Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, 23 de julio de 2015

Los nuevos flujos de inmigración extranjera en las islas Baleares en la década de los noventa (1993).

LOS NUEVOS FLUJOS DE INMIGRACIÓN EXTRANJERA EN LAS ISLAS BALEARES EN LA DÉCADA DE LOS NOVENTA.
Resumen y comentario de: Salvà Tomàs, Pere. Los nuevos flujos de inmigración extranjera en las islas Baleares en la década de los noventa. Artículo en: Inmigración extranjera y planificación demográfica. Universidad de La Laguna. La Laguna. 1993. pp. 517-523.

España se ha convertido en los últimos años en un país de inmigrantes pese a la delicada situación socioecónomica y el alto índice de paro. Las Islas Baleares se han constituido como uno de los polos de atracción de esta inmigración, gracias a su desarrollo turístico y económico, su situación estratégica en el Mediterráneo y su clima. Hay dos grandes colectivos: los residentes europeos y los inmigrantes del Tercer Mundo, principalmente iberoamericanos y magrebíes.
Los residentes europeos en Baleares se presentan en dos grandes subgrupos: 1) los inmigrantes (europeos y del Tercer Mundo) atraídos por los empleos del sector turístico y de servicios, 2) los residentes de la tercera edad que llegan a pasar su periodo de jubilación en un territorio europeo con buenos servicios, comunicaciones y clima.
Las fuentes en que se ha basado el estudio son: 1) los informes de la Comisaría General de Documentación de la Dirección General de Policía del Ministerio de Interior, referidos a los permisos de residencia, 2) los informes de la Dirección General de Informática y Estadística del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, referidos a los permisos de trabajo. Ambos presentan datos incompletos, especialmente respecto a los inmigrantes ilegales, por lo que se deben corregir al alza sus estadísticas.
EVOLUCIÓN DE LOS RESIDENTES EXTRANJEROS EN LA DÉCADA DE LOS OCHENTA.
El número de extranjeros residentes en las islas se ha doblado desde 1981 hasta 1990, al pasar de 15.000 a 32.000 residentes, coincidiendo con la entrada de España en la Unión Europea y con la llegada masiva de inmigrantes magrebíes (y en menor grado latinoamericanos) en los años 80, debido al creciente paro en sus zonas de origen.
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LOS INMIGRANTES EXTRANJEROS EN LAS ISLAS BALEARES.
Hay un predominio de las mujeres sobre los hombres, por la peculiaridad del mayor empleo femenino en el sector terciario. La edad media es elevada, por la alta proporción de jubilados europeos, aunque los inmigrantes desde el Magreb son relativamente jóvenes. Los residentes europeos tienen familias completas mientras que los del Tercer Mundo son individuos aislados. Por nacionalidades el predominio es de los residentes europeos, especialmente británicos y alemanes. Entre 1981 y 1990 se han ido concediendo unos 3.500 permisos de trabajo anuales, en un 90% en el sector de servicios, con un pequeño porcentaje de empleos agrícolas y de construcción. Hay un alto porcentaje de ilegales magrebíes. Es evidente la función de muchos inmigrantes de sustitución de muchos empleos de poco prestigio social (limpieza, servicio doméstico, etc.).
CONCLUSIONES

Un fuerte crecimiento del número de extranjeros en los aos 80 [y en los 90], con predominio de los residentes (no trabajadores) europeos, y en menor grado de los trabajadores magrebíes. Esto se produce en un contexto de paro estructural.

No hay comentarios: