Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 2 de octubre de 2017

La crisis catalana (II). (2-X-2017).

La crisis catalana (III). (5-X-2017).
Mi opinión sobre el 1-O en Cataluña: 
Era un referendo ilegal, antidemocrático e inválido, que solo servía para aquilatar cuánto apoyo popular tenía el independentismo, así que el Estado no necesitaba alardear de su fuerza, lo que solo exacerbaría los ánimos de los fanáticos y daría una pésima imagen dentro y fuera del país. La solución pasaba por reducir aquello al rango de una consulta popular como las de los municipios que inquieren la opinión a sus ciudadanos y avisar de su falta de legitimidad para objetivos mayores, y después exigir responsabilidades políticas y judiciales a quienes usaran el resultado para cometer un delito contra las leyes, el Estatuto y la Constitución. Ahora la situación es mucho peor. Evitemos caer en provocaciones y busquemos soluciones en el diálogo, el respeto y el pacto, sin fracturar la sociedad catalana ni separar Cataluña de España.


La crisis catalana (II). (2-X-2017).
Sin duda el número de votantes está inflado por el voto fraudulento, como quedo demostrado en varias grabaciones en secreto, y es una votación sin garantías democráticas (las razones son muchas y no merece la pena repetirlas), y por lo tanto inválido a todas luces. Pero también es incuestionable que la imagen que resultó el domingo ha reforzado las filas independentistas en Cataluña, España y el mundo, lo que demuestra que la solución "Rajoy" no funciona sino que es contraproducente. ¡Si sigue así acabarán por ser secesionistas hasta los del PP catalán! Hay que dialogar, negociar y pactar, salvo que se quiera usar solo la violencia, lo que promovería el odio, y entonces, tarde o temprano, Cataluña se separaría con el aplauso mundial. No debemos caer en el desánimo sino ahora más que nunca hemos de insistir en un proyecto común de convivencia en España y en la Unión Europea, a fin de que algún día nuestros descendientes puedan vivir en un mundo (todo él) sin fronteras ni odios nacionales o de otra índole. Ese es el auténtico ideal democrático y no un secesionismo que cree muros en Cataluña y barreras con España.

Antonio Boix Pons.

No hay comentarios: