Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 26 de agosto de 2017

El filósofo alemán Karl-Otto Apel (1922-2017).

El filósofo alemán Karl-Otto Apel (1922-2017).

Resultado de imagen de KARL-OTTO APEL


Discurso de Apel sobre el lenguaje en Wittgenstein y Heidegger. RAI. Alemán e italiano. Seis minutos.

Karl-Otto Apel (Düsseldorf, 15-III-1922-Niedernhausen, 15-V-2017), destacado miembro de la Escuela de Fráncfort, un grupo marxista fundado en 1923 por una primera generación formada por Theodor W. Adorno, Max Horkheimer, Erich Fromm, Herbert Marcuse y, algo después, Walter Benjamin. Apel formó tras 1945 la segunda generación junto a Jürgen Habermas, ambos comprometidos contra el nazismo y su ideología irracionalista, lo que urgía a construir una filosofía crítica, en la que los seres humanos se hacen desde el diálogo y no desde el monólogo impositivo, en la que es preciso argumentar, y no solo sentir, para descubrir cooperativamente qué es lo más verdadero y lo más justo.
Estudió en las Universidades de Bonn y Maguncia historia, germanística, y filosofía con Erich Rothacker. Muy influido por Kant, Cassirer y Heidegger se decantó por cuestiones como la “ética del discurso” o la “acción comunicativa”, desde el lenguaje como instrumento con el que los hombres hacen ciencia y ética, aunando la comprensión y la acción. Su trabajo de habilitación (1961) versa sobre la idea del lenguaje en la tradición del humanismo de Dante a Vico, y en sus puestos de profesor en Kiel (1962-1969), Saarbrücken (1969-1972) y Fráncfort (desde 1972 hasta convertirse en profesor emérito en 1990) exploró la hermenéutica de Dilthey, Heidegger y Gadamer, el pragmatismo de Peirce y la filosofía del lenguaje de Humboldt, Wittgenstein, Searle o Austin, en obras como ‘La transformación de la filosofía’ (1973); Diskurs und Verantwortung (1988) en la que aplica la “ética del discurso” a distintos temas; Ausenandersetzungen (1998), en cuya parte final salen sus discusiones con Habermas (de las que hay versión española de Norberto Smilg en Comares); Paradihmen der Ersten Philosophie  (2011) o su última obra, Transzendenstale Reflexion und Geschichte (2017).
Adela Cortina explica que la vasta obra de Apel desarrolla la antropología del conocimiento, la hermenéutica y pragmática trascendentales, la semiótica como filosofía primera, la teoría de los tipos de racionalidad, la teoría consensual de la verdad y la ética del discurso, en su doble nivel de fundamentación y aplicación a distintos problemas contemporáneos. En conjunto, Apel es una alternativa al positivismo que niega la racionalidad del mundo moral y político, por no ser un mundo de hechos comprobables; pero también es una opción crítica con el individualismo neoliberal, basado en el solipsismo metódico, incapaz de descubrir el vínculo de intersubjetividad que une a los seres humanos; se opone asimismo al relativismo escéptico en el mundo moral, que ningún ser humano es capaz de vivir en serio; y finalmente se enfrenta a la tecnocracia y el mercantilismo de la razón instrumental.
La influencia de Apel ha sido fundamental en Europa (e Iberoamérica) en filósofos como el mismo Habermas, que en ‘Conciencia moral y acción comunicativa’ declara: “De entre los filósofos vivos, ninguno ha influido más en mi pensamiento que Karl-Otto Apel”; en los jóvenes Kettner, Hösle o Forst; y en España en Javier Muguerza o el grupo de Valencia y Castellón, al que pertenece Cortina.

FUENTES.
Internet.
Artículos.
Arroyo, Francesc. Karl-Otto Apel, uno de los pilares de la Escuela de Fráncfort, muere a los 95 años. “El País” (17-V-2017).
Cortina, Adela. El vigor de la razón dialógica. “El País” Babelia 1.331 (27-V-2017).


No hay comentarios: