Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 17 de abril de 2017

Los climas de España.

LOS CLIMAS DE ESPAÑA.

1. FACTORES DEL CLIMA.

Resultado de imagen de factores del clima en españa

Resultado de imagen de factores del clima en españa

Los factores del clima de España son la circulación general de las masas de aire, la forma continental de la Península y la proximidad marítima, el relieve y su altura.
LA CIRCULACIÓN GENERAL DEL AIRE.
Por su situación España es afectada tanto por las depresiones atlánticas como por los anticlones subtropicales, debido al balanceamiento estacional de las zonas de presión y de vientos. La causa es que España se encuentra más cerca del Ecuador que del Polo Norte (entre 36 y 43º de latitud N.), en la frontera del frente polar, donde chocan las masas del aire polar frío y del aire tropical caliente. Estas masas no se mezclan, sino que originan borrascas con un frente cálido (sur) y uno frío (norte), que se mueven generalmente en el sentido O-E debido al empuje de la corriente del jet stream en altitud, alternándose con anticiclones.
Masas de aire.
Sobre España influyen dos tipos de masas de aire, según su procedencia:
Las masas de aire tropical: a) marítimo (cálido y húmedo, estable por proceder del anticiclón de las Azores), b) continental (más cálido y seco, procedente del Sahara). Se originan en latitudes subtropicales, entre 30 y 35º de latitud, al S de España.
Las masas de aire polar: a) ártico marítimo (fresco, húmedo, inestable, atraviesa el Atlántico), b) continental (frío, seco, estable en invierno e inestable en verano, atraviesa Europa). Se originan más al N de España.
Depresiones atlánticas.
Por la fachada atlántica entran las borrascas y los vientos del O, que dominan en el N y NO todo el año y afectan al resto en primavera, otoño y parte del invierno.
La corriente del jet stream, que corre de O a E, lleva las borrascas, masas de aire húmedo marítimo, nubosas, de temperaturas suaves por la influencia del océano, que generalmente (sobre todo en verano) pasan al N de España, pero que en sus ramales más meridionales pueden llegar de dos formas, en dirección zonal (O-E) con borrascas débiles, poco intensas en lluvias, o en dirección meridiana (N-S) con borrascas más fuertes y lluviosas, que pueden estrangularse (“gotas frías”) y producir lluvias torrenciales en la fachada mediterránea, donde se forman con frecuencia pequeñas y activas borrascas o depresiones baromé­tricas.
Anticiclones subtropicales.
En verano el aire subtropical continental procedente del Sahara, cálido y seco, se desplaza al N, desplaza el frente polar, domina el Mediterráneo y afecta a la Península, y, aunque sin llegar al N de ésta, determina los mínimos de pluviosidad en verano.
Los anticiclones son masas de aire descendente, desecante, que se recalientan en contacto con la tierra, originando veranos cálidos y secos, pues el aire caliente no se condensa y el cielo carece de nubes, favoreciendo la insolación.
LA FORMA CONTINENTAL Y LA INFLUENCIA MARINA.
Debido a la anchura de la Península y la disposición del relieve, el interior actúa como un pequeño continente, enfriándose en invierno y calentándose en verano, produciendo en ambos casos un anticlón local, muy estable, que favorece la sequedad.
Por contra, la influencia marina del Atlántico y del Mediterráneo determina que en las costas haya una mayor humedad y temperaturas más moderadas y benignas.
EL RELIEVE.
El accidentad relieve español influye en el clima, pues obliga al aire a ascender por la ladera de barlovento y descender por la de sotavento. Al ascender el aire se enfría, lo que produce nubes y lluvias; al descender se calienta, lo que ocasiona sequedad (es el efecto Foëhn). En España los vientos del sur explican las altas temperaturas del Cantábrico en vera­no, así como que las vertientes del N y NO tengan bosques y las del S y SE cultivos.
LA ALTURA.
El descenso de la T con la altura tiene un efecto notable en el clima local y en la vegetación, sensible al gradiente térmico (una media de 0,6 ºC menos cada 100 m de altura). En España no hay realmente un clima de alta montaña, aunque sí puede hablarse de microclimas de alta montaña, muy localizados en los puntos más altos.

2. CLASIFICACIÓN DE CLIMAS.
Todo esto configura un predominio del clima subtropical-mediterráneo, manifiesto en el suelo, paisaje, ríos, vegetación natural, mas su diversificada orografía la convierte en un mosaico de paisajes, como si se tratara de un pequeño continente. Hay muchas denominaciones para los climas, y hemos escogido la de Köppen, que nos permite una comparación mundial.
Según la clasificación de Köppen la mayor parte de España está incluida en los climas templados (C). El Norte se caracteriza por las precipitaciones todo el año (Cf) y el resto del país por el verano seco o mediterráneo (Cs). Algunas zonas tienen climas secos (B).


Resultado de imagen de factores del clima en españa

CLIMA TEMPLADO HÚMEDO (Cf).
El clima templado húmedo, también llamado oceánico o atlántico, propio de las costas europeas, se extiende en España a las regiones costeras septentrionales del Atlántico y Cantábrico y a sus cadenas montañosas: Pirineos, Cordillera Cantábrica, Macizo Galaico.
Es la Iberia húmeda, con precipitaciones regulares y suaves, de más de 800 mm hasta 1.000-1.200, con un máximo invernal y un mínimo estival (pero sin mes seco). Hay una gran variabilidad del tiempo por las borrascas, con elevada nubosidad y baja insolación. En las cadenas montañosas las precipitaciones están en 2.000-3.000 mm, de menos a más de O a E, con las mayores en el País Vasco.
Las temperaturas son suaves todo el año, con máximo estival de 22ºC (si son superiores es clima Cfa) y mínimo invernal en enero con 8ºC, con una oscilación suave de 9-12º.

CLIMA TEMPLADO MEDITERRÁNEO (Cs).
Es la Iberia seca, por su acusada sequía estival. Hay dos subtipos:
Mediterráneo marítimo (litoral o costero) de invierno suave.
En las costas mediterráneas y Baleares. T media de enero superior a 6º. T anual media superior a 15º. Mediana oscilación térmica anual.
Precipitaciones irregulares y escasas, 400-600 mm, con máximo en otoño y primavera (por la entrada de las borrascas atlánticas), y un mínimo muy acusado en verano. Las lluvias son mucho menores en el S. Generalmente son torrenciales, con ocasionales gotas frías.

Mediterráneo continental (o continentalizado) de invierno frío.
Se da en el interior de la Península, hasta la Cordillera Cantábrica y los Montes de León. T media de enero inferior a 6º. T anual media superior a 15º. Fuerte oscilación térmica, de 19-21º, con riguroso frío invernal.
Precipitaciones más regulares, pero escasas, 300-650 mm, de origen atlántico, en primavera y otoño; en invierno en forma de nieve.

CLIMAS ESTEPARIOS Y DESÉRTICOS (BS y BW).
Presentes en áreas muy reducidas del interior y sudeste. Hay dos subtipos: costero y del interior. También se añade pro analogía el clima canario.

Subtipo costero.
Desde Alicante a Granada (desierto de Almería), con precipitaciones muy bajas (las menores de España), menos de 350 mm, con más de nueve meses secos. Lluvias torrenciales (gota fría). Invierno templado con 12º en enero y largo verano con 26º en agosto.

Subtipo del interior.
En el E de Zamora y en parte de La Mancha y de Zaragoza (desierto de Los Monegros), con T media anual menor de 18º y precipitaciones entre 230 y 320 mm.

Clima canario.
El clima canario es muy seco, debido a su latitud (la misma del Sahara), pero dulcificado por la acción del océano Atlántico. La temperatura es primaveral casi todo el año, en enero de 18º y en verano de 25º.
La corriente fría de Canarias baja las temperaturas respecto a la latitud, aunque tam­bién aumenta la sequedad y crea una enorme riqueza pesquera.
Está influido por el anticiclón de las Azores (alisio del nordeste, muy seco) en el verano, con alteraciones en invierno. Las precipitaciones llegan sólo al barlovento del alisio (250 mm), concentrándose a partir de los 500 millones de altitud, mientras que las tierras bajas son esteparias.

UD FUENTES.
Internet.

Documentales.





Libros.
Font Tullot, I. Climatología de España y Portugal. Instituto Nacional de Meteorología. Madrid. 1983.

Artículos. Orden cronológico.

Viúdez, Juana. La borrasca que frenó en Canarias. “El País” (15-XII-2013) 40. Una intensa borrasca fría sorprende a Canarias.

No hay comentarios: