Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 17 de junio de 2017

Andalucía: Crimen y delincuencia.

Sociedad: crimen y delincuencia.

Dosier: El caso 'Bretón': el asesinato de dos niños en Córdoba (2011).
José Bretón a las puertas del parque de Córdoba donde alegó que había perdido a sus hijos.

José Bretón Gómez ha sido condenado a 40 años de cárcel por el asesinato de sus dos hijos, Ruth (seis años) y José (dos años) en octubre de 2011, en venganza porque su esposa Ruth Ortiz quería separarse, quemando además los cadáveres para simular una desaparición en un parque infantil.
El jurado el 12 de julio y posteriormente el 22 de julio la sala de lo penal, presidida por el magistrado Pedro Vela, han aplicado un dura sentencia condenatoria en un crimen que pasará a los anales por su espeluznante crueldad, un parricidio particularmente atroz. La opinión pública y muchos comentaristas han tomado este caso como una referencia de la degradación de los valores morales en una sociedad hedonista, consumida por la necesidad de muchos individuos de satisfacer sus más bajos instintos, sin atender a consideraciones morales. El rostro aparentemente desprovisto de vida moral del asesino, como ha sido descrito con rara unanimidad, ha sido comparado con el rostro de una sociedad también en deriva ética, que crea y consume monstruos. Ya se afilan las plumas para guiones de series de televisión y tramas de novelas negras.
La dura sentencia es en cierto modo un tratado de psicología social: ‹‹José Bretón aparentó que había perdido a sus hijos, cuando era  perfectamente conocedor de que los había matado previamente [….] y presentó una denuncia ante la policía a sabiendas de su falsedad››. Se considera probado que Bretón, antes de arrojar a sus hijos al fuego, les suministró un cóctel de tranquilizantes y trató de camuflar su doble crimen intentando crear ‹‹una apariencia ficticia de normalidad›› los días previos al asesinato y el mismo día en que mató a sus hijos. Dejó caer que iba a almorzar con unos amigos y se citó con sus hermanos para acudir en familia a un parque infantil. Todo ello, para encubrir ‹‹su propósito real de ir a la parcela a primera hora de la tarde para matar a los niños y deshacerse de sus cadáveres mediante la incineración››.
Posteriormente, trató de dar ‹‹cobertura (…) a una explicación alternativa y ficticia para justificar que los niños no aparecieran y estuvieran desaparecidos para todos, menos para su padre, desde que salieron de casa de sus abuelos paternos sobre las 13.30 horas de ese día››.
El juez especifica que Bretón actuó movido por la venganza contra Ruth Ortiz, madre de los pequeños, que en septiembre de 2011 le había comunicado al acusado su firme intención de separarse de él. ‹‹Puede inferirse racionalmente, tal y como hace el jurado, que José Bretón no soportó que su esposa lo dejara unilateralmente y, dado su carácter rencoroso y vengativo —incluso filiado médicamente—, decidió hacerle daño en lo más sensible, que eran sus hijos››.
La venganza programada ‹‹conlleva la preparación anticipada, meditada y reflexiva›› del crimen, que muestra un carácter despiadado, como ‹‹se revela por la ejecución de los delitos, puesto que, al calcinar e intentar hacer desaparecer totalmente los restos de los niños, el acusado pretendía multiplicar el dolor de la madre de los mismos, contra la que estaba dirigida indirectamente su acción, que quedaría toda la vida con la incertidumbre de qué había pasado con sus hijos››.
Y el juez resume al final: ‹‹Por todo ello, pocos casos habrá en la práctica judicial en que unos delitos de esta naturaleza merezcan con mayor claridad la imposición de la pena máxima (…) [e insiste en] la inhumanidad del comportamiento del acusado, que matando a sus hijos e intentando hacer desaparecer sus cadáveres ha vulnerado deberes éticos y sociales básicos en cualquier sociedad civilizada (…) [por lo que teniendo en cuenta su] absoluta falta de arrepentimiento “debe accederse a lo solicitado por el Ministerio Fiscal, ordenando (…) que la clasificación del acusado en tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta››.
Es decir, que Bretón no tendrá beneficios penitenciarios para salir de la cárcel en régimen abierto hasta pasados 20 años. [Paráfrasis de la sentencia tomada de Aubert, Manuel J. José Bretón: 40 años de cárcel. “El País” (23-VII-2013)].
David Trueba, en Escarbar [“El País” (24-VI-2013)] apunta que el juicio a José Bretón se ha convertido en el plato estrella para las televisiones españolas, amparadas en el interés que despierta en la sociedad un caso tan demoledor:
‹‹A menudo las televisiones se comportan como los perros. Es comprensible. Los instintos animales no solo son naturales, a veces también son sabios. Y si los perros olisquean en torno a la basura es porque saben que está a su alcance, que guarda sorpresas y que a veces un maloliente asunto contiene un festín para sus sentidos. De esta manera, el juicio a José Bretón se ha convertido en el plato estrella para las televisiones españolas, amparadas, y ahí nadie es capaz de discutirles la estrategia, en el interés que despierta en la sociedad un caso tan demoledor. Pero no está de más que se recuerde a las cadenas televisivas la teoría de los límites, donde también el autocontrol es una virtud que puede que aprecien demasiados pocos, pero por la que serán reconocidos el día de mañana. Todo exceso de gula termina en vomitona.
El fin de semana pasado la programación nocturna de las televisiones obsequió al receso del juicio con un análisis pormenorizado. Expertos y criminólogos analizaron la previsible actitud de José Bretón como un caso de asombro. Esa mirada fija, la ausencia de reacción, su firmeza, seamos sinceros, llama la atención porque hemos decidido jugar a que llame la atención. Incluso Informe Semanal comenzó su pormenorizado enésimo repaso al caso de los niños desaparecidos con unas manitas asomadas por la ventanilla de un vehículo, en un cruce entre el fenomenal anuncio de BMW de ¿Te gusta conducir? y la impotencia rabiosa de Matar a un ruiseñor.
Tanto juego resulta demoledor. Porque un juicio no es un espectáculo, es una espera racional y respetuosa al designio profesional. Partimos de la dudosa pertinencia de un jurado popular en una causa que está contaminada de salida por la trascendencia mediática y la sentencia anticipada. Nadie puede ser ajeno al dolor de un episodio tan conmovedor. Y quizá la justicia reside en enfriar la indignación. Un experto en la tele dijo que José Bretón, con todas las presunciones posibles, es un asesino. Es precisamente desandar ese camino desde la convicción visceral en lo que consiste la justicia, en volver a emprender detalle a detalle la investigación despojada de pasión. De no hacerlo así, fracasamos todos. Nuestra dieta televisiva requiere ese añadido de responsabilidad.›› 

FUENTES.
General. Noticias.
Redacción. “Diario de Mallorca” Domingo (11-III-1990). Turcos e iraníes abren la “conexión Marbella”. Por la Costa del Sol pasa la heroína desde su centro europeo en Holanda, en camiones internacionales (TIR) y coches preparados. Casi toda es turca, el 60% de la decomisada. En 1985 hubo 147 detenciones por esta droga y 7 eran turcos. En 1989 hubo 114 detenciones y ya 48 eran turcos.
Redacción. “Diario de Mallorca” Domingo (5-VIII-1990). Andrés Márquez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ha abierto diligencias contra el juez José Cáliz Covaleda, destinado en la Audiencia de Granada, por su presunta relación con el narcotráfico tras la operación Tajo. Fue uno de los tres magistrados que firmó la sentencia que absolvía del delito de violación de una deficiente mental.
De Cózar, Álvaro. Una defensa letal. “El País” Domingo (30-IX-2012) 6-7. El asesinato de la abogada Rosa Cobo por un cliente insatisfecho en Granada.
Soler, Marta. Hallado muerto en una charca el bebé secuestrado en Almería. “El País” (28-XII-2012) 17.
Altozano, Manuel; Soler, Marta. La niña raptada y muerta en Almería sufrió un fuerte golpe en la cabeza. “El País” (29-XII-2012) 16.
Altozano, Manuel. ‘La madre de Gema presumía de yerno; Jonathan le prometió reparar su casa’. “El País” (30-XII-2012) 26.
Martín-Arroyo, J. El Supremo ordena otra sentencia para un absuelto del ‘caso Marta’. “El País” (6-II-2013) 36. Aumenta la pena para Carcaño por asesinar a la joven sevillana.
Santana, Txema. Detenidos por torturas y narcotráfico nueve guardias llamados ‘el grupo 7’. “El País” (28-III-2013) 24.
Albert, Manuel J. Tres detenidos en Huelva y Sevilla por el mayor alijo de hachís incautado en Europa. “El País” (7-V-2013) 22. Hallados 52 tm de droga.
Albert, M. J.; Martín-Arroyo, J. La cueva de Alí Babá del hachís. “El País” (12-V-2013) 30.
Hernández, José Antonio. La cámara de la abogada grabó a su asesino. “El País” (18-V-2013) 12-13. El video demuestra que un expolicía local de Granada, Miguel Folgoso, mató a la abogada Rosa Cobo.
Redacción. Pena de 69 años de cárcel para el hombre que mató a tres personas en Castellar. “El País” (30-VII-2013). Un asesino cruel y astuto en Jaén.
Mora, Antonio J. Los vecinos de Estepa dan sus razones para agredir a dos familias. “El País” (7-VII-2014) 26. En la localidad sevillana de Estepa, 13.000 habitantes, una turba de vecinos ataca las casas (cinso de las seis están ocupadas ilegalmente) de las dos familias gitanas del clan de Los Chorizos (una cincuentena de personas) y quema dos de ellas, tras sufrir una oleada de decenas de robos en los últimos meses. En el saqueo los vecinos recuperan parte de los objetos robados y amenazan con intensificar sus acciones si no se impiden los robos. Los amenazados alegan: “Si aquí todo el mundo roba. Ellos sí que han hecho un gran destrozo” y abandonan el pueblo; la policía detiene a tres de ellos en la furgoneta en la que transportaban parte del botín.
Espinosa, Pedro. Un ladrón asfixia a una mujer de 90 años en su casa de Cádiz. “El País” (31-VII-2014) 20.
Jiménez, J. Cae una red de narcos integrada por tres militares, un policía y un guardia civil. “El País” (11-IX-2014) 24. La red, con decenas de miembros, operaba desembarcos de hachís marroquí en Zahara de los Atunes (Cádiz).
Huguet, Ana. Detenido por la muerte a puñaladas de sus dos hijos de 16 y 20 años. “El País” (7-X-2014) 41. Juan Márquez, supuesto autor de un doble parricidio en Ubrique (Cádiz), al parecer a causa de una una disputa familiar.
Huguet, Ana. El parricida de Ubrique alega que solo quería ‘amedrentar’ a sus hijos. “El País” (8-X-2014) 39.
Soler, Marta. Una carta anuncia los disparos. “El País” (25-XI-2010) 37. Asesinato en Almería.
“V. C.”. “Si no eres para mí no eres para nadie”. “El País” (25-XI-2010) 36. Crimen de género en Granada.
Viúdez, Juana. Milady Palace, caso cerrado. “El País” (1-XII-2014) 20. Esclarecido el asesinato de un célebre delincuente en Marbella.
Verdú, Daniel. La estela del narco en el Guadalquivir. “El País” (19-V-2015) 22-23.
Rincón, Reyes. 134 años de cárcel para tres amigos por degollar a una familia. “El País” (21-VI-2015) 32.
Codina, Esperanza. 23 años de cárcel por raptar y asesinar a un bebé en Almería. “El País” (1-XII-2015) 30.
Lucas, Ángeles. La Guardia Civil cierra con 11 arrestos el caso del asesinado en Roquetas. “El País” (6-I-2016) 20.
Güell, Oriol. La guerra de las mafias irlandesas sacude Marbella. “El País” (6-III-2016) 26. Las mafias europeas se asientan en la costa mediterránea y especialmente en la Costa del Sol.
Garofano, Laura. El final de la escapada de 8 años del falso Álvaro Domecq. “El Mundo” (25-IX-2016). Un famoso defraudador gaditano entre Europa y América acaba en las coplillas.
Martín-Arroyo, J. Velocidad, riesgo, hachís y muerte en el Estrecho. “El País” (5-XI-2016). Cuatro presuntos narcos, tres españoles y un marroquí, fallecen en Algeciras al ser embestidos por una patrullera de Vigilancia Aduanera.
Codina, Esperanza. Condenado por asesinar a una prostituta para robarle. “El País” (15-III-2017). El premeditado asesinato, en Málaga, lo realizó mediante el estrangulamiento en un juego erótico en la casa de la víctima, para poder robar luego.
Cañas, J. A.; Fonseca, Ó. L. Ciberacosador, reincidente y sin castigo. “El País” (17-III-2017). Detenido un pedófilo acosador por Internet por tercera vez en ocho años, sin que haya sido juzgado aún por sus primeros crímenes.
Gálvez, J. J. Una mujer y sus dos hijos asesinados en su casa de Campo de Criptana. “El País” (30-III-2017). El marido se arrojó después por la ventana y murió.
Cañas, J. A. Refuerzos en La Línea contra el narcotráfico. “El País” (17-VI-2017).

Casos históricos.
Arroyo, J. El delito revivido. “El País” (29-X-2000). El crimen de las dos ancianas estanqueras en Sevilla en 1952.
Sevillano, Elena G. La última derrota del Padre Coraje. “El País” (6-V-2016). No se le indemniza por los fallos en la investigación del crimen de su hijo, en 1995.
Martín-Arroyo, J. Una interminable búsqueda por tierra, aire y bajo el agua. “El País” (13-II-2017). Siguen buscando el cadáver de Marta del Castillo, ocho años después.

Dosier: El 'caso Bretón'.
Albert, M. J.; Vallellano, L. Dos semanas sin Ruth y José. “El País” (23-X-2011) 33.
Albert, Manuel J. Lo que el juez cree que hizo Bretón. “El País” (14-V-2012) 39.
Rodríguez, Jorge A. Once meses de angustia tras un fallo policial. “El País” (28-VIII-2012) 12. El caso de los dos niños de Córdoba se aclara: fueron asesinados e incinerados, presuntamente por su padre.
Vallellano, Lucía. La tenacidad de Ruth Ortiz lleva hasta el final la investigación. “El País” (28-VIII-2012) 13. La madre.
Junquera, Natalia. El informe Etxeberria: ‘Los restos pertenecen a dos niños de 2 y 6 años’. “El País” (28-VIII-2012) 14.
Albert, Manuel J. El juez quiere volver a hoy a Las Quemadillas para ratificar pruebas. “El País” (28-VIII-2012) 14.
Albert, Manuel J. Bretón asiste impávido a la inspección del fuego donde había restos de niños. “El País” (29-VIII-2012) 14.
Junquera, Natalia. Lo que cuentan los huesos. “El País” (29-VIII-2012) 15.
Albert, Manuel J. La familia Bretón, de la acusación al silencio. “El País” (29-VIII-2012) 15.
Albert, Manuel J. Las horas oscuras en Las Quemadillas. “El País” (30-VIII-2012) 14.
Junquera, Natalia. Informe de José María Bermúdez. “El País” (30-VIII-2012) 14.
Gómez, Luis; Albert, Manuel J. Cerco al monstruo. “El País” Domingo (2-IX-2012) 2-4.
Junquera, Natalia. Narcisistas, fríos y despechados. “El País” Domingo (2-IX-2012) 3. Los padres que matan a sus hijos en venganza contra su expareja.
Albert, Manuel J. El instructor acusa a Bretón de asesinar a sus hijos con alevosía. “El País” (6-IX-2012) 33.
Albert, Manuel J. Bretón responde por la muerte de sus hijos ante un jurado. “El País” (16-VI-2013) 46.
Albert, Manuel J. La fiscal dice que Bretón mató a sus hijos de forma cruel. “El País” (18-VI-2013) 36.
Albert, Manuel J. Bretón: ‘Mis hijos no me temen, me adoran y yo a ellos, con locura’. “El País” (19-VI-2013) 35.
Albert, Manuel J. Ruth Ortiz: ‘Sabía que usaría a los niños para hacer mi vida imposible’. “El País” (20-VI-2013) 36.
Albert, Manuel J. Bretón compró 250 litros de gasóleo, según tres testigos. “El País” (21-VI-2013) 38.
Trueba. David. Escarbar. “El País” (24-VI-2013).
Albert, Manuel J. ‘Bretón estaba muy tranquilo tras perder a sus hijos’. “El País” (25-VI-2013) 34.
Albert, Manuel J. José Bretón ‘suspiró con alivio’ cuando le detuvieron. “El País” (27-VI-2013) 38. El acusado hunde su caso cuando explica que no alimentó a sus hijos entre las 10 y las 18 horas.
Albert, Manuel J. Bretón diferencia el bien del mal en sus decisiones. “El País” (3-VII-2013) 37.
Albert, Manuel J. El juez manda investigar la custodia de los restos de la finca de Bretón. “El País” (4-VII-2013) 33.
Albert, Manuel J. El caso Bretón toca a su fin. “El País” (7-VII-2013) 42.
Albert, Manuel J. Veredicto: culpable. “El País” (13-VII-2013) 32-33. Especial: Padres y asesinos en p. 33.
Albert, Manuel J. El castigo más salvaje. “El País” (13-VII-2013) 32-33.
Aubert, Manuel J. José Bretón: 40 años de cárcel. “El País” (23-VII-2013) 30.
Aubert, Manuel J. Unos huesos aún si enterrar. “El País” (23-VII-2013) 30.
Duva, Jesús. El Supremo confirma que Bretón mató a sus dos hijos. “El País” (29-VII-2014) 35. Confirma su pena de 40 años.
Castilla, Amelia. La incapacidad de amar. “El País” Domingo (10-VIII-2014) 9. Un estudio psicológico de José Bretón.

Agencias. Los restos de Ruth y José son enterrados tres años después. “El País” (21-IX-2014) 26.

No hay comentarios: