Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 16 de noviembre de 2015

El terrorismo en Europa.

El terrorismo yihadista en Europa.
Introducción.
Opiniones de expertos.

Introducción.
La Unión Europea, y Europa por extensión, es un blanco predilecto del terrorismo islámico o yihadista, que ve en los valores de la democracia y el laicismo su principal némesis. Además, varios países europeos, Reino Unido, Francia, España e Italia, han tenido colonias durante largo tiempo en los países islámicos, lo que estimula unos deseos de venganza nacionalista. Finalmente, la emigración de musulmanes a Europa y sus dificultades de integración en la sociedad favorecen odios personales que buscan su salida en la violencia. Los jóvenes desarraigados encuentran en la Yihad, la guerra santa, un camino de redención. El problema se agrava cuando en el mundo islámico se consolidan espacios de dominio y lucha de los yihadistas, donde pueden reclutar, entrenar y dirigir la ofensiva terrorista.

Atentados en Madrid, 11 de marzo de 2004. La referencia a la sospecha sobre ETA, finalmente descartada, muestra la sorpresa e incredulidad iniciales ante la extrema violencia yihadista.


Los sanguinarios atentados en Madrid el 11 de marzo de 2004 y en Londres el 7 y el 21 de julio de 2005 mostraron la capacidad asesina del terrorismo y provocaron una respuesta institucional de nuevas leyes de control de transporte de pasajeros, tráfico de armas y finanzas, que fueron criticadas por reducir los derechos democráticos individuales, pero que la mayoría de la población apoyó en líneas generales porque entendió que era prioritario garantizar la seguridad. Pero los atentados no han cejado.

 
En enero de 2015 Francia sufrió la tragedia de unos atentados yihadistas en París con un total de 17 muertos más numerosos heridos. Destaca el sangriento ataque a la redacción de la revista satírica "Charlie Hebdo". La respuesta ciudadana fue masiva en las manifestaciones de repulsa.


La noche del 13 de noviembre de 2015 los yihadistas volvieron a atacar en París, causando al menos 129 muertos y unos 300 heridos, en una oleada de atentados suicidas indiscriminados contra la población civil.

Europol, dirigida en 2016 por Rob Wainwright, lucha contra el terrorismo y la delincuencia a nivel europeo. En 2016 ha creado el Centro Europeo contra el Terrorismo, dirigido por el español Manuel Navarrete, de la Guardia Civil. La UE promueve una policía europea de fronteras.

Un nuevo atentado múltiple, esta vez en Bruselas, el 22 de marzo de 2016, muestra las carencias de la política antiterrorista europea.


Opiniones de expertos.
El editorial Sangre fría [“El País” (15-XI-2015)], probablemente inspirado por Lluís Bassets, considera que la respuesta democrática al terrorismo en Europa y España debe basarse en la unidad europea y el uso de todos los mecanismos legales:
‹‹Sin llegar a la complejidad del ataque llevado a cabo contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, el yihadismo ha vuelto a emplear bombas humanas para causar en París una de las matanzas más odiosas que se recuerdan. El alcance mortífero de estos nuevos actos de barbarie es el mayor en suelo europeo desde los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.
Las palabras de solidaridad con Francia y los llantos por las víctimas hacen falta para llevar a cabo la necesaria tarea de duelo por los muertos. Cómo no conmoverse ante los ciudadanos que han caído segados por las balas o destrozados por las bombas humanas en París, entre ellos un español. Cómo no horrorizarse ante las imágenes de cuerpos destruidos a ciegas, y cómo no sentir la debilidad de creernos impotentes frente al terror.
Sin embargo, la reciente historia de España demuestra precisamente lo contrario: se puede vencer al terrorismo con las armas de la democracia, a costa de mucho dolor y siempre que seamos capaces de mantener la sangre fría frente a los zarpazos terroristas. Y esto vale no solo para los Gobiernos, sino para las sociedades ante las que responden, sabiendo que el enemigo desborda las fronteras tradicionales, usa los instrumentos comunicativos de la globalización y no duda en enviar a los suyos a una muerte segura con tal de hacer más daño.
Esta guerra insidiosa nos habla del fanatismo totalitario que se esconde en las cabezas de los que dirigen el llamado Estado Islámico, sin duda decididos a proseguir la escalada criminal. Las democracias tienen el derecho y la legitimidad de emplear todos los instrumentos de seguridad que sean precisos frente al terror —incluidos los militares— por más incomodidades y riesgos que las medidas puedan causar a la vida cotidiana. Y las sociedades deben comprenderlo y apoyarlo.
Francia es un país muy comprometido en este combate, y los predicadores de la guerra santa  lo han elegido como objetivo a abatir. Solo en lo que va de año lo demuestran los atentados llevados a cabo en la revista “Charlie Hebdo” y una tienda de productos kosher en París, más la intentona posterior de provocar la explosión de una planta de gases industriales en Lyon. En vísperas de una Cumbre del Clima que reunirá en la capital francesa a numerosos jefes de Estado y de Gobierno, y con la perspectiva de la celebración de la Eurocopa en 2016, no cabe engañarse sobre la lógica que guía la locura asesina con la que se comportan los fanáticos.
Que esta vez haya sucedido en Francia no debe hacer olvidar la situación de España, citada y amenazada frecuentemente en comunicaciones de los grupos terroristas. La reacción de Mariano Rajoy y de los partidos políticos fue ayer la adecuada, en general, incluida la buena noticia de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, desea adherirse al pacto antiterrorista existente entre PP y PSOE.
Los métodos para ejecutar las matanzas son diferentes, pero cuentan con un denominador común: provocar el máximo daño indiscriminado y hacerlo con la mayor crueldad. Son tantos y tan graves los actos de Al Qaeda y del llamado Estado Islámico que nadie puede cerrar los ojos ante los que inventan mil maneras de mostrar la vulnerabilidad de las sociedades sometidas a sus designios.
La condición necesaria para enfrentarse a ellos es no dejarse llevar por arrebatos que puedan confundir la defensa frente a los yihadistas con la convivencia de las comunidades musulmanas allí donde existen, ni cuestionar las libertades desde las que los europeos debemos diferenciarnos de los salvajes que nos atacan.››

Miguel Ángel Bastenier expone en ISIS: un itinerario [“El País” (25-XI-2015)] explica su visión de las causas del yihadismo y la necesidad de contar con la comunidad islámica para luchar contra él:
‹‹La polémica sobre la responsabilidad que incumba al trío de las Azores en los atentados de Parísy en la existencia del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) —según la derecha tradicional, ninguna, y la izquierda indignada, mucha— me parece desavisada. Los responsables de asesinato son quienes los cometen, y no es de recibo culpar a otros, aunque inadvertidamente contribuyeran a crear las condiciones para que el terror se convirtiera en la guerra asimétrica de nuestro tiempo. Pero sí existe un itinerario que cabe recorrer para mejor entender lo que pasó, porque nada ocurre por generación espontánea.
La primera parada retrospectiva tocaría en la guerra de Siria-Irak, que el presidente El Asad hizo tanto por desencadenar en 2011, con la valiosa colaboración de las potencias occidentales que armaron a los rebeldes suníes contra Damasco, y llega hasta los recentísimos bombardeos que todo parece indicar que inspiran a tantos o más partidarios de la yihad como destruyen sobre el terreno. De ahí saltamos a la invasión norteamericana de Irak en 2003, que hizo volar el poderoso contrafuerte entre suníes y chiíes que era el régimen suní de Sadam Hussein, dictador sanguinario pero que inhibía con mano de hierro el crecimiento del fanatismo terrorista. Algo tiene que ver con todo esto el adiestramiento y financiación de los guerrilleros afganos contra Kabul y la URSS en las décadas anteriores: Najibullah, otro dictador que Occidente no quiso tolerar, era probablemente lo menos malo para la realpolitik de las potencias en la zona. Un parteaguas fue la humillación de 1967, con la abrumadora victoria de Israel sobre Egipto, Siria y Jordania, nunca restañada por la guerra de octubre, seis años más tarde.
Ahí es donde parte del mundo suní llegó a la conclusión de que la única guerra que podía ganar era la del terrorismo, frustración que sigue alimentando la inexistencia de negociaciones de paz dignas de tal nombre; remontándonos al comienzo institucional de la historia se llega a la imposición de los mandatos, francés sobre Siria y Líbano, y británico sobre Irak y Transjordania-Palestina, al fin de la Gran Guerra (1914-18). Y para redondear solo faltaría citar la conquista de Argelia iniciada en el reinado de Luis Felipe (1830), y extendida al resto de África del norte por la propia Francia, junto con Italia y Gran Bretaña en las décadas siguientes.
A la disolución de la URSS en 1991 la geopolítica quedó renqueante; los vislumbres de un enemigo de sustitución encarnado por Al Qaeda, con su cúspide en la matanza de las Torres Gemelas (2001), se revelaron insuficientes. Y la gran pregunta es si los esfuerzos de Francia por crear una coalición internacional que borre del mapa la base territorial del ISIS lograrán que el yihadismo acabe por asumir ese papel. Pero todo lo que no haga la propia comunidad árabe-islámica está amenazado de inutilidad, porque la reconstrucción de un imperio mundial que pretende el terrorismo del ISIS es más una idea que un país; la enfermedad psiquiátrica que padece parte del islam es lo que hay que sanar, empezando por Arabia Saudí y las monarquías del Golfo. Y contra eso no hay coalición que valga.››

José Ignacio Torreblanca resume en Causas últimas [“El País” (25-XI-2015)] las causas del terrorismo yihadista:
‹‹Se habla de las “causas últimas” del terrorismo yihadista, un confuso magma en el que se mezcla la marginación que sufren los jóvenes de origen norteafricano con los distintos modelos de integración de minorías. Algunos se alarman cuando la conversación se desliza por esos derroteros pues temen que haya una delgada línea entre intentar explicar el fenómeno de la radicalización de esos jóvenes, en gran número europeos, que se han venido sumando al Estado Islámico, y una eventual justificación de la barbarie terrorista.
Es esta, sin embargo, una crítica injusta e infundada: si queremos ser eficaces en la lucha contra el terrorismo debemos entender el fenómeno en toda su complejidad. Pero ese es precisamente el problema: que la complejidad del fenómeno hace imposible reducirlo a una sola causa que nos permita erradicar el problema de forma certera, rápida y definitiva. Porque en el terrorismo yihadista, además de los elementos mencionados, influyen muchos otros: desde los legados coloniales hasta las divisiones entre chiíes y suníes, la invasión soviética de Afganistán, la guerra de Irak, el papel de Irán y Turquía o el patrocinio por parte de las monarquías del Golfo Pérsico de una visión intransigente del islam, entre otras. La violencia tiene, además, elementos epidémicos pues genera dinámicas que se autoalimentan.
Por tanto, aunque dediquemos mucho esfuerzo a entender y atajar esas causas, los resultados, de lograrse, tardarán décadas en verse. Pensemos que han sido necesarios casi 40 años de democracia para que la violencia terrorista de ETA llegara a su fin, y aun así la organización no se ha disuelto todavía formalmente. Y la magnitud del desafío yihadista supera en cientos de órdenes al terrorismo de ETA en cuanto a fanatismo, perversión ideológica, ambiciones y nivel de violencia. Con el Estado Islámico no va a haber una negociación ni un proceso de paz. Pero si la presión exterior lo debilita lo suficiente para que pierda atractivo y con ello capacidad de reclutamiento, entonces en las comunidades donde está asentado podrán surgir alternativas que lo desplacen o expulsen. Por eso, tan importante como luchar contra las causas es luchar  eficazmente contra las consecuencias.››

FUENTES.
Internet.

Noticias.
Irujo, José María. El muyahidín que mata solo. “El País” (23-III-2012) 6. El asesino de Toulouse.
Reinares, Fernando. ¿Un lobo solitario? “El País” (23-III-2012) 6. El asesino de Toulouse.
Reinares, Fernando. La amenaza yihadista sigue aquí. “El País” (25-IV-2013) 37. Al Qaeda y otras organizaciones similares siguen planeando atentados en Occidente.
Mora, Miguel. Detenido un yihadista francés por el atentado antisemita de Bruselas. “El País” (2-VI-2014) 3.
Abellán, Lucía. La rápida expansión del yihadismo en Europa alarma a los gobiernos. “El País” (8-VI-2014) 6.
Guimón, Pablo. A la yihad desde el centro de Londres. “El País” (21-X-2014) 3. Un barrio londinense es cuna de los radicales.
Abellán, Lucía. La expansión de los combatientes extremistas desborda a la UE. “El País” (8-I-2015) 6.


Bassets, Lluís. El califato contra Europa. “El País” (8-I-2015) 6. El atentado contra la revista “Charlie Hebdo” ataca a toda Europa.
Altares, Guillermo. Una nueva tragedia europea. “El País” (8-I-2015) 4-5.
Garton Ash, Timothy. Contra el veto del asesino. “El País” (9-I-2015) 29-30.
Cañas, G. La UE reforzará la lucha contra el yihadismo. “El País” (12-I-2015) 5.
Moisi, Dominique. El 11-S francés. “El País” (12-I-2015) 31.
Pérez, C.; Guimón, P. Grandes países de la UE se plantean nuevas acciones ante el reto yihadista. “El País” (13-I-2015) 3.
Abellán, L. Europa endurece su lucha contra el terror. “El País” (17-I-2015) 2-3.
Soler, Jordi. Los caballos de Dios. “El País” (21-II-2015) 33. Hay que invertir en integración de los jóvenes desesperanzados si queremos prevenir la amenaza del yihadismo en Europa.
Blanco, Patricia R. Mismos origen, antecedentes y fe. “El País” (22-II-2015) 4. Los terroristas yihadistas en Europa comparten patrones de conducta.
Gutiérrez, Óscar. De Setmarian a las redes sociales. “El País” (22-II-2015) 5. La descentralización de los grupos yihadistas en Europa.
Monso, Rodrigo. Terrorismo sin fronteras. “El País” Domingo (29-III-2015) 3.
Pérez, C.; Abellán, L. Schengen, capítulo dos. “El País” Domingo (29-III-2015) 4. Los nuevos controles fronterizos ante la amenaza terrorista.
Ferrer, I. En la mente del yihadista. “El País” (7-VI-2015) 10. Un estudio revela que la mayoría de los combatientes islamistas padecen enfermedades mentales.
Cañas, G.; Yárnoz, C. Europa reforzará la seguridad ferroviaria tras el ataque en Francia. “El País” (30-VIII-2015) 2.
Yárnoz, C. Matanza en París en una cadena de atentados terroristas coordinados. “El País” (14-XI-2015) 3. Terroristas de Daesh matan al menos a 127 personas y hieren a más de 300.
Goytisolo, Juan. Cómo poner fin a la barbarie. “El País” (16-XI-2015) 18. Propuestas para atajar el terrorismo yihadista.
Mourenza, A. El Estado Islámico ataca al Ejército turco desde Siria. “El País” (24-VII-2015) 8.
Sancha, N. El Estado Islámico decapita en una plaza al principal arqueólogo de Palmira. “El País” (20-VIII-2015) 5. Jaled Asaad tenía 81 años y se negó a desvelar dónde estaban unas piezas. Se extiende la información en Rico, Maite. El héroe trágico de Palmira. “El País” (22-VIII-2015) 10.
Faus, Joan. EE UU mata en un bombardeo al ‘número dos’ del Estado Islamico. “El País” (22-VIII-2015) 5.
Bassets, Marc. EE UU y Rusia impulsan coaliciones rivales en la lucha contra el yihadismo. “El País” (30-IX-2015) 3.
Sancha, Natalia. Los ataques ponen el foco en las fronteras de la UE. “El País” (17-XI-2015) 9.
Pérez, C.; Domínguez, Belén. La UE aprueba reforzar el control de sus fronteras a petición de Francia. “El País” (21-XI-2015) 5. Las medidas parecen insuficientes.
López, David. La vida después del ISIS. “El País” Ideas (20-XII-2015) 8-9. ¿Qué hacer con los combatientes de ISIS que vuelven a Europa, heridos o desencantados?
Domínguez, B.; Teruel, A. Medidas excepcionales en las capitales europeas por temor a atentados. “El País” (31-XII-2015) 3.
Pérez, C.; Abellán, L. Juncker culpa a los Gobiernos de pasividad ante el terrorismo. “El País” (24-III-2016).
Abellán, L. Federica Mogherini / Alta representante para la Política Exterior Europea. ‘Esta tragedia debe impulsar la solución en Siria’. “El País” (24-III-2016).
Carbajosa, A.; Abellán, L. Los yihadistas retornados de Siria desafían a Europa. “El País” (27-III-2016).
Abellán, L. Las lagunas legales permiten a los terroristas obtener armas. “El País” (28-III-2016).
Abellán, L. La UE hará un registro de pasajeros para luchar contra el terrorismo. “El País” (15-IV-2016).
Ortega, P. Manuel Navarrete / Director del Centro Europa contra el Terrorismo. ‘Tenemos agentes antiterroristas desplegados en zonas de refugiados’. “El País” (8-V-2016).
Cañas, Gabriela. Fiscales de cuatro países reclaman poder desincriptar móviles de terroristas. “El País” (22-X-2016).
Abellán, L. La UE crea una unidad contra la propaganda del ISIS. “El País” (29-I-2017). Un reducido grupo llamado Comunicación Estratégica para el Sur o Stratcom South Communication.
Gutiérrez, Óscar. ¿El islam se radicaliza o los radicales se islamizan? “El País” Ideas 92 (12-II-2017). Los expertos franceses en yihadismo Giles Kepel y Olivier Roy debaten sobre los motivos de los jóvenes franceses para apuntarse al ISIS.
González, M. España, país de la UE más castigado por el terrorismo. “El País” (6-V-2017).


OPINIONES. Orden alfabético.

Lluís Bassets.
Bassets, Lluís. Europa en guerra. “El País” (15-I-2015) 4.
Bassets, L. Errores y terrores. “El País” Ideas (22-XI-2015) 2-3.
Bassets, L. Europa frente al islam. “El País” Ideas (10-I-2016) 11.
Bassets, L. Apocalipsis ‘low cost’. “El País” Ideas (24-VII-2016). Cualquier perturbado que se radicalice puede atentar en un gran gesto mortal.

Bassets, L. Amenaza existencial para Europa. “El País” (28-VII-2016).

Miguel Ángel Bastenier.
Bastenier, Miguel Ángel. ISIS: un itinerario. “El País” (25-XI-2015) 4.
Bastenier, M. Á. ¿Está Daesh ganando la guerra? “El País” (3-II-2016) 8. 

Nicolas Baverez.
Baverez, Nicolas. No cedamos a la barbarie. “El País” (28-III-2016). El historiador francés pide defender los valores europeos.

John Carlin.
Carlin, John. ¿Bombardear o no bombardear? “El País” (28-XI-2015) 6.

Carlin, John. La nueva normalidad. “El País” (28-III-2016).

Jean-Marie Colombani.
Colombani, Jean-Marie. Entre dos oleadas de atentados. “El País” (19-IV-2016). El miedo al terrorismo conduce a las democracias hacia el populismo y el autoritarismo.

Miguel Ángel Criado.
Criado, Miguel Ángel. La ‘ciberbatalla’ contra el ISIS. “El País” Ideas (22-XI-2015) 6.

Dolores Delgado; Baltasar Garzón.
Delgado, Dolores; Garzón, Baltasar. El terror no olvida“El País” (9-I-2015) 29.
Delgado, Dolores; Garzón, Baltasar. Viernes 13, terror en París. “El País” (17-XI-2015) 19.

Jorge Dezcallar.
Dezcallar, Jorge. El rompecabezas de Oriente Próximo. “El País” (28-VII-2015) 11. Análisis de Daesh y de las soluciones para combatirlo.

Editorial “El País”.
Editorial. No ceder al terror. “El País” (8-I-2015) 30.
Editorial. Seguiremos publicando. “El País” (8-I-2015) 30. Editorial conjunto de los más importantes diarios europeos.
Editorial. Europa vive. “El País” (12-I-2015) 30. El éxito de las manifestaciones democráticas contra el terrorismo yihadista.
Editorial. Europa, unida contra el desafío terrorista. “El País” (23-III-2016). El brutal atentado de Bruselas exige una respuesta común de la UE.
Editorial. Bruselas acusa. “El País” (24-III-2016).
Editorial. Un registro inevitable. “El País” (15-IV-2016). El Parlamento Europeo aprueba el registro de pasajeros aéreos.

Editorial. La amenaza del miedo. “El País” (27-VII-2016).

Antonio Elorza.
Elorza, Antonio. La guerra asimétrica. “El País” (21-XI-2015) 18. ISIS sí es un Estado islámico (de hecho, ultraislámico).

Joaquín Estefanía.
Estefanía, Joaquín. Los costes del terrorismo. “El País” (23-XI-2015) 32. Se estiman en 49.000 millones de euros los costes mundiales del terrorismo.

Niall Ferguson.
Ferguson, Niall. París, vítima de la complacencia. “El País” (19-XI-2015) 17. Europa debe afrontar la amenaza del islamismo violento, que emula el ejemplo histórico de la caída del Imperio Romano.

Natividad Fernández.
Fernández, Natividad. Francia y la defensa colectiva. “El País” (27-XI-2015) 18. La profesora de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de la Universidad de Zaragoza analiza las debilidades europeas en la lucha contra el yihadismo.

Bernard Godard.
Altares, G. B. Godard / Exjefe policial francés, experto en islamismo radical. ‘Se ha confirmado que el ISIS quería una guerra global’. “El País” (23-XI-2015) 7.
Godard, Bernard. La yihad que violenta las calles de media Europa. “El País” Ideas (4-XII-2016). El riesgo de que los disturbios callejeros y el terrorismo se retroalimenten.

Hayan Hirsi Ali.
Hirsi Ali, Hayan. La hora de la verdad en Europa. “El País” Ideas (22-XI-2015) 5.
Hirsi Ali, Ayaan. Libertad frente a seguridad. “El País” Ideas (10-IV-2016).

Manuel Lafont; François Godement.
Lafont, Manuel; Godement, François. Hay que forjar una voluntad europea. “El País” (20-XI-2015) 13.

Bernard-Henri Lévy.

Lévy, Bernard-Henri. A la noche de los hombres infames. “El País” (4-VIII-2016). Recomienda castigar a los yihadistas suicidas con el anonimato de su nombre y su rostro en los medios, para desalentar su deseo de notoriedad.

Moisés Naím.
Naím. Moisés. ¿Entenderlos o extraditarlos? “El País” (1-III-2015) 12. Excelente análisis sobre las dos tendencias extremas respecto al terrorismo islámico.

Joseph Nye.
Nye, Joseph. Cómo luchar contra el Estado Islámico. “El País” (10-IX-2015) 13. Propone crear una zona segura en el norte de Siria para acoger a millones de desplazados.

Félix Ovejero.
Ovejero, Félix. ¿Moralismo frente al terror? “El País” (7-XII-2015) 15.

Fernando Reinares.
Reinares, Fernando. Un desafío yihadista en auge. “El País” (8-I-2015) 7.
Reinares, F. Fábricas de terroristas. “El País” (27-X-2015) 14. ¿Por qué unos países europeos producen más yihadistas que otros?
Reinares, F. Enredos en la política común. “El País” Ideas (22-XI-2015) 4-5.

Manuel Ruiz Zamora.
Ruiz Zamora, Manuel. Albert Camus y el terrorismo. “El País” (6-VIII-2016). Un filósofo razona sobre la sinrazón del crimen ideológico.

Michael Stephens.
Galindo, Cristina. Michael Stephens / Analista del Royal United Services Institute. ‘La acción militar no es suficiente’. “El País” Ideas (22-XI-2015) 3.

José Ignacio Torreblanca.
Torreblanca, José Ignacio. Europa prueba sus límites. “El País” Domingo (29-III-2015) 2-4. Los problemas del terrorismo y la inmigración ilegal amenazan la libre circulación en la UE.
Torreblanca, J. I. Causas últimas. “El País” (25-XI-2015) 2.
Torreblanca, J. I. Europa, atacada. “El País” (23-III-2016). La UE debe responder como una unidad, porque eso es lo que más teme y odia el ISIS.

Manuel Valls.
Valls, Manuel. Venceremos al terrorismo islamista. “El País” (12-XI-2016). El político francés proclama su seguridad en vencer.

Guy Verhosftadt.
Verhosftadt, Guy. Más política, más acción. “El País” (27-III-2016). El exprimer ministro belga en 1999-2008 aboga por más medidas a nivel de la UE. 



No hay comentarios: