Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 6 de mayo de 2017

Economistas de Francia: Piketty, Tirole...

FRANCIA.

Listado de economistas.
François Quesnay (1694-1774),
Léon Walras (1834-1910), Jacques Rueff (1896-1978), Alfred Sauvy (1898-1990),
François Perroux (1903-1983), Maurice Allais (1911-2010, Premio Nobel de Economía 1988), Charles Bettelheim (1913-2006), Raymond Barre (1924-2007),
Jean-Claude Trichet (Lyon, 1942, expresidente del Banco Central Europeo),
Jean Tirole (Troyes, 1953),

Thomas Piketty (1971, desigualdad económica), Esther Duflo (1972),


El economista francés Raymond Barre (1924-2007).
Martí, Octavi. Obituario. Raymond Barre, el político al que no le gustaba la política. “El País” (26-VIII-2007) 52.

La economista francesa Esther Duflo (1972).
Esther Duflo (París, 1972), especialista en desarrollo.
Mars, Amanda. La economista Esther Duflo, premio Princesa de Asturias. “El País” (14-V-2015) 43.

El economista francés Gilles Moec (1970).
El economista francés Gilles Moec (Lorient, 1970) es economista jefe para Europa de Deutsche Bank, analiza la economía de Europa, y en especial de España, Francia y Holanda. Es partidario de reformas urgentes y profundas para mejorar la competitividad y recuerda que un modelo basado en la exportación exige subir el IVA y otros impuestos, y en cambio bajar el impuesto de sociedades y la aportación empresarial a la seguridad social. O sea, gravar el consumo y no la producción.
González, Alicia. Gilles Moec / Economista jefe para Europa de Deutsche Bank. ‘España corre el riesgo de cantar victoria demasiado pronto’. “El País” Negocios 1.468 (22-XII-2013) 18. 



El economista francés Thomas Piketty (1971).
Thomas Piketty (París, 1971), un economista neokeynesiano, de sólida formación académica. Sostiene que los rendimientos del capital aumentan más que el crecimiento económico, lo que acrecienta la desigualdad desaforadamente desde el siglo XIX, salvo el paréntesis del New Deal norteamericano y el Estado del bienestar en Europa Occidental, y que ese desequilibrio entre ricos y pobres amenaza la paz social y la democracia, así como socava los cimientos del propio sistema capitalista, abocándolo a crisis financieras recurrentes. Propone redistribuir las riquezas con altos impuestos sobre los más ricos reducir las distancias sociales, incentivar el mérito y no la riqueza heredada, y salvar los pilares del bienestar ciudadano en educación, sanidad o pensiones.
Jesús Mota en Cuando el pasado devora el porvenir [“El País” Babelia 1.201 (29-XI-2014)] reseña su libro fundamental, El capital en el siglo XXI (2013): ‹‹(…) un libro construido para suscitar debate (ya lo ha hecho) en un amplio espectro de lectores. Ofrece una tesis aceptable sobre la desigualdad, fundada en abundante arsenal empírico, y, por tanto, es una oportunidad para instalar el problema en el debate político.
Piketty no se declara contrario a la desigualdad constitutiva, por decirlo así, del sistema económico; no plantea problemas, dice, si está basada en "la utilidad común". Lo que nos llevaría a definir cuál es exactamente el perímetro de la desigualdad estatutaria del capitalismo y la línea a partir de la cual se convierte en desutilidad. Y eso, a su vez, conduce a una evidencia: el capitalismo progresa por la desigualdad y suele entrar en crisis por la especulación.
Cuando la economía de mercado "se abandona a sí misma" se genera una secuencia continua entre la desigualdad constitutiva y la excesiva. Piketty enfoca esta última como la distorsión que produce el peso excesivo de la renta acumulada en el proceso de producción de riqueza. Observa que la norma general de la evolución económica (salvo los treinta años gloriosos que siguieron al final de la Segunda Guerra Mundial) ha sido que la retribución de los patrimonios (es decir, de las rentas acumuladas por los beneficios pasados) aumenta, en tiempos de crecimiento económico moderado, más rápidamente que la producción y los salarios; el empresario tiende a convertirse en rentista, el capital se reproduce a sí mismo —podría traerse aquí a colación a André Comte-Sponville, cuya definición de capitalismo es la de un sistema económico que produce dinero a partir de dinero— , los salarios pierden peso en la estructura final de rentas, y la desigualdad, incluso entre rentas de la misma naturaleza, campa a sus anchas libre de barreras. La síntesis es la relación r > g, donde r sería la tasa de rendimiento promedio del capital, y g, la tasa de variación de la renta nacional. Este sería el mecanismo por el cual el pasado devora al porvenir.
¿Cómo se corrige esa tendencia? Piketty apunta que el factor correctivo más eficiente es aumentar la competencia en el mercado; pero esta solución contiene un grado muy elevado de voluntarismo. Las zonas de competencia en los mercados se van reduciendo drásticamente, sustituidas por zonas de influencia de las grandes empresas, que fijan sus propios precios y condiciones para sus suministrados y clientes. El poder económico ha capturado al político, el único que puede restablecer ciertas condiciones de competencia, al menos en los mercados relevantes. Propone también otro remedio, más expeditivo, para frenar la desigualdad: un impuesto progresivo sobre el capital, aplicado lógicamente en todas las economías mundiales. La idea no es nueva y sin duda causaría el efecto buscado. Pero el propio Piketty es consciente de que una iniciativa como esta requiere una gran capacidad de gestión política en el orden mundial. Aplicar un impuesto de este tipo exigiría una coordinación fiscal entre todos los Estados que hoy no existe.
La visión de Piketty puede describirse como un realismo desencantado. Las fuerzas actuantes en favor de la convergencia y la igualdad (principalmente la difusión del conocimiento, la aportación de la tecnología a la producción) operan a un ritmo geológico frente a la velocidad de los factores divergentes (el desequilibrio r > g). La desigualdad descrita por Piketty se parece a una fuerza determinista, casi igual a la entropía en los sistemas físicos. Es posible reducirla temporalmente, ordenar el sistema mediante decisiones políticas momentáneas; pero los hechos conocidos —la presión conservadora de Reagan y Thatcher que puso fin a los treinta años gloriosos— demuestran que los actos de orden esporádicos suelen tener las de perder frente a la acción constante de los actos de desorden.
Está dicho que El capital en el siglo XXI es algo más que una tesis sobre la desigualdad en el capitalismo realmente existente. También puede interpretarse como un modo innovador de plantear la investigación económica. Innovador no significa original ni estrictamente nuevo, sino que opera ante el lector como una aplicación masiva de las fuentes históricas y estadísticas como artillería apabullante en defensa de la tesis nuclear del libro. Otros economistas clásicos utilizaron las fuentes estadísticas como piezas de convicción; Marx, sin ir más lejos. Pero lo innovador es el uso intensivo del aparato de números. No obstante, Piketty entiende la economía como una disciplina más de las ciencias sociales, probablemente en el sentido en que Pío Baroja sostenía que la historia es una rama de la literatura. Y, por supuesto, la economía debe estar supeditada a la política. Lo que cuenta en cualquier sistema complejo es la decisión, no el diagnóstico, que, además, en el caso de la economía, siempre es equívoco.››

Fuentes.
Libros.
Piketty, Thomas. El capital en el siglo XXI. Trad. de Eliane Cazenove-Tapie Isoard y Guillermina Cuevas. FCE. Madrid. 2014. 633 pp. Le capital au XXI siècle. Seuil. París. 2013. 624 pp. Fragmento: Un impuesto europeo sobre la fortuna. “El País” Domingo (15-XI-2014) 8. / Reseña de Mota. Jesús. Cuando el pasado devora el porvenir. “El País” Babelia 1.201 (29-XI-2014) 13.
Piketty, Thomas. La crisis del capital en el siglo XXI. Crónicas de los años en que el capitalismo se volvió loco. Trad. de Hber Ostroviesky. Anagrama. Barcelona. 2015. 350 pp. Reseña de Rodríguez Braun, Carlos. “El Cultural” (11-XII-2015) 29. Una reseña de preocupante vacuidad conceptual y molesta tendenciosidad, en la que incluso niega el cambio climático y acusa a Piketty de criptocomunista.
Artículos.
Piketty, Thomas. El capital según Carlos Fuentes. “El País” (5-XII-2014) 37. Toma de partida la novela de Fuentes La voluntad y la fortuna (2008), que retrata la desigualdad e injusticia del capitalismo mexicano, y extiende su análisis a Brasil.
Sánchez, Pedro; Thomas Piketty. Una nueva agenda política para Europa. “El País” (24-I-2015) 31. El político socialista español y el economista francés proponen ideas realistas para la crisis europea.

Entrevistas.
González, Alicia. Thomas Piketty / Profesor de la Escuela de Economía de París y autor de ‘El capital en el siglo XXI’. “Nunca ha habido tanta riqueza privada en el último siglo”. “El País” Negocios 1.484 (13-IV-2014) 20.
Vidal-Folch, Xavier. Thomas Piketty / Economista especializado en distribución de la renta. ‘Un impuesto global al capital no debe esperar a un gobierno mundial’. “El País” (16-X-2014) 30. Respuestas neokeynesianas a los problemas del mundo y la UE.
González, Alicia. Piketty. ‘La mayor desigualdad la provoca el desempleo’. “El País” Domingo (11-I-2015) 2-3.

Artículos de otros.
Gallego-Díaz, Soledad. Los futuros posibles se pueden elegir. “El País” Domingo (20-IV-2014) 13. Una lectura entusiasta de las propuestas de Piketty contra los paraísos fiscales y la especulación financiera.
Fernández-Galiano, Luis. El desafío de la desigualdad. “El País” (26-IV-2014) 31-32. Un comentario muy elogioso de su libro sobre la desigualdad.
Krugman, Paul. El pánico a Piketty. “El País” Negocios 1.487 (4-V-2014) 21.
Bradford Delong, J. El problema de la derecha con Piketty. “El País” Negocios 1.488 (11-V-2014) 18.
Naím, Moisés. Piketty en todas partes. “El País” (18-V-2014) 9. Un resumen de su teoría e influjo.
Rogoff, Kenneth. El problema de la desigualdad… ¿dónde? “El País” Negocios 1.489 (18-V-2014) 3. Un resumen de las teorías de Piketty. Rogoff propone un impuesto progresivo al consumo para mejorar la igualdad y no un impuesto a las ganancias más altas con una tasa del 80% como Piketty.
Naím, Moisés. ¿Causa desigualdad la corrupción? “El País” (25-V-2014) 12.
Bassets, Marc. La brecha que rompe el sueño americano. “El País” Domingo (25-V-2014) 2-4.
Mars, Amanda. Mazazo a la ‘Pikettymanía’. “El País” Domingo (25-V-2014) 4.
Bassets, Marc. Piketty rechaza las críticas del FT y defiende su tesis sobre la desigualdad. “El País” (28-V-2014) 25.
Morilla, Pol. ¿Revolucionará Piketty la Universidad? “El País” (6-VI-2014) 35.
Krugman, Paul. Sobre la negación de la desigualdad. “El País” Negocios 1.492 (8-VI-2014) 26. En defensa de Piketty.
Estefanía, Joaquín. Piketty y los ruidos. “El País” Babelia 1.177 (14-VI-2014) 23. En defensa acérrima de Piketty, con un resumen de su pensamiento.
Sigman, Hugo. Thomas Piketty, Freud y Argentina. “El País” (27-VI-2014) 37-38.
Costas, Antón. Capitalismo, desigualdad y democracia. “El País” Negocios 1.498 (20-VII-2014) 15.
Bassets, Lluís. La literatura sin dinero de Piketty. “El País” Babelia 1.196 (25-X-2014) 4-5. Piketty utiliza citas de Balzac para explicar el capitalismo y la desigualdad.
Estefanía, Joaquín. Desigualdad en U. “El País” Domingo (23-XI-2014) 12. , Apoyado en Piketty, critica la creciente desigualdad en el mundo.
Teruel, Ana. Piketty rechaza la mayor condecoración que otorga Francia. “El País” (2-I-2015) 23. No acepta la Legión de Honor. Se ha distanciado de la política neoliberal de Hollande.
Estefanía, J. Piketty: ‘J’accuse’. “El País” Domingo (4-I-2015) 12. El desengaño de Piketty respecto a los vaivenes de Hollande.
Méndez de Andés, Fernando F. Piketty y su camino a la plutocracia. “El País” Domingo (11-I-2015) 3-4. Críticas a Piketty por concluir que la riqueza financiera aumenta más que la economía, que la riqueza se concentra en pocas manos y por dar como solución un mayor intervencionismo estatal en forma de impuestos.
Ramírez, Sergio. El pasado que devora al futuro. “El País” (15-II-2015) 35. Las lecturas literarias de Piketty: Balzac, Austen...
De Soto, Hernando. Los pobres frente a Piketty. “El País” Domingo (3-V-2015) 6-7. El economista peruano afirma que el problema no es el capital sino la carencia de este. No tener capital es la peor injusticia.
Yárnoz, C. Thomas Piketty. ‘La xenofobia es la respuesta fácil ante las desigualdades’. “El País” (2-VII-2016).
Maqueda, A. Un analista del FMI rebate las tesis del economista Piketty“El País” (25-VIII-2016). Carlos Goés argumenta que el francés no ofrece pruebas empíricas.

El economista francés Jean Pisani-Ferry (1951).
Jean Pisani-Ferry (Boulogne-Billancourt, 1951), comisario general de France Stratégie, grupo de estudios del Gobierno francés para propuestas económicas.
Yárnoz, Carlos. Jean Pisani-Ferry. ‘¿Sois serios o no? Nos preguntan con razón en el resto de la UE’. “El País” Negocios 1.510 (12-X-2014) 5.

El economista francés Jean Tirole (1953).

Resultado de imagen de Tirole, Jean. La economía del bien común.

Jean Tirole (1953), profesor de la Toulouse School of Economics (TSE), especialista en regulaciones, Premio Nobel de Economía 2014. Es partidario de reformas profundas para salvar el Estado de bienestar, mejorando la independencia de los organismos públicos, aumentar la competitividad de las empresas y del mercado laboral, invertir en el sistema educativo, atraer inmigrantes para rejuvenecer la población, lograr la unión bancaria europea...

Fuentes.
Internet.
[https://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Tirole]
[http://cadenaser.com/programa] Entrevista a Tirole. 26 minutos.
[https://www.youtube.com/watch?v=nT_OhtNf9JE] Discurso del Premio Nobel 2014.

Libros.
Tirole, Jean. La economía del bien común. Taurus. Madrid. 2017. 584 pp. Un libro de referencia en divulgación económica.

Artículos.
Yárnoz, Carlos. El nuevo Nobel de Economía censura a su país por el elevado paro juvenil. “El País” (14-X-2014) 26.
Carbó, Santiago. Para mejorar la realidad. “El País” (14-X-2014) 26.
Yárnoz, Carlos. Jean Tirole. ‘En España o Grecia se han hecho las reformas con el cuchillo en el cuello’. “El País” (19-X-2014) 29.
Pañeda, Cándido. Tirole: el Nobel de la regulación del poder del mercado. “Diario de Mallorca” (22-X-2014) 24. Pañeda es catedrático de Economía Aplicada.
Doncel, L. Jean Tirole / Premio Nobel de Economía en 2014. ‘Si gana Le Pen, habrá fuga de capitales en pocas horas’. “El País” (5-V-2017).
Vidal-Folch, X. Cómo hacer un mundo mejor. “El País” (5-V-2017).

El economista francés Jean-Claude Trichet (1942).
Jean-Claude Trichet (Lyon, 1942), alto funcionario del ministerio de Economía francés y expresidente del Banco Central Europeo (BCE) entre 2003 y 2011.
Se mostró durante su mandato en el BCE como un firme abanderado de la ortodoxia monetaria, poniendo como prioridad la lucha contra la inflación, a costa del crecimiento económico y el empleo, por lo que fue duramente criticado por los neokeynesianos.
Entre sus aciertos destaca la confianza para el euro que logró entre los inversores internacionales, y entre sus errores asombró la leve pero absurda subida del tipo de interés en julio de 2008, d del 4% al 4,25%, después de tres años de mantenerlo invariable, cuando para la mayoría de los economistas y empresarios era ya era evidente que la economía europea se encaminaba a la recesión, pero la junta del BCE no supo verlo. Otros puntos criticados, pero probablemente de modo injusto porque carecía de reales competencias, fueron el escaso control de los bancos de gran tamaño instalados en varios países europeos así como la falta de armonización fiscal de las operaciones bancarias.
Fuentes.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Jean-Claude_Trichet]
[http://www.1p-negocios.com/hay-que-cambiar-el-tratado-de-la-ue-trichet/]
Artículos.
González, Alicia. Jean-Claude Trichet / Expresidente del Banco Central Europeo. “El País” (20-IX-2012) 26.
Pérez, Claudi. Jean-Claude Trichet / Expresidente del Banco Central Europeo. ‘El BCE no dio órdenes ni negoció nada con el Gobierno de Zapatero’. “El País” (29-XII-2013) 32-33. Excelente entrevista para conocer la política del BCE en los últimos años.

No hay comentarios: