Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 22 de abril de 2017

EE UU: La Justicia y el Tribunal Supremo.

EE UU: La Justicia y el Tribunal Supremo.

Resultado de imagen de ee uu tribunal supremo

El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos de América, también llamado Corte Suprema de Justicia, tiene su sede en Washington D. C. y es el órgano superior del poder judicial, con la facultad de revisión de todas sus sentencias, y a la vez es el órgano de arbitraje constitucional, con la facultad de revisar las leyes federales o estatales, así como los actos del poder ejecutivo en todos sus niveles. Sus decisiones no pueden ser apeladas.
Es la única institución judicial establecida en la Constitución, pues todos los demás tribunales han sido establecidos por leyes del Congreso.
La componen un presidente (Chief Justice) y ocho jueces asociados (Associate Justices), nombrados por el presidente del país y confirmados por el ‘consejo y consentimiento’ del Senado. Sus mandatos son vitalicios aunque pueden renunciar por voluntad propia; pueden ser destituidos por el Congreso mediante un proceso de impugnación (Impeachment), lo que nunca ha ocurrido.

Resultado de imagen de ee uu tribunal supremo

La enorme importancia de su mandato, a menudo sin cambios personales durante decenios, explica el interés de los poderes ejecutivo y legislativo por influir en su composición, pugnando históricamente  los republicanos conservadores y los demócratas progresistas por nombrar jueces próximos a sus respectivas ideologías.
En los últimos años los debates en el TS se han decantado entre dos corrientes jurídicas: la conservadora (‘originalista’ o ‘textualista’) partidaria de una lectura fiel del texto constitucional original (escrita en 1787 y ratificada el año siguiente) y la progresista defensora de una interpretación moderna que se adapte a los cambios sociales y políticos aun manteniendo los principios generales de la Constitución.

Resultado de imagen de Brett Kavanaugh
Brett Kavanaugh.

El presidente Trump ha tenido la oportunidad de decantar el TS hacia la banda conservadora con el nombramiento en 2017 y 2018 de dos jueces radicalmente derechistas, Neil Gorsuch y el más polémico, Brett Kavanaugh, acusado de haber intentado violar o abusar sexualmente de mujeres en el pasado y votado en el Senado por el bloque republicano.
El editorial El Supremo de Trump [“El País” (12-VII-2018)] advierte del peligroso escoramiento a la derecha del TS:
‹‹La designación de Brett Kavanaugh como magistrado para cubrir una vacante en el Tribunal Supremo de Estados Unidos es una nueva muestra del giro radical a la derecha que está dando Donald Trump tanto a la presidencia como a las instituciones en las que puede influir por su cargo.
Los miembros del Supremo estadounidense —un tribunal con mayores poderes que el Constitucional español— tienen carácter vitalicio y aunque cada presidente propone para el cargo a personas más o menos cercanas a sus postulados ideológicos, también trata de que exista un cierto equilibrio en el cuerpo colegiado. Esto garantiza no solo una pluralidad de opiniones en discusiones que afectan de manera decisiva al futuro del país —y que puede marcar tendencia en muchos otros— sino que otorga un gran prestigio, credibilidad y autoridad a la institución. Así, no es excepcional que sentencias consideradas progresistas reciban el apoyo de jueces calificados de conservadores y viceversa. Además, como parte de esa política de cuidar al Supremo los presidentes tratan de que exista un consenso entre republicanos y demócratas a la hora de la ratificación en el Senado.
Hasta ahora los nueves miembros del Supremo se dividían oficiosamente en cuatro progresistas y cinco conservadores. La retirada de Anthony Kennedy, de 81 años, de tendencia moderada, ha puesto sobre la mesa presidencial la opción de seguir con un Supremo equilibrado o aumentar la presencia conservadora. Fiel a su estilo, Trump ha optado por un perfil muy escorado políticamente y además ha dejado ver que no le importa el consenso del Partido Demócrata porque tiene mayoría en el Senado. Esta Cámara se renovará parcialmente en noviembre, pero Trump pretende que vote a Kavanaugh antes.
Kavanaugh, de 53 años, puede pasar sin problemas décadas en el cargo. Su antecesor, Kennedy, ha permanecido 30 años en el puesto. El magistrado es un férreo defensor de la posesión de armas en manos de particulares, contrario al programa de sanidad universal instaurado por Barack Obama y ha anulado fondos públicos para la protección ambiental. Pero ante la ola ultraconservadora que barre ciertos sectores de EE UU, el temor de numerosos grupos progresistas es que el nuevo magistrado actúe contra la histórica sentencia del caso Roe contra Wade que en 1973 legalizó el aborto y que fue reafirmada en 1992, entre otros, por el juez a quien sustituye. Recientemente, Kavanaugh votó en contra de la decisión de un juzgado que permitía abortar a una menor, inmigrante indocumentada, que permanecía bajo custodia policial.
En la campaña electoral de 2016, buscando el favor del voto religioso, Trump prometió nominar a candidatos al Supremo que fueran críticos con el derecho al aborto. Entonces hizo pública una lista de 25 nombres aprobados por organizaciones conservadoras. De esta lista salió en 2017 Neil Gorsuch, que desequilibró el Alto Tribunal a favor de los conservadores. Kavanaugh es el segundo.

La ratificación del candidato llevará a una tensión sin precedentes en la sociedad estadounidense. No puede extrañar que un representante demócrata considere la vacante en el Supremo la “más importante en al menos una generación”.››

Fuentes.
Internet.

Documentales y vídeos.

The Supreme Court of United States. 26 minutos.

Supreme Court: Procedures. Curso Crash. 8 minutos.

Noticias. Artículos.
Bassets, M. Un conservador ‘pata negra’ para el Supremo. “El País” (2-II-2017). Trump propone al juez conservador Neil Gorsuch.
De Miguel, Rafa. A la sombra del león más taimado. “El País” (2-II-2017). Gorsuch es un seguidor del difunto juez conservador Antonin Scalia, de ideas ‘originalistas’ o ‘textualistas’, partidario de interpretar la Constitución según las ideas de los primeros redactores del siglo XVIII; salvo cuando no benefician al partido republicano.
Pereda, C. F. Los conservadores recobran la mayoría en el Supremo. “El País” (8-IV-2017). Los republicanos cambian las reglas para que baste la mayoría simple en el Senado y así nombrar a Gorsuch, pero siembran un precedente que lesiona el principio del bipartidismo en el nombramiento de los altos cargos.
Pereda, C. F. Gorsuch, el juez a quien la derecha no podía rechazar. “El País” (11-IV-2017).
Gallego-Díaz, Soledad. Hombres y mujeres en el Supremo americano. “El País” Ideas 101 (16-IV-2017).
Faus, J. El presidente acelera la búsqueda de un juez para el Supremo. “El País” (4-VII-2018). La retirada del conservador moderado Anthony Kennedy le permitiría nombrar a un conservador joven para marcar la línea ideológica del TS durante decenios.
Mars, A. Trump abre la batalla por el Supremo al proponer a un juez que fue asesor de Bush. “El País” (11-VII-2018). Nomina al católico conservador Brett Kabanaugh, de 53 años, con un historial partidista republicano, pero no un ultra.
Laborda, Antonio. Trump critica a fiscal general por procesar a dos republicanos. “El País” (5-IX-2018).
Mars, A. El Senado de EE UU inicia a batalla por el Supremo. “El País” (5-IX-2018). La polémica candidatura de Brett Kavanaugh.
Faus, J. Un caso de abusos acorrala al juez elegido por Trump para el Supremo. “El País” (17-IX-2018).
Faus, J. El candidato de Trump al Supremo intenta sobrevivir a la denuncia por violación. “El País” (18-IX-2018).
Guimón, P. Una nueva acusación de abuso encona la batalla por el Supremo en EE UU. “El País” (25-IX-2018).
Faus, J. Otra acusación de abuso sexual sacude al candidato de Trump al Supremo. “El País” (27-IX-2018).
Mars, A. El Me Too llega al centro de poder de EE UU. “El País” (28-IX-2018). Las declaraciones de Kavanaugh y Ford ante el Senado.
Faus, J. El Supremo, un instrumento político en manos conservadoras. “El País” (28-IX-2018).
Guimón, P. ‘Las mujeres podemos cambiar la marea’. “El País” (28-IX-2018). Los movimientos femenistas valoran la importancia del caso Kavanaugh.
Mars, A. Los republicanos aceptan que el FBI investigue al juez Kavanaugh. “El País” (29-IX-2018).
Faus, J. El testimonio clave de Mark Judge. “El País” (29-IX-2018).
Mars, A. El Senado de EE UU confirma a Kavanaugh como juez del Supremo. “El País” (7-X-2018).
Laborde, A. Cientos de detenidos por protestar en la escalera del Capitolio. “El País” (7-X-2018).
Guimón, P. El Supremo ahonda la brecha entre el poder y la sociedad. “El País” (7-X-2018).


Opiniones.

Bassets, Lluís. El legado del caos. “El País” Ideas 164 (8-VII-2018). Trump dejará un Tribunal Supremo y un poder judicial sesgados hacia la extrema derecha.
Bassets, L. Contra el acosador en jefe. “El País” (30-IX-2018). Trump propone a Kavanaugh para protegerse a sí mismo.

Editorial. El Supremo de Trump. “El País” (12-VII-2018). El peligroso escoramiento a la derecha del TS.

No hay comentarios: