Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, 16 de mayo de 2014

China: Defensa y política exterior.

China: La defensa y la política exterior.

Mapa de conflictos territoriales de China. Fuente: Reinoso, José. Las ambiciones territoriales de Pekín elevan la tensión. “El País” (15-V-2014) 4-5. [http://internacional.elpais.com]

En los últimos años China desarrolla una política exterior ambiciosa, que confirma ‘el despertar del gigante’, está guiada por los principios de búsqueda de la estabilidad y la seguridad, con los claros objetivos de reincorporar Taiwán a largo plazo, mantener el equilibrio político-militar en en sus zonas fronterizas del Lejano Oriente con Rusia y las bases de EE UU en Corea del Sur y Japón, y mantener su influjo político en sus grandes áreas de interés comercial, esto es, los mercados para sus exportaciones en Asia, EE UU y Europa, y las fuentes de suministro de recursos naturales (energía y materias primas) en Oriente Próximo, África y Latinoamérica, amén de lograr un equilibrio de poder en Asia y el Pacífico. Pero tantos objetivos a la vez implican que cada vez esté más extendida una visión crítica de la expansión china en el Tercer Mundo. Pese a ello mantiene un programa de armamento militar muy ambicioso, aunque todavía muy alejado en sus logros del nivel estadounidense o ruso.
China se ha resistido históricamente a reconocer el derecho de intervención internacional en los asuntos internos de los países, sean dictaduras o no, lo que le ha llevado a alinearse con países no democráticos como Corea del Norte o Irán, y a mantener posturas tibias ante la represión en Libia o Siria, pero desde 2011 ha variado ligeramente esta tendencia, consciente de que cuando llegan los cambios de regímenes políticos los nuevos gobernantes la ven como una aliada de los anteriores.
Puntos calientes a corto plazo son las fronteras con India (todavía hay pendiente un arreglo definitivo sobre zonas del Himalaya, aunque no hay visos de conflicto), Corea del Norte (la precaución ante una avalancha humana si cae el régimen norcoreano), Taiwán (la pugna por recuperar la soberanía se pospone a un futuro incierto) y la controversia sobre la soberanía, la peor con Japón sobre un archipiélago (Diayou/Senkaku) minúsculo en el Mar de la China al norte de Taiwán, y con Filipinas, Vietnam y Malaisia sobre otro puñado de islas (Paracelso y Spratly) en el Mar de China Meridional.


Islas Diayou (chino) / Senkaku (japonés).

Mar de China Meridional, con las islas Paracelso y Spratly.

Resultado de imagen de China, spratly
Base militar china en Spratly. 

Bastenier, en El ‘regreso’ del imperio [“El País” (27-V-2015)] resume la actualidad de la política exterior china, apoyada en su capacidad financiera, pero a la que le falta competitividad como potencia cultural:
‹‹China es tan antigua que para todo hay precedente. Y en este siglo protagoniza una formidable descubierta cuyo horizonte es el mundo entero. El desenclavamiento de Pekín lo inició Mao, pero estaba muy ocupado dando un gran salto hacia adelante, por lo que el segundo y positivo aliento le cupo a Deng Xiaoping, ya los años 90, y a sus sucesores, notablemente Xi Jinping, que han proseguido una razzia que les ha llevado a África, poner pie en Europa, y desembarcar con una billetera sin fondo en América Larina. Pero China reanuda hoy lo que brevemente experimentó hace 500 años.
La política exterior china es un todo interconectado en el tiempo y el espacio. A comienzos del siglo XV el emperador Yongle dispuso que la mayor flota hasta entonces conocida partiera al reconocimiento del planeta. El almirante Cheng Ho llegó hasta el mar Rojo y las costas africanas del Índico, pero otro emperador, solo unas décadas más tarde, canceló su séptima expedición y mandó destruir la escuadra. China iniciaba, así, una permanencia sobre el propio terreno a la que solo el comunismo-capitalista ha puesto término. Y Pekín parece ávido de comprarlo todo. En la última década ha desembolsado más de 100.000 millones de dólares en América Latina,construye islotes artificiales que albergarán bases militares en sus costas; planea con Brasil y Perú un ferrocarril entre los océanos Atlántico y Pacífico; mediante una firma que se dice privada (HKND), comenzará a excavar un canal a través de Nicaragua que compita con la vía panameña; y su primer ministro, Li Keqiang, de visita en Brasil, Perú, Colombia y Chile, prometía recientemente una inversión de 250.000 millones en los próximos 10 años.
China es ya, todavía tras EE UU, el segundo socio comercial de Iberoamérica, a donde envía un 30% de sus exportaciones y recibe el 25% de las importaciones. Esa relación ha sido particularmente intensa con Venezuela, Ecuador y Bolivia, los bolivarianos, y últimamente, con Argentina, Brasil, Colombia y Perú. Para que nadie se llame a engaño, Pekín ha calificado su capacidad crediticia y de inversión de herramienta diplomática, y para subrayar el factor intemporal de su política exterior, el propio Jinping hablaba de esa conexión con América Latina como una nueva rura de la seda, la vía comercial terrestre que unía a paso de camello China con la Europa de Marco Polo. Y todo ello pensado para un espectador que también es rival aún hegemónico: EE UU, que se debate entre embarcarse en una nueva guerra terrestre en Asia para combatir al Estado Islámico o contemplar cómo las fuerzas iraquíes dejan el campo libre a los yihadistas. Demasiados frentes para un presidente Obama, que se quería de prudencia en el repliegue.
¿Significa todo ello que el siglo XXI será el de China y que el Pacífico vaya a desbancar definitivamente al Atlántico como océano universal? Un elemento puede faltar, sin embargo, en esa colonización geopolítica: el soft power (poder blando), que como capital simbólico, en terminología de Pierre Bourdieu, ha sido un eje del señoreo norteamericano en el mundo. Cuando China fabrique su Humphrey Bogart y su Scott Fitzgerald, habrá que pensarlo todo de nuevo.››

Fuentes.
Internet.
Bustelo Gómez, Pablo. El ascenso económico de China: implicaciones estratégicas para la seguridad global. 2007. 38 pp. [http://www.ucm.es/info/eid/pb/Bustelo%20-%20CESEDEN09china.pdf]
Artículo sobre la pugna internacional respecto a la soberanía de las islas Spratley [http://www.diplomaticosescritores.org/revistas/21_3.htm]


Conferencias.
Bustelo, Pablo. China. ¿Hacia qué supremacía global? Conferencia (3-II-2011).  Fundación Juan March de Madrid.

Artículos.
Ubide, Ángel. China, a la conquista de África. “El País” (30-XII-2006) 66.
Araújo, Heriberto; Cardenal, Juan Pablo. El mundo chino ya está aquí. “El País” (11-II-2011) 29. Una visión crítica de la expansión china en el Tercer Mundo.
Reinoso, José. China incrementa el gasto militar. El gran hermano en Pekín. “El País” (5-III-2011) 12.
Reinoso, J. China se opone a una intervención en Libia y pide una solución negociada a la crisis. “El País” (9-III-2011) 4.
Reinoso, J. China y Japón estrechan lazos financieros. “El País” (28-XII-2011) 20. Ambos países comerciarán con sus propias monedas en lugar de dólares.
Reinoso, J. China busca en el Golfo alternativas a su relación estratégica con Irán. “El País” (12-I-2012) 4. Wen Jinbao viaja a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Catar.
Agencia Reuters. Wen Jiabao expresa su apoyo a los cambios en el mundo árabe“El País” (16-I-2012) 8. Por primera vez China manifiesta su apoyo a la ‘revolución árabe’, aunque sin referirse a Siria o Irán, ni aceptar el derecho de ingerencia en los asuntos internos de los países.
Editorial. Ascenso militar. “El País” (12-III-2012) 26. China aumenta el presupuesto militar.
Leonard, Mark. El gran divorcio chino-norteamericano. “El País” (14-IX-2012) 27.
Reinoso, J. La tensión entre China y Japón se dispara. “El País” (18-IX-2012) 2-3. Disputa por un pequeño archipiélago.
Bassets, Lluís. Europa desde China. “El País” (20-IX-2012) 4.
Redacción. La potencia naval del siglo XXI. “El País” (9-XI-2012) 5.
Colombani. Jean-Marie. China quiere la primacía. “El País” (13-XI-2012) 10. China quiere que el siglo XXI sea el de su dominio mundial.
Reinoso, José. China quiere los mares de Asia. “El País” (14-XII-2012) 8.
Reinoso, J. Las provocaciones de Pyongyang abren una brecha en la alianza con Pekín. “El País” (4-III-2013) 3.
Reinoso, J. China intenta abrirse paso en el mundo como potencia diplomática. “El País” (10-V-2013) 4. La posición china sobre los conflictos de Oriente Medio.
Reinoso, J. China recela del nacionalismo japonés. “El País” (7-VIII-2013) 6.
Galarraga, Naiara. China acosa a Noruega por el Nobel de la Paz al disidente Liu Xiaobo. “El País” (23-XI-2013) 4. El régimen chino utiliza la diplomacia y el comercio para presionar a los países que denuncian sus carencias democráticas o molestan sus principales intereses, como revelan sus represalias políticas y comerciales contra España (que se incrementarán tras el enjuiciamiento que la Audiencia ha emprendido contra líderes chinos por el genocidio en Tíbet), Turquía, Japón, Reino Unido, Alemania o Noruega.
Monge, Yolanda. Dos B-52 de EE UU desafían los límites fijados por China. “El País” (27-XI-2013) 13.
Bassets, Lluís. Termodinámica. “El País” (28-XI-2013) 8. Crece la tensión alrededor de China.
Higueras, Georgina. Al rojo vivo en el mar de China. “El País” (29-XI-2013) 5. China, EE UU, Japón y Corea del Sur se hacen presentes en la zona.
Landler, Mark (“The New York Times”). Pequín obliga Obama a exhibir la seva estratègia asiàtica. “Ara Balears” (29-XI-2013) 18-19.
Editorial. Inaceptable escalada. “El País” (5-XII-2013) 30. China tensa demasiado la cuerda en el Mar de China.
Ben Ami, Shlomo. El ascenso de un gigante inseguro. “El País” (9-XII-2013) 35-36.
Moisi, Dominique. La falta de ‘realpolitik’ en Rusia y China. “El País” (12-I-2014) 35. El politólogo critica la falta de liderazgo constructivo de Rusia y China.
Torreblanca, José Ignacio. Tensión en el mar de China. “El País” (14-III-2014) 8.
Gualdoni, Fernando. El valor de Xinjiang. “El País” (7-V-2014) 3. La región autónoma es importante por su situación geoestratégica en Asia Central, para el suministro de energía y el comercio exterior.
Reinoso, J. Las ambiciones territoriales de Pekín elevan la tensión. “El País” (15-V-2014) 4-5.
Reinoso, J. Barry Sautman / Analista de la Universidad de Hong Kong. ‘China es ahora más firme en sus disputas porque tiene una Armada más poderosa’. “El País” (15-V-2014) 4.
Reinoso, J. El recelo hacia China crece en Asia. “El País” (16-V-2014) 2-3.
Vidal Liy, Macarena. Rusia y China estrechan relaciones pero no cierran el acuerdo sobre el gas. “El País” (21-V-2014) 2.
Vidal Liy, M. Rusia y China sellan la alianza del gas. “El País” (22-V-2014) 2-3.

Vidal Liy, M. India y China comienzan el deshielo en sus relaciones bilaterales. “El País” (9-VI-2014) 10.
Vidal Liy, M. China se distancia de Corea del Norte y estrecha lazos con el Sur. “El País” (4-VII-2014) 4.
Vidal Liy, M. China pone la mirada en Latinoamérica. “El País” (13-VII-2014) 2-3. Segunda gira del presidente Xi en un año.
Vidal Liy, M. Unos intercambios multiplicados por 22. “El País” (13-VII-2014) 2.
Vidal Liy, M. China da un salvavidas a Argentina. “El País” (20-VII-2014) 11. Firma una veintena de convenios para construir infraestructuras.
Nye Jr., Joseph. Las nuevas funciones del Viejo Mundo. “El País” (21-VII-2014) 27-28.
Espinosa, Á. El primer inversor en el crudo iraquí. “El País” (1-XI-2014) 4.
Vidal Liy, M. China refuerza su influencia económica en Afganistán ante la salida occidental. “El País” (1-XI-2014) 4.
Vidal Liy, M. China demuestra su liderazgo global en la cumbre de Asia-Pacífico. “El País” (11-XI-2014) 2.
Vidal Liy, M. China logra un espaldarazo a su plan para liberalizar el comercio en Asia. “El País” (12-XI-2014) 2.
Vidal Liy, M. China se apoya en Rusia para acrecentar su peso internacional. “El País” (15-XI-2014) 11.

Fontdeglòria, X. China y Rusia convierten en prioridad su cooperación militar. “El País” (20-XI-2014) 4.
González, A. La diplomacia monetaria china. “El País” (8-I-2015) 11. Proporciona ayuda financiera a países en dificultades en una estrategia política a largo plazo.
Vidal Liy, M. La ralentización económica no frena el auge del gasto militar chino. “El País” (5-III-2015) 5.
Guimón, Pablo. El apoyo de Reino Unido a un proyecto chino agita el orden financiero global. “El País” (14-III-2015) 3. El Banco Asiático de Inversiones es uno de los grandes proyectos internacionales del Gobierno chino.
Vidal Liy, M. Alemania, Francia e Italia se unen a un banco asiático creado por China. “El País” (18-III-2015) 6.
Vidal Liy, M. China crea islas artificiales para afianza sus reivindicaciones territoriales. “El País” (11-IV-2015) 8. Pretende consolidar su dominio sobre las islas Spratly.
Bremmer, Ian. China emprende su ‘plan Marshall’. “El País” (10-V-2015) 41.
Vidal Liy, M. China potencia su Armada ante las tensiones regionales. “El País” (27-V-2015) 6.
Bastenier, M. Á. El ‘regreso’ del imperio. “El País” (27-V-2015) 6.
Vidal Liy, M. EE UU acusa a China de instalar artillería en una isla en disputa. “El País” (30-V-2015) 6.
Vidal Liy, M. China exhibe poderío militar, pero recorta su Ejército. “El País” (4-IX-2015) 8.
Bassets, Lluís. Pekín, capital del antifascismo. “El País” Ideas (6-IX-2015) 10. El régimen fomenta el nacionalismo.
Pozzi, S. China ofrece 8.000 soldados para la fuerza de paz de la ONU. “El País” (29-IX-2015) 4.
Fontdegloria, X.; Wang, Pablo. China y Taiwán se acercan en una cumbre histórica. “El País” (8-XI-2015) 4-5.
Fontdeglòria, X. China autoriza enviar al extranjero misiones militares antiterroristas. “El País” (28-XII-2015) 4. También legisla contra la violencia de género y permite el segundo hijo.
Fontdeglòria, X. Pekín acelera la modernización de su Ejército. “El País” (2-I-2016) 8.
Vidal Liy, M. China da un gran impulso a su papel en Oriente Próximo. “El País” (18-I-2016) 6. Un viaje de su presidente Xi a Irán, Arabia Saudí y Egipto.
González, R. China invierte 13.500 millones en Egipto para aumentar su influencia en Oriente Próximo. “El País” (22-I-2016) 8.
Agencias. Pekín acusa a EE UU de provocación en aguas en disputa. “El País” (31-I-2016) 6. Un destructor estadounidense penetra en aguas de las islas Paracelso.
Peregil, F. China construirá y gestionará el gran puerto de Argelia. “El País” (31-I-2016) 5.
Vidal Liy, M. La agresividad norcoreana aleja a Pekín y Seúl. “El País” (14-II-2016) 10. Corea del Sur negocia aceptar un sistema antimisiles de EE UU, lo que inquieta a China.
Vidal Liy, M. El despliegue de misiles chinos eleva la tensión en el sureste asiático. “El País” (18-II-2016) 3. China sitúa una batería de misiles en ls isla Woody (o Yongxing), en las Spratley.
Vidal Liy, M. El fallo que mantiene en vilo a China. “El País” (11-VII-2016). La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya influirá en la cuestión de la soberanía de las islas y las aguas en el Mar de la China meridional, a petición de Filipinas. Definirá qué es isla (su soberanía da derecho a la explotación de 200 km alrededor).
Editorial. Bofetada a China. “El País” (13-VII-2016).
Vidal Liy, M.; Ferrer, I. La Haya deja a China sin base legal para su expansionismo marítimo. “El País” (13-VII-2016).
Ríos, Xulio. Tarjeta amarilla para Pekín. “El País” (13-VII-2016).
Vidal Liy, M. China rechaza el fallo de La Haya pero ofrece diálogo a Filipinas. “El País” (14-VII-2016).

Bassets, Lluís. China se asoma al vacío generado por Trump. “El País” Ideas (27-XI-2016). Las expectativas chinas en libre comercio, el cambio climático y el nuevo orden global que anuncia el aislacionismo de Trump.