Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 31 de agosto de 2016

Economía: La globalización comercial.

Economía: La globalización comercial.

Resultado de imagen de OMC

La globalización económica.se estudia en esta entrada solo en su faceta de las negociaciones para la articulación de bloques regionales y la liberalización comercial entre estos y otros países. En 2014-2016 las negociaciones más famosas han sido las del TTIP entre la UE y EE UU, que enfrentan enormes problemas, en especial el resurgimiento del nacionalismo económico y el subsiguiente proteccionismo.


Santiago Carbó en Globalización sin respuestas [“El País” (6-IX-2016)] explica que la dinámica del proceso globalizador, con sus contradicciones intrínsecas y sus graves tensiones, supera incluso a las superpotencias: 
‹‹Las reuniones del G20 destilan, cada vez más, insuficiencia y desconcierto. La que se acaba de cerrar en Hangzhou (China) ha revelado especialmente impotencia ante la realidad de que el crecimiento mundial se desacelera. En el ring de los proyectos de grandes acuerdos comerciales, el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) es el último que se tambalea, cercano al KO. La globalización puede haber encontrado algunos de sus límites naturales que tienen más que ver con el lógico agotamiento de parte de sus ventajas que con las críticas al todo bastante poco fundamentadas.
El TTIP tiene dos grandes problemas. El principal es que quiere ser una respuesta a la caída de las cifras agregadas de comercio y crecimiento mundial pero beneficia de forma desproporcionada a las grandes multinacionales en un momento en el que, además, la fiscalidad a la que éstas se encuentran sujetas es motivo de discusión y, en algunos casos, de indignación. El otro problema es político. El otoño-invierno electoral —al que España parece sumarse— afectará a naciones como Alemania o Estados Unidos y el TTIP se ha convertido en el muñeco de pimpampum que quieren derribar la mayor parte de candidatos.
La globalización ha aportado grandes beneficios pero el problema está en considerar que es la respuesta para todo. Su aplicación como solución multiusos revela tremendas contradicciones. Por ejemplo, hemos visto en Hangzhou a un presidente chino propugnar la lucha contra la desigualdad. Desconcertante. Los países no pueden vender como común lo que no tienen en casa.
También hay quienes tratan de redefinir la globalización en solitario, lo que es una contradicción en sí mismo. El principal ejemplo es el Brexit. Theresa May ha encontrado en el G20 la respuesta a sus titubeos. Estados Unidos y Japón no están dispuestos a renunciar al mercado de 500 millones de consumidores de la UE que Reino Unido se arriesga a despreciar. Las políticas de freno de la inmigración hacia Gran Bretaña tendrán que ser bastante más suaves de lo que los fans del Brexit pretendían si no quieren enfrentarse a un escenario comercial muy distinto al que creen que pueden lograr.
También es el G20 un foro para evaluar el resultado de las políticas contra la crisis. Estados Unidos saca pecho de su combinación de política monetaria en grandes y rápidas dosis y estímulos fiscales. Es, desde luego, la mezcla que mejor parece haber funcionado. Pero muchos norteamericanos tienen hoy peores condiciones laborales que antes de la crisis. La división política del país no parece avalar el aparente éxito económico y deja abierta una vía no despreciable al populismo.
Los que siguen viendo la globalización como el mal que explica todo deben tener en cuenta que la desigualdad no ha aumentado a escala global sino que se ha reducido, a pesar de las tendencias en algunas economías avanzadas. Pero la globalización precisa de más coherencia y, probablemente, de mayor modestia en la búsqueda de grandes cifras de crecimiento  y comercio. Si quieren respuestas a lo que está pasando con la economía mundial, no las van a encontrar en el G20. Pero sí todas las posibles contradicciones.››

El acuerdo para la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP).

Resultado de imagen de ttip

Resultado de imagen de ttip

Alicia González, en ¿Quién teme al TTIP? [“El País” (31-VIII-2016)] resume los obstáculos, que se pueden generalizar a muchas otras negociaciones comerciales:
‹‹Desde que el pasado 23 de junio Reino Unido votó mayoritariamente a favor de abandonar la Unión Europea, la negociación del acuerdo de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) quedó herida de muerte. Los británicos habían sido hasta entonces los principales valedores del pacto que sellaría “el nuevo modelo de negociación comercial para el siglo XXI”, en su papel de defensores del liberalismo económico y de los especiales lazos que le unen a EE UU.
Ahora Alemania y Francia acaban de dar el golpe de gracia final a las negociaciones. Con apenas 24 horas de diferencia, los dos países que conforman el motor de la Unión Europea han echado por tierra las ya escasas expectativas de lograr un acuerdo con EE UU, por mucho que la Comisión Europea siga defendiendo la validez de su mandato y su disposición a cerrar el pacto en el plazo previsto, antes de finales de año. El calendario político juega claramente en su contra.
Nadie puede esperar concesiones significativas en una negociación de este calibre cuando se mezclan los procesos electorales por medio y las dos potencias europeas deben someterse al juicio de los electores a lo largo de 2017. El domingo era el vicecanciller y líder de los socialdemócratas alemanes, Sigmar Gabriel, quien declaraba la muerte de facto del TTIP. La Administración francesa, que nunca ha sido muy partidaria de los acuerdos de liberalización comercial, se sumaba ayer al rechazo al pacto.
Tampoco el TTIP cuenta con un valedor de peso en EE UU. Aunque en junio el presidente Barack Obama garantizó en un viaje a Almania el compromiso de su Gobierno con la negociación, su mermado poder político en la recta final de su mandato pone incluso en duda el apoyo del Congreso al acuerdo comercial sellado con los países de Asia-Pacífico. Ninguno de los candidatos a las elecciones presidenciales de noviembre respalda el TTIP, lo que en el caso de los republicanos supone un cambio radical respecto a sus posiciones tradicionales.
El TTIP ha caído presa de los miedos que atenazan a los ciudadanos a ambos lados del Atlántico y también ha sido víctima de las respuestas proteccionistas con que los mandatarios occidentales intentan dar aparente solución a la actual etapa de recuperación económica, marcada por la escasa creación de empleo y el bajo crecimiento. Un escenario que alimenta la desafección política y el auge de los populismos.
Tres años es poco tiempo para negociar un acuerdo donde está en juego el 60% del PIB mundial, pero ha llegado el momento de que los negociadores europeos se replanteen su estrategia. Francia propone empezar de cero, una vez que el escenario político se defina bajo las nuevas Administraciones. La alternativa es cerrar un acuerdo genérico y de principios, duramente criticado por la industria, que permita mantener viva la negociación y evitar que EE UU se vuelque completamente hacia Asia. Es hora de tomar una decisión.››

FUENTES.
General.
Noticias.
González, Alicia. Un futuro a la deriva. “El País” Ideas (22-V-2016). La globalización ha estimulado el desarrollo mundial pero también las desigualdades.
Otero Iglesias, Miguel. La rebelión contra la globalización. “El País” (15-IX-2016). Los desafectos por el aumento del desempleo y la desigualdad.
Otero, Miguel. Europa se está llenando de ‘aldeas galas’. “El País” (16-X-2016). Cada vez hay más opositores al libre comercio.
Pérez, C.; Abellán, L. El pulso contra los pactos comerciales amenaza uno de los pilares de la UE. “El País” (16-X-2016).
Mars, A. Clinton y Trump apuestan por un mayor proteccionismo. “El País” (16-X-2016).

Opiniones.
Carbó, Santiago. Globalización sin respuestas. “El País” (6-IX-2016).

Vilaseca, Borja. Entrevista a Gary Coleman.“La globalización siempre gana porque tiene sentido”. “El País”, Negocios 1.096 (5-XI-2006) 3. Gary Coleman, analista de Deloitte, explica los factores del triunfo de la globalización y aconseja la especialización de España en alta tecnología.

Fernández Méndez de Andés, Fernando. El ‘enemigo’ exterior vuelve. “El País” Ideas (22-V-2016). El resurgimiento del nacionalismo económico y comercial, y el proteccionismo consiguiente, con el ejemplo del TTIP.

Samuelson, Paul. Cómo la globalización fomenta y mitiga a la vez la desigualdad. “El País” Negocios (22-IX-2002) 21. Samuelson cita la ley de Kuznets que reza que las sociedades pobres que se desarrollan empero crecen en desigualdad, hasta que llegan a cierto nivel en el cual la desigualdad se reduce. Considera que las democracias deben equilibrar la economía entre mecanismos de mercado y políticas de regulación.


Torreblanca, José Ignacio. Ideas de romano. “El País” (20-X-2016). A favor de los enormes beneficios modernizadores que la globalización ha traído a España.

Dosier: La OMC y el comercio internacional .
Internet.
Artículos.
González, Alicia. Lo que el comercio mundial esconde. “El País” Negocios 1.455 (22-IX-2013) 22.
Agencias. La OMC logra el primer acuerdo global para impulsar el comercio. “El País” (11-XII-2013) 31.
Mas, Matilde. Mucho más que reducir aranceles. “El País” Ideas (22-V-2016). La liberalización comercial se ha centrado en acuerdos regionales a partir del fracaso de la Ronda de Doha en 2001.

Dosier: El Acuerdo Norteamericano de Libre Comercio (NAFTA).
Mars, Amanda. Obama, Trudeau y Peña Nieto unen fuerzas contra el proteccionismo.  “El País” (30-VI-2016). La cumbre en 2016 del NAFTA.

Dosier: El Acuerdo Canadá-UE (CETA).*
[https://iessonferrerdgh1e07.blogspot.com.es/2016/10/dosier-el-acuerdo-canada-ue-ceta.html]

Dosier: El Acuerdo Transpacífico de Comercio e Inversión (TTP). EE UU- Pacífico.
Bassets, Marc; Pereda, C. F. EE UU y Japón cierran un acuerdo comercial para competir con China. “El País” (6-X-2015) 37. Alumbran una vasta zona de libre comercio en el Pacífico.

Dosier: El Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP). El acuerdo EE UU-UE.
Bolaños, Alejandro. A la caza de la ballena del comercio. “El País” Negocios 1.431 (7-IV-2013) 4-6. La UE y EE UU negocian un tratado comercial.
Pérez, C. EE UU presiona en secreto a la UE para rebajar sus reglas comerciales. “El País” (2-V-2016).
Domínguez, B. El acuerdo resucita el discurso contrario a la globalización. “El País” (2-V-2016).
Editorial. Más garantías. “El País” (3-V-2016). EE UU y la UE deben evitar la opacidad para salvar el acuerdo comercial.
Abellán, Lucía. Las trabas de EE UU a la licitación pública dificultan el pacto comercial con la UE. “El País” (3-V-2016).
González, Alicia. El rechazo social amenaza con frustrar el acuerdo comercial UE-EE UU. “El País” (8-V-2016).
Abellán, Lucía. Colectivos europeos temen que el pacto suavice las leyes de la Unión. “El País” (8-V-2016).
Sánchez, Álvaro. Ignacio García Bercero / Negociador jefe de la UE para el TTIP. ‘Hay mucho que hacer para reconciliar posiciones’. “El País” (8-V-2016).
Editorial. Un acuerdo crucial. “El País” (8-V-2016). Europa debe evitar la urgencia y buscar un buen acuerdo con EE UU.
Pérez Oliva, Milagros. Desconfianza. “El País” (15-V-2016). El TTIP muestra el problema de la falta de información, lo que afecta a la democracia.
Domínguez, Belén. En España también se rechaza el TTIP. “El País” (18-V-2016). Los sectores partidarios y críticos del acuerdo.
Fernández Méndez de Andés, Fernando. El ‘enemigo’ exterior vuelve. “El País” Ideas (22-V-2016). El resurgimiento del nacionalismo económico y comercial, y el proteccionismo consiguiente, con el ejemplo del TTIP.
Torreblanca, Ignacio. El TTIP feroz. “El País” Ideas (22-V-2016).
Mas, Matilde. Mucho más que reducir aranceles. “El País” Ideas (22-V-2016). La liberalización comercial se ha centrado en acuerdos regionales a partir del fracaso de la Ronda de Doha en 2001.
Martínez, Santiago; Ortega, Iñaki. Mitomanía y TTIP. “El País” Negocios 1.594 (5-VI-2016). La UE ha de mejorar su política comercial internacional.
Yárnoz, Carlos. Francia deja herido de muerte el tratado de libre comercio con EE UU. “El País” (31-VIII-2016). Hollande proclama que no aprobará el TTIP en su redacción actual.
González, Alicia. ¿Quién teme al TTIP? “El País” (31-VIII-2016). 
Redacción. La UE y EE UU insisten en que la negociación sigue viva. “El País” (31-VIII-2016).
Editorial. El TTIP no es el problema. “El País” (31-VIII-2016). Defiende que se continúe la negociación.
González, Alicia. Un acuerdo comercial hacia una vía muerta. “El País” Negocios 1.609 (18-IX-2016).
Editorial. Solo un milagro. “El País” Negocios 1.609 (18-IX-2016). El TTIP tiene demasiados enemigos.
Estefanía, J. Se barrunta una guerra transatlántica. “El País” (19-IX-2016). Los casos de Apple y Deutsche Bank ejemplifican las ‘políticas de perjuicio al vecino’, entre EE UU y UE.
Vidal-Folch, X. Última oportunidad. “El País” (26-IX-2016). El TTIP tiene de enemigos a la extrema derecha populista y a la extrema izquierda populista, que en realidad son muy parecidas y con sus ideas dañan la prosperidad y la igualdad.

Dosier: El Acuerdo UE-Mercosur.
Granados, Óscar. UE-Mercosur: acuerdo a fuego lento. “El País” Negocios 1.595 (12-VI-2016). Europa y el grueso de los países de América del Sur insisten en un pacto comercial tras 16 años de negociaciones truncadas.