Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

domingo, 16 de febrero de 2014

El psicólogo Wilhelm Reich (1897-1957).

El psicólogo Wilhelm Reich (1897-1957).
Wilhelm Reich (Dobrczynica, actual Ucrania, 1897- Lewinsburg, Pennsylvania, 1957), fue uno de los pioneros de la revolución sexual y en los años 1960 sus libros se leían tanto como los de Marcuse entre la juventud revolucionaria europea y estadounidense. Reich intentó combinar las teorías de Freud y Marx, y abogó por la liberación sexual del individuo como primer paso para la liberación política.
Tuvo una infancia desgraciada: su madre se suicidó al revelar Wilhelm su adulterio con un joven maestro y nunca se perdonó que lo hizo por celos. Estudió en Viena con Sigmund Freud pero rompió con su maestro. Pronto sus ideas avanzadas y radicales escandalizaron tanto a sus colegas que le aislaron profesionalmente. Miembro del Partido Comunista alemán, sus críticas a la línea dirigente del partido, así como a los comunistas ortodoxos, provocaron su expulsión en 1934. Reich argumentaba que la sociedad, incluido el Partido comunista, introyectaba miedo y culpabilidad en los trabajadores, para así mantenerlos sumisos y evitar una revolución radical.
Ante el ascenso del nazismo tuvo que exiliarse de Berlín a Dinamarca, donde empezó a investigar electrofisiológicamente la sexualidad y el miedo. Poco después fue declarado persona non grata, y emigró a EE UU. Allí expuso sus teorías sobre el orgón, una supuesta partícula sexual de color azul procedente del espacio y que se encontraba en toda la materia. Construyó un acumulador de orgones, caja metálica en la que el paciente se sentaba para recibir una terapia que le llevase a la liberación orgásmica. Según Reich, el acumuladortenía una temperatura más alta que otra caja similar dispuesta al lado, y eso se debía a la energía orgánica y sexual.
En 1955 las autoridades estadounidenses le condenaron a la cárcel por vender sus acumuladores sin la preceptiva licencia sanitaria de la agencia gubernamental Food and Drugs Administration. Reich no acudió al tribunal, alegando que no era un lugar para dirimir cuestiones científicas. Poco después, murió de un infarto en la cárcel.
Su figura sigue siendo controvertida. Para unos fue un genio científico y revolucionario. Para otros, un charlatán y un desequilibrado.

Fuentes.
Internet.