Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, 31 de mayo de 2013

GE UD 07. El sector terciario en España. 0. Introducción. 01. El comercio interior.

El sector terciario en España: Introducción y comercio interior.

0. Introducción.
Definición del “sector terciario” y tipos de actividades incluidas.
El sector económico terciario, también llamado “sector servicios”, incluye todas las actividades excepto la agricultura, la ganadería, la pesca, la minería y los procesos de fabricación industrial. Por consiguiente la mayor parte de las profesiones y oficios actuales se incluyen dentro del sector terciario.
En el futuro es probable que se diferencien del terciario los sectores cuaternario (dirección de empresas, investigación...) y quinario (educación, sanidad, dependencia...).

El proceso de terciarización de la economía española.
En España el mayor desarrollo del sector terciario comenzó a finales de los años 1950 y poco después con gran rapidez se convirtió en el sector predominante de la economía, tanto en número de empleos como en porcentaje de PIB (Producto Interior Bruto). Esta terciarización de la economía española fue un fenómeno general y común que también se produjo en otros países de la Europa más rica y desarrollada.

El crecimiento del sector terciario fue favorecido por la decadencia de las actividades agrarias, por el éxodo rural, por el aumento del consumo masivo, por el crecimiento de las ciudades y también por la pérdida de puestos de trabajo en el sector industrial como consecuencia de la mecanización y robotización de las tareas en las fábricas.
El sector terciario produjo en 2011 más del 69% del PIB español y ocupa un nivel parecido de la población ocupada. Está padeciendo mucho la crisis económica, debido a la baja competitividad de muchas empresas, con escasa tecnología y poco valor añadido, demasiado intensivas en mano de obra.

Fuentes. General.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Economía_de_España] Datos desfasados pero indicativos.
Libros.
Piñeiro Peleteiro, Rosario. Comercio y transporte. España. Síntesis. Madrid. 1988. 140 pp.

01. El comercio interior.

Mapa de núcleos comerciales de España (1985).

El comercio interior.


El comercio interior incluye todos los intercambios comerciales realizados en el interior de las fronteras de un país. Estas actividades comerciales son indispensables ya que los comerciantes actúan como intermediarios necesarios entre los productores y los consumidores. Además, hay que tener en cuenta que el desarrollo del comercio interno requiere buenas redes de transportes y comunicaciones.

Se distinguen dos tipos de comercio interior:
-. Comercio al por mayor, es realizado por los llamados mayoristas o almacenistas, que se encargan de comprar los artículos directamente al fabricante o al productor para posteriormente venderlos a los denominados minoristas.
-. Comercio al por menor, es realizado por los denominados minoristas o detallistas, quienes compran los productos a los mayoristas para luego venderlos a los consumidores.



Estadística y gráfico de la evolución negativa del consumo familiar entre 2008 y 2010.

El sector comercial español sufrió desde  2008 la aguda caída de la demanda de los consumidores y una cascada de impagados que lesiona la confianza entre las empresas. Se han perdido decenas de miles de puestos de trabajo, sobre todo en el sector de pequeñas tiendas de propiedad individual, mientras que las grandes cadenas comerciales, como las de Inditex o Mango capean mucho mejor la crisis.
Las ventas del comercio interior bajaron un 10% en diciembre de 2012 en cómputo interanual, y en el conjunto de 2012 han bajado un 6,8% (el consumo, corregido el efecto de la inflación, bajó un 1,9%), el descenso más agudo desde el inicio de la crisis, debido al elevado paro y la reducción de las rentas disponibles. Desde 2008 el comercio minorista ha perdido 40.000 empresas y 103.890 autónomos.
Desde 2014 se vive una lenta recuperación de las ventas gracias a la mejora de la capacidad de consumo de las familias por el aumento del empleo y las ventas turísticas. 

Las franquicias.
Las franquicias representaban en España en 2007 cerca del 5% del comercio minorista, un porcentaje pequeño si se compara con el 32% de Francia, el 38% del Reino Unido y el 49% de EE UU. Dos tercios (65%) de las empresas centrales de franquicia eran de nacionalidad española, y de las compañías extranjeras destacan EE UU con un 18% (además son las mayores, como MacDonald’s y Burger King) y Francia, con el 6%. Los sectores más importantes son la Hostelería-Restauración y Confección-Moda, que cuentan con 130 franquiciadores, la cuarta parte del total, y han tenido un aumento del 62% y del 13% respectivamente. En los últimos años están apareciendo franquicias de países emergentes, como México y Brasil.



El E-Comercio o comercio online.
Las empresas de logística de ventas por Internet, como las americanas Amazon y Ebay o las españolas El Corte Inglés, Inditex o Mango en comercio, se disputan el mercado español y las ventas aumentan con fuerza debido a la progresiva confianza de los consumidores en la seguridad de las compras y pagos en las redes digitales.

El consumo.
La periodista Amanda Mars [Los recortes se comen el bolsillo familiar. “El País” (23-VII-2013)] resume el bajón del consumo en España, que ‹‹redujo el año pasado el gasto medio por familia en un 3,4%, unos 1.000 euros menos, y lo ha hecho un 12% desde 2008, cuando arrancó la crisis, a costa de renunciar a cambiar de coche, renovar vestuario o salir de fiesta, y con el fin de afrontar precios cada vez más elevados en los servicios básicos(luz, gas), educativos o transporte.
El gasto en metro, por ejemplo, ha subido un 31% en cinco años. La austeridad ha dado un vuelco a la distribución de los gastos familiares. El único capítulo en el que las familias desembolsaron más el año pasado fue la enseñanza (7,4%) y la salud (0,3%). Influyen las pérdidas de ayudas en libros de texto, el incremento de la factura farmacéutica o el encarecimiento de las matrículas universitarias. Sin embargo, sufrieron las principales caídas el vestido y calzado (10,2%), ocio, espectáculos y cultura (9,8%) y el equipamiento de hogar (9,3%), según publicó este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).
La mala noticia para esos datos macroeconómicos es que los aumentos de gasto en esas partidas se deben sobre todo al aumento del coste para las familias. Eso ha metido aún más presión al resto de gasto del presupuesto familiar medio, que ha adelgazado en 3.800 euros desde 2008, hasta algo más de 28.000 euros.
Llaman la atención incrementos de gasto como los de tasas por documentos oficiales (un 60%) o la ITV (38%). En cambio, la compra de automóviles se ha hundido en 671 euros por hogar en dicho periodo, casi un 60%, en el que constituye el mayor ahorro en valores absolutos y unos de los principales en términos relativos, seguido de las consumiciones en bares (247 euros menos, una bajada del 17%) o la ropa de mujer (224 euros menos, una reducción del 32%). Se ha disparado el presupuesto para la electricidad (254 euros más, una subida del 51%), alquileres (109 euros, 16%) o el transporte (31 euros de aumento, un 47%). En educación, los gastos universitarios aumentan en un 23% y la Formación Profesional de grado superior en un 36%. Ha podido pesar un menor abandono de los estudios por las menores oportunidades laborales.
Con seis millones de parados y rebajas salariales, los jubilados son los que mejor resisten comparativamente el embate: solo los hogares en los que el principal sustentador era un retirado pudieron mantener el año pasado su gasto medio (un leve aumento del 0,8%, hasta los 25.817 euros), mientras que aquellos en los que el cabeza de familia es ocupado se contrajeron un 4% (hasta los 32.005) y los liderados por desempleados bajaron el 2,8% (hasta los 19.152). El vuelco que los ajustes han dado en los presupuestos tiene papeletas de mantenerse: este verano sube la luz de nuevo.››



Las franquicias.
Las franquicias representaban en España en 2007 cerca del 5% del comercio minorista, un porcentaje pequeño si se compara con el 32% de Francia, el 38% del Reino Unido y el 49% de EE UU. Dos tercios (65%) de las empresas centrales de franquicia eran de nacionalidad española, y de las compañías extranjeras destacan EEE UU con un 18% (además son las mayores, como MacDonald’s y Burger King) y Francia, con el 6%. 
Los sectores más importantes son la Hostelería-Restauración y Confección-Moda, que cuentan con 130 franquiciadores, la cuarta parte del total, y han tenido un aumento del 62% y del 13% respectivamente. En los últimos años están apareciendo franquicias de países emergentes, como México y Brasil.

El E-Comercio o comercio online.
Las empresas de logística de ventas por Internet, como las americanas Amazon y Ebay o las españolas El Corte Inglés, Inditex o Mango en comercio, se disputan el mercado español y las ventas aumentan con fuerza debido a la progresiva confianza de los consumidores en la seguridad de las compras y pagos en las redes digitales.

Fuentes. El comercio interior.

No hay comentarios: