Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 3 de febrero de 2014

V. El neoplatonismo.

V. EL NEOPLATONISMO.
1: Plotino y el neoplatonismo.
Plotino (205-270), viajero por Persia y la India, psicólogo, esteta, místico, el último gran racionalista helénico, inspirador del teocentrismo medieval, es desde su establecimiento en Roma en 245 el adalid del neoplatonismo, de la vuelta a Platón (junto a Aristóteles y los estoicos), con una lectura crítica que le supera. Su importancia es doble, por su influencia en la alta sociedad pagana romana (como Juliano el Apóstata un siglo después) y porque permite incorporar los temas y las formas clásicas al balbuciente cristianismo.
Sus obras estéticas principales, formando parte de las Eneadas, son: Tratado de lo bello, y Tratado de la belleza inteligible, de tesis platonianas en lo esencial pero con unas importantes diferencias.
Mientras Platón concebía el Universo como una pirámide jerárquica, con las Ideas dominando a las Formas sensibles y consideraba a las Ideas como encarnación del Bien, la Verdad y la Belleza absolutos, Plotino introduce un matiz: asimila la Idea al Dios Unico, impersonal, origen de todo, un Dios que será en sí mismo el Bien, la Verdad y la Belleza absolutos.
Otro concepto propiamente plotiniano será el de la emanación, de modo que todo emana de la Luz (Dios), de lo que sigue que «lo bello es lo que brilla». Si el hombre desea una visión de Dios, de la verdadera belleza, debe cumplir un proceso de introspección buscando la belleza en su propia alma. Porfirio, discípulo de Plotino, «decía de su maestro que caminaba como quien se siente avergonzado de tener cuerpo» [Pevsner. Breve historia de la arquitectura europea: 22.].
Estas teorías no rehusan la belleza sensual (Plotino admira las artes visuales y no usa la música o la literatura para dar ejemplos), pero reducen su valor, pues consideran al arte como una sombra de la Idea. Así, el arte debe tener una función moral, como escalón para alcanzar la verdadera belleza, de modo que el hombre debe al­zarse sobre la mera belleza física si no quiere perder su alma.
En suma, para Plotino el fin supremo del alma humana es liberarse de la inclinación hacia lo sensible, pues por naturaleza pertenece a un mundo más alto. Deberá purificarse el cuerpo (catarsis), si bien Eros puede llevar a la Belleza suprasensual a través de la belleza sensual, que no es negativa, sino cuando se confunde con su soporte material.

2: Las Enéadas y sus ediciones.

3: Plotino, intérprete de la ontología de Platón.

4: Unidad y emanación.

5: La escuela neoplatónica.
La influencia de la teoría neoplatónica será evidente en la Patrística, y durará hasta el mismo siglo XIII.
El neoplatónico Proclo (siglo V dc) escribió unos comentarios de Platón.

6: Hypatia
Hypatia (355-415), la última filósofa pagana..

Antón, Jacinto. Hypatia, la otra gran ajejandrina. “El País” (9-X-2009) 31.