Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

domingo, 3 de abril de 2016

Dosier: La seguridad internacional y el terrorismo atómico.

Dosier: La seguridad internacional y el terrorismo atómico.

Gilles de Kerchove
El belga Gilles de Kerchove, coordinador antiterrorista de la UE (desde 2007), sucesor del holandés Gijs de Vries (2004-2007). Ambos fueron nombrados por Javier Solana.

El coordinador antiterrorista de la Unión Europea (UE), Gilles de Kerchove, ha alertado en 2016 a los países del riesgo de que en los próximos años los yihadistas (u otros grupos teroristas) puedan cometer ciberataques en centrales nucleares y otros objetivos a través de Internet. También ha aumentado el riesgo de que se usen ‘bombas sucias’ (pequeños artefactos explosivos con material radiactivo de desecho), para contaminar amplias zonas urbanas, o de que haya atentados a instalaciones atómicas.
La amenaza es también notoria en EE UU, China, Japón y otros países con enemigos declarados, entre los que se cuentan no solo los yihadistas del ISIS y Al Qaeda, sino también grupos terroristas en Asia Central o países marginados como Corea del Norte.


Obama en la Cumbre para la Seguridad Nuclear de Washington (abril de 2016).

El editorial Antiterrorismo nuclear [“El País” (3-IV-2016)] advierte que la Cumbre para la Seguridad Nuclear ha tenido resultados positivos pero insuficientes:
‹‹La Cumbre para la Seguridad Nuclear concluida en Washington ha trabado compromisos concretos de interés, en vez de escudarse en el deseable pero aún retórico objetivo de lograr un mundo desnuclearizado. Aunque quedan algo dispersos entre las decenas de conclusiones. Lo fundamental es el refuerzo de la estrategia para impedir que los grandes grupos terroristas se apoderen de armamento o combustible nuclear, y lo utilicen.
Es una hipótesis nada desdeñable. Porque es cierto que desde que se iniciaron las cumbres en 2010 una docena de países ha renunciado a almacenar uranio enriquecido y plutonio, y que los arsenales existentes exhiben su menor densidad en seis décadas, como subrayó Barack Obama. Pero también que proliferan en muchos Estados las pequeñas bombas nucleares tácticas, semillero de todos los temores.
De modo que la dotación de sendos fondos financieros para incrementar la seguridad nuclear y la vigilancia antiterrorista en este ámbito, liderada por Canadá, es uno de los mejores anuncios de la cumbre. Le acompaña la creación de un grupo de contacto internacional de expertos, que garantizará el traspaso a la ya existente agencia internacional las tareas de estas cumbres.
El balance de la serie que ha culminado en la reunión de Washington es positivo por cuanto ha impulsado el descreste de la nuclearización en muchas zonas, las reducciones mutuas entre las dos antiguas superpotencias, o el desestimiento de otros países como Irán.
Pero queda todavía más por hacer que lo ya realizado. Con las reservas de material nuclear disponible pueden construirse decenas de miles de bombas. Y en la estrategia de contención no basta un amplio consenso, se precisa la unanimidad. Aunque en distinto grado, la amenazante política de Corea del Norte (que aprovechó para lanzar un misil) y el continuado recelo de Rusia (que no asistió) sirven para subrayar que todos los esfuerzos son pocos.››

FUENTES.
Internet.

Artículos.
Redacción. Ofensiva diplomática contra el espectro del terrorismo atómico. “El País” (1-IV-2016). Cumbre mundial en Washington para mejorar la colaboración en la seguridad del material radiactivo.
Bassets, Marc. Las potencias se movilizan para evitar que el ISIS obtega material nuclear. “El País” (2-IV-2016).

Editorial. Antiterrorismo nuclear. “El País” (3-IV-2016).