Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, 27 de octubre de 2016

Dosier: La transición de Benedicto XVI a Francisco I.

Dosier: La transición de Benedicto XVI a Francisco I.
El Papa Benedicto XVI, el teólogo alemán Joseph Ratzinger.

La Iglesia Católica se debate en 2012-2013 en muchos frentes: la disminución de las vocaciones sacerdotales, las denuncias contra miles de sacerdotes por abusos infantiles, el problema del celibato no deseado, las denuncias de corrupción y lujo en la alta jerarquía y en algunas organizaciones religiosas de base, la opacidad de la cabeza romana de la Iglesia, las presiones para que la Iglesia pague impuestos en países donde está exenta fiscalmente (como España), las protestas de las organizaciones de base para que las mujeres puedan entrar en el sacerdocio, las peticiones de participación de los fieles en la elección de los párrocos y obispos, la demanda de una actualización teológica más acorde con los tiempos actuales, las quejas por la represión ideológica contra los teólogos más avanzados, y un sinfín de otros temas tal vez menos acuciantes o generalizados, pero que requieren cambios con prontitud.


Benedicto XVI en su renuncia.

La renuncia del papa Benedicto XVI abre una oportunidad histórica para la reforma de la Iglesia Católica. Ratzinger ha demostrado en estos siete años largos un conservadurismo excesivo en demasiados puntos clave, como la democracia interna y las costumbres morales, pero es justo reconocer que también ha progresado significativamente en asuntos tan importantes como la pederastia de los eclesiásticos y se ha distanciado de las posiciones más extremistas respecto a las políticas laicas. Es preciso abordar en el nuevo papado reformas fundamentales: el matrimonio de los sacerdotes, el sacerdocio femenino, la autorización del matrimonio religioso para los divorciados, la creación de nuevos ritos y organizaciones eclesiásticas que permitan la integración de gentes de culturas muy diversas (el rito católico oriental, que permite el matrimonio de sus sacerdotes, es un buen referente), la democratización de las órdenes religiosas, la mayor participación de los fieles en los obispados y sus instituciones auxiliares, la transparencia en las cuentas eclesiásticas, la aplicación estricta de la ley civil contra los pederastas, la apertura ecuménica a las otras religiones sin caer en pretensiones hegemónicas, y, no es lo menos importante, el respeto a la libertad de pensamiento teológico y a su expresión. Ojalá el nuevo Papa no sea otro hombre de transición, un apaño conservador en medio del  derrumbe de la Iglesia, sino un renovador que cimiente con firmeza su futuro.
El editorial Innovación y renuncia [ “El País” (12-II-2013)] presenta la posición laica del diario sobre el papado y sus retos:
‹‹La renuncia de Benedicto XVI al pontificado es un innovador jalón en la historia del Vaticano. Ninguno de los más de 250 papas que se han sucedido en Roma renunció tan voluntaria y libremente como lo hará Joseph Ratzinger. Tampoco ninguno de ellos se ha retirado con un comunicado tan cargado de dignidad y verdad con el que pondrá fin a un papado corto —de transición, se dijo en su momento—, pero tan intenso, turbulento y, en cierta forma, innovador debido a la necesidad de afrontar uno de los mayores escándalos que ha salpicado a la Iglesia católica moderna: la pederastia.
Ratzinger accedió al papado con unas nítidas credenciales conservadoras. Fue prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (la antigua Inquisición) durante más de dos décadas y rechazó las innovaciones del Concilio Vaticano II. Como sucesor de Juan Pablo II se apresuró a proclamar innegociables la familia, la indisolubilidad del matrimonio, el celibato sacerdotal, el repudio al aborto, el divorcio y las uniones entre homosexuales. Durante sus casi ocho años como sumo pontífice ha cumplido con las expectativas de todos los que esperaban el inmovilismo de la ortodoxia. Ha criticado al islam, ha regresado a la liturgia de la misa en latín, ha levantado la excomunión que pesaba sobre los lefebvrianos (la extrema derecha católica francesa) y ha clamado de forma inoportuna contra el uso de los preservativos en su primer viaje a África, el continente más severamente castigado por el sida.
Pero Joseph Ratzinger es un teólogo, un intelectual riguroso difícil de etiquetar con simpleza. Procedente de una Conferencia Episcopal, la alemana, que es la que más claramente distingue entre poder terrenal y religioso, Benedicto XVI ha mantenido actitudes que han molestado a los sectores más radicales. Su primera visita a España fue un jarro de agua fría para las expectativas de la Conferencia Episcopal Española, que quiso instrumentalizarla para atacar el proyecto de matrimonio homosexual de Rodríguez Zapatero. A su regreso a Roma fue destituido sin contemplaciones el portavoz Joaquín Navarro-Valls.
Sin duda es la lacra de la pederastia de sacerdotes y jerarcas la que ha marcado su papado y ha llevado a Benedicto XVI a tomar las decisiones que menos esperaban los más ultraconservadores. Llegado al solio pontificio un año después de que estallara el primer escándalo en EE UU, esa bomba de efectos retardados le estalló desde el principio, tras décadas de abusos sistemáticamente ocultados por la curia y por Roma. Frente a los que clamaban por mantener el silencio, Benedicto XVI rompió con el ocultamiento impuesto por su predecesor, pidió perdón por los pecados cometidos y en una histórica visita a Malta prometió que los culpables serían entregados a la justicia secular.
Fue un giro copernicano que probablemente esté en consonancia con su rigor intelectual y doctrinal, y contra el que todavía se revuelven muchos estamentos de esta anquilosada institución. En ellos podría hallarse una parte de la razón de su creciente aislamiento en el Vaticano, lo que sería una paradoja de la historia, como lo es su propia renuncia (en latín) y su posterior retiro espiritual a un convento de monjas. Porque es una muestra del poder innovador que en ocasiones ofrece la más estricta ortodoxia y el regreso a los principios. La misma partida antes de tiempo es una señal inequívoca de responsabilidad hacia una curia envejecida.
Como él mismo dice en su despedida —una irrupción de modernidad en un espacio más que tradicional— es de esperar que los cardenales sepan elegir sabiamente al nuevo pontífice. En ello se juegan el futuro de una Iglesia en crisis y hoy en manos del inmovilismo.››


Francisco I.
La elección del cardenal argentino Bergoglio, un que ya había sido finalista en la anterior elección papal, supone aparentemente un cambio importante respecto a la línea más curial y dogmática de Ratzinger. Que haya escogido como nombre Francisco implica un positivo mensaje a los católicos: que su pontificado será más cercano a los pobres y a los problemas de la sociedad como la insolidaridad y la desigualdad, y además hay sólidas esperanzas respecto a un diálogo respetuoso con otras confesiones religiosas.
Francisco se presenta como un Papa amable en las formas, sinceramente implicado en  la atención personal a los fieles, pero inamovible en lo doctrinal, y a su edad (76 años) es muy poco probable que cambie significativamente en cuestiones fundamentales como el celibato o la participación de la mujer en el sacerdocio, ni en el respeto institucional de la Iglesia a los derechos de los grupos marginales como gays o lesbianas. Ante estos graves asuntos puede que sea cuidadoso en no ofender, pero sus hechos e ideas son los de un ortodoxo sin aparentes fisuras.
Aun así, ¿cabe una sorpresa a lo Juan XXIII?
Esa es la esperanza que muchos cristianos deseamos ver realizada.

Fuentes.
Artículos.
Bedoya, Juan G. El sexo pierde al Vaticano. “El País” (31-V-2009) 36-37.
Arroyo, Francesc. Entrevista. Darius Shayegan: ‘El cristianismo también se está radicalizando’. “El País” (16-X-2010) 56.
Ordaz, Pablo. Un Papa rodeado por lobos. “El País” (19-II-2012) 3. Ha comenzado la lucha por la sucesión de Benedicto XVI.
Bedoya, Juan G. Europa, la nueva tierra de misión. “El País” (21-II-2012) 35. Benedicto XVI fortalece el colegio cardenalicio con el objetivo de recuperar Europa.
Bedoya, Juan G. El Vaticano advierte a los teólogos de que deben someterse a los obispos. “El País” (16-III-2012) 36.Agencia EFE. Benedicto XVI arremete contra el sacerdocio femenino. “El País” (7-IV-2012) 32.
Bedoya, Juan G. Ceremonias de confusión por el fisco episcopal. “El País” (26-V-2012) 34-35.
Ordaz, Pablo. Cae el topo del Vaticano. “El País” (26-V-2012) 6.
Ordaz, Pablo. Lo que ocultaba el cuervo del Papa. “El País” (27-V-2012) 8. Crisis en el Vaticano por un caso de espionaje.
Ordaz, Pablo. Los cómplices del mayordomo del Papa dicen que actuó para limpiar el Vaticano. “El País” (29-V-2012) 6.
Ordaz, Pablo. El diablo en la Santa Sede. “El País” Domingo (3-VI-2012) 2-4. La guerra de poder en el Vaticano.
Ordaz, Pablo. Las filtraciones desbordan al Vaticano. “El País” (5-VI-2012) 2-3.
Ordaz, Pablo. El Vaticano abre sus salas para juzgar la traición del mayordomo del Papa. “El País” (23-IX-2012) 4-5.
Casanova, Julián. ¿Y la Iglesia? ¿Qué hace la Iglesia católica? “El País” (2-X-2012) 35. La Iglesia católica española se ha posicionado al lado del PP y calla ante una política social reaccionaria.
Ordaz, Pablo. ‘Traicioné la confianza del Santo Padre’. “El País” (3-X-2012) 2-3.
Ordaz, Pablo. Y ahora, la nueva evangelización. “El País” (11-X-2012) 36-37. Benedicto XVI reivindica el Concilio Vaticano II.
Arias, Juan. La primavera de la Iglesia. “El País” (11-X-2012) 37. Un recuerdo del Concilio Vaticano II, cuando Arias era corresponsal en Roma.
Bedoya, Juan G. Un ‘ministro’ del Vaticano apoya la legalización de las parejas gais. “El País” (6-II-2013) 34. El arzobispo Vincenzo Paglia apoya que se regulen los derechos de las uniones homosexuales, y pide que no se persiga a los gais.
Ordaz, Pablo. Benedicto XVI, solo y sin fuerzas, renuncia por sorpresa a su pontificado. “El País” (12-II-2013) 1-3.
Ordaz, Pablo. Un papa viejo y solo. “El País” (12-II-2013) 4.
Galán, Lola. Italiano, africano o americano. “El País” (12-II-2013) 6.
Bedoya, Juan G. El papa que quería limpiar la Iglesia tira la toalla. “El País” (12-II-2013) 8-9.
Tamayo, Juan José. De guionista de Juan Pablo II a protagonista. “El País” (12-II-2013) 8.
Bedoya, Juan G. España, entre sus obsesiones. “El País” (12-II-2013) 10-11.
González, Ricard. Controversias con el Islam. “El País” (12-II-2013) 11.
Marirroderiga, Jorge. Una diplomacia centrada en Occidente. “El País” (12-II-2013) 10.
Estrada, Juan A. ¿El final de una etapa? “El País” (12-II-2013) 11.
Mora, Miguel. Los ultracatólicos ganan la partida. “El País” (12-II-2013) 12-13.
Masiá Clavel, Juan. ¿Dimitir como Dios manda? “El País” (12-II-2013) 14.
Redacción (editorial). Innovación y renuncia. “El País” (12-II-2013) 34.
Fraijó, Manuel. Elogio de una renuncia. “El País” (12-II-2013) 37.
Ordaz, Pablo. El Papa renuncia para limpiar el Vaticano. “El País” (13-II-2013) 2-3.
Galán, Lola. Un cónclave atípico. “El País” (13-II-2013) 4.
Arias, Juan. La mayoría de los electores del nuevo papa son europeos. “El País” (13-II-2013) 5.
Tobella, Alba; Viejo, Susana G. El Papa pone los pies en la tierra. “El País” (13-II-2013) 8.
Galán, Lola. La herencia envenenada del Papa. “El País” (15-II-2013) 3.
Ordaz, Pablo. El Papa elige al nuevo banquero de Dios. “El País” (16-II-2013) 2-3. El alemán Ernest von Freyberg es el nuevo director del Banco Vaticano.
Ordaz, Pablo. La batalla final de Benedicto XVI. “El País” (17-II-2013) 2-3. Al fin se enfrenta a Bertone por el control de las finanzas papales.
Rodríguez, Jesús. Los comandos de Dios. “El País” (18-II-2013) 2-5. Los grupos de poder en la Iglesia: el Opus Dei, los ‘kikos’, los Legionarios de Cristo…
Vargas Llosa, Mario. El hombre que estorbaba. “El País” (23-II-2013) 37. La renuncia de Benedicto XVI finaliza un papado anacrónico.
Bedoya, Juan G. Falible. Ex Papa. Un poderoso en retiro. “El País” (23-II-2013) 38-39.
Küng, Hans. ¿Una primavera vaticana? “El País” (1-III-2013) 35.
Galán, Lola. Un cónclave sin favorito claro. “El País” (6-III-2013) 13.
Colomer, Josep M. Cómo se elige al papa. “El País” (6-III-2013) 39.
Ovejero, Félix. El papa filósofo. “El País” (8-III-2013) 31. Una crítica del pensamiento retrógrado de Ratzinger.
Redacción (editorial). Cónclave de transición. “El País” (9-III-2013) 32. Se critica la falta de transparencia de la elección del Papa.
Bedoya, Juan G. Dos mil años de intrigas. “El País” Semanal 1.902 (10-III-2013) 46-55.
Arias, Juan. ¿El fin del papado? “El País” Semanal 1.902 (10-III-2013) 56-57.
Ordaz, Pablo. Arranca el cónclave de la renovación. “El País” (12-III-2013) 2.
Galán, Lola. Los grandes movimientos eclesiales son determinantes en la elección papal. “El País” (12-III-2013) 8.
Ordaz, Pablo. Sodano pide un papa que entregue la vida por la Iglesia. “El País” (13-III-2013) 2-3.
Ordaz, Pablo. El primer papa latinoamericano. “El País” (14-III-2013) 2-3.
Rebossio, Alejandro. Un duro crítico de la desigualdad. “El País” (14-III-2013) 4-5.
Peregil, F. Argentina saluda la mano firme de Bergoglio en un momento de crisis. “El País” (14-III-2013) 5.
Galán, Lola. Una Iglesia a la espera de una ‘revolución’ tranquila. “El País” (14-III-2013) 6-7.
Bedoya, Juan G. Jesuita conservador envuelto en agrias polémicas. “El País” (14-III-2013) 10.
Bassets, Lluís. El tamaño de un papa. “El País” (14-III-2013) 10-11.
Marirrodriga, Jorge. El papa que se hace la comida. “El País” (14-III-2013) 11.
Sánchez-Vallejo, M. Antonia. Los católicos americanos copan el mapa del mundo. “El País” (14-III-2013) 12.
Tamayo, Juan José. Francisco y la iglesia de los pobres. “El País” (14-III-2013) 12.
Masiá Clavel, Juan. De Benedicto a bendecido. “El País” (14-III-2013) 13.
Arias, Juan. Doble sorpresa en Roma. “El País” (14-III-2013) 15.
Redacción (editorial). Esperanza de reforma. “El País” (14-III-2013) 42.
Ordaz, Pablo. El Papa pide una Iglesia irreprochable. “El País” (15-III-2013) 2-3.
Galán, Lola. La Compañía de Jesús afronta un doble desafío. “El País” (15-III-2013) 4-5.
Arias, Juan. Un papa que une dos órdenes rivales. “El País” (15-III-2013) 5. Jesuitas y franciscanos.
Peregil, F. ‘Si no me caso con vos, me hago cura’. “El País” (15-III-2013) 6-7. La vida de Bergoglio, el nuevo Papa.
Redacción. Bergoglio, en sus propias palabras. “El País” (15-III-2013) 8. Selección de sus pensamientos.
Caño, Antonio. Ante el pasado y el futuro de América. “El País” (15-III-2013) 16.
Torreblanca, José Ignacio. Como si Dios no existiera. “El País” (15-III-2013) 16.
Galán, Lola. El Vaticano defiende el pasado del Papa. “El País” (16-III-2013) 3.
Basterra, Francisco G. Nuevo mundo. “El País” (16-III-2013) 4.
Fraijó, Manuel. Nuevo papa, viejas urgencias. “El País” (16-III-2013) 35.
Ordaz, Pablo. El Papa se queda a solas con la Iglesia. “El País” (20-III-2013) 6-7. El Papa Francisco comienza su pontificado.
Ordaz, Pablo. El Papa que se bajó de la cruz. “El País” (11-II-2014) 34. Un año de la renuncia de Benedicto XVI, que ha cumplido su promesa de no inmiscuirse en la labor de su sucesor.
Ordaz, P. Benedicto XVI. ‘Nadie intentó chantajearme’“El País” (10-IX-2016). Explica su abdicación por el cansancio y alaba a Francisco I.

No hay comentarios: