Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

martes, 2 de junio de 2015

El deporte mundial: temas de debate. El escándalo de la FIFA, El negocio del fútbol.

EL DEPORTE MUNDIAL: TEMAS DE DEBATE.
Índice.
General.
Dosier: El escándalo de la FIFA.
Dosier: El negocio del fútbol.
Dosier: El dopaje.

TEMAS DE DEBATE.

Dosier: El escándalo de la FIFA.

Joseph Blatter.

El editorial Raíces corruptas [“El País” (28-V-2015)] resume el escándalo de la corrupción en la FIFA: siete directivos detenidos en Suiza, a petición de la justicia estadounidense. Habrían ganado decenas de millones de euros en sobornos para conceder los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022.
El editorial Oportunidad perdida [“El País” (30-V-2015)] razona que el enquistamiento de Blatter el frente de la FIFA oscurece el futuro de esta:
‹‹La reelección de Joseph Blatter por quinta vez como presidente de la FIFA, el organismo que gobierna el fútbol mundial, es una mala noticia para el deporte. Haciendo caso omiso de la grave advertencia que supone para el fútbol la detención de siete directivos del organismo acusados de corrupción, fraude, soborno y blanqueo de dinero, los electores han preferido mantener la fidelidad a un presidente gastado, corresponsable de la trama de corrupción enraizada en la FIFA —bien porque convivió cómodamente con ella, bien porque no se enteró— antes que decidirse por un cambio personal e institucional. Cinco mandatos y diecisiete años de poder constituyen, para cualquier responsable político, y más en una elección de carácter corporativo, un caldo de cultivo para la corrupción y el inmovilismo.
Y no será porque los delegados de la FIFA, reunidos en Zúrich en un lujoso entorno, no recibieran mensajes políticos contundentes desde alguno de los países centrales del fútbol. El premier británico, David Cameron, pidió directamente la dimisión de Joseph Blatter; el ministro alemán de justicia, Heiko Maas, exigió que se explicaran las concesiones de los Mundiales a Rusia y Qatar. Frente a ellos, Vladímir Putin, presidente de Rusia, defendió a Blatter, declaró que el mundial de Rusia es “intocable” y acusó a Estados Unidos de intervenir en los asuntos de otras naciones. Lo que el miércoles era un conflicto deportivo, cuarenta y ocho horas más tarde se había convertido en un episodio más de un enfrentamiento geoestratégico.
La fractura política y deportiva se ha producido por la línea más débil, que es la que recorre el enfrentamiento entre Europa Occidental y Rusia. Putin defiende su Mundial (2018) y los beneficios monetarios y de prestigio internacional que espera conseguir; Cameron y Merkel sospechan, como Estados Unidos, que ese Mundial está en contradicción con las sanciones impuestas a Rusia. Ya no se trata solamente de que la FIFA sea vista de forma inmediata como un foco de corrupción; es que se ha abierto una brecha difícil de cerrar entre quienes piden una refundación del organismo y quienes prefieren mantener los equilibrios personales conocidos con el fin de que no peligren los Mundiales y sus negocios concomitantes.
La pérdida de credibilidad de la FIFA supone además un riesgo para el negocio del fútbol mundial. Promotores, patrocinadores y anunciantes huyen de las grandes competiciones futbolísticas para evitar cualquier tipo de identificación dañina con el fraude generalizado. El momento es especialmente delicado, porque el fútbol inicia una fase de expansión económica hacia nuevos mercados; concretamente China y países árabes. La capacidad financiera de las nuevas áreas de expansión permite calcular que, sin alteraciones políticas, el negocio mundial del fútbol (unos 46.000 millones de euros) puede duplicarse en los próximos diez años. El escándalo, en el que podrían estar implicados varios bancos de primer nivel, obstaculiza bruscamente el desarrollo de esta expansión.
La pregunta pertinente es si Joseph Blatter está en condiciones de cerrar las brechas políticas y económicas abiertas por la corrupción con la que convivió. La respuesta es no. Porque su elección no disipa las sospechas de connivencia con la trama de negocios ilícitos destapada el miércoles. Y porque Reino Unido y Alemania no pueden aceptar a Blatter después de que haya recibido el apoyo de Putin. Blatter abre un período de enfrentamiento civil en el fútbol; podrá velarse u olvidarse, pero no desaparecerá. Los dirigentes del fútbol no pueden creer en que su colaboración para erradicar la corrupción será sincera. La elección de Blatter sepulta cualquier probabilidad de refundación del fútbol mundial.››
Pero a los pocos días Blatter ha dimitido de improviso, alegando que no cuenta con un amplio apoyo para continuar en su cargo, Por contra, los medios informan que la investigación por corrupción se cierne sobre su círculo más inmediato y se esperan noticias pavorosas e inmediatas para Blatter.

Dosier: El negocio del fútbol.
El editorial Un negocio sin control [“El País” Negocios 1.543 (31-V-2015)] explica:
‹‹El fútbol dejó de ser un deporte entre iguales para convertirse en una fuente potencial de negocio casi por las mismas fechas que el Athletic Club de Bilbao dejó de ganar competiciones. No es que exista relación causal comprobada entre ambos fenómenos, pero el umbral puede situarse a mediados de la década de los 80. A partir de esa fecha se ha cumplido mayoritariamente la ley estadística de que la Liga y los trofeos mayores los gana uno de los tres equipos con mayor presupuesto; se han diversificado las fuentes de ingresos de los clubs con una descomunal inyección de dinero procedente de las televisiones y se ha disparado en (sobre todo en dos ciudades) el mercado de los gadgets, sean camisetas o relojes. A grandes rasgos, el desarrollo de los negocios concomitantes ha producido en España dos cambios significativos: la subsidiariedad del ámbito futbolístico respecto al económico y la ampliación desmesurada de la desigualdad deportiva entre clubes. En España cuentan dos equipos para ganar los títulos; este bipartidismo no se explica por las excelencias de sus políticas deportivas, sino por su capacidad para acceder a la crema del mercado mundial de fichajes.
En los últimos 30 años el fútbol se ha convertido en un surtidor de dinero. Un cálculo indirecto revela unos ingresos anuales de unos 45.000 millones de euros. Y sólo el comienzo, sencillamente porque todavía están sin explotar mercados naturales de expansión como China y los países árabes. La capacidad financiera de ambos garantiza una duplicación de los negocios asociados al fútbol durante los próximos 10 años. Ahora bien, esta expansión irresistible genera unos riesgos políticos proporcionales. El caso de la trama de corrupción que durante años ha enraizado en la FIFA —sobornos y fraude en torno a los campeonatos del mundo—, descubierta y parcialmente desmantelada por las autoridades judiciales estadounidenses, viene a ratificar que el negocio del fútbol requiere una dirección global menos corporativa y más ajustada al modelo de controles externos e internos que se aplican en los mercados.
La regulación del negocio implica un primer paso: exigir el cumplimiento estricto de condiciones de salud financiera a cada equipo en todas y cada una de las ligas del mundo, sea el club propiedad de los socios o de inversores privados. Esta exigencia, hoy, es papel mojado. Los clubes han fundido su existencia a la mística local o regional y operan en términos de endeudamiento con un gran margen de irresponsabilidad. Requiere además una estricta separación de los intereses públicos; los equipos no pueden ser arrastrados a la quiebra con políticas de iluminados despilfarradores a sabiendas de que los dineros de la ciudad garantizarán en última instancia la supervivencia del quebrado. En la misma dirección, el regulador tiene que pedir a un club el mismo grado de información financiera que a una empresa que cotiza en Bolsa. No basta con presentar cuentas anuales auditadas sobre partidas genéricas; es necesario entrar en los detalles de gestión, retribución y gobierno corporativo de cada club. Si el BCE puede entrar en los consejos de los bancos, no hay razón para que no suceda lo mismo en las juntas de los clubes, que además suelen tener deudas con Hacienda, pleitos con la Agencia Tributaria o intercambios de activos muy dudosos con los Ayuntamientos.
Si se disciplinan los clubes y se impone un marco jurídico a sus finanzas, la superestructura (UEFA, FIFA) mejorará desde la base. No obstante, el escándalo mafioso de la FIFA pide a gritos acciones inmediatas. Por ejemplo, limitar los mandatos de los presidentes y los directivos e imponer normas de concurso público en los contratos.››

FUENTES. GENERAL.
Artículos.
García de Oro, Gabriel. Lecciones que da el fútbol. “El País” Semanal 2.017 (24-V-2015) 18-19. El fútbol como metáfora de la vida y consejos para vivir mejor.
Lago Peña, Santiago; Carlos; Ignacio. Democracy and Football. “Social Science Quaterly” (IV-2016). Los equipos que triunfaban en el fascismo y el comunismo perdieron su posición de privilegio al llegar la democracia. Reseña de Pontevedra, Silvia R. Los golazos del dictador. “El País” (13-IV-2016).
Amón, Rubén. El fútbol es política. “El País” Ideas (22-V-2016).
Editorial. Fútbol, precedentes ejemplares. “El País” (7-VII-2016). Las sanciones ejemplarizantes a Messi por fraude fiscal y a los clubes españoles que han percibido ayudas públicas ilegales.
López, David. Suelta el dinero y corre. “El País” Icon Sport 4 (Otoño 2016). Las 4.000 carreras populares que se celebran cada año en España son un gran negocio que afecta a patrocinadores, organizadores, ciudades…
Barbería, José Luis. La universidad de los campeones. “El País” Semanal 2.096 (27-XI-2016). La Universidad católica UCAM (Murcia) acoge a 250 deportistas de élite, la segunda del mundo tras Stanford en medallistas olímpicos.
Gogorza, Óscar. Salto BASE, el vuelo que mata. “El País” (6-I-2017). La peligrosidad extrema del salto/vuelo con alas: en 2016 fallecieron 36 saltadores.

Dosier: Biografías.
Domínguez, Íñigo. Reinhold Messner. ‘Esa espiritualidad del alpinismo es retórica’. “El País” Semanal 2.084 (4-IX-2016).
Corcuera, Álvaro. Usaín Bolt, misión cumplida. “El País” Semanal 2.098 (11-XII-2016). El atleta jamaicano afronta el final de su carrera y presenta el documental I am Bolt.

El futbolista holandés Johan Cruyff (1946-2016).

Resultado de imagen de blogspot, cruyff

Besa, Ramón. El fútbol pierde a su gran revolucionario. “El País” (26-III-2016). El fallecimiento de Johan Cruyff (1946-2016), uno de los principales jugadores y entrenadores de la historia del fútbol.
Martín, Luis. Johan Cruyff. ‘El fútbol es cometer errores y no frustrarse’. “El País” (5-X-2016). Dejó escrita una autobiografía que explica sus peculiares ideas sobre la vida y el deporte.
Besa, Ramón. Todos somos Cruyff. “El País” (5-X-2016).
Carlin, John. El efecto mariposa de Cruyff. “El País” (7-X-2016). Se presenta su enjundiosa autobiografía.

El boxeador estadounidense Muhammad Ali (1942-2016).

Resultado de imagen de blogspot, Muhammad Ali

Bassets, Marc. Muere Ali, icono del siglo XX. “El País” (5-VI-2016). Su biografía, desde su carrera como Cassius Clay hasta su conversión en Muhammad Ali, refleja las tensiones sociales y culturales de EE UU.
Carlin, John. El rey del mundo. “El País” (5-VI-2016).

Dosier: El dopaje.

Resultado de imagen de blogspot, lance armstrong
La mentira de Lance Armstrong (2013). Documental. Dirección: Alex Gibney.


Arribas, Carlos. Dopaje de Estado en Rusia. “El País” (10-XI-2015) 31. Sospechas de una trama institucional de dopaje en el atletismo de Rusia durante los Juegos de Invierno en Sochi 2014.
Reviriego, Carlos. Deconstrucción del crimen y la estupidez de Armstrong“El Cultural” (17-VI-2016). Stephen Frears (Leicester, 1941) narra en la película The Program el largo fraude del ciclista estadounidense como un drama, interpretado por Ben Foster.
Arribas, C. El ‘caso Rusia’ provoca una crisis olímpica a 20 días de Río“El País” (18-VII-2016).
Arribas, C. El informe McLaren confirma el dopaje de Estado en Rusia“El País” (19-VII-2016).
Arribas, C. Así se manipulaban los positivos“El País” (19-VII-2016).
Arribas, C. La Agencia Mundial Antidopaje pide excluir a Rusia de Río 2016“El País” (19-VII-2016).
Editorial. Dopaje de Estado“El País” (20-VII-2016).
Arribas, C. El COI muestra su falta de voluntad para sancionar a Rusia“El País” (20-VII-2016).
Arribas, C. El atletismo ruso no estará en los Juegos de Río“El País” (22-VII-2016).
Arribas, C. Rusia estará en Río“El País” (25-VII-2016). El COI establece condiciones estrictas para los deportistas rusos.
Redacción. Satisfacción e incógnitas en el deporte ruso“El País” (25-VII-2016).
Jabois, Manuel. Una nueva justicia“El País” (25-VII-2016).

Dosier: Las tragedias del deporte.
Lafuente, J.; Marcos, A. 71 muertos y 6 supervivientes al caer el avión de un club de fútbol de Brasil. “El País” (30-XI-2016). El avión de la compañía Lamia cayó por no llevar suficiente combustible para aterrizar en el aeropuerto de Medellín. El equipo brasileño Chapecoense iba a jugar la final de la Copa Sudamericana.
Arribas, Carlos. Cuando los vuelos enlutan el deporte. “El País” (30-XI-2016). Los siniestros aéreos que más conmocionaron al mundo.
Barreiro, Ramiro. Los clubes argentinos ofrecen jugadores gratis. “El País” (1-XII-2016). Apoyan la reconstrucción del equipo brasileño. Se recuerdan otros dos accidentes mortales de equipos sudamericanos.

FÚTBOL.
General.

García, Alejandro. El ocaso de las capitales del comunismo. “El País” (27-XII-2016). La caída del comunismo ha alterado el orden futbolístico del Este europeo.

Dosier: El caso de la FIFA.
Editorial. Raíces corruptas. “El País” (28-V-2015) 10. El escándalo de la corrupción en la FIFA.
Doncel, Luis. El escándalo de la FIFA pone en jaque al fútbol mundial. “El País” (28-V-2015) 34.
Carlin, John. Harold Mayne-Nichols. ‘Vendrán años terribles’. “El País” (28-V-2015) 34. El exjefe de inspectores pide la renuncia de Joseph Blatter, presidente de la FIFA.
Cifuentes, Pedro. Los hombres de Blatter en América. “El País” (28-V-2015) 35. Numerosos implicados o sospechosos.
Pérez, Gorka. Cómo se elige al presidente. “El País” (28-V-2015) 35.
García de Oro, Gabriel. Lecciones que da el fútbol. “El País” Semanal 2.017 (24-V-2015) 18-19. El fútbol como metáfora de la vida y consejos para vivir mejor.
Editorial. Raíces corruptas. “El País” (28-V-2015) 10. El escándalo de la corrupción en la FIFA: siete directivos detenidos en Suiza, a petición de la justicia estadounidense.
Pozzi, Sandro. El caso de la FIFA desata una pugna política y económica. “El País” (29-V-2015) 33. Putin apoya al suizo Blatter y el bloque occidental pide su dimisión.
Doncel, Luis. Blatter se enroca. “El País” (29-V-2015) 34.
Carlin, John. Sepp Blatter: ¿bufón o Don Blatterone? “El País” (29-V-2015) 35.
Torreblanca, José Ignacio. Tóxico Putin. “El País” (30-V-2015) 2. El apoyo de Putin a Blatter es una prueba de cargo abrumadora contra este.
Doncel, Luis. La FIFA decide seguir igual. “El País” (30-V-2015) 31. Reelegido Blatter con una amplia mayoría, pese a las críticas a su gestión.
Fernández, Rodrigo. El agravio de Rusia. “El País” (30-V-2015) 32.
Méndez, Rafael. El escándalo salpica a Rosell. “El País” (30-V-2015) 33. El expresidente del Barça gestionó un multimillonario acuerdo de Nike y Brasil.
Editorial. Oportunidad perdida. “El País” (30-V-2015) 10.
Doncel, L. ‘Casos aislados’ de corrupción en la FIFA. “El País” (31-V-2015) 42. Blatter echa balones fuera.
Carlin, John. FIFA: ONG y nido de ladrones. “El País” Deporte (1-VI-2015) 2-3.
Pérez, C. Bruselas exige reformar la FIFA. “El País” (2-VI-2015) 33.
Doncel, Luis. Jaque al antiguo régimen de la FIFA. “El País” (3-VI-2015) 33. Blatter abandona y anuncia la convocatoria de un nuevo congreso de la FIFA para elegir a otro presidente “por falta de apoyos”.
Moñino, Ladislao. El Mundial lo aupó, el Mundial lo derribó. “El País” (3-VI-2015) 34.
Pozzi, S. Chuck Blazer. ‘Aceptamos sobornos para elegir sedes’. “El País” (4-VI-2015) 33.
Carlin, John. ¿Cómo limpiar la pestilencia? “El País” (4-VI-2015) 33.

Moñino, J. J. El escándalo crece sin parar. “El País” (5-VI-2015) 33. Jack Warner se une a los arrepentidos y confiesa nuevos delitos.
Panja, Tario; Martin, Andrew; Silver, Vernon. Joseph Blatter, la caída del jefe del fútbol mundial. “El País” Semanal 2.020 (14-VI-2015) 34-42. Un reportaje esclarecedor sobre la corrupción de la FIFA.
Moñino, Ladislao J. Michel Ruffinen / Exsecretario general de la FIFA. ‘La FIFA no corrigió lo que yo denuncié’. “El País” (26-VI-2015) 36.
Bassets, Marc; Barbero, Luis. Una sospechosa filial en Miami. “El País” (24-XII-2015) 33. Exejecutivos de Media World, ligada a Mediapro, admiten haber participado en los sobornos de la FIFA.

Carlin, John. La FIFA y la inocencia perdida. “El País” Ideas (27-XII-2015) 11.

Dosier: El negocio del fútbol.
García Vega, M. Á. El fútbol es infinito. “El País” Negocios 1.543 (31-V-2015) 6. Un negocio de 46.000 millones de euros que se expande imparable por el mundo.
Editorial. Un negocio sin control. “El País” Negocios 1.543 (31-V-2015) 5.
Moñino, Ladislao J. 1.370 millones en caja. “El País” Deporte (1-VI-2015) 3. Las cuentas y reservas de la FIFA.
Gay de Liébana, José María. La burbuja del fútbol.
Torres, M. E. Enséñeles la pasta. “Icon” 27 (V-2016). En el fútbol gana casi siempre el más rico, aun con excepciones como la del Leicester en la Premier 2015-2016. Los ejemplos del Real Madrid, FC Barcelona, Bayern… son paradigmáticos.
Carlin, John. Fútbol podrido. “El País” Semanal 2.081 (14-VIII-2016). La corrupción anida en el inmenso negocio del fútbol.

Segurola, Santiago. Del barrio a Marte. “El País” Icon Sport 4 (Otoño 2016). Los futbolistas han pasado de ser figuras cotidianas enraizadas en su comunidad a figuras míticas aisladas de la gente, a medida que el fútbol se ha mercantilizado.
Argüeso, Olaya. China compra fútbol a golpe de talonario. “El País” (11-III-2017). Las enormes inversiones de China y otros países en fichajes.

Dosier: La violencia en el fútbol.
Mota, Jesús. La violencia tribal del fútbol progresa adecuadamente. “El País” (24-XI-2016).
Cué, C. E. Keko, el último muerto de una Argentina enferma. “El País” (23-IV-2017). El asesinato en directo de un hincha muestra la barbarie en el fútbol argentino.

Dosier: Los escándalos del fútbol.
Guimón, P. Conmoción en el fútbol inglés por un escándalo de abusos sexuales. “El País” (25-XI-2016). Varios exjugadores ingleses se atreven a denunciar la pesadilla que sufrieron con el 'monstruo' pederasta Barry Benell. Temor a que sea un práctica frecuente la pederastia en el mundo del fútbol.

No hay comentarios: