Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, 6 de febrero de 2014

La Iglesia Católica y su posición ante la pederastia de los eclesiásticos.

La Iglesia Católica y su posición ante la pederastia de los eclesiásticos.


La Iglesia Católica no es una organización sistemáticamente delictiva ni está repleta de pederastas, pese a que muchos anticatólicos y muchas víctimas de ella lo crean a pies juntillas. En conjunto, en una visión ecuánime, históricamente ha hecho mucho más bien que mal a la sociedad.
Pero esto no obsta a que se reconozca que muchos individuos de la Iglesia han delinquido: su historia ofrece una larguísima lista de asesinos, ladrones, violadores, corruptos, estafadores, bígamos, proxenetas y todo tipo de delincuentes. Incluso hubo en el medievo congregaciones de monjes piratas, valga como ejemplo de lo inesperado.
La Contrarreforma en el siglo XVI, al instaurar los seminarios y un mayor control de la vida de los sacerdotes y obispos, redujo mucho esa delincuencia, pero en la naturaleza del hombre está que no la erradicara. Y uno de los peores delitos, tal vez el mayor para muchos, es que incontables clérigos (el problema existe entre las monjas, aunque es mucho menor en número) han abusado sexualmente de niños y niñas. Pederastas con sotana.
Las causas principales de este gravísimo problema han sido el celibato obligatorio (que desvía los naturales deseos sexuales de un modo malsano hacia los sujetos más disponibles en su entorno); la excesiva confianza de las víctimas, de sus familiares y de la sociedad en la integridad de los eclesiásticos; la pobreza de la gran mayoría de las víctimas que les dificulta la denuncia ante la justicia; y que la respuesta institucional de la Iglesia fue hasta hace pocos años terriblemente equivocada, pues silenciaba los abusos ante la sociedad y la justicia, protegía a los pederastas y los trasladaba a otros lugares, donde casi siempre recaían en sus delitos.


Juan Pablo I bendiciendo al líder de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, ya denunciado entonces como un pederasta en serie.

Pero en la sociedad actual, crecientemente laica, que no reverencia ciegamente a la institución de la Iglesia y a sus miembros, que facilita la justicia gratuita a los ciudadanos, y que dispone de un acceso inmediato y masivo a la información, ya no es posible el ocultamiento sistemático ni mantener la impunidad  de los pederastas.
Las noticias siempre existieron pero fue sobre todo desde los años 1980-1990 que las denuncias proliferaron y aparecieron masivamente en los medios de comunicación, las condenas se multiplicaron en los tribunales, la opinión pública se escandalizó y la unidad interna de la Iglesia se quebró porque la inmensa mayoría se avergonzó del despropósito.
Parece que definitivamente ha llegado el imprescindible cambio de rumbo. Un hito fue en febrero de 2012 una importante cumbre de la jerarquía eclesiástica en Roma, dedicada a afrontar el problema de los abusos sexuales a menores. La determinación de los dos últimos Papas, Benedicto XVI y Francico I, de no esconder esta injusticia y de reparar los daños, es la mejor vía para recuperar el respeto de los fieles y de los que no lo son.
Opiniones.
El editorial de “El País” (11-II-2012) se titula acertadamente Hacia la curación:
‹‹Después de tanta infamia y ocultación, la Iglesia de Roma muestra señales de su decisión de pedir perdón y afrontar el escándalo de los abusos sexuales en su seno. El simposio celebrado esta semana en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma avala la sinceridad con la que Benedicto XVI declaró la guerra a esta lacra al poco de acceder al Papado hace ya siete años y, aunque aun cabe preguntarse por qué el Vaticano ha reaccionado últimamente con tanta arrogancia y virulencia frente a las autoridades civiles cuando estas han intentado frenar la impunidad con la que han actuado obispos y sacerdotes en general, lo cierto es que este simposio ha visualizado los pasos hacia adelante que, venciendo resistencias internas, está dando la jerarquía católica en este sentido. Los representantes de 110 conferencias episcopales han escuchado a las víctimas y han tenido que aceptar que la pederastia no solo es un pecado, sino también un delito hacia el cual, en consecuencia, no caben más encubrimientos.
Este cónclave es un acto de justicia y quizá también de supervivencia. La pederastia le ha costado a la Iglesia católica 2.000 millones de dólares en indemnizaciones y una pérdida importante de vocaciones y feligreses. El origen está en la hipocresía y la pésima gestión del escándalo en el pasado, que ha afectado a decenas de miles de víctimas (100.000 solo en Estados Unidos). Pero el arrepentimiento y la tolerancia cero no es la solución definitiva a los males que aquejan a la Iglesia romana. La raíz del problema seguramente se encuentra en esa irracional y malsana demonización que pesa en su seno sobre la mujer y las relaciones sexuales. El título del simposio de Roma, Hacia la curación y la renovación, no puede ser más adecuado. A este gran enfermo le queda un largo camino por recorrer: limitarse a atajar los síntomas no garantiza su recuperación.››

Bedoya, en Clamoroso silencio en España, “El País” (22-IX-2012), explica:
‹‹La buena voluntad de Benedicto XVI cuando ordenó tolerancia cero con los eclesiásticos pederastas está siendo arruinada por el episcopado en muchos países. El Papa se muestra incapaz de cumplir la promesa más sonada: no solo iba a acabar con la corrupción sexual, sino que también apartaría a los encubridores, en su mayoría miembros de la jerarquía. No lo ha hecho. La realidad es tozuda. Surgen nuevos casos de abusos sexuales en centros educativos católicos, y muchos prelados, en lugar de combatirlos, solo los afrontan cuando la prensa o la justicia locales llevan tiempo investigándolos.
También suelen reaccionar con un indecente ¡Y tú más!. Así ocurrió en España. Peor aún. El cardenal Antonio Cañizares, exprimado de Toledo y ahora presidente de la Pontificia Congregación para el Culto, tiene la idea de que las informaciones sobre abusos sexuales entre el clero son una cortina de humo. Nos atacan para que no se hable de Dios; peor es el aborto, dijo hace dos años. Con la misma displicencia se ha expresado nada menos que el secretario de Estado de la Santa Sede, Tarcisio Bertone, número dos del Papa. Hay personas que intentan desgastarnos, pero la Iglesia cuenta con la ayuda de lo Alto, se justificó el cardenal italiano.
La Iglesia australiana ha pedido perdón con una profunda vergüenza. Antes lo han hecho los episcopados de Irlanda, Holanda, Alemania y Estados Unidos. En España, la Conferencia Episcopal que preside el cardenal Antonio María Rouco no ha reaccionado cuando ha habido denuncias, abundante, e incluso condenas judiciales, tambien copiosas. Voces no oficiales pero sí relevantes sostienen que en España no serviría de nada una petición de perdón o el reconocimiento de las culpas que procedan, sino, al contrario, tal actitud sería aprovechada por los enemigos de la Iglesia para seguir desprestigiándola.
Suele decirse que no hay en España un escándalo de las colosales proporciones de la Iglesia católica en Irlanda un millar de casos de violaciones, abusos sexuales y sevicias a niños y niñas, o en la de Estados Unidos. No es verdad. Fue en España donde prosperó el principal foco de pederastas de los últimos 50 años. Ocurrió en los seminarios de los Legionarios de Cristo, para asentarse más tarde en el corazón del Vaticano. El fundador legionario, Marcial Maciel, se movía como pez en el agua por España y en la Santa Sede, y gozó de íntima amistad con Juan Pablo II. Muchas de sus víctimas fueron alumnos del seminario de Ontaneda (Cantabria), sometidos también a vejaciones por otros sacerdotes del grupo.
Pese a todo, una cierta pasividad de los medios de comunicación la mayoría por convencimiento, otros por temor a ser tachados de anticlericales furibundos, conduce a creer que no ha habido en España tantos casos como en Irlanda. Tampoco es cierto. Han abundado las denuncias pese a la política de secretismo de la jerarquía y hay varios sacerdotes en la cárcel. ¿Reacción de los obispos? Mantenerlos en el cargo hasta el ingreso en prisión. Lo hizo el de Córdoba con José Domingo Rey Godoy, expárroco de Peñarroya, condenado por abusar de seis niñas.
Uno de los casos ha afectado incluso al cardenal Rouco en Madrid, obligado a pagar una indemnización de 30.000 euros por responsabilidad civil tras la condena de Rafael Sanz Nieto a dos años de cárcel por abusar de alguno de sus monaguillos.››

Posteriomente, Juan G. Bedoya, ha actualizado en No escarmentaron  [“El País” (6-II-2014)] los persistentes errores de la cúspide de la Iglesia al afrontar este pavoroso problema:
‹‹De aquellos polvos vienen estos lodos. Cuando Juan Pablo II llamó a los cardenales de EE UU, en abril de 2002, para afrontar juntos en el Vaticano la avalancha de denuncias de pederastia, quedó claro que la jerarquía católica no iba a escarmentar. “Somos pastores, no policías”, se justificó el prelado de Boston. Peor fue lo dicho por el primado de Toledo, el cardenal Cañizares. “No es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios con los millones de vidas destruidas por el aborto”, escribió quien ahora es ministro de Francisco. Ratzinger, futuro Benedicto XVI, de visita aquellos días en la Universidad Católica de Murcia, reaccionó con esta parrafada: “Estoy convencido de que la presencia mediática constante de los pecados de los sacerdotes es una campaña planeada. El porcentaje de esos escándalos no es más alto que en otras categorías profesionales, e incluso es menor. Hay un deseo expreso de desacreditar a la Iglesia”.
No faltaron voces que achacaron la campaña a una venganza del presidente de EE UU George W. Bush contra Juan Pablo II por haber condenado la guerra de Irak. La verdad ha sido tozuda: algunas diócesis se han declarado en bancarrota por las indemnizaciones que han pagado a las víctimas a cambio de desistir de procesos penales contra los abusadores.
Conviene recordar la miseria de aquellas reacciones para ver que el Vaticano no ha variado de estrategia. Se vio a mediados de enero pasado en Ginebra, con el detestable “y tú más” de su portavoz ante el Comité de la ONU de los Derechos del Niño. Francisco perdió allí la oportunidad de imponer un mensaje de intransigencia severa. Él mismo se ha relajado. Ha creado una comisión. Lo suelen hacer los malos políticos cuando faltan ganas de llegar a la raíz de los problemas. Cómo explicar, si no, que los Legionarios de Cristo, la fundación del notorio pederasta Maciel, esté celebrando en Roma capítulo general en olor de aplausos y durante semanas (el verbo celebrar no es casual), cuando lo normal habría sido su suspensión, por delitos cometidos durante décadas y para asegurar una depuración y, por qué no, un escarmiento.
Si la memoria libera al hombre de la brutalidad, no vendría mal al clero de toda confesión una lectura de A. M. D. G. La vida en los colegios de jesuitas, la novela autobiográfica de Pérez de Ayala, que tanto escándalo causó en su tiempo y más tarde. Acaba de cumplirse su centenario. Ad maiorem Dei gloriam (AMDG) quiere decir “a la mayor gloria de Dios”. Era la divisa de los colegios de jesuitas. Se suponía que los terribles abusos que Pérez de Ayala sufrió como estudiante en Gijón no podían repetirse. La ONU no está tan segura.››

Fuentes.
Películas.
El club (2015). Chile. Dirección: Pablo Larrain. 98 minutos. Un grupo de cinco sacerdotes pederastas, desterrados en un centro religioso. Reseña de Boyero, Carlos. En el corazón de la perversión. “El País” (9-X-2015) 32.
Spotlight (2015). EE UU. Género: drama. Duración: minutos. Dirección: Thomas McCarthy. Intérpretes: Mark Ruffalo, Stanly Tucci. Guión: . Música: . Fotografía: . Montaje: . La investigación del diario “Boston Globe” sobre los abusos de curas a niños en la diócesis de Massachussets, publicada en 2002. Koch, Tommaso. Juicio sumarísimo al cura pederasta. “El País” El Viajero 879 (4-IX-2015) 28.

Artículos.
Ordaz, Pablo. La Iglesia mira cara a cara a las víctimas de abusos sexuales. “El País” (7-II-2012) 32. Un simposio en Roma reúne a la jerarquía católica y a los afectados por los abusos de eclesiásticos.
Ordaz, Pablo. ‘Las mismas manos que abusaban de mí me daban de comulgar’. “El País” (8-II-2012) 34. Una mujer agredida a los 13 años narra su calvario ante la jerarquía eclesiástica.
Díaz-Roig, L. El Vaticà anima a denunciar els pederastes. "Ara" (9-II-2012) 11.
Ordaz, Pablo. La Iglesia da un giro copernicano ante los abusos: ‘Los curas, al juez’. “El País” (10-II-2012) 33. La cumbre eclesiástica contra la pederastia declara a las víctimas como la prioridad y se prepara una estrategia para atajar el problema.
Redacción (editorial). Hacia la curación. “El País” (11-II-2012) 26.
Ordaz, Pablo. La pederastia acosa otra vez a los Legionarios de Cristo. “El País” (12-V-2012) 38.
Bedoya, Juan G. Ni castos ni cautos. “El País” (12-V-2012) 38.
Bedoya, Juan G. Objetivo: recuperar España para la Iglesia romana. “El País” (15-VI-2012) 36-37.La pederastia es un problema que ha lastrado a la Iglesia durante los últimos años.
Fraijó, Manuel. ¿Quién evangelizará a los evangelizadores? “El País” (15-VI-2012) 36.
Pintos, Margarita. Los ‘pastores’ se comportan como lobos. “El País” (15-VI-2012) 37.
Sáiz, Eva. Condenado en EE UU un obispo por encubrir abusos. “El País” (8-IX-2012) 34.
Agencia EFE. La Iglesia Católica admite 620 casos de pederastia en Australia. “El País” (22-IX-2012) 34.
Monge, Yolanda. La Iglesia de EE UU aparta a un cardenal y elata a 124 curas por abusos sexuales. “El País” (2-II-2013) 38.
Sahuquillo, María R. Benedicto XVI ha luchado para poner fin a la impunidad de los pederastas. “El País” (12-II-2013) 13.
Oppenheimer, Walter. El Vaticano fuerza la dimisión de un cardenal acusado de acoso sexual. “El País” (26-II-2013) 6. Dimite el cardenal escocés Keith O’Brien.
Ordaz, Pablo. Benedicto XVI promete obedecer al papa. “El País” (1-III-2013) 2-3.
Arias, Juan. ¿Una Iglesia con dos papas? “El País” (1-III-2013) 4-5.
Bedoya, Juan G. Una mariposa contra el caos. “El País” (1-III-2013) 4.
Tamayo, Juan José. Amnesia colectiva. “El País” (1-III-2013) 5. Una crítica a Ratzinger.
Galán, Lola. El legado del papado ‘interruptus’. “El País” (1-III-2013) 6.
Manresa, Andreu. La Iglesia expulsa a un cura antes de la condena penal por abusos. “El País” (22-III-2013) 36.
Bedoya, Juan G. El Papa pide ‘decisión’ contra la pederastia. “El País” (6-IV-2013) 36.
Ordaz, Pablo. El papa Francisco endurece las penas contra la pederastia. “El País” (12-VII-2013) 8.
Ordaz, Pablo. Benedicto XVI asegura que nunca encubrió la pederastia en la Iglesia. “El País” (25-IX-2013) 34. Desde su retiro romano desmiente las acusaciones.
Ordaz, Pablo. La gran prueba de los Legionarios. “El País” (9-I-2014) 36-37. El escándalo de pederastia afecta a los Legionarios de Cristo del padre Marcial Maciel.
Bedoya, Juan G. Reforma, ruptura o liquidación de existencias. “El País” (9-I-2014) 36.
Sahuquillo, María R. La Iglesia calla ante la ONU sus abusos. “El País” (17-I-2014) 32-33.
Santaeulalia, Inés. ‘No quieren que haya rendición de cuentas ni transparencia’. “El País” (17-I-2014) 33.
Bedoya, Juan G. Francisco ha perdido una oportunidad. “El País” (17-I-2014) 33.
Ordaz, Pablo. La ONU exige al Papa que entregue a los pederastas y blinde a los niños. “El País” (6-II-2014) 36-37.
Ordaz, Pablo. Francisco tiene la palabra. “El País” (6-II-2014) 37.
Bedoya, Juan G. No escarmentaron. “El País” (6-II-2014) 36.
Ordaz, Pablo. Los Legionarios solo piden perdón y el Papa calla. “El País” (7-II-2014) 36-37.
Carranco, Rebeca. Detenido un párroco por abusar de tres hermanos. “El País” (7-II-2014) 37. Otro caso en Cataluña.
Ordaz, Pablo. El Vaticano pide paciencia. “El País” (8-II-2014) 37. Se pide tiempo para afrontar el problema de la pederastia.
Santaeulalia, Inés. Sara Oviedo / Coautora del informe de la ONU sobre el Vaticano. ‘La pederastia está tan enraizada que la Iglesia teme una hecatombe’. “El País” (15-II-2014) 30. Sara Oviedo Fierro (Ecuador, 1952).
Santaeulalia, Inés. Las víctimas del clero tienen el perdón pero claman justicia. “El País” (23-II-2014) 40.
Santaeulalia, Inés. Joaquín Aguilar / Abogado. ‘Muchas vidas se echaron a perder’. “El País” (23-II-2014) 40. Un caso en México.
Oppenheimer, W. Graham Wilmer / Escritor y asesor. ‘La Iglesia se está lavando la cara’. “El País” (23-II-2014) 41. Un caso en Inglaterra.
Saiz, Eva. Mark Crawford / Gerente. ‘Quisieron darme dinero a cambio de mi silencio’. “El País” (23-II-2014) 41. Un caso en EE UU.
Ordaz, Pablo. El Papa incluye una víctima en la lucha contra los abusos. “El País” (23-III-2014) 40.
Ordaz, Pablo. El Papa: ‘Pido perdón humildemente por los abusos sexuales del clero’. “El País” (8-VII-2014) 34. Las excusas más claras y rotundas ofrecidas por un Papa.
Ordaz, Pablo. El papa Francisco admite que el 2% de los sacerdotes son pedófilos. “El País” (14-VII-2014) 34.
Ordaz, Pablo. El Papa ordena arresto domiciliario para el exprelado polaco acusado de pederastia. “El País” (24-IX-2014) 39.
Ordaz, Pablo. El Papa lanza su campaña contra pederastas y cómplices en la Iglesia. “El País” (28-IX-2014) 42.
Martín-Arroyo, J. La Iglesia aprecia ‘apariencia delictiva’ en el ‘caso Romanones’. “El País” (27-VII-2015) 26-27.
Bedoya, Juan G. Tolerancia cero con la pederastia según y cómo. “El País” (27-VII-2015) 27.
Ordaz, P. El Papa promete justicia a las víctimas de abusos. “El País” (28-IX-2015) 6.
Vidal-Folch, Xavier. Curas pederastas. “El País” (16-II-2016) 2. Liga esta lacra al celibato obligatorio de los sacerdotes.
Cañas, Gabriela. La Iglesia francesa, acusada de tapar casos de pederastia. “El País” (16-III-2016).
Ordaz, P. El Papa echará a obispos que oculten abusos sexuales. “El País” (5-VI-2016).
Cañas, Gabriela. La Iglesia francesa pide perdón por su silencio ante la pederastia. “El País” (8-XI-2016). Surgen nuevos escándalos.
Verdú, Daniel. Otra víctima dimite de la comisión vaticana sobre abusos. “El País” (2-III-2017).
Cué, C. E. El caso del cura pedófilo que desafía al Papa. “El País” (30-IV-2017). El sacerdote argentino Julio Grassi ha sido condenado a 15 años de prisión por abusos sexuales, que le facilitaba su poder como director de la Fundación Felices los Niños. Los escándalos se suceden a su alrededor.
Cué, C. E.; Rivas, F. Infierno en la ‘casita de Dios’. “El País” (14-V-2017). Muchos menores fueron violados en un centro de la Iglesia en Argentina.
Verdú, D. Las grietas en el muro contra la pederastia. “El País” (2-VII-2017). Críticas por la pasividad de la Iglesia frente a las acusaciones de pederastia al cardenal australiano George Pell.

Mars, A. Phil Saviano. ‘Para que un niño cuente los abusos, debe saber que nadie le juzgará’. “El País” (18-VII-2017). Primer denunciante de los abusos sexuales por sacerdotes en Boston.

España.
Bedoya, Juan G. Clamoroso silencio en España. “El País” (22-IX-2012) 34.
Gil, Joaquín. Cinco años de cárcel para un cura de Valencia por abusar de dos menores. “El País” (1-XI-2013) 39.
Sahuquillo, María R. Miguel Hurtado / Psiquiatra. ‘Si no se denuncia, los abusos seguirán ocurriendo’. “El País” (23-II-2014) 41. Un caso en Barcelona.
Cortés, Valmé. El Papa fuerza la investigación de 10 curas por pederastia en Granada. “El País” (18-XI-2014) 34.
Bedoya, J. G. ¿Y los encubridores? “El País” (18-XI-2014) 34.
Hernández, J. A. El joven que pidió ayuda al Papa sufrió graves ataques sexuales. “El País” (19-XI-2014) 34.
Cortés, Valme. El subdelegado del Gobierno descarta que se trate de una red de pederastas. “El País” (19-XI-2014) 34.
Hernández, J. A. Los curas sospechosos de pederastia en Granada actuaban como una secta. “El País” (20-XI-2014) 36.
Hernández, J. A. Roma verificó a fondo la denuncia contra los sacerdotes pederastas. “El País” (21-XI-2014) 38.
Bedoya, J. G. Benedicto XVI impuso la ‘tolerancia cero’ contra las abusos sexuales. “El País” (18-XI-2014) 35.
Editorial. La llamada del Papa. “El País” (21-XI-2014) 34.
Hernández, J. A. Investigados 19 pisos del clan de curas sospechosos de pederastia. “El País” (22-XI-2014) 39.
Bedoya, J. G. Francisco ignoró a la Conferencia Episcopal. “El País” (22-XI-2014) 39.
Hernández, J. A. ‘Querido santo padre: también cometieron abusos con un amigo’. “El País” (24-XI-2014) 32-33.
Cortés, Valme. Detenidos tres curas y un laico en Granada por abusos sexuales. “El País” (25-XI-2014) 35.
Hernández, J. A. Un segundo monaguillo acusa a los curas de Granada de pederastia. “El País” (26-XI-2014) 40.
Ordaz, Pablo. El Papa: ‘Vivo esto con dolor. Pero la verdad es la verdad y no debemos esconderla’. “El País” (26-XI-2014) 40.
Hernández, J. A.; Cortés, V. Los detenidos por pederastia en Granada evitan la prisión. “El País” (27-XI-2014) 42.
Álvarez, P.; Monserrat, C. El Arzobispado de Zaragoza investiga un posible caso de acoso. “El País” (28-XI-2014) 36. El párroco de Épila acusa a un diácono de calumniarle por no ser ordenado.
Cortés, V. Los acusados de abusos de Granada no entienden que les denunciaran. “El País” (28-XI-2014) 37.
Albert, Manuel. Un cura condenado por pederastia trabaja para la diócesis de Córdoba. “El País” (28-XI-2014) 37.
Ordaz, Pablo. El poder de un papa con un teléfono. “El País” (28-XI-2014) 37.
Gómez, Luis. Sin apenas condenas por pederastia, en el nombre del señor. “El País” Semanal 1.993 (7-XII-2014) 10.
Honorato, Víctor. Detenido en Madrid el líder de una sexta por numerosos abusos sexuales. “El País” (12-XII-2014) 22. Los responsables de la secta católica Orden y Mandato de San Miguel Arcángel abusaban de sus miembros.
Espinosa, Pedro. Juicio al exdirector de un centro salesiano por abusar de 12 niños. “El País” (13-XII-2014) 22.
Honorato, Víctor. El juez envía a prisión al líder de la secta acusado de abusos sexuales. “El País” (15-XII-2014) 16.
Honorato, Víctor. Familias de fieles a una secta piden a la Iglesia que los salve. “El País” (18-XII-2014) 22. Los ‘miguelianos’ se resisten a volver a sus casas.
Ramoneda, Josep. La Iglesia y el crimen. “El País” Domingo (21-XII-2014) 13.
Honorato, V. Liquidada la secta implicada en abusos. “El País” (23-XII-2014) 38.
Gil, Joaquín. Imputado un cura de Badajoz por presuntos abusos a un niño. “El País” (22-I-2015) 34.
Gil, J. La cara oculta del padre Donoso. “El País” (27-I-2015) 31.
Cortés, Calme. El juez imputa a 12 personas por los abusos a menores de Granada. “El País” (28-I-2015) 32.
Ordaz, P. El Papa a los obispos: ‘No hay sitio en la Iglesia para los pederastas’. “El País” (6-II-2015) 32.
Bedoya, Juan G. Acabáramos. “El País” (6-II-2015) 32.
Pontevedra, S. R. La transformación del fraile del Camino. “El País” (16-III-2015) 24. Detenido el famoso franciscano José Quintela, fraile en O Cebreiro.
Ordaz, P. El Papa crea un tribunal par ajuzgar a los obispos que encubran pederastia. “El País” (11-VI-2015) 4.
Ordaz, P. El Vaticano juzgará por pederastia a un exarzobispo. “El País” (16-VI-2015) 5.

Congostrina, A. L. ‘Ahora entiendo que no era normal que me tocaran’. “El País” (14-II-2016) 28. Denuncia múltiple por abusos sexuales repetidos en el colegio de los Maristas de Barcelona.
González Harbour, Berna. La depravación sexual de un párroco, impune. “El País” (4-II-2017). José Manuel Ramos Gordón abusó de numerosos niños seminaristas y solo ha sido apartado un año de su parroquia.

Gil, Joaquín. Un tribunal condena a 17 años a un cura de Badajoz que abusó de dos niños. “El País” (17-XI-2017).

No hay comentarios: