Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, 19 de junio de 2015

GE UD 08. La población española. Comentario: El estudio de la población.

EL ESTUDIO DE LA POBLACIÓN.
Comentario y resumen del libro: 
Vinuesa Angulo, J.; Abellán García, A.; Olivera Pol, A.; Moreno Jiménez, A. El estudio de la población. INAP. Madrid. 1989. 215 pp.

PRESENTACIÓN.
CAP. I. INTRODUCCIÓN.
CAP. II. LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN.
2.1. PRINCIPALES ASPECTOS A CONSIDERAR.
2.2. EL ESTUDIO DE LA LOCALIZACIÓN, LA DENSIDAD Y LA CONCENTRACIÓN: PROBLEMAS Y SOLUCIONES.
2.3. NUEVAS TÉCNICAS PARA EL ESTUDIO Y REPRESENTACIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN.
2.4. LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN Y LAS ESTRUCTURAS URBANAS Y TERRITORIALES.
CAP. III. VALORACIÓN DE UNA POBLACIÓN A TRAVÉS DE SU COMPOSICIÓN SEGÚN EL SEXO Y LA EDAD DE SUS HABITANTES.
3.1. PRINCIPALES ASPECTOS A CONSIDERAR EN EL ESTUDIO DE LA RELACIÓN ENTRE LOS EFECTIVOS DE AMBOS SEXOS.
3.2. EL ESTUDIO DE LA ESTRUCTURA POR EDADES.
CAP. IV. EL ESTUDIO DE LA POBLACIÓN ACTIVA.
4.1. EL ESTUDIO DE LAS TASAS DE ACTIVIDAD.
4.2. EL ESTUDIO DE LAS RAMAS DE ACTIVIDAD.
4.3. CLASIFICACIÓN DE LA POBLACIÓN ACTIVA EN SECTORES.
CAP. V. MOVIMIENTOS NATURALES.
5.1. NATALIDAD Y FECUNDIDAD.
5.2. LA NUPCIALIDAD.
5.3. LA MORTALIDAD.
CAP. VI. LOS MOVIMIENTOS MIGRATORIOS.
6.1. TIPOS DE MOVIMIENTOS MIGRATORIOS.
6.2. FACTORES ECONÓMICOS Y SOCIALES DE LAS MIGRACIONES.
6.3. LAS MIGRACIONES Y LA EVOLUCIÓN DE LAS SOCIEDADES.
6.4. MÉTODOS DE ANÁLISIS DE LAS MIGRACIONES.
CAP. VII. EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN.
7.1. CONCEPTO Y MEDIDAS DEL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO.
7.2. EL CRECIMIENTO Y LAS DOCTRINAS DE LA POBLACIÓN.
7.3. EL ANÁLISIS PROYECTIVO DE LA POBLACIÓN.
7.3.1. LOS ENFOQUES DE PROYECCIÓN PURAMENTE DEMOGRÁFICOS.
7.3.2. LOS ENFOQUES DE PREVISIÓN INTEGRADA.
CAP. VIII. FUENTES DEMOGRÁFICAS ESPAÑOLAS:
8.1. LOS CENSOS DE POBLACIÓN.
8.2. EL PADRÓN MUNICIPAL DE HABITANTES.
8.3. NOMENCLÁTOR.
8.4. EL REGISTRO CIVIL.
8.5. CARTOGRAFÍA Y FOTOGRAFÍA AÉREA.
8.6. OTRAS FUENTES DEMOGRÁFICAS.´
8.7. ESQUEMAS DE INFORMACIÓN BÁSICA DE LAS FUENTES.

PRESENTACIÓN.
El libro quiere valorar las interdependencias entre los fenómenos demográficos y las estructuras territoriales. Sus destinatarios son los interesados en el Urbanismo en particular y la Demografía en general.
CAP. I. INTRODUCCIÓN.
El libro se centra en las relaciones entre los fenómenos demográficos y algunas variables económicas especialmente ligadas a los procesos de urbanización de la población y del crecimiento urbano, esto es, las estructuras territoriales.
Se estudian los conceptos de densidad (relacionada con la mayor especialización en el trabajo, los mayores intercambios, las redes de transporte, los equipamientos sociales, los costes de sobrepoblación, etc.), migración en los dos sentidos (como el factor más importante de distribución de la población en el espacio, con su causalidad económica, con la repercusión económica en las regiones de origen y destino, desequilibrios territoriales), crecimiento demográfico (con sus costes económicos y sus límites de recursos y modelo tecnológico), inversiones demográficas (en educación, vivienda, etc.), natalidad, mortalidad, nupcialidad, estructura por edades y actividades, etc.
La Demografía es la disciplina científica cuyo objetivo es estudiar la evolución de la cantidad (efectivo) y de la estructura de una colectividad. El efectivo es el número total de individuos presentes en una colectividad (ciudad, nación, etnia, etc.). Estadística es el conjunto de las cifras que describen una realidad observada. Probabilidad es el número que se caracteriza por la confianza en que ocurra un acontecimiento.
CAP. II. LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN.
2.1. PRINCIPALES ASPECTOS A CONSIDERAR.
Hay que distinguir entre Distribución y Poblamiento.
Distribución.
Estudia la forma en que los habitantes se localizan en el espacio. Poblamiento: estudia los asentamientos de la población, de acuerdo a su tamaño, número y distribución.
Localización.
Determina cartográficamente la situación geográfica de la población, elementos del medio físico, recursos naturales, factores económicos, infraestructuras. Generalmente se estudia la residencia habitual de la población y no su lugar de trabajo y ocio (es una mejora a hacer).
Densidad.
Relación numérica entre el conjunto de individuos de una población y el territorio sobre el que viven. Hay errores al tomarse sólo los datos de las unidades administrativas e ignorarse los ámbitos reales de la vida. Se estudia tanto la densidad total como densidades específicas (determinados grupos de población o en una parte de la superficie total). Es preciso un mayor detalle en el estudio de las zonas urbanas.
Dispersión-concentración.
Una población es más dispersa cuanto más homogéneamente se reparte sobre un territorio y un poblamiento será más disperso cuando mayor sea el número de asentamientos de población por unidad de superficie.
Caben varias combinaciones:
1) Población dispersa y poblamiento disperso.
2) Población dispersa y poblamiento concentrado.
3) Población concentrada y poblamiento disperso.
4) Población concentrada y poblamiento concentrado.
2.2. EL ESTUDIO DE LA LOCALIZACIÓN, LA DENSIDAD Y LA CONCENTRACIÓN: PROBLEMAS Y SOLUCIONES.
Representación gráfica de la localización de la población.
La escala de cartografía está condicionada por la amplitud del ámbito, los medios técnicos y la naturaleza del tema de estudio. Se usan varias formas de representación: 1) Los puntos que representan un valor igual en número de habitantes y cuya repetición indica la densidad de población en cada lugar. 2) Círculos de superficie proporcional a la población. 3) Diagramas de barras, con mayor altura proporcional de acuerdo a la población de cada núcleo. 4) Centro de gravedad de la población.
El estudio de la densidad de población.
Se estudia generalmente por municipios (la unidad más estable y delimitada, pese a sus muchas variaciones, para poder establecer comparaciones con otras unidades), pero estos son una división administrativa y no socioeconómica, lo que conlleva un mal conocimiento de la realidad. Estos problemas se superan con las retículas que se superponen a los mapas municipales y que permiten una escala más precisa e informativa, usando el Nomenclátor. Hay que escoger unos grupos o clases de valores (no demasiados) para el estudio, con una homogeneidad interna.
El estudio de la dispersión-concentración.
Se obtienen unos índices de concentración que informan sobre la realidad del poblamiento. El porcentaje de población que reside en el mayor asentamiento (cuanto mayor sea el porcentaje mayor será la concentración). El índice de Disimilaridad compara la distribución real con una distribución homogénea ideal, para conocer cuál es la diferencia en mayor o menor de la primera respecto a la segunda y que informa de la concentración y del peso de cada municipio (o asentamiento) en el conjunto. El índice de asentamientos por unidad de superficie (100 km²) precisa clasificar los asentamientos por tamaños.
2.3. NUEVAS TÉCNICAS PARA EL ESTUDIO Y REPRESENTACIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN.
La geocodificación de los datos demográficos. La cartografía, la informática y otras técnicas en constante mejora han permitido una mejor representación del espacio. La geocodificación consiste en asignar a los datos demográficos unos códigos que se refieran a su localización geográfica. Esto permite un conocimiento cartográfico muy preciso de la realidad.
Los sistemas de cartografía automática. En unas coordenadas SW sitúan los datos, saliendo unos mapas muy aproximados a la realidad por temas.
Los sistemas de información geográfica. Son el paso más completo hacia la comprensión geográfica, con una complejidad y precisión mucho mayores en sus posibilidades de relacionar los distintos temas entre sí, gracias a la informática.
2.4. LA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN Y LAS ESTRUCTURAS URBANAS Y TERRITORIALES.
Se estudia la forma en que los individuos se localizan en el espacio, con distintos tipos de poblamiento.
Significación de algunas de las variables manejadas. La ignorancia de la realidad geográfica del poblamiento conlleva ignorar los desequilibrios regionales y las necesidades económicas y sociales, con altos costes para la sociedad.

CAP. III. VALORACIÓN DE UNA POBLACIÓN A TRAVÉS DE SU COMPOSICIÓN SEGÚN EL SEXO Y LA EDAD DE SUS HABITANTES.
3.1. PRINCIPALES ASPECTOS A CONSIDERAR EN EL ESTUDIO DE LA RELACIÓN ENTRE LOS EFECTIVOS DE AMBOS SEXOS.
Tasas de masculinidad y feminidad.
Nos informan sobre la relación entre el número de hombres y de mujeres respecto a la población total y entre sí. Generalmente la tasa de masculinidad es ligeramente inferior a la de feminidad (en 1986 era de 963 sobre mil). Nos informa también de los desequilibrios entre sexos por provincias.
Causas que inciden más directamente en la razón entre los sexos.
Cuanta mayor sea la natalidad y más joven la población mayor será la tasa de masculinidad porque nacen de 105 a 106 niños poca cada 100 niñas y porque la esperanza de vida de la mujer es más alta que la del varón (la esperanza de vida es el promedio de las duraciones posibles de vida, ponderadas por sus probabilidades, mientras que la esperanza matemática es el promedio de los valores posibles de una variable aleatoria ponderados por sus probabilidades). La natalidad es más alta en el medio rural, entre las clases de renta más baja y de menor nivel cultural, por lo que tienen una mayor tasa de masculinidad que los otros grupos. Otro factor de variación es la migración, y así en algunas provincias rurales de emigración masculina la tasa puede estar por debajo del 950, decreciendo fuertemente por la edad: en España hay una tasa de masculinidad de 448,2 a los 85 años (las viudas doblan a los viudos). Pero hay también provincias de emigración femenina (Huesca).
Algunas consecuencias de la composición por sexo de una población.
Las elevadas tasas de masculinidad se producen sólo por una masiva migración diferenciada y por guerras. El desequilibrio entre sexos provoca descenso en la nupcialidad, emigración, menor índice de empleo (la mujer participa menos que el hombre), desequilibrios en los equipamientos...

3.2. EL ESTUDIO DE LA ESTRUCTURA POR EDADES.
La edad es el número de veces que se ha repetido el aniversario de nacimiento. Los grupos de edad se hacen generalmente por una edad (tienen muchos errores estadísticos) o por cinco edades (más general pero menos inexacta). La generación es una población que corresponde a la clasificación de los individuos por grupos de edad de unos 25 años. En una familia se refiere a los padres, hijos, nietos... En España la estadística por generaciones es imposible por la falta de información.
Confección de las pirámides de edades.
Las pirámides de edades son unos gráficos de distribución de frecuencias, en forma generalmente triangular con su vértice para los grupos de mayor edad y que representa las distribución de una población en función del año de nacimiento, es decir de la edad. Tradicionalmente se distinguen los hombres, representados en la parte izquierda, y las mujeres, en la derecha. Los grupos pueden representarse por cifras absolutas o relativas (apropiadas para comparas poblaciones de tamaños muy diversos).
Lectura de las pirámides de edades.
Los efectivos de cada grupo a considerar equivalen a la diferencia entre nacidos y muertos, más menos el saldo migratorio. La forma de la pirámide informa de las vicisitudes históricas de la población, así como permite hacer evaluaciones de cuáles serán las necesidades sociales de la población en el inmediato futuro. En España puede observarse la mayor esperanza de vida de las mujeres, los efectos de la crisis de 1898, de la gripe de 1918, la guerra civil, la emigración en distintas épocas, etc. Los “huecos” se reproducen atenuados en generaciones posteriores. Las formas de las pirámides informan de cuáles son las tasas de natalidad y mortalidad, siendo más triangular cuanto mayores sean ambas y más redondeada cuanto menores sean.
Grandes grupos de edad, índices de envejecimiento, tasa de dependencia y diagramas triangulares.
Los grandes grupos de edad permiten conocer las necesidades socioeconómicas y las perspectivas futuras de la población y la economía.
Conocer la tasa de dependencia (de los jóvenes respecto a los adultos y de los jubilados respecto a los trabajadores) exige formar unos grupos según la edad laboral y el paro.
Los índices de envejecimiento informan del aumento relativo de los efectivos del grupo de viejos y otro índice es el que relaciona al grupo de viejos con el de jóvenes. El envejecimiento depende del descenso de la mortalidad (a veces es neutra al disminuir la mortalidad de los más jóvenes) y sobre todo de la natalidad, la migración... El envejecimiento supone una disminución de la masculinidad y de la natalidad, un incremento de la mortalidad y una rémora para el desarrollo económico.
Los diagramas de barras y los triangulares informan de la relación entre los grandes grupos de edad, sobre todo los triangulares, mucho más complejos.
Posibilidades que ofrecen las fuentes de información y la explotación y representación automática de los datos.
Los Censos proporcionan la mayoría de los datos necesarios, sobre todo los tomos II y III, que estudian las características de la población. Con la informática ha mejorado notablemente la precisión y rapidez para realizar las tablas y gráficos de estudio de los datos.

CAP. IV. EL ESTUDIO DE LA POBLACIÓN ACTIVA.
Los datos de los censos y estadística oficiales son muy poco fiables, como ejemplifica el caso de España, cuya economía sumergida es muy importante. [Algunos cálculos indicaban que en 1990 representaba el 30% del PNB y cerca de dos millones de trabajadores. En 2015 no hay una gran variación sobre estas cifras].
El concepto de población activa. Es el conjunto de personas que suministran mano de obra disponible para la producción de bienes y servicios. No es pues la ocupada en cierto momento sino toda la disponible, aunque esté en el paro (no es lo mismo población activa que con empleo). Hay dudas sobre si hay que incorporar a varios grupos: amas de casa, estudiantes, militares, sacerdotes, etc. Algunos autores prefieren relacionar el concepto con la percepción de un salario o remuneración. También hay el problema del nivel de dedicación así como de la dedicación a varias actividades, con pluriempleo en sectores económicos distintos (p. ej. campesinos a tiempo parcial que trabajan en el verano en el turismo o las amas de casa rurales que trabajan en el campo o en la artesanía).
4.1. EL ESTUDIO DE LAS TASAS DE ACTIVIDAD.
La tasa de actividad establece la relación porcentual entre los productores y los consumidores (población total). Hay tasas específicas: masculina, femenina, por grupos de edades, rurales y urbanos, casados, etc. Suele oscilar sobre el 40% dependiendo de numerosos factores: económicos, sociales, culturales, servicios, etc., sobre todo de la participación femenina. En España es muy baja comparada con Europa: paro estructural, envejecimiento, prolongación de educación, aumento del nivel de vida, muy débil tasa de actividad femenina, jubilación más temprana (reconversión industrial), emigración al exterior.
4.2. EL ESTUDIO DE LAS RAMAS DE ACTIVIDAD.
Hay que clasificar primero las actividades, de acuerdo a la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE).
Métodos de análisis.
El método del excedente estudia la especialización productiva de las ciudades. El de Nelson se aplicó a las ciudades de EE UU, para conocer las actividades dominantes. Tienen el problema de la gran movilidad domicilio-trabajo, pues muchos trabajadores viven fuera de la ciudad y ello falsea los resultados.
4.3. CLASIFICACIÓN DE LA POBLACIÓN ACTIVA EN SECTORES.
Evolución de los sectores de actividad.
El estudio de la distribución de la población activa entre los sectores Primario, Secundario y Terciario, más el más moderno Cuaternario, dan una visión de la actividad de la población que caracteriza el grado de desarrollo de la sociedad en su conjunto. Una sociedad será tanto más desarrollada cuanto menor sea el porcentaje dedicado al sector Primario y mayor sea el de los otros, después de una evolución que haya permitido equilibrar el nivel de desarrollo espacial y social. Un mayor peso del sector Terciario indica por lo general un mayor grado de desarrollo, la superación de la etapa de la Revolución Industrial. España está hoy en vías de conseguirlo, aunque el peso del sector turístico desvirtúa estas cifras.

CAP. V. MOVIMIENTOS NATURALES.
5.1. NATALIDAD Y FECUNDIDAD.
Aspectos fundamentales y factores de la natalidad y fecundidad.
Los factores que las determinan son biológicos y físicos, sociales y económicos, que varían de acuerdo a la edad, etnia (gitanos), religión, vida rural o urbana, empleo, vivienda, renta, educación, servicios, actividad femenina, medios anticonceptivos, política demográfica, etc.
Métodos, tasas y definiciones.
La natalidad. Es el número proporcional de nacimientos en una población y tiempo determinados. La tasa de natalidad es la relación entre el número de nacimientos (hijos procreados) y la población total, expresado en tantos por %. Nacen más niños que niñas, con una sex ratio en España de 107. La mayoría son legítimos pero el número está bajando con la permisividad de las costumbres.
La fecundidad. La tasa de fecundidad es la relación entre el número de hijos procreados durante un periodo determinado y el número de mujeres en edad de procrear (15-49 años por lo general). Hay tasas específicas: legítima, por edad, por zona. La tasa bruta de reproducción representa la descendencia completa de hijas, por lo que tenemos el reemplazo de dos generaciones sucesivas de mujeres. La tasa neta de reproducción es el número promedio de niñas procreadas por las mujeres de una cohorte determinada. El índice de fecundidad del momento es la tasa de reproducción de una cohorte ficticia que tuviese en cada edad la fecundidad que tuvieron las mujeres de esa edad durante un año determinado. La tabla de fecundidad es el conjunto del número de hijos procreados en cada edad por 1.000 mujeres contempladas a partir de su nacimiento. La tasa de variación es el complemento hasta 1 de la tasa de reproducción.
La distribución espacial de la natalidad.
Estudia la relación entre la natalidad y la estructura por edades en las provincias o unidades espaciales consideradas. Hay fuertes desequilibrios interprovinciales y intermunicipales, con zonas de tasas muy bajas, que no garantizan la reproducción.
5.2. LA NUPCIALIDAD.
La tasa bruta de nupcialidad general mide el número de matrimonios con relación a la población total en un periodo y lugar determinado. Estudia también la ruptura matrimonial. Se puede estudiar por sexos y edades, por provincias, por zonas rurales y urbanas, etc. En España los hombres se casaban en 1981 a una media de 25,4 años y las mujeres a los 23, con grandes variaciones anuales de acuerdo a la situación socioecónomica: una época de crisis o de encarecimiento de la vivienda se refleja de inmediato en una menor nupcialidad. El índice de divorcios o separaciones es el triple en las grandes ciudades que en el campo, con tendencia a subir en ambos.
5.3. LA MORTALIDAD.
Introducción.
La mortalidad es la acción de la muerte sobre la población. La tasa de mortalidad es la relación entre el número de fallecimientos durante un periodo determinado y el número de individuos sometidos a ese riesgo. En España es una de las más bajas del mundo, sobre un 7%.
La mortalidad infantil.
La tasa de mortalidad infantil es la relación de defunciones en una cohorte (conjunto de individuos nacidos en el mismo periodo) de recién nacidos antes de cumplir el año. Es también muy baja, sobre el 10%.
Tasas de mortalidad por edad.
Las tasas de mortalidad por grupos de edades permiten conocer la mortalidad específica a medida que aumenta la edad. Si es estacionaria hasta los 40-45 años, se dispara a partir de entonces. La masculina es mayor que la femenina, claramente a partir de los 35-39 años y se incrementa la diferencia luego.
Las tablas de mortalidad.
La tabla de mortalidad es el conjunto del número de supervivientes en cada edad por cada 1.000 individuos contemplados a partir de su nacimiento. Nos indica la posibilidad de supervivencia de un individuo.
Las causas de mortalidad.
Las tasas por causas se expresan en tantos por cien mil. En España las más frecuentes son los tumores malignos y sobre todo las enfermedades del aparato circulatorio. Mucho más lejos aparecen los accidentes, y últimamente ha crecido el de infecciones (SIDA).
Factores biológicos de la mortalidad.
El principal factor es el sexo, con una mayor mortalidad masculina desde el primer momento hasta el final. También hay un factor de alimentación (infra y sobrealimentación).
Factores económicos y sociales de la mortalidad. La mejor sanidad e higiene ha disminuido la mortalidad al evitar los decesos por la mayoría de enfermedades epidémicas y retrasar las de de tumores y enfermedades circulatorias. El estado civil es un factor notable: los solteros mueren antes que los casados y viudos y estos tienen un índice mayor en los primeros años de viudedad. La profesión es otro factor, por el estrés, la peligrosidad del trabajo, los ingresos, etc. La educación y los ingresos son factores primordiales en la mortalidad, sobre todo la infantil, al prevenir las conductas poco higiénicas (tabaco, alcohol, drogas, alimentación, deporte).
La distribución provincial de la mortalidad en España.
Desde 1960 las tasas de mortalidad están estacionarias porque la mejora de la sanidad es compensada por el envejecimiento de la población, pese a lo cual la esperanza de vida sigue creciendo y hoy España es el segundo país del mundo en este índice de salud (tras Japón).

CAP. VI. LOS MOVIMIENTOS MIGRATORIOS.
Introducción.
Los movimientos migratorios influyen decisivamente en la población, junto al saldo vegetativo. Nunca como ahora la sociedad es tan móvil, con un intercambio creciente entre las zonas, desde el campo a la ciudad, desde el interior a las costas, desde los pueblos a las grandes ciudades, desde la residencia de los padres a la ciudad donde se cursa la carrera, desde las áreas deprimidas o en reconversión industrial a las áreas emergentes, desde los países subdesarrollados o con crisis a los países desarrollados, etc. Los factores son muchos, pero predominan los económicos, movidos los individuos por las expectativas psicológicas de bienestar que tienen respecto a su zona de origen y la zona de destino.
Los datos son muy poco fiables, pues los individuos que migran no acostumbran a comunicar su partida. Movimiento migratorio es el conjunto de desplazamientos entre un lugar de origen y otro de destino, trasladando la residencia habitual. Emigración es la salida. Inmigración es la entrada. Saldo migratorio es el balance entre ambos. La tasa de migración es el tanto por ciento respecto a la población total.
6.1. TIPOS DE MOVIMIENTOS MIGRATORIOS.
Las migraciones externas o internacionales. Estos intercambios migratorios implican el traslado de las poblaciones de una nación a otra o de un continente a otro. En España han destacado históricamente las emigraciones a América y Europa, con procedencia de regiones que han cambiado a lo largo de los siglos. Las regiones que han suministrado más contingentes son: Andalucía, Galicia, las dos Castillas. Son emigrantes fundamentalmente activos, con fuerte tasa de masculinidad, entre 15-55 años, con predominio de casados sobre solteros, con profesiones predominantes de obreros de la construcción y agricultores, con duración reducida (dos o tres años) aunque tiende a aumentar. Pero después de 1973 (por una crisis económica internacional que coincidía con la mejora relativa de la economía española en la percepción social) la emigración exterior ha casi desaparecido y España ha recuperado muchos emigrantes e incluso ahora recibe inmigrantes de América, África, Este de Europa y Sureste asiático (filipinos, chinos).
Las migraciones internas.
El éxodo rural a las ciudades fue un factor esencial en la urbanización e industrialización. Sólo en el periodo 1962-1976 hubo 6.400.000 emigrantes interiores. Después, con la crisis económica y el vaciamiento anterior de las zonas de emigración, esta corriente migratoria se ha ralentizado, aunque sigue siendo muy alta. Es una emigración familiar: los emigrantes llevan consigo a toda su familia cercana, a menudo con varias generaciones.
Distribución provincial.
Las provincias se han especializado: unas tienen saldos positivos y otras negativos, invariablemente. Los destinos más antiguos son Madrid, Barcelona, Vizcaya y Guipúzcoa, al que se añaden Navarra, Zaragoza, zona catalano-valenciana, junto a algunas provincias interiores en las regiones: La Coruña, Pontevedra, Valladolid, Sevilla. Se le ha añadido Baleares en los años 60, mientras que pierden interés el País Vasco y Madrid. En general el interior y el norte pierden población mientras que la ganan el eje del Ebro y la costa mediterránea.
Migraciones según otros criterios.
Hay migraciones voluntarias o forzadas (guerras, terremotos y otras catástrofes), organizadas e individuales, familiares, permanentes o estacionales (la recolección agrícola, la trashumancia), temporales o definitivas, rural o urbana, etc.
Movimientos pendulares o de corta duración son los de frecuencia diaria, semanal o por periodos muy cortos desde el lugar de residencia habitual a la localidad del trabajo. Diariamente hay movimientos de decenas (desde las ciudades-dormitorio) y a veces cientos de km (desde las ciudades o pueblos cercanos, como ocurre ahora con el tren AVE) hasta el trabajo en la ciudad. Es hoy frecuente el vivir tres días en una ciudad o incluso una provincia y trabajar durante la semana en otra ciudad o provincia. El caso más notable es el de los ejecutivos que trabajan en un país de lunes a viernes y viven en otro el fin de semana. Otro fenómeno es el de las segundas residencias para los fines de semana y para las vacaciones largas.
6.2. FACTORES ECONÓMICOS Y SOCIALES DE LAS MIGRACIONES.
Los factores económicos son determinantes: deseo de un mayor nivel de vida, ayudar a la familia, mejor nivel de educación, sanidad y vivienda, mayores oportunidades de empleo y renta, etc. Pero un nivel muy bajo puede frenar la emigración, por desconocimiento de otra realidad, idiomas y costumbres o por una postura fatalista ante la vida. Los transportes han facilitado mucho la migración. La estructura desigual de la propiedad empuja a la emigración atraída por los núcleos industriales y de servicios. Atraen más los países con lenguas, razas y religiones similares.
6.3. LAS MIGRACIONES Y LA EVOLUCIÓN DE LAS SOCIEDADES.
Zelinsky (1971) estudió las regularidades en la movilidad de las personas y sociedades, en relación con los procesos de desarrollo, con varias fases: 1) fase premoderna (migraciones muy escasas, como la Europa Medieval), 2) fase al comienzo de la transición (alta emigración, como EE.UU. hacia el Oeste en el siglo XIX o el éxodo rural), 3) fase de fin de la transición (movilidad habitual crece pero disminuyen el éxodo rural y las migraciones interiores y exteriores), 4) fase de sociedades evolucionadas (movilidad por trabajo y ocio en movimiento pendular, con éxodo rural nulo, fuertes movimientos interurbanos, con movimientos internacionales de trabajadores cualificados e inmigración de trabajadores poco cualificados desde los países subdesarrollados). España está en esta cuarta fase.
6.4. MÉTODOS DE ANÁLISIS DE LAS MIGRACIONES.
La estimación de los datos de las migraciones. Hay una poca fiable estadística, por lo que hay que usar métodos indirectos, basados en la idea de los “residuos” (la cuantía positiva o negativa que queda al descontar del crecimiento total el crecimiento vegetativo).
A. El método de las estadísticas vitales. Estima el saldo migratorio neto, pero no informa sobre la cuantía de cada flujo de (emigración, inmigración).
B. El método de las probabilidades de supervivencia. Sobre grandes conjuntos estudia el saldo migratorio por grupos de edad, gracias a las tasas de supervivencia.
Índices y tasas de migración.
Las tasas de emigración e inmigración proporcionan la tasa de saldo migratorio, resultante de la diferencia entre las otras dos. Cabe hallar la tasa de emigración entre dos zonas, la de intensidad migratoria entre zonas, el índice de redistribución (de la población en el espacio en un periodo).
El enfoque de los modelos.
En lugar de basarse en unas estadísticas poco fiables, reconstruye la realidad en base a unos modelos teóricos, fundados en unas hipótesis de investigación. El método hipotético deductivo puede llegar a ser muy preciso en grandes conjuntos de población y para periodos largos, al disminuir el margen de error. Hay varios modelos: gravitatorio, Stouffer, Hägerstrand...

CAP. VII. EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN.
Por qué estudiar la evolución de la población.
El cambio cuantitativo y cualitativo de la población nos informa sobre la realidad y nos permite prever el futuro, conocer los problemas para resolverlos con el menor costo posible. Podemos prever las necesidades de viviendas, medios de transporte, educación, sanidad, pensiones, etc.

7.1. CONCEPTO Y MEDIDAS DEL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO.
Los elementos del cambio demográfico.
Son los nacimientos, defunciones y migraciones. El incremento o decremento de la población resulta de dos saldos: el saldo natural (vegetativo entre los nacimientos y defunciones) y el migratorio.
Algunas medidas del crecimiento.
La tasa anual de crecimiento natural informa del aumento natural en tantos por mil. La tasa neta de reproducción es la medida en que una población asegura su supervivencia. La población estable es la población en la que las tasas de mortalidad y de fecundidad son duraderamente constantes. La población estacionaria es la población en la que los nacimientos compensan los fallecimientos.

7.2. EL CRECIMIENTO Y LAS DOCTRINAS DE LA POBLACIÓN.
Las diversas doctrinas sobre la conveniencia o no de un aumento de la población han tenido generalmente causas ideológicas o políticas, de acuerdo a los sistemas de ideas o las ambiciones de los Estados. Así, en la Edad Moderna, los Estados absolutos preconizaron el aumento de la población para alcanzar el predominio geopolítico y esta tesis la han mantenido otros regímenes absolutos o totalitarios (comunista, nazi, fascista). El primer enfoque científico fue el de Malthus. El maltusianismo es la doctrina que preconiza los métodos anticonceptivos insistiendo en los peligros de un crecimiento exponencial de la población mientras los recursos tienen sólo un crecimiento aritmético. Después ha habido nuevos debates y tesis, a favor o en contra de un crecimiento óptimo de la población, pero nunca habrá un acuerdo sobre los criterios, pues implican distintas concepciones del hombre y de la sociedad.
La teoría de la transición demográfica ha concitado un apoyo mayoritario entre los demógrafos. Consiste en un modelo de evolución de las sociedades en que se unen cambio demográfico y desarrollo económico. La transición demográfica es el paso de un régimen demográfico en el que la mortalidad es compensada por una fuerte natalidad a un régimen en que la mortalidad reducida está en equilibrio con una fecundidad controlada.
Fase 1. Régimen demográfico antiguo. Alta natalidad, mortalidad alta, crecimiento débil.
Fase 2. Comienzo de la transición demográfica. Descenso de la mortalidad (mejor alimentación e higiene), natalidad alta o en alza (mejor atención a las gestantes y en el parto), crecimiento en alza.
Fase 3. Periodo central de la transición demográfica. Mortalidad sigue bajando, natalidad que comienza a bajar, gran aumento de la población.
Fase 4. Periodo final de la transición demográfica. Mortalidad estable en niveles bajos, natalidad en continua disminución, incremento demográfico cada vez menor.
Fase 5. Régimen demográfico moderno. Bajas tasas de mortalidad, natalidad y crecimiento (a veces nulo).
El modelo de la teoría de transición ha recibido críticas, algunos autores han elaborado varios modelos de transición, pero parece el más comprehensivo de los modelos conocidos.
7.3. EL ANÁLISIS PROYECTIVO DE LA POBLACIÓN.
Comprender cuál es el futuro previsible de la población tiene pues un enorme interés para los políticos, los empresarios y la sociedad en general, pues puede corregirse el curso de los acontecimientos antes de que el precio a pagar sea más elevado ante unos hechos consumados. Hay que precisar los objetivos de las previsiones demográficas, formular hipótesis sobre el comportamiento futuro de la población, establecer un modelo matemático y acopiar los datos de partida necesarios.
Hay que formular hipótesis sobre el comportamiento futuro de la población, en base a la natalidad, mortalidad, fecundidad, migraciones, etc., del pasado. Y ello es muy subjetivo.
Hay que establecer un modelo matemático, que puede basarse en el contexto territorial, en la dimensión temporal o en la extrapolación de la tendencia observada en la zona.
7.3.1. LOS ENFOQUES DE PROYECCIÓN PURAMENTE DEMOGRÁFICOS.
Hay dos criterios que emplean información sólo demográfica:
A) La dimensión espacial considerada. En un sistema espacial, en un sistema espacial cerrado, en un sistema espacial abierto o en un sistema multirregional.
B) La desagregación interna de la población. Con datos globales o con datos desagregados según sexo y edad.
Proyecciones del total de población, sistema no espacial.
Son muy simples pero interesantes porque son muy inteligibles por el público y son más convincentes.
Los sistemas espaciales con datos globales.
No se consideran algunas variables importantes, como las variaciones de mortalidad según la edad y sexo. Y se estima sobre el total de la población, por lo que la utilidad práctica es menor.
Los sistemas cerrados y abiertos con datos desagregados.
Son más complejos y útiles para los demógrafos, con grandes necesidades de información: distribución de la población según edad y sexo, natalidad según la edad de la madre, mortalidad según edad y sexo, movimientos migratorios, etc. Implica el uso de ordenadores de gran potencia. Hay que hacer varias operaciones: 1) Preparar la población de partida desagregada por sexo y edad. 2) Someter esta población inicial, los nacidos durante el periodo de proyección y los inmigrantes a una ley de mortalidad para obtener el número de supervivientes en cada fecha posterior. 3) Evaluar los nacimientos esperados en el periodo, que constituirán el primer grupo de edad y que deben ser clasificados por sexo. 4) Evaluar el fenómeno migratorio, muy complejo, pues hay que estimar la atracción del espacio estudiado y la no-atracción de los otros espacios.
Los sistemas multirregionales y los modelos de contabilidad demográfica.
Se basan en la contabilidad demográfica, que estudia los cambios de estado de la población en un periodo.
Proyecciones para subconjuntos de la población.
Se estudian campos específicos como los escolares, los trabajadores activos, etc., para prever equipamientos de servicios.
7.3.2. LOS ENFOQUES DE PREVISIÓN INTEGRADA.
Es la línea más moderna de investigación, previendo el conjunto de datos sobre la población, empleo, demanda de viviendas y otras actividades, de acuerdo a múltiples variables.

CAP. VIII. FUENTES DEMOGRÁFICAS ESPAÑOLAS:
8.1. LOS CENSOS DE POBLACIÓN.
Introducción. Los primeros recuentos de población.
El Censo es una operación mediante la cual los poderes públicos cuentan los individuos presentes clasificándolos según distintos criterios. Entre los antecedentes tenemos los censos de Felipe II, el Vecindario de 1717, los censos o Catastros de Ensenada de 1748, de Aranda de 1763, de Floridablanca de 1787 (excelente). Los de 1820 y 1850 son bastante irregulares. El primer censo moderno, con una gran calidad, fue el de 1857, tras el que vinieron los de 1860, 1877, 1887, 1897, 1900, 1910, 1920, 1930, 1940, 1950, 1960, 1970, 1981 y 1991. Desde 1940 el organismo oficial que los realiza es el Instituto Nacional de Estadística.
Los temas del censo son:
a) Características geográficas: dirección, municipio de residencia, datos sobre la residencia (ausente, residente, transeúnte).
b) Características personales y forma de vivir: sexo, edad, estado civil, naturaleza y nacionalidad.
c) Características culturales: saber leer y escribir, escolaridad y nivel de instrucción alcanzado.
d) Características económicas: actividad, rama, profesión, situación profesional.
e) Características de fecundidad: número de hijos nacidos, vivos y muertos, los que permanecen vivos, años del matrimonio, edad al casarse.
Periodicidad y simultaneidad. La fecha tradicional ha sido el 31 de diciembre, desde el de 1857 al de 1970, cuando fue sustituida por el 1 de marzo en 1981 y 1991, evitando los problemas de hacer un censo en los días festivos de fin de año, con su gran movilidad de población fuera de la residencia. La periodicidad es decenal, rota en 1981 para cambiar el modelo.
Organización y métodos. Desde los agentes censales se sube en una pirámide por las instituciones locales y las Delegaciones Provinciales hasta la Comisión Central. El método es el “autoempadronamiento”, con una encuesta que se pasa a los individuos y que recoge y ayuda en su caso el agente.
Fiabilidad. Es bastante exacto. Los errores proceden de: hoja mal planificada (sobre todo en datos económicos), fallos en la toma de datos o en el muestreo de la información.
Publicación. La presentación de los datos es la base de los estudios posteriores, con sus tabulaciones y gráficos. El Censo de 1970 tenía 5 tomos. El I sobre el número de habitantes por municipio, el II sobre características de la población por provincias, el III es un resumen nacional de las características, el IV es el Nomenclátor y el V es el índice.
Utilidad del censo. Sirve para elaborar tablas y cuadros estadísticos, tasas, índices, que se utilizan en la planificación y ordenación del territorio en varios puntos: equipamientos sociales, urbanismo, medio natural, educación, sanidad, administración, desarrollo económico, desequilibrios regionales, viviendas, Derecho y Ciencia, migraciones, cultura, etc.
Mejoras potenciales. Introducir nuevos temas, crear varios tipos de cuestionarios (general y específicos), hacer un muestreo censal para varios temas (evitando la duplicación cada cinco años), mejor presentación de tabulaciones.
8.2. EL PADRÓN MUNICIPAL DE HABITANTES.
Es un censo municipal, hecho para los habitantes del término municipal. Lo realiza el Ayuntamiento, con periodicidad quinquenal y rectificaciones anuales, y los datos son públicos (libres para la consulta). Son más completos los actuales.
Historia. Los padrones municipales en España comenzaron también en 1857 con una periodización quinquenal. Los últimos son los de 1955, 1965, 1970, 1975 (publicado oficialmente por primera vez), 1981, 1986, 1991.
El registro de población. Es la actualización anual del Padrón municipal, pero de hecho no funciona.
Mejoras potenciales. Debería ampliarse el número de temas.
8.3. NOMENCLÁTOR.
Es el censo de entidades de población. Deben clasificarse por su nombre (hay muchos tipos: ciudades, pueblos, villas, parroquias, hermandades, alquerías, etc.), tamaño de población. El primero fue el de 1858 y siempre ha tenido problemas de criterio para determinar qué es un núcleo o entidad de población. Los temas son: nombre de entidad, clase o categoría, distancia, edificios habitados, edificios no habitados, edificios según número de pisos, alojamientos, población de hecho y derecho, altitud, superficie municipal, número de familias (hogares), agrupamiento-dispersión. La cartografía es 1/50.000.
8.4. EL REGISTRO CIVIL.
El Registro Civil es el conjunto de los registros de los acontecimientos esenciales de la vida de los habitantes: nacimiento, matrimonio, defunción, abortos, adopciones, legitimaciones, reconocimientos, anulaciones matrimoniales, separaciones, divorcios.
Sustituyeron a los archivos eclesiásticos de las parroquias, desde 1878. Una estadística no fiable es la de los abortos, pues siempre ha habido mucha ocultación.
Mejoras potenciales. Debería ampliarse el número de temas.
8.5. CARTOGRAFÍA Y FOTOGRAFÍA AÉREA.
Cartografía.
a) Cartografía básica para la realización de los censos. La hace el INE con mucho detalle y no se publica.
b) Mapas topográficos. De pequeña escala (más de o igual a 1/100.000), con poca utilidad. De media escala (1/50.000), el más usado. De gran escala (muy detallado).
c) Mapas temáticos diversos. Son los de densidad, evolución de población, etc.
Fotografía aérea. Tiene la misma utilidad que la cartografía y ha progresado mucho en los últimos años, con las fotos de alta resolución por satélite y las del Ejército y Hacienda.
Mejoras potenciales. Debería estar geocodificada para permitir una cartografía automática.
8.6. OTRAS FUENTES DEMOGRÁFICAS.
Boletín Mensual de Estadística y Anuario Estadístico.
Encuesta de fecundidad, metodología y resultados.
Tasas de mortalidad provinciales (1969-1972).
Movimientos migratorios interiores en España.
Encuesta de la población activa.
 Estadísticas básicas de España (1900-1970).
Estadísticas sobre emigración asistida.
Población activa por municipios. Año 1970.
Panorámica demográfica. 1976.
Anuario de Estadísticas Laborales.
Censo de Locales.
Encuesta de fecundidad.
Fuentes demográficas internacionales.
8.7. ESQUEMAS DE INFORMACIÓN BÁSICA DE LAS FUENTES.

Es una clasificación por temas, unidades de estudio, fuentes, periodicidad, desarrollo-cálculo y observaciones.

No hay comentarios: