Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 12 de julio de 2014

El espionaje internacional. Rusia, China, Israel, EE UU... El caso Snowden..

EL ESPIONAJE INTERNACIONAL.

Índice.
Introducción.
Dosier: URSS y Rusia, el espionaje.
Dosier: China, el espionaje.
Dosier: Israel, el espionaje.
Dosier: La UE, el espionaje.
Dosier: EE UU, el espionaje.
Dosier: El caso Snowden.

FUENTES.

Sistemas de vigilancia de comunicaciones en la embajada británica en Berlín.


Introducción.
Ya decía el cardenal Mazarino en el siglo XVII: ‹‹Pon todo tu afán en descubrir los secretos de los otros. Espía a todos y de todas las formas posibles››. No hacía más que seguir una vieja tradición de los gobernantes: los primeros espías documentados en escritos oficiales aparecen en Egipto y Mesopotamia en el segundo milenio aC y probablemente no fueron los primeros.
La Historia está llena de ejemplos hasta hoy, cuando los escándalos provocados por las filtraciones del caso WikiLeaks y sobre todo del caso Snowden han puesto en primer plano de la actualidad internacional el asunto del espionaje a los nacionales del propio país y a los de otros países, así como a sus gobiernos.
Las cuestiones son múltiples: ¿Debe haber límites al control de las comunicaciones personales? ¿Puede espiarse a países aparentemente aliados y amigos, o a todos? ¿Todo vale en la lucha contra el terrorismo? ¿Debe haber control solo administrativo o mejor judicial? ¿Qué instituciones internacionales y bajo qué derecho deben juzgar los incumplimientos que afecten a la esfera internacional? ¿Qué sanciones hay que aplicar a los países?

Josep M. Colomer, profesor de investigación de Análisis Económico del CSIC, analiza la problemática actual del espionaje internacional en Vigilancia masiva y sinrazón de Estado [“El País” (18-XI-2013)] y se asombra de que el mundo se sorprenda y escandalice por el espionaje masivo de las comunicaciones y entre Estados:
‹‹La revelación de los programas de vigilancia masiva por el antiguo empleado de la CIA Edward Snowden ha suscitado acaloradas acusaciones a los Gobiernos americano y británico de invadir la privacidad de los ciudadanos y traicionar la confianza de los aliados. Sin embargo, nada de esto es muy nuevo. Lo nuevo es que haya escándalo por actividades que la mayor parte de los Estados han desarrollado durante mucho tiempo.
En la sede central de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), a las afueras de Washington, trabajan 35.000 personas, la mayoría matemáticos, informáticos y lingüistas. ¿Puede alguien realmente pensar que se dedican a escuchar miles de millones de llamadas telefónicas o a leer miles de millones de mensajes de texto o correo electrónico? Miles de empleos consistirían en pasar horas y horas escuchando o leyendo intercambios como: “hola, ¿cómo estás?”, “¿prefiere que le enviemos la factura por correo o por email?”, “¿qué tal la peli?”, “¿hasta qué hora abren?”... Los técnicos informáticos no leen o escuchan miles de millones de mensajes, sino que diseñan y usan algoritmos para rastrear algunas palabras, nombres, direcciones o códigos clave con objeto de identificar intercambios sospechosos para la seguridad de la gente. Según las encuestas, una amplia mayoría de americanos no sienten su privacidad amenazada, ni siquiera después del escándalo de la NSA, sino que están más bien satisfechos por el desempeño del Gobierno en la prevención del terrorismo: de hecho, no ha habido ningún nuevo ataque desde 2001, mientras que se han identificado y desmantelado a tiempo un cierto número de ellos.
El escándalo por la otra revelación —que los Gobiernos espían a los Gobiernos— es más hipócrita porque casi todos los Gobiernos lo hacen y lo han hecho durante siglos. ¿Acaso el espionaje actual a Angela Merkel es más entrometido que el de Kim Philby y sus colegas durante la guerra fría? ¿O el de Mata Hari durante la I Guerra Mundial? ¿O que los chivatazos del mítico Pimpinela Escarlata durante el terror revolucionario francés? Acéptese esto como una pequeña muestra de personajes y episodios legendarios, ya que la lista es enorme.
El espionaje a otros países en el fundamento de la diplomacia de los Estados modernos. Las revelaciones actuales solo indican que las nuevas tecnologías permiten llevar a cabo las clásicas escuchas por otros medios, sin micrófonos en las paredes o túneles debajo de las embajadas, sino a distancia y en línea. El Gobierno de Estados Unidos sigue espiando a Gobiernos y organizaciones extranjeros, especialmente con respecto al terrorismo y a la difusión de armas nucleares en manos de dictaduras. También espía con fines económicos, como hacen muchos otros Gobiernos. La reacción de la Unión Europea al escándalo de la NSA suspendiendo las negociaciones para un tratado de libre comercio transatlántico sugiere que esas incipientes conversaciones también estaban siendo vigiladas de cerca.
Las recientes filtraciones no revelan, pues, nada realmente nuevo. Lo nuevo es la escala de la tarea, facilitada por las nuevas tecnologías de la información. Sin duda, cierto espionaje “ha ido demasiado lejos”, como dijo el secretario de Estado, John Kerry. Cuando aparece una nueva tecnología, se hacen ciertas cosas simplemente porque se pueden hacer. Algunos escuchas deben haber pensado, como Obama en su campaña: “¡Sí, se puede!”. Por el mismo mecanismo, mucha gente muestra sus entrañas en Facebook, no porque realmente piensen que tienen interés público alguno y a pesar de los riesgos que ello comporta para su privacidad y su intimidad: simplemente porque se puede. Ciertamente los riesgos de espiar son mayores cuanto más poderosas son las tecnologías que se usan. Pero lo realmente nuevo es el escándalo. De repente, tras varios siglos de darlo por supuesto, hemos descubierto que los Gobiernos espían. Y ahora, por primera vez, esto es un escándalo.
El espionaje, como otros muchos abusos, ha sido justificado tradicionalmente con la razón de Estado. Esta fue una coartada ideológica acuñada en el siglo XVII y que alcanzó su momento culminante en el sanguinario decenio de 1930 (en gran parte gracias a las chifladuras del profesor alemán nacionalista Friedrich Meineke [Meinecke (1862-1954) fue un historiador antisemita aunque a la vez antinazi]). El espionaje fue presentado como uno de los numerosos requerimientos supuestamente necesarios para el poder a costa de los códigos morales de los individuos. Pero lo nuevo que hay que celebrar es que, en el mundo del siglo XXI, la razón de Estado ya  no es ampliamente aceptada como una justificación para espiar ni para otros atropellos. Una primera pista se pudo observar cuando Estados Unidos no trató realmente de perseguir a Snowden tras su fuga y refugio en Rusia; tras unas quejas rutinarias, Obama se reunió cordialmente con Putin en San Petersburgo y los dos trataron cooperativamente de las crisis en Oriente Próximo. El presidente de Estados Unidos parecía casi aliviado por haber encontrado una salida poco conflictiva al asunto.
Ahora, el Gobierno alemán, la Unión Europea, Brasil, piden una cooperación global acerca de la inteligencia y el espionaje. Básicamente indican que los acuerdos existentes entre ciertos países para no espiarse entre ellos y compartir la inteligencia, como el llamado Cinco Ojos, que incluye a las antiguas colonias británicas más desarrolladas (Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda), así como los Nueve Ojos, los Catorce Ojos, y la alianza de agencias de los 26 miembros de la OTAN, son obsoletos y deberían ampliarse. La razón de Estado ya no es aceptada como un valor supremo. Se pide más transparencia y acuerdos globales. Deberíamos celebrar que el mundo avance en esta dirección.››
La polémica ha seguido creciendo y, de resultas, 562 escritores e intelectuales de 82 países han elaborado un manifiesto, de nombre Escritores contra la vigilancia masiva, para protestar contra el espionaje por parte de empresas y Estados a los ciudadanos en la Red. La intención del escrito es que se publicara el martes 10 de diciembre de 2013, Día Internacional de los Derechos Humanos, en los principales medios de comunicación de los países respectivos. El texto pide a la ONU la creación de una Carta Internacional de Derechos Digitales.
Entre los firmantes se encuentran cinco premios nobel de literatura: el turco Orhan Pamuk (2006), el sudafricano J. M. Coetzee (2003), la austriaca Elfriede Jelinek (2004), el alemán Günter Grass (1999) y el sueco Tomas Tranströmer (2011). Además, la lista la componen otros escritores como el novelista Martin Amis (Reino Unido), Kazuo Ishiguro (Japón, pero afincado desde los seis años en Reino Unido), Ian McEwan (Reino Unido), John Berger (Inglaterra), Richard Ford (Estados Unidos), Dave Eggers (Estados Unidos) o los poetas Ranjit Hoskoté (India) y John Ashbery (Estados Unidos) entre otros. Los firmantes por parte de España son: Juan Goytisolo, Ricardo Bada, Javier Cercas, Rafael Chirbes, Rosa Montero, Julio Llamazares, Javier Marías, Antonio Muñoz Molina y Javier Salinas.
‹‹En los últimos meses, el alcance de la vigilancia masiva se ha convertido en un hecho bien conocido. Con unos cuantos clics de ratón, el Estado puede acceder a nuestros dispositivos móviles, nuestro correo electrónico, nuestras redes sociales y nuestras búsquedas en Internet. Puede seguir la pista de nuestras inclinaciones y actividades políticas y, en colaboración con empresas proveedoras de Internet, puede reunir y almacenar todos nuestros datos y, por tanto, predecir nuestras pautas de consumo y nuestro comportamiento.
El pilar básico de la democracia es la integridad inviolable del individuo. La integridad humana no se limita al cuerpo como un ente físico. Todos los seres humanos tienen derecho a no ser observados ni molestados en sus pensamientos, sus entornos personales y sus comunicaciones.
Este derecho humano fundamental ha quedado anulado y vaciado de contenido por culpa del mal uso de los avances tecnológicos que hacen los Estados y las empresas que llevan a cabo programas masivos de vigilancia.
Una persona vigilada deja de ser libre; una sociedad vigilada deja de ser una democracia. Si queremos que nuestros derechos democráticos sigan teniendo validez, es necesario que se respeten en el espacio virtual además del espacio físico.
—La vigilancia viola la esfera privada y pone en peligro la libertad de pensamiento y de opinión.
—La vigilancia masiva trata a todos los ciudadanos como posibles sospechosos. Anula uno de nuestros triunfos históricos, la presunción de inocencia.
—La vigilancia vuelve transparente al individuo, mientras que el Estado y las empresas actúan en secreto. Como hemos visto, este es un poder del que se abusa sistemáticamente.
—La vigilancia es un robo. Estos datos no son de propiedad pública; nos pertenecen a nosotros. Cuando se utilizan para predecir nuestro comportamiento, nos están robando algo más: el principio del libre albedrío, parte esencial de la libertad democrática.
» Exigimos el derecho a que cada ciudadano decida cuáles de sus datos personales pueden —a falta de un procedimiento legal legítimo— reunirse, almacenarse y procesarse, y quién puede hacerlo; a que pueda informarse sobre dónde se almacenan y cómo se emplean sus datos; a lograr que se borren sus datos si se han obtenido y almacenado ilegalmente.
» Exigimos a todos los Estados y empresas que respeten estos derechos.
» Hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos para que se levanten a defender estos derechos.
» Hacemos un llamamiento a Naciones Unidas para que reconozca la vital importancia que tiene la protección de los derechos civiles en la era digital y cree una Carta Internacional de Derechos Digitales.
» Hacemos un llamamiento a los Gobiernos para que se adhieran a ese convenio.››
NOTA: Cualquier ciudadano que lo desee puede suscribir este manifiesto en change.org/espionajemasivo


EE UU: EL ESPIONAJE.




La sede central de la CIA, en Langley (Virginia), cerca de Washington D.C.
Organigrama de la CIA. [http://www.intelpage.info]


La sede central de la NSA en Fort Meade, Maryland. [http://www.abc.es] 

El mantenimiento de la supremacía mundial de EE UU conlleva no solo la necesidad de mantener un gran sistema militar sino también un sistema de espionaje a escala mundial, la importancia del cual ha aumentado para el Gobierno y la mayoría de la opinión pública desde los atentados del 11-S de 2001, cuando se evidenció que habían fallado en la prevención la CIA, la NSA, el FBI (contraespionaje en EE UU) y otras agencias públicas de información, de las que se calcula que hay 16 pero podría haber más secretas. Desde entonces se han mejorado mucho los recursos de las agencias implicadas y las autoridades emiten declaraciones de satisfacción sobre su efectividad, pero continuamente aparecen errores y escándalos.

El tema de debate es claro. ¿Es lo primero la seguridad o el derecho al secreto de comunicación? El Gobierno estadounidense ha decidido unilateralmente que predomina la seguridad. ¿Pero están de acuerdo sus ciudadanos en que esta es más importante que los otros derechos individuales implicados? ¿Y no tienen nada que decir al respecto la comunidad internacional y los países afectados? Falta en todo caso una decisión democrática en EE UU que nunca debería ser tomada en secreto, y la ONU deberá en algún momento poner orden y ley en el complejo mundo del espionaje internacional.
La complejidad ética y política de esta cuestión explica que haya habido varias importantes filtraciones sobre la política exterior norteamericana, por personas que creen que la transparencia informativa es esencial para la democracia a largo plazo, por encima de las seguridad o de intereses a corto plazo. Destacan los casos WikiLeaks (o Manning) [en una entrada propia por no ser propiamente de espionaje] y Snowden. El primero consistió en la filtración en 2010 por la organización WikiLeaks, con la colaboración del militar Manning, de una ingente cantidad de documentos internos de la diplomacia estadounidense, y el segundo en la difusión desde junio de 2013 por el diario británico "The Guardian", con la colaboración del funcionario Snowden, de  que el Gobierno estadounidense ha espiado en los úlimos años, mediante el control de la mayor parte de las telecomunicaciones mundiales, a decenas o cientos de millones de ciudadanos de EE UU y de otros países, incluso aliados, alegando prevenir atentados o por cuestiones de seguridad, aunque muchos temen intereses más egoístas, vulnerando así el derecho universal a la intimidad.
 La reacción del Gobierno no ha sido limitar tales escuchas sino perseguir legalmente al filtrador de ese abuso, Snowden, un exfuncionario de la CIA. Más hábil hubiera sido, en cambio, limitar tales escuchas a los sospechosos y ponerlas bajo estricto control judicial.

Soledad Gallego-Díaz, en ¿Qué fue de aquel otro pánico? [“El País” Domingo (30-VI-2013)], critica con dureza la degradación democrática de la política de espionaje y seguridad de EE UU:
‹‹La guerra contra el terrorismo tiene una parte de creación imaginaria e irracional, puesto que es una guerra sin armisticio posible y sin paz alcanzable y porque una vez declarada nadie podrá darla por finalizada, nunca.
Es, además, una guerra casi imposible de criticar porque se alimenta de secreto y profecías auto cumplidas. Los datos indican que el número de víctimas por terrorismo en todo el mundo es hoy mucho menor que la media de las que hubo durante todo el siglo XX, lo que teóricamente desaconsejaría la creciente desmesura de los mecanismos de control puestos en marcha desde el 11-S.
Sin embargo, los responsables de esos sistemas de control nos aseguran que son precisamente “sus” mecanismos los que han hecho que se produzcan menos víctimas. “Hemos evitado multitud de atentados”, proclamó esta semana, por ejemplo, el director de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA). Es una declaración de imposible comprobación, porque la NSA exige el más absoluto secreto, de forma que nunca podremos desconfiar de su eficacia (ni tampoco confiar) o valorar la proporción de los métodos que aplica y del presupuesto que maneja, porque no podemos conocer en que consistieron esos no-atentados ni a cuáles de esos mecanismos se atribuye su desarticulación.

Lo absurdo de la situación es que miles de empleados de la NSA pueden manejar ese material sensible, pero incluso los ocho únicos parlamentarios norteamericanos autorizados a examinar documentos de la NSA deben hacerlo en una habitación vaciando antes sus bolsillos para no introducir ni bolígrafos ni papeles, ni artículos electrónicos, ni nada que pueda recoger testimonio de lo que ve. Por supuesto, tampoco están autorizados a hablar del contenido de esa documentación. Imposible contrastarla, imposible ampliar el contexto, imposible, realmente, interpretar con independencia lo que ven.

A la vista de los datos reales disponibles, parecería que el grado de alarma que originó el 11-S ha bajado varios tonos, no tanto por el control masivo sino por elementos políticos externos, como las primaveras árabes, que han dado paso a una nueva esperanza, aunque sea difícil, para la mayoría de los musulmanes.

Resulta también asombrosa la manera en la que se catalogan las amenazas. Oyendo a los responsables políticos, podrá dar la impresión de que el mundo occidental nunca estuvo tan amenazado, pero, en realidad, eso no es así, ni mucho menos.

La amenaza de hoy es minúscula en relación con la que supuso, entre los años 50 y 70 del siglo pasado, la llamada amenaza nuclear. Millones de personas se ejercitaron en el mundo sobre qué hace en caso de un ataque nuclear y millones aprendieron a guardar agua limpia y productos descontaminantes en cajas de emergencia. Aquel pánico, que ahora hemos olvidado, fue real, y trágico, pero no dio origen a procesos de vigilancia tan gigantescos como los actuales. Es evidente que la tecnología ha avanzado extraordinariamente, pero aun así, contando con la tecnología disponible en aquel momento, nunca existió una voluntad de control tan desmesurada como la actual.

Durante la llamada “caza de brujas” se desató en Estados Unidos, por ejemplo, una clara histeria contra la posible infiltración comunista: empezaba la guerra de Corea y la Unión Soviética había realizado sus primeras pruebas nucleares. Un senador, Joseph McCarthy, encabezó un movimiento de persecución de posibles colaboradores comunistas, que causó mucho dolor y que dio origen a terribles listas negras. Pero en total, la Comisión del Senado que organizó esa caza de brujas citó a menos de 300 personas, hay registros de 500 interrogatorios secretos, y algunos expertos consideran que unas 16.000 personas en total fueron sometidas a vigilancia. Pero no hubo ninguna detención sin abogado defensor ni cargos que no fueran públicos, ni se denunció un caso de tortura ni se aprobaron decretos secretos que permitieran a los gobiernos quebrantar las leyes aplicadas a los demás ciudadanos. Y nunca, nunca, se llegó a considerar que era lícito tratar como sospechosos a todos los ciudadanos.››

DOSIER: EL CASO SNOWDEN.

Entre las más importantes filtraciones sobre la política exterior norteamericana, por personas que creen que la transparencia informativa es esencial para la democracia a largo plazo, por encima de las seguridad o de intereses a corto plazo, destaca últimamente el enorme escándalo surgido en junio de 2013, al trascender a través del funcionario Snowden mediante el diario británico "The Guardian" que el Gobierno estadounidense ha espiado en los úlimos años, mediante el control de la mayor parte de las telecomunicaciones mundiales, a decenas o cientos de millones de ciudadanos de EE UU y de otros países, incluso aliados, con el fin de prevenir atentados o por cuestiones de seguridad, vulnerando así el derecho universal a la intimidad.
 La reacción del Gobierno no ha sido limitar de inmediato las escuchas a los sospechosos y ponerlas bajo estricto control judicial, sino perseguir legalmente al filtrador de ese abuso, Snowden, un exfuncionario menor de la CIA.
La cuestión de fondo es que el mantenimiento de la supremacía mundial de EE UU así como su seguridad y la de sus aliados exige un complejo sistema de espionaje a escala mundial, como revelaron los atentados del 11-S de 2001 al Gobierno y a la mayoría de la opinión pública. La CIA, la NSA y otras agencias públicas de información habían fallado en la prevención de la matanza y desde entonces se han mejorado mucho los recursos de las agencias implicadas y las autoridades emiten declaraciones de satisfacción sobre su efectividad, pero continuamente aparecen errores y escándalos, aunque nunguno tan grave como el de Snowden.
El tema a debate es claro. ¿Es lo primero la seguridad o el derecho al secreto de comunicación de los individuos y Estados? El Gobierno estadounidense ha decidido unilateralmente que predomina la seguridad sobre lo otros derechos implicados.
Foto
[Saiz, Snowden sacude el mundo. “El País” (22-XII-2013)] [http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/20]


El editorial Callada por respuesta [“El País” (24-X-2013)] avisa que EE UU se equivoca al no explicar su espionaje a los aliados, especialmente desde que en octubre de 2013 el escándalo de las escuchas se ha agravado debido a la difusión de noticias sobre el espionaje masivo de EE UU a ciudadanos y políticos de países aliados en Europa y otros continentes.
‹‹Cuatro meses después de que estallara el escándalo del espionaje masivo de las comunicaciones por parte de la Agencia Nacional de Seguridad de EE UU, el Gobierno de Barack Obama no puede seguir utilizando la estrategia del silencio y la de obstrucción frente a lo que se va revelando como una escandalosa vulneración masiva de derechos individuales. Anoche se lo recordó personalmente la propia canciller Merkel en conversación telefónica, subrayando que estas prácticas son inaceptables. Ahora sabemos que los programas que utiliza la agencia no solo han permitido controlar ordenadores e interceptar comunicaciones, sino que se han aplicado también a líneas telefónicas. La propia Merkel sospecha que ha sido rastreado su propio móvil.
Por mucho que se alegue que las escuchas se han hecho con autorización judicial, bajo la polémica Ley Patriótica, resulta difícil de aceptar que la lucha antiterrorista justifique la necesidad de controlar millones de comunicaciones de ciudadanos de otros países. Un elemental sentido de la proporcionalidad hace inverosímil que, en una hipotética búsqueda de células terroristas, los servicios de espionaje hayan intervenido ordenadores de personalidades como los presidentes de México y Brasil, o las delegaciones diplomáticas francesas en Washington y Naciones Unidas.
En la escalada de revelaciones, sabemos que también que los servicios secretos española dan por hecho que nuestro país ha sido objeto de incursiones ilícitas en comunicaciones privadas. La exigencia de explicaciones ha tenido hasta la fecha la misma evasiva respuesta que el resto de países afectados. No es aceptable entre aliados.
La incomodidad que genera este asunto en los Gobiernos y la propia Comisión Europea explica que la reacción haya oscilado hasta ahora entre la tibieza y la hipocresía, en parte porque la mayoría de países tiene mucho que esconder sobre sus propios servicios de espionaje. Pero la dimensión del caso hace insoportable el menosprecio que Washington imprime a las relaciones con esos aliados al eludir cualquier respuesta a la exigencia de explicaciones.
El Parlamento Europeo, la institución hasta ahora más activa en la defensa de los derechos de los ciudadanos pero también la que menos competencias posee, ha pedido que no se envíen datos bancarios a EE UU si no se garantiza un marco jurídico coherente con los principios del Estado de derecho. Es solo un gesto, pero Obama no debería ignorarlo.››

FUENTES. 
General.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Espionaje]
[http://es.wikipedia.org/wiki/Servicio_de_inteligencia]

Documentales.
Agentes secretos de la Antigüedad. Documental. 43 minutos. Ninjas en Japón.

Exposiciones.

*<Mata Hari. El mito y la muchacha>. Leeuwarden. Museo de Frisia (14 octubre 2017-2 abril 2018). Reseña de Ferrer, I. La espía que lo perdió todo. “El País” (15-X-2017). / Antón, Jacinto. Envuelta en una nube de seda y misterio. “El País” (15-X-2017). / Rachidi, Imane. El mito sensual. “El Mundo” (15-X-2017). / Relación con Gumucio, Juan Carlos. El último secreto de Mata-Hari. “El País” (28-I-1999). El espionaje británico desvela documentos sobre la espía.

Artículos.
Monge, Yolanda. Las firmas de Internet exigen informar a sus clientes del uso de los datos. “El País” (19-VII-2013) 5.
AA.VV. Individuos transparentes ante el poder. “El País” (10-XII-2013) 3. Un manifiesto internacional en defensa de la democracia en la era digital.
Editorial. Víctimas colaterales. “El País” (11-XII-2013) 26. El espionaje masivo de EE UU y otros países amenaza la libertad de prensa y a la Red.
Guimón, P.; Monge, Y.; Ballesteros, C. Maniobras de ciberguerra a orillas del Atlántico. “El País” (17-I-2015) 6. EE UU y Reino Unido hacen ejercicios conjuntos contra ataques informáticos.
West, Nigel. Espías como los de antes. “El País” Domingo (22-III-2015) 6-7. El historiador reflexiona sobre los cambios en el espionaje desde la Guerra Fría.
Bassets, Marc. Obama y Xi acuerdan un cese del ciberespionaje comercial. “El País” (26-IX-2015) 3.
Domínguez, Belén; Abad, José Manuel. La justicia europea falla que EE UU no garantiza la protección de datos. “El País” (7-X-2015) 3.
Gómez, Luis. La encriptación es la nueva arma del ISIS. “El País” (23-XII-2015) 4. Los servicios secretos piden acceso a los sofisticados sistemas de codificación del ISIS.
Beas, Diego. Vigilar y castigar en la era digital. “El País” Ideas (13-III-2016).
Pantucci, Raffaello. El espionaje es clave ante el terror. “El País” Ideas (3-IV-2016). Los servicios occidentales de espionaje contra el yihadismo.
Corcuera, Álvaro. Ricardo Sicre, la huella de un agente secreto. “El País” Semanal 2.105 (29-I-2017). Un exiliado republicano español que trabajó para el OSS y la CIA en la IIGM y la posguerra. 
Bocanegra, Enrique. Espionaje 2.0. “El País” Ideas 103 (30-IV-2017). Los agentes son todavía muy importantes aunque los medios de espionaje han avanzado mucho desde el fin de la Guerra Fría.

Lyall, Sarah. Espías como nosotros. John le Carré y Ben Macintyre. “El País” Ideas 121 (3-IX-2017). Un diálogo con dos exespías que han escrito sobre su oficio: la nueva era del espionaje y el papel de Trump y Putin.

Dosier: Alemania, el espionaje.

Carbajosa, Ana. El espía alemán que evadió el fisco. “El País” (6-X-2017). Condena al espía Werner Mauss.

Dosier: China, el espionaje.
Bassets, Marc. Washington acusa a cinco militares chinos de ciberespionaje industrial. “El País” (20-V-2014) 2.
Ayuso, Rocío. El ciberespionaje chino se infiltra en la base de datos de funcionarios en Washington. “El País” (11-VII-2014) .

Dosier: Israel, el espionaje.
El Mossad. La CIA de Israel. Documental. 70 minutos.
Cembrero, Ignacio. Palabra de espía. “El País” Domingo (29-XII-2013) 10. Las desventuras de Said Sahnoune, un espía argelino que trabajó para Israel y España.

Dosier: La UE, el espionaje.
Doncel, Luis. Alemania exige la salida del jefe del espionaje de EE UU en Berlín. “El País” (11-VII-2014) 2-3.
Oppenheimer, W. Londres impulsa una ley de urgencia para controlar datos telefónicos. “El País” (11-VII-2014) 3. Arguye la amenaza del terrorismo islámico presente en Siria e Irak. Se garantiza el acceso policial a los datos de un año.
Müller, E. Alemania espió el teléfono móvil de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado. “El País” (16-VIII-2014) 6.
Doncel, Luis. Alemania ayudó a EE UU en el espionaje a los líderes europeos. “El País” (1-V-2015) 1-2.
Yárnos, C. Francia autoriza el espionaje masivo sin control judicial. “El País” (6-V-2015) 2.
Doncel, L. El escándalo del espionaje amenaza la credibilidad de Merkel. “El País” (18-V-2015) 3.
Müller, E. Pena de ocho años a un triple espía alemán por traición. “El País” (18-III-2016). Espiaba para Alemania, EE UU y Rusia.
Doncel, Luis. Merkel destituye al jefe de sus servicios secretos exteriores. “El País” (27-IV-2016).
Yárnoz, Carlos. El jefe de espías de Francia jugaba sucio. “El País” (7-XI-2016). Bernard Squarcini benefició a Sarkozy, el imperio del lujo a la mafia corsa.

Dosier: Reino Unido, el espionaje.
Barker, Dennis. Obituario. Chapman Pincher, lobo solitario de la prensa. “El País” (12-VIII-2014) 39. Chapman Pincher (Ambala, India, 1914- Kintbury, 2014), especializado en temas de espionaje como periodista del “Daily Express (1946-1979) y escritor.
Guimón, Pablo. Se busca a Bond, Jane Bond. “El País” (6-III-2015) 12. Un informe recomienda reclutar a más espías mujeres.
Boyero, Carlos. ¿Tema del traidor o del héroe? “El País” Babelia 1.223 (2-V-2015) 14. El famoso espía Kim Philby, un británico a favor de los rusos.


Dosier: URSS y Rusia, el espionaje.
Oppenheimer, W. Secretos publicados del KGB. “El País” (8-VII-2014) 8. La Universidad de Cambridge publica 2.000 notas del espía ruso Vasili Mitrokhin (1922-2004), que entregó al Reino Unido en 1992.
Redacción. La Guerra Fría emerge en el Báltico. “El País” (21-X-2014) 4. El espionaje revive en el Mar Báltico, entre Rusia, Polonia, Suecia, Letonia…
Editorial. Putin entra en campaña“El País” (27-VII-2016). El espionaje ruso filtra correos electrónicos del Partido Demócrata estadounidense que perjudican a la candidata Clinton, en beneficio de Trump, el preferido por Putin.
Bonet, P. Moscú se pone a la defensiva en la ciberguerra“El País” (18-XII-2016).
Ayuso, Silvia. Los servicios de inteligencia echan un pulso a Trump por el espionaje ruso“El País” (6-I-2017). Los altos cargos de inteligencia de EE UU avisan del intenso espionaje ruso.
Mars, A. Los servicios de inteligencia afirman que Putin intentó ayudar a Trump. “El País” (7-I-2017).
Mars, A. EE UU alerta de que Moscú intenta torpedear elecciones en otros países“El País” (8-I-2017).
Pereda, C. F. Así funcionó la estrategia de Rusia para favorecer a trump“El País” (8-I-2017).
Fernández, R. Obituario. Yuri Drozdov, jefe de espías soviéticos en la Guerra Fría. “El País” (19-VII-2017).
Dosier: Las interferencias rusas en la Red.
Martínez Ahrens, J.; Jiménez, R. EE UU acelera la investigación ante nuevas interferencias rusas en la Red. “El País” (29-IX-2017).
Editorial. Intoxicaciones rusas. “El País” (29-IX-2017).

Dosier: EE UU, el espionaje.
Internet.
[https://www.cia.gov/es/] Enlace en español a la WEb oficial de la CIA.
[https://www.cia.gov/index.htmlEnlace a la WEb oficial de la CIA.
[http://www.nsa.gov/] Enlace a la Web oficial de la National Security Agency.

Películas.
Serie Bourne (2002, 2004, 2007, 2012), dirigida la primera por Doul Liman, las segunda y la tercera por Paul Greengrass y la cuarta por Tony Gilroy. Interpretada por Mark Damon en las tres primeras y Jeremy Renner en la cuarta, versa sobre los entresijos de Outcome, una organización secreta dentro de la CIA, asi como la necesidad de la transparencia informativa. [http://www.blogger.com]
La prueba (2003), de Roger Donaldson, con Colin Farrell y Al Pacino. Describe el sistema de reclutamiento de la CIA con realismo, aunque el guion es poco creíble.

Series de televisión.
The Americans (2013). [http://es.wikipedia.org/wiki/The_Americans_(serie_de_televisión)] Serie sobre una pareja de espías rusos en EE UU durante el final de la Guerra Fría (los años 80) y su enfrentamiento con sus agencias de seguridad.

Documentales.
La CIA, operaciones clandestinas (52 minutos). [https://www.youtube.com/watch?v=VdUAVRuv_3I]

Libros.
Morell, Michael; Harlow, Bill. La gran guerra de nuestro tiempo. Trad. de Nuria Fernández. Crítica. Barcelona. 2016. 400 pp. La reacción de la CIA ante los conflictos en el mundo islámico y el terrorismo yihadista. Reseña de Juan Aviles. “El Cultural” (4-III-2016) 22.

Artículos.
Caño, Antonio. Estados Unidos espía por todo el mundo. “El País” (8-VI-2013) 2-3.
Editorial. Espionaje y libertades. “El País” (9-VI-2013) 38. Crítica a los abusos del Gobierno estadounidense en el caso de la vigilancia masiva.
Bamford, James. ‘Confío en Dios, vigilo a los demás’. “El País” (16-VI-2013) 4-5. El espionaje, las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías.
Risen, James; Wingfield, Nick (The New York Times). Del Silicon Valley a l’agència d’espionatge oficial. “Ara” (21-VI-2013) 13. Muchos especialistas en Internet pasan a las agencias gubernamentales.
Gallego-Díaz, Soledad. ¿Qué fue de aquel otro pánico? “El País” Domingo (30-VI-2013) 12. Una enérgica crítica a la deriva antidemocrática en la lucha estadounidense contra el terrorismo.
Gómez, Juan. EE UU también ha espiado a la UE. “El País” (30-VI-2013) 4.
Gómez, Juan. Europa exige explicaciones a EE UU por el espionaje a sus instituciones. “El País” (1-VII-2013) 4.
Campbell, Duncan. Bajo la vigilancia de los Cinco Ojos. “El País” (7-VII-2013) 10-11. Una red de espionaje en Internet liderada por EE UU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.
Monge, Yolanda. Las firmas de Internet exigen informar a sus clientes del uso de los datos. “El País” (19-VII-2013) 5.
Sáiz, Eva. El cierre de las embajadas ensalza el espionaje de EE UU en plena crisis. “El País” (6-VIII-2013) 5.
Sáiz, Eva. Obama impulsa un control del espionaje. “El País” (10-VIII-2013) 2. Los programas de vigilancia deben ser limitados y transparentes para el poder judicial.
González, M.; Cembrero, I. España, bajo el ojo del espionaje de EE UU. “El País” (22-X-2013) 2-3.
Ferrer, T. Un sistema caro y complejo para obtener información a una escala sin precedentes. “El País” (22-X-2013) 2-3.
Abellán, Lucía. Washington elude rendir cuentas a Europa. “El País” (23-X-2013) 2-3.
Gualdoni, Fernando. La ciberdefensa socava la unidad de la OTAN. “El País” (24-X-2013) 5.
Editorial. Callada por respuesta. “El País” (24-X-2013) 30. EE UU se equivoca al no explicar su espionaje a los aliados.
Moreno Izquierdo, Rafael. Espías en el ‘sitio más extraño’. “El País” Domingo (10-XI-2013) 8-9. El espionaje norteamericano penetró en la embajada española en Washington desde finales del siglo XIX, como revelan los informes de la OSS, antecedente de la CIA.
Colomer, Josep M. Vigilancia masiva y sinrazón de Estado. “El País” (18-XI-2013) 29.
Monge, Yolanda. Los gigantes de la Red, contra el espionaje. “El País” (10-XII-2013) 3. Las grandes empresas de internet solicitan a EE UU que limite la vigilancia sobre sus clientes.
Doncel, Luis. La captura de un agente doble enturbia las relaciones entre Berlín y Washington. “El País” (5-VII-2014) 6.
Doncel, Luis. Alemania destapa otro caso de espionaje. “El País” (10-VII-2014) 2. El segundo agente estadounidense caído en una semana en Alemania.
Bassets, Lluís. La vigilancia a aliados abre una brecha entre Obama y sus servicios secretos. “El País” (10-VII-2014) 3.
Bassets, Marc. Memorial de chapuzas de la CIA. “El País” (13-VII-2014) 4. Recuerdo de un caso de expulsión de jefe de espionaje estadounidense en Francia en 1995, parecido al de Alemania en 2014.
Bassets, Marc. La CIA pide perdón por espiar al Senado. “El País” (1-VIII-2014) 2. Espió la comisión que investiga las detenciones ilegales y torturas a sospechosos de terrorismo tras el 11-S.
Bassets, Marc. EE UU destapa la guerra sucia de la era Bush. “El País” (10-XII-2014) 2.
Monge, Yolanda. El servicio de espionaje mintió, asfixió y violó a espaldas de la Casa Blanca. “El País” (10-XII-2014) 3.
Ayuso, Rocío. El proceso destapa la existencia de un espía clave de EE UU detenido hace 20 años en Cuba. “El País” (18-XII-2014) 4.
Faus, Joan. La CIA premia al misterioso Araña. “El País” (13-II-2015) 60. Greg, el nuevo director del Servicio Nacional Clandestino, la rama oculta de la CIA.
Faus, Joan. La justicia declara ilegal el espionaje masivo de la NSA. “El País” (8-V-2015) 5.
Bassets, Marc. La NSA ve recortado su poder por primera vez desde el 11-S. “El País” (2-VI-2015) 3. Freno a las escuchas electrónicas generalizadas.
Bassets, Marc. El Congreso impone límites a los poderes de la NSA. “El País” (3-VI-2015) 4.
Doncel, Luis. EE UU espió conversaciones del Gobierno alemán y del BCE. “El País” (3-VII-2015) 6.
Faus, Joan. Wikileaks desvela que EE UU espió al Gobierno de Japón. “El País” (1-VIII-2015) 4.
Mars, A.; Ahrens, J. M.; Pérez, C. Trump acusa a su espionaje de fabricar la conexión rusa. “El País” (16-II-2017).
Mars, A. Wikileaks filtra programas de ciberespionaje que atribuye a la CIA. “El País” (8-III-2017).
Jiménez Cano, R. Ataques a todos los dispositivos. “El País” (8-III-2017).
Martínez Ahrens, J. La CIA confía Irán al Príncipe Oscuro. “El País” (26-VI-2017). Un legendario agente de la CIA, Michael Andrea.



Dosier: El caso Snowden.
Internet.
[http://elpais.com/tag/edward_snowden/a/]
[http://elpais.com/tag/caso_ciberespionaje_eeuu/a/]
[http://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Snowden]

Películas.
Citizenfour (2014). Alemania, EE UU. Documental. 114 minutos. Dirección: Laura Poitras. Entrevista de Poitras y el periodista Glenn Greenwald a Snowden. Galindo, Cristina. Los motivos de un soplón. “El País” Domingo (22-III-2015) 7. / Costa, Jordi. El rostro del secreto. “El País” (27-III-2015) 43. Una película sobre el caso Snowden.
Snowden (2016).  EE UU. Género: espionaje. Duración: 134 minutos. Dirección: Oliver Stone, Tom Wilkinson, Nicolas Cage, Rhys Ifans, Timothy Oliphant. Intérpretes: Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Zachary Quinto. Guión: Oliver Stone y Kieran Fitzgerald, sobre el libro de Luke Harding. Música: Craig Armstrong y Adam Peters. Fotografía: Anthony Dod Mantle. Montaje: Alex Marquez y Lee Percy. Ayuso, R. Oliver Stone. ‘A veces hasta los paranoicos tenemos razón’. “El País” (16-IX-2016). Presenta su filme Snowden. / Avendaño, Tom C. Snowden. “El País” Tentaciones 17 (X-2016). / Ocaña, Javier. Un digno complemento. “El País” (14-X-2016). 

Libros.
Greenwald, Glenn. Snowden. Sin un lugar donde esconderse. Ediciones B. Barcelona. 2014. Fragmento en El día que Snowden se presentó al mundo. “El País” Domingo (10-V-2014) 8-9.

Artículos.
Caño, Antonio. Espionaje telefónico masivo en EE UU. “El País” (7-VI-2013) 2.
Caño, Antonio. Estados Unidos espía por todo el mundo. “El País” (8-VI-2013) 2-3.
Redacción (editorial). Espionaje y libertades. “El País” (9-VI-2013) 38. Crítica a los abusos del Gobierno estadounidense en el caso de la vigilancia masiva.
Caño, Antonio. Los fiascos del espionaje acorralan a Obama. “El País” (11-VI-2013) 2-3.
Greenwald, G.; Macaskill, E. Edward Snowden / Exempleado de la CIA. ‘No quiero vivir en un mundo en el que se graba todo lo que digo y hago’. “El País” (11-VI-2013) 4.
Caño, Antonio. El Gobierno de EE UU perseguirá por espionaje al exempleado de la CIA. “El País” (12-VI-2013) 3.
Caño, Antonio. ¿Por qué en secreto? “El País” (13-VI-2013) 4.
Caño, Antonio. Los papeles de Snowden golpean a Obama. “El País” (16-VI-2013) 2-3.
Bamford, James. ‘Confío en Dios, vigilo a los demás’. “El País” (16-VI-2013) 4-5. El espionaje, las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías.
Risen, James; Wingfield, Nick (The New York Times). Del Silicon Valley a l’agència d’espionatge oficial. “Ara” (21-VI-2013) 13. Muchos especialistas en Internet pasan a las agencias gubernamentales.
Sanz, Eva. EE UU presiona para capturar a Snowden. “El País” (25-VI-2013) 2-3.
Fernández, Rodrigo. Rusia planta cara a EE UU por Snowden. “El País” (26-VI-2013) 3. El fugitivo está en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú.
Elola, Joseba. El agente que sacude al espionaje mundial. “El País” Domingo (30-VI-2013) 2-4. El caso Snowden.
Gallego-Díaz, Soledad. ¿Qué fue de aquel otro pánico? “El País” Domingo (30-VI-2013) 12. Una enérgica crítica a la deriva antidemocrática en la lucha estadounidense contra el terrorismo.
Gómez, Juan. EE UU también ha espiado a la UE. “El País” (30-VI-2013) 4.
Gómez, Juan. Europa exige explicaciones a EE UU por el espionaje a sus instituciones. “El País” (1-VII-2013) 4.
Bonet, Pilar. Snowden pide asilo político en Rusia. “El País” (2-VII-2013) 6.
Bonet, Pilar; González, Miguel. Snowden pide asilo político a España y otros 19 países. “El País” (3-VII-2013) 8. Renuncia a su petición a Rusia.
González, Miguel. Francia, Italia y Portugal rechazan a Evo Morales presionados por EE UU. “El País” (4-VII-2013) 6-7. Escándalo internacional al rechazar varios países el avión del presidente boliviano al sospechar que transportaba a Snowden.
Caño, Antonio. Snowden, un héroe trágico. “El País” (5-VII-2013) 29-30.
Campbell, Duncan. Bajo la vigilancia de los Cinco Ojos. “El País” (7-VII-2013) 10-11. Una red de espionaje en Internet liderada por EE UU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.
Monge, Yolanda. Los grupos civiles desafían a la NSA. “El País” (18-VII-2013) 2-3. Varias ONG interponen demandas a la NSA por el espionaje masivo.
Monge, Yolanda. Las firmas de Internet exigen informar a sus clientes del uso de los datos. “El País” (19-VII-2013) 5.
Fernández, Rodrigo. Rusia concede asilo durante un año al exanalista de la CIA Snowden. “El País” (2-VIII-2013) 4.
Saiz, Eva. Snowden tensa el clima político en EE UU. “El País” (3-VIII-2013) 2-3. Tensión con Rusia.
Bonet, Pilar. El soplón que burló la guerra fría. “El País” (4-VIII-2013) 4.
Keller, Bill. Manning y Snowden“El País” (4-VIII-2013) 4. La gestión de Putin es bien vista en la nacionalista Rusia.
Saiz, Eva. El cierre de las embajadas ensalza el espionaje de EE UU en plena crisis. “El País” (6-VIII-2013) 5.
Saiz, Eva. Obama impulsa un control del espionaje. “El País” (10-VIII-2013) 2. Los programas de vigilancia deben ser limitados y transparentes para el poder judicial.
Saiz, Eva. EE UU enfría las relaciones con Rusia. “El País” (8-VIII-2013) 2. Obama cancela su reunión bilateral con Putin en una escalada de tensión por la concesión rusa de asilo política a Snowden.
Saiz, Eva. Obama impulsa un control del espionaje. “El País” (10-VIII-2013) 2. El presidente dice que Snowden “no es un patriota y tenía otros canales” para expresarse.
Fernández, Rodrigo. Snowden reaparece entre sombras. “El País” (11-X-2013) 2. Vive en Moscú, en relativo incógnito.
Cembrero, Ignacio; González, Miguel. El escándalo Snowden hace recelar de EE UU a las empresas de Europa. “El País” (20-X-2013) 8.
González, M.; Cembrero, I. España, bajo el ojo del espionaje de EE UU. “El País” (22-X-2013) 2-3.
Ferrer, T. Un sistema caro y complejo para obtener información a una escala sin precedentes. “El País” (22-X-2013) 2-3.
Abellán, Lucía. Washington elude rendir cuentas a Europa. “El País” (23-X-2013) 2-3.
Mora, Miguel. La NSA espió los ordenadores diplomáticos franceses en Estados Unidos y la ONU. “El País” (23-X-2013) 2.
Gómez, Juan; Saiz, Eva. Merkel sospecha que fue espiada. “El País” (24-X-2013) 2-3.
Gualdoni, Fernando. La ciberdefensa socava la unidad de la OTAN. “El País” (24-X-2013) 5.
Editorial. Callada por respuesta. “El País” (24-X-2013) 30. EE UU se equivoca al no explicar su espionaje a los aliados.
Bernard, P.; Jego, M. (“Le Monde”). Snowden, ni héroe ni traidor. “El País” (25-X-2013) 8.
Gómez, Juan. Los servicios alemanes sospechan que Merkel fue vigilada durante años. “El País” (25-X-2013) 4.
González, Miguel. Washington rastreó millones de llamadas y correos de españoles. “El País” (25-X-2013) 3.
Ordaz, Pablo. Washington se apoyó en los servicios secretos británicos para vigilar a Italia. “El País” (25-X-2013) 6.
Pérez, Claudi; Abellán, Lucía. EE UU espió a 35 líderes mundiales. “El País” (25-X-2013) 2-3.
Redacción. Espionaje sin fronteras. “El País” (25-X-2013) 6. Los únicos países aliados con un trato preferencial en el espionaje son Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.
Riols, Yves-Michel (“Le Monde”). El cruzado de las libertades públicas. “El País” (25-X-2013) 5. El periodista Glenn Greenwald, adalid de los derechos de los ciudadanos en el caso Snowden.
Torreblanca, José Ignacio. Adictos a los datos. “El País” (25-X-2013) 4. La política exterior norteamericana tendrá más dificultades después del escándalo del espionaje.
Caño, Antonio. Washington promete espiar solo lo que necesite, no todo lo que pueda. “El País” (26-X-2013) 6.
González, Miguel. España convoca al embajador de EE UU. “El País” (26-X-2013) 2-3.
Pérez, Claudi. Una declaración de impotencia ante EE UU cierra la cumbre del espionaje. “El País” (26-X-2013) 4-5. La UE es tibia en su reacción.
Bassets, Lluís. Hipocresía sin fin. “El País” Domingo (27-X-2013) 13.
Ferrer, Thiago. Diccionario del espionaje digital. “El País” (27-X-2013) 5. Los principales términos del caso de espionaje estadounidense a nivel mundial.
Gallego-Díaz, Soledad. Una feroz batalla bajo la aparente abulia europea. “El País” Domingo (27-X-2013) 13.
Caño, Antonio. La crisis del espionaje cerca a Obama. “El País” (29-X-2013) 3. EE UU afirma que solo espía por seguridad y no con fines comerciales.
González, Miguel. España da una respuesta de bajo tono al espionaje masivo de EE UU. “El País” (27-X-2013) 2-3.
González, Miguel. España eleva el tono de la protesta. “El País” (29-X-2013) 2-3.
Abellán, Lucía. Solo Bélgica se suma al eje francoalemán para reclamar explicaciones conjuntas. “El País” (29-X-2013) 2-3.
Cembrero, Ignacio. La vigilancia de la NSA en España se centra en el narcotráfico. “El País” (29-X-2013) 5. Los objetivos prioritarios en Europa son Rusia, Alemania y Francia.
Müller, Enrique. Espías con vistas al Reichstag. “El País” (29-X-2013) 4.
Abellán, Lucía. La UE elude blindarse ante el espionaje. “El País” (31-X-2013) 2-3.
Cembrero, I.; González, M. El CNI entrega a EE UU millones de datos personales para que los cribe. “El País” (31-X-2013) 3.
Bassets, Lluís. El mapa secreto del poder mundial. “El País” (31-X-2013) 2-3. El escándalo del espionaje revela el nuevo orden mundial, con el descenso de Europa y el ascenso de Rusia y China.
Mora, Miguel. La inteligencia francesa admite que colabora con Washington. “El País” (31-X-2013) 4.
Vallespín, Fernando. Amigos, espías y ‘big data’. “El País” (1-XI-2013) 20.
González, M.; Cembrero, I. El escándalo de la NSA alcanza al CNI. “El País” (3-XI-2013) 2-3. El espionaje español queda tocado por el escándalo.
Caño, Antonio. EE UU da por cerrada la crisis. “El País” (3-XI-2013) 3. Renuncia a reformar el espionaje ante la preocupación por la seguridad, la escasa presión social y la resistencia de los servicios secretos.
Irujo, José María. Las operaciones inconfesables de la CIA en España. “El País” (3-XI-2013) 4. La CIA y la NSA tienen centros en Madrid, Barcelona y Rota, al menos.
Saiz, Eva. Un depredador omnívoro e insaciable. “El País” (3-XI-2013) 5. El espionaje tiende a abarcarlo todo.
Naím, Moisés. Vamos a jugar. “El País” (3-XI-2013) 5. El irresistible juego del espionaje.
Caño, Antonio. EE UU insiste en el espionaje masivo. “El País” (2-XI-2013) 3. El Comité de Inteligencia del Senado extiende el programa de recolección de datos.
Gómez, Juan. El Gobierno alemán se muestra dispuesto a escuchar a Snowden. “El País” (2-XI-2013) 4.
Gómez, Juan. El contraespionaje alemán queda expuesto “El País” (2-XI-2013) 5. Los servicios de contraespionaje y antiterrorismo de Alemania dependen de la ayuda  estadounidense.
Redacción. La NSA cooperó con España en los secuestros del Sahel. “El País” (2-XI-2013) 5.
Naïr, Sami. Imperialismo digital. “El País” (2-XI-2013) 4. EE UU usa la información para proteger su predominio mundial mediante el control de la información.
Gómez, Juan. Snowden llama a las sociedades civiles a exigir límites a la vigilancia. “El País” (4-XI-2013) 6.
Gómez, Juan. Alemania llama al embajador británico para que se explique sobre el espionaje. “El País” (6-XI-2013) 4.
Bastenier, M. Á. El repliegue del imperio americano. “El País” (6-XI-2013) 4. El escándalo del espionaje revela el debilitamiento del poder estadounidense en Europa y otras zonas del mundo, como Oriente Medio y Pakistán.
Leonard, Mark. La NSA y la debilidad del poder de EE UU. “El País” (8-XI-2013) 31.
Tubella, Patricia. El servicio secreto culpa a Snowden de dañar a Reino Unido. “El País” (8-XI-2013) 5.
Caño, Antonio. España y Francia espiaron para EE UU. “El País” (30-X-2013) 2-3.
Cembrero, Ignacio; González, Miguel. El director del CNI: ‘Trabajamos siempre dentro de la ley’. “El País” (30-X-2013) 3.
Bonet, Pilar. Edward Snowden trabajará en una empresa rusa del sector de Internet. “El País” (1-XI-2013) 4.
Torreblanca, José Ignacio. El perro que no ladró. “El País” (1-XI-2013) 4. Los países europeos no protestan porque temen perder más que ganar.
Saiz, Eva. Snowden sacude el mundo. “El País” (22-XII-2013) 4. Un repaso del caso Snowden.
Saiz, Eva. Un juez de EE UU cuestiona la constitucionalidad del espionaje masivo. “El País” (17-XII-2013) 7.
Abellán, Lucía. El espionaje también vigiló a Almunia. “El País” (21-XII-2013) 2.
Redacción. Los mil objetivos de las antenas de la NSA. “El País” (21-XII-2013) 2-3.
Caño, Antonio. Obama defiende los programas de vigilancia pero promete su reforma. “El País” (21-XII-2013) 3.
Saiz, Eva. Un juez de Nueva York declara legal el espionaje masivo. “El País” (28-XII-2013) 4.
Bassets, Lluís. La verdad en marcha. “El País” Domingo (29-XII-2013) 13. Snowden ha brindado un extraordinario servicio al mundo al destapar la verdad sobre el espionaje masivo a los ciudadanos.
Abellán, Lucía. La Eurocámara quiere oír a Snowden. “El País” (10-I-2014) 2-3. El Parlamento Europeo invita a Snowden a explicar su caso.
Caño, Antonio. Obama prohíbe espiar a líderes aliados. “El País” (18-I-2014) 2-3.
Müller, Enrique. Obama promete a Merkel que no volverá a espiar su teléfono móvil. “El País” (20-I-2014) 5.
Gómez, Juan. Snowden acusa a Estados Unidos de espiar a empresas europeas. “El País” (28-I-2014) 6.
Morozov, Evgeny. El nuevo mundo después de Snowden. “El País” (15-III-2014) 29.
Bassets, Marc. El triunfo parcial de Snowden. “El País” (4-VI-2015) 5. El Congreso limita el espionaje masivo de la NSA.
Snowden, Edward. La sociedad abierta avanza. “El País” (5-VI-2015) 11.

No hay comentarios: