia. Las deficientes estructurales históricas del servicio público de la educación han producido carencias educativas de instrucción entre la población adulta que no han podido ser atendidas suficientemente porque los recursos se han tenido que destinar a corregir las insuficiencias de la red escolar que atendía a niños y jóvenes.
14.2. Durante los últimos años se han llevado a cabo, no obstante, intentos significativos para crear las estructuras y programas educativos destinados a la población adulta, que, sin embargo, todavía no han alcanzado ni la dimensión ni la consistencia de que han gozado en otros países de nuestro entorno.
14.3. La Ley General de Educación y, sobre todo, el Libro Blanco que la precedió, al concebir la educación como ‹‹un proceso permanente a lo largo de la vida›› asignaba a la Educación de Adultos una función clave. Por un lado, la educación recibida en la edad infantil y juvenil se consideraba como el comienzo del aprendizaje; por otro, las estructuras y programas destinados a la educación de la población adulta debían garantizar la continuidad y enriquecimiento de los conocimientos, valores y aptitudes que la sociedad actual exige.
14.4. Las cotas alcanzadas por el desarrollo educativo de nuestro país, las necesidades que emanan de las carencias de instrucción de la población adulta, así como las que derivan de nuestra incorporación plena a Europa en un contexto de rápida transformación económica, social y cultural, aconsejan que la Educación de Adultos, en el sentido que le da el Libro Bianco de la Educación de Adultos, editado por el Ministerio de Educación y Ciencia en 1986, se incorporase a la nueva ordenación del sistema educativo de manera explícita y realista.
Campo de actuación y cooperación.
14.5. El campo de la Educación de Adultos abarca las siguientes áreas:
a) Formación orientada al trabajo ‑iniciación, actualización, reconversión y renovación de los conocimientos de tipo profesional‑.
b) Formación para el ejercicio de los derechos y responsabilidades cívicas, así como para la participación social.
c) Formación para el desarrollo personal.
d) Como fundamento esencial de todas ellas, la formación general o de base que cuando no se consiguió en la edad apropiada, constituye un requisito indispensable de tipo compensador.
14.6. La amplitud del campo, y el número prácticamente ilimitado de potenciales alumnos hacen imprescindibles lo que en otros ámbitos del sistema educativo es también conveniente: la colaboración efectiva de las Administraciones educativas con otros poderes públicos y con la iniciativa social y privada.
14.7. No obstante, las Administraciones educativas deben ser responsables, en última instancia, del buen funcionamiento de los programas educativos destinados a los adultos, sea cual fuere la instancia 1ue los promueva o financie. Esta responsabilidad, que puede ser compartida, incluye los siguientes aspectos:
La formación de educadores y formadores expertos en este.
La elaboración y difusión de recursos educativos.
El seguimiento, la evaluación y el control de instituciones o programas formativos financiados con fondos públicos o que, sin serlo, den acceso a cualquier tipo de certificado o diploma.
El papel de las Administraciones Locales.
14.8. Esta responsabilidad de las Administraciones educativas debe ser la mayor garantía para una eficaz colaboración de esfuerzos entre todos los agentes implicados en la Educación de Adultos. Si ésta era ya una exigencia ineludible hace veinte años, los cuantiosos recursos destinados hoy a uno de los aspectos de la Educación de Adultos, la formación para la inserción laboral, son un elemento que hace inaplazable la coordinación en el nivel local, coordinación de forma que existan programas conjuntos de las distintas Administraciones que intervienen en cada territorio. Esta coordinación local sólo será operativa si existe al mismo tiempo una coordinación semejante de carácter regional y nacional.
14.9. La coordinación local exige la configuración paulatina de distritos, Los Consejos Municipales y Comarcales, previstos en la LODE, pueden construir un paso decisivo en esa dirección. Las Corporaciones Municipales pueden encontrar una capacidad de intervención educativa que hasta ahora no había cristalizado. Tanto la LODE como la Ley de Bases de Régimen Local, encontrarán en el distrito una de sus concreciones más prometedoras y en la Educación de Adultos un campo privilegiado de experimentación en el que actuar prioritariamente.
El papel de las Universidades y de otras instituciones.
14.10. Los programas de formación general incluidos en la Educación de Adultos pueden ser desarrollados por los centros escolares. Los Consejos Escolares encontrarían así una forma de llevar a la práctica la función que la LODE les ha encomendado de vincular la escuela con su entorno. La progresiva asociación de los actuales centros de Educación Permanente de Adultos (EPA) con centros escolares ordinarios, permitirá a ambos alcanzar una mayor vitalidad pedagógica y desarrollar programas y materiales didácticos que redundarán en favor tanto de la población adulta como de los propios centros ordinarios y de sus órganos de gestión y participación.
14.11. El mismo esquema podría valer para la Educación Técnico‑profesional que los adultos demandan de forma creciente y que bastantes centros de Educación Permanente de Adultos intentan ofertar. Como se ha dicho en el capítulo anterior los centros que oferten la Educación Técnico‑profesional estarán abiertos a los adultos que necesiten ampliar su formación. Si los centros de Educación de Adultos colaboran con los responsables de la Educación Técnico‑profesional de su localidad, se obtendrán mejores resultados en cantidad y en calidad. La colaboración de las empresas e instituciones sería una inestimable ayuda para la formación de los adultos en paro, como lo sería también la colaboración de los centros educativos para la formación de los trabajadores en las empresas. De esta manera, la instrucción de tipo general podrá complementarse con otras de carácter profesional y éstas, a su vez, enriquecerse con elementos de formación general.
14.12. También constituyen campos importantes de la Educación de Adultos la formación de consumidores y usuarios, así como la incentivación de vocaciones empresariales nuevas.
14.13. Las Universidades españolas no han tenido hasta ahora un papel destacado en la Educación de Adultos, contrariamente a lo que sucede en muchos otros países de nuestro entorno.
Es importante, sin embargo, que se produzca una apertura en esta dirección. Se pueden señalar tres campos de intervención universitaria en la Educación Permanente de Adultos:
a) La investigación: existen importantes carencias de información sobre necesidades de cualificación, perfiles profesionales, métodos y recursos educativos para adultos. La colaboración de las Universidades con los responsables de programas regionales o locales en este campo podrá ser muy importante. La experiencia de diferentes Universidades de otros países manifiesta la utilidad de esta intervención para las propias Universidades.
b) La creación de programas formativos para la preparación de los distintos profesionales que desarrollen su actitud en este campo tan específico de la acción educativa.

c) La apertura de la Universidad hacia alumnos no universitarios. Es ésta una experiencia cada vez más extendida en países de nuestro entorno cultural y que se articula en programas conjuntos con empresas e instituciones de todo tipo. La implicación reciente de alguna Universidad española en iniciativas de este tipo es un hecho esperanzador para la Educación de Adultos en España.