Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 25 de marzo de 2015

CS 1 UD 10.2. La Prehistoria. El Paleolítico.

CS 1 UD 10.2. LA PREHISTORIA. EL PALEOLÍTICO.
La Edad de Piedra.
EL PALEOLÍTICO.
El Paleolítico Inferior.
El Paleolítico Medio.
El Paleolítico Superior.
Grupos humanos del Paleolítico.
El arte paleolítico.

La Edad de Piedra.
La Edad de Piedra es la fase más antigua de la cultura humana, en la que el instrumental empleado por el hombre estaba construido con piedra, hueso, cornamentas de cérvidos o madera.
Abarca casi toda la existencia del hombre, puesto que comienza con los útiles más antiguos hallados por la arqueología y finaliza en algunas zonas del mundo, como Australia y Polinesia, tan sólo hace dos siglos, cuando el uso del metal (hito que marca el final de la edad de piedra) fue difundido por los europeos.
A mediados del siglo XIX los primeros anticuarios europeos establecieron con certeza que el hombre vivió en tiempos remotos al mismo tiempo que una serie de animales extinguidos. Además, determinaron que las piedras de sílex (y otros materiales similares, como el cuarzo) que en siglos anteriores se denominaban “piedras del rayo”, eran útiles humanos antiguos y que la época de la piedra tallada precedía en el registro arqueológico a la piedra pulimentada, aún sin saber nada sobre la difusión o duración del periodo en que fueron empleados.
La Edad de Piedra, que precede a las edades de los Metales, esto es del Cobre, del Bronce y del Hierro, fue posteriormente subdividida por el naturalista y político británico John Lubbock en distintos periodos. En 1865 acuñó los términos “Paleolítico” (del griego paleo, “antiguo”, y lithos, “piedra”) y “neolítico” (de neo, “nuevo”) para definir los periodos de piedra tallada y pulimentada respectivamente.

EL PALEOLÍTICO.
El Paleolítico, que constituye casi el 99% del registro arqueológico mundial, ha sido subdividido en tres grandes periodos sucesivos: Inferior, Medio y Superior.



El Paleolítico Inferior.
El Paleolítico Inferior cubre un vasto periodo que se inicia con los primeros útiles líticos reconocibles hallados en yacimientos de Etiopía, fechados hace unos 2,5 millones de años. No obstante, los primeros seres humanos debieron haber usado útiles mucho antes de esa fecha. Aquéllos fabricados con materiales orgánicos se han desintegrado y los de piedra sin trabajar son irreconocibles como instrumentos. Los útiles tallados a partir de piedras son los únicos que permiten ser reconocidos como tales.
Los instrumentos líticos más simples reciben el nombre de choppers (cantos trabajados monofaciales) y chopping tools (cantos bifaciales) que constituyen la denominada cultura de los cantos trabajados, propia del Homo Habilis. Fueron tallados mediante percutores con la intencionalidad de crear una serie de útiles rudimentarios apuntados o con filos por una sola cara, empleados para cortar, perforar o raer.
A veces se denominan instrumentos olduvainenses, por los hallazgos de la garganta de Olduvai (Tanzania), donde se han descubierto numerosos restos de presencia humana que constituyen los testimonios de la tecnología más antigua y duradera de la humanidad, ya que permanecieron en uso durante millones de años.
El filo de un útil de sílex o cuarzo es extremadamente cortante; se puede romper o embotar, pero a su vez puede ser retallado o simplemente desechado para reemplazarlo fácilmente por otro instrumento, dada la disponibilidad de piedra apropiada. El siguiente paso fue el tallado de bifaces, trabajando bloques seleccionados de piedra por ambas caras hasta darle la forma deseada, en ocasiones muy sofisticada, como la del bifaz simétrico y piriforme, encontrado en grandes cantidades en Europa, que fue probablemente un instrumento multiusos, puesto que presentaba un largo filo puntiagudo y cortante y un extremo engrosado a modo de cabeza de martillo.
Estos bifaces hicieron su aparición durante la existencia del Homo erectus (antepasado directo del Homo sapiens) del que se han encontrado restos desde el sur de África hasta el Sureste asiático y que abarca un periodo iniciado hace 1,8 millones de años y que se extendió hasta hace unos pocos centenares de miles de años (véase Hominización). Los bifaces debieron ser, por tanto, unos útiles prácticos y eficientes.
El Achelense constituyó uno de los periodos más importantes del Paleolítico Inferior, aunque no fue uniforme. Recibió tal nombre del yacimiento de Acheul (norte de Francia), caracterizado por la presencia de bifaces, hendedores y triedros.
En el Levalloisense la denominada técnica levallois supuso un notable avance técnico. Apareció en diferentes lugares y fechas durante este periodo, probablemente de forma espontánea y no por aculturación. Se denominó así por el yacimiento de Levallois (Francia). Esta técnica consistía en trabajar un núcleo de sílex de grano fino, de tal forma que se obtuvieran fragmentos denominados lascas, grandes, planas y con filos cortantes, de tamaños y formas preconcebidas; pero fue en el Paleolítico Medio cuando alcanzó su máximo desarrollo.
El Paleolítico Inferior comenzó en Europa a inicios del cuaternario y finalizó con la aparición del hombre de Neandertal hace 120.000 años.
En España sobresale el yacimiento del Aculadero (Puerto de Santa María, Cádiz). Los indicios señalan que la industria hallada en tal lugar corresponde a la cultura de los cantos tallados, h. 700.000 años. Este yacimiento muestra que existieron grupos humanos que se asentaron en la Península Ibérica y fueron ascendiendo hacia el norte. Otra importante zona de ocupación humana es la zona del Guadalquivir y la depresión de Guadix Baza (Granada), en especial el yacimiento de Cúllar-Baza, donde aparecieron los polémicos restos del llamado hombre de Orce. Otro yacimiento fundamental del Paleolítico Inferior español es Atapuerca (Burgos), donde se han hallado numerosos restos.

El Paleolítico Medio.
El Paleolítico Medio es un periodo mal definido que comenzó en distintas fechas según las zonas. Está identificado con el llamado tecnocomplejo Musteriense (nombre derivado del abrigo rocoso de Le Moustier, al suroeste de Francia), que se extendió desde hace 180.000 años hasta hace 40.000 años, y coincidió ampliamente con la presencia de los neandertales. El Musteriense se caracterizó por el desarrollo y perfeccionamiento de los útiles ya conocidos, los cuales redujeron su tamaño, y la fabricación de objetos sobre lascas: puntas, raederas y bifaces.
Este periodo es denominado en África como Edad Media de Piedra y abarca desde hace 150.000 años hasta hace 30.000 años. Aquí no se han localizado bifaces pero sí se han encontrado ensamblados diversos útiles de pequeño tamaño, denominados microlitos. Algunos de estos ensamblajes están asociados a restos humanos anatómicamente modernos.
En España, el Paleolítico Medio estuvo igualmente caracterizado por su asociación a la presencia del hombre de Neandertal, aunque hoy día se rechaza la absoluta identificación del Musteriense con esta especie. Junto al instrumental lítico, aparecen objetos óseos. El número de yacimientos aumenta de forma muy considerable; existen al aire libre y en cuevas, entre las que destaca la cueva de Morín (Cantabria).

El Paleolítico Superior.
El Paleolítico Superior europeo corresponde ya a la presencia del hombre moderno y está asociado a una amplia variedad de útiles de piedra, hueso, cornamenta y marfil, incluidos propulsores, arpones y agujas. El utillaje lítico de este periodo comprende una extensa variedad de instrumentos muy especializados (leznas, raspadores, grabadores) realizados principalmente sobre hojas y láminas (esto es, lascas largas, estrechas, delgadas y con filos paralelos, extraídas probablemente de un nódulo golpeado con un punzón y percutor, más que de forma directa con un martillo).
El hombre moderno (Homo sapiens sapiens) apareció por primera vez en Europa a finales del paleolítico (antigua Edad de Piedra). Los cazadores y recolectores dejaron tras de sí notables ejemplos de arte (hace entre 25.000 y 10.000 años), que se han encontrado en más de 200 cuevas, principalmente en Francia y España. Hace unos 10.000 años, al final del pleistoceno (el más reciente de los periodos glaciales) el clima comenzó a mejorar y se aproximó gradualmente a las condiciones actuales.
El Paleolítico Superior en Europa está dividido en tres grandes etapas: el auriñacense y perigordiense; el solutrense y el magdaleniense.
En España se observan diferencias entre la región cantábrica y la zona levantina. Algunas fases están asociadas a magníficos ejemplares de útiles líticos.
En el sur de Europa, durante el solutrense, se fabricaron puntas planas y delgadas en forma de hoja, trabajadas por ambas caras.
En el hemisferio norte, el Paleolítico Superior acabó hace unos 10.500 años con el fin de la glaciación.
En África este periodo recibe el nombre de Edad de la Piedra Final y se extendió hasta la Edad del Hierro (que se extiende incluso hasta algunos siglos dC en algunas zonas), mientras en Europa había el Neolítico.
En América la etapa más antigua de presencia humana es llamada Periodo Paleoindio, iniciado en 13.000 aC (algunos autores remontan su inicio hasta hace unos 50.000) y concluyó hacia el 5000 aC. Está caracterizado por una serie de puntas cuidadosamente talladas en piedra como las puntas Clovis y Folsom en el norte y las puntas de cola de pez en el sur.
La perduración del utillaje lítico en el Paleolítico es tema a debate. Ha pervivido gracias a su naturaleza pétrea y su abundancia no refleja necesariamente su importancia. Se han llevado a cabo estudios de cómo y por qué los pueblos primitivos actuales emplean los útiles líticos, además de análisis microscópicos que han permitido comparar modos de utilización y las huellas de uso en el utillaje prehistórico con los actuales, utilizados para funciones específicas con y sobre diversos materiales.
Estas investigaciones han sugerido que muchos de estos instrumentos fueron utilizados para obtener y trabajar materiales orgánicos y que el empleo de la madera fue de enorme importancia en el utillaje Paleolítico. Han llegado hasta hoy pocos objetos de madera correspondientes al Paleolítico Inferior y Medio, como es el caso de un par de puntas de lanza y un receptáculo en Europa y una delgada placa cuidadosamente fabricada, en Japón.

Grupos humanos del Paleolítico.
A lo largo de todo el Paleolítico el hombre fue cazador y recolector aunque también se dedicó a la pesca. De hecho, durante la mayor parte del Paleolítico Inferior los primeros seres humanos (Australopithecus, Homo habilis y Homo erectus) fueron probablemente más carroñeros que cazadores.
Fue en el Paleolítico Medio y Superior cuando se realizaron actividades de caza propiamente dicha, efectuadas con medios más apropiados y en batidas comunales. Los cazadores centraron su actividad en herbívoros como caballos, bisontes, cabras, ciervos y antílopes, dependiendo de cada región y del clima, que fluctuó durante toda la época glacial. La caza mayor, como el mamut, fue escasa en comparación con la caza menor, aunque es cierto que la actividad depredadora del hombre influyó en su extinción y en la de otras especies de megafauna en diversas partes del mundo.
En las llanuras de Norteamérica, los cazadores explotaron las manadas de bisontes en batidas masivas, provocando estampidas hacia barrancos donde después los mataban.
Los grupos humanos del Paleolítico eran nómadas, desplazándose según las estaciones siguiendo a las grandes manadas. Durante el Paleolítico Inferior debieron vivir principalmente en pequeños campamentos, de los cuales se han encontrado restos en yacimientos al aire libre, algunos de ellos en terrazas de ríos, aunque también ocuparon cuevas como el caso de Zhoukoudian (China) o Tautavel (Francia).
En el Paleolítico Medio y Superior se ocuparon de forma más intensa las cuevas y los abrigos rocosos, pero el hombre continuó viviendo al aire libre.
En el Paleolítico Inferior se construyeron algunos refugios rudimentarios, como los de las dunas de Terra Amata (Niza, sur de Francia), pero en el Paleolítico Superior hay testimonios de ligeros entoldados y, en Europa central y oriental, de sofisticadas cabañas hechas con cientos de huesos de mamuts.
Se piensa que se empezó a emplear el fuego hace 1,5 millones de años. Abundan restos de hogares en los lugares de habitación del Paleolítico Medio y Superior. En principio fue utilizado probablemente como medio de iluminación, de calefacción y de protección contra animales salvajes, pero con el paso del tiempo se emplearía también para cocinar alimentos. En el Paleolítico Superior se empleó para calentar los bloques de piedras a fin de facilitar su trabajo, para alterar el color de los pigmentos minerales y en algunas zonas, como Moravia y Japón, para cocer figurillas de arcilla.
Los grupos humanos del Paleolítico Medio practicaron ya con toda probabilidad la navegación. El hombre llegó a Australia hace unos 55.000 años. Esto significa que cruzó al menos 100 kilómetros de mar abierto, puesto que Australia nunca estuvo unida al Sureste asiático, ni en los periodos en los que el nivel del mar estuvo más bajo.
El primer testimonio claro de prácticas funerarias corresponde al Paleolítico Medio. No obstante hay pruebas de que en Atapuerca (Burgos, España) tuvo lugar un rudimentario rito funerario hace unos 300.000 años: hasta unos 35 esqueletos humanos del tipo neandertal fueron aparentemente depositados en una fosa en este lugar. La ausencia de restos de ocupación y de útiles líticos (indicando que esos hombres no vivieron allí) y la ausencia de huesos de animales o marcas de mordiscos (señalando que no fueron víctimas de depredadores) sugieren algún tipo de rito funerario.
Al parecer un enterramiento neandertal en la cueva de Shanidar (Irak) estuvo rodeado de flores.
Fue en el Paleolítico Superior cuando los enterramientos se hicieron cada vez más complejos (la cremación más antigua conocida es la del lago Mungo en Australia y se fecha en torno a unos 26.000 años) en los que aparece la utilización de ocres rojos y la presencia de un ajuar funerario y, en algunos casos, cientos de cuentas o abalorios que probablemente estuvieron unidos a la vestimenta, además de otras formas de ornamentación y utillaje.

El arte paleolítico.
Aunque hay algunos ejemplares rudimentarios de arte en el Paleolítico Inferior y Medio (como una figurilla femenina procedente de Berejat Ram en Israel, de cientos de milenios de antigüedad), fue durante el Paleolítico Superior cuando apareció el arte figurativo en todos los continentes, bien como arte parietal, bien como arte mobiliar, bajo la forma de grabados o pequeñas estatuillas.
Aunque el arte Paleolítico europeo es el mejor conocido, hay ejemplos de grabados en roca y de arte mobiliar de fecha similar en otros continentes.
En Australia existen petroglifos (grabados sobre rocas) que se pueden datar en una fecha aproximada de hace 40.000 años.


Namibia posee pinturas rupestres polícromas de animales en la cueva Apolo 11 que se fechan en unos 27.500 años de antigüedad.
En la India, China y Japón se han encontrado grabados sobre las valvas de las ostras, astas de animales y cantos rodados respectivamente.





RockPaint-TocadoMorcego
 En Brasil se localizan las pinturas rupestres de Pedra Furada, que se fechan al menos en torno a 10.000 aC, aunque es posible que sean de 15.000 aC.

UD FUENTES.
*La fuente principal es la Enciclopedia Encarta de Microsoft, de la que se hace una amplia paráfrasis.

Internet.

Películas.
En busca del fuego (1981), de Jean-Jacques Annaud.

Documentales.
Arqueomanía. Dossier 3. La mente simbólica en la pintura rupestre: desde los neandertales a las pinturas de la cueva de Tito Bustillo.
Arqueomanía. Dossier 4. La llegada del homo sapiens a la Península y su posible convivencia con los neandertales de la cueva del Sidrón (Asturias).

Exposiciones.
*<Mujeres en la Prehistoria>. Valencia. Museo de Prehistoria de Valencia (2006). Comisaria: Begoña Soler. Reseña de Bono, Ferran. La prehistoria fue más igualitaria. Una muestra y un libro reivindican el papel de la mujer en el Paleolítico. “El País” (29-VI-2006) 104.

Libros.
Clottes, Jean; Lewis-Williams, David. Los chamanes de la Prehistoria. Ariel. Barcelona. 2010. 184 pp. Les Chamans de la préhistoire. Seuil. París. 1997. 120 pp. 120 ilus. [http://www.contraclave.es/lecturas/chamanes.pdf]

Artículos. Orden cronológico.
Rivera, Alicia. El hallazgo de hachas de 800.000 años cuestiona la teoría del aislamiento prehistórico de China Las herramientas, las más antiguas de Asia, afianzan la idea de una pauta cultural general. “El País” (3-III-2000).
Agencias (EFE). Un collar africano de 75.000 años. “El País” (15-IV-2004) 80.
Sampedro, Javier. Dos enormes ríos permitieron a los humanos sortear el Sáhara. “El País” (19-X-2008) 36.
Sampedro, Javier. La innovación cultural llevó al gran éxodo de la humanidad desde África. “El País” (31-X-2008) 38.
Sampedro, Javier. Adán y Eva se entendían a besos. “El País” (13-III-2011) 36-37. El origen de la Humanidad está en los khoisán africanos.
Rivera, Alicia. Los neandertales casi se extinguieron hace 50.000 años. “El País” (25-II-2012) 33. Según Arsuaga y su equipo de Atapuerca, no se adaptaron al cambio climático y casi desaparecieron hacia el 50.000 aC, se recuperaron brevemente y finalmente desaparecieron.
Rivera, Alicia. La mano del neandertal asoma tras las pinturas más antiguas. “El País” (15-VI-2012) 38. Nuevas dataciones del arte rupestre de Asturias y Cantabria revelan que es más antiguo (por ejemplo 40.800 aC en el Panel de las Manos de El Castillo) de lo estimado y abren la duda de qué especie humana lo creó, porque entonces convivían todavía los neandertales y los cromañón.
Noble Wilford, John. Pistas sobre los albores de la música“El País/The New York Times” (21-VI-2012) 6. La nueva datación de los primeros instrumentos musicales, las flautas halladas en el sur de Alemania, en la cuenca alta del Danubio, alcanza al 40.000-41.000 ac.
Sampedro, Javier. Los san lo iniciaron todo. “El País” (31-VII-2012) 31. Hallados en Border Cave (Sudáfrica) los primeros artefactos de la cultura humana moderna, que los bosquimanos san propagaron hace 44.000 años.
Rivera, Alicia. Nuestros tatarabuelos eran tres. “El País” (9-VIII-2012) 28-29. Fósiles descubiertos en Kenia por Maeve Leakey y Fred Spoor demuestran que hubo dos especies coetáneas del Homo erectus hace dos millones de años, el Homo habilis y el Homo rudolfensis, por lo que no es seguro que originaran al primero.
Rivera, Alicia. Lanzas con puntas de piedra de hace medio millón de años. “El País” (15-XI-2012). Descubrimiento en Kathu Pan 1 (Sudáfrica), por el equipo de Jayne Wilkins, de la Universidad de Toronto, de que unas puntas halladas por Peter Beaumont en 1979-1982 se remontan a 500.000 años, según datación de Michael Chazan. Las anteriores puntas tenían 300.000 años.
Rivera, Alicia. Armas de la edad de piedra. “El País” (21-XI-2012) 35. Más información sobre las lanzas de medio millón de años.
De Benito, Emilio. Encontrada la herramienta más antigua de Europa en Atapuerca. “El País” (25-VII-2013) 31. Un cuchillo de sílex de 3 cm, fechado en 1,4 millones de años, prueba que había homínidos en el sur de Europa en esa época. También se ha hallado la escápula (en el omoplato) de un niño de hace 800.000 años, un hallazgo rarísimo.
Rivera, Alicia. ¿Copiaron nuestros antepasados la tecnología de los neandertales? “El País” (13-VIII-2013) 25. Hallados alisadores de hueso en dos yacimientos neandertales en Francia, Pech-de-L´Azé y Abri Peyrony, datados h. 50.000 aC.
Rivera, Alicia. Descubierto en Gibraltar el primer grabado rupestre neandertal. “El País” (1-IX-2014).
Rivera, A. Los europeos son una mezcla de tres poblaciones remotas. “El País” (18-IX-2014) 35. Se mezclaron tres poblaciones: cazadores africanos de 40.000 aC, agricultores de Oriente Próximos posteriores y eurasiáticos de 24.000 aC.
Domínguez, Nuño. Un nuevo fósil afina la fecha de cruce con los neandertales. “El País” (23-X-2014) 36. Hace 55.000 años se cruzaron, según un estudio por Svante Paabo de los restos de un hombre en Rusia.
Sampedro, Javier. La humanidad conquistó las alturas de los Andes hace 12.000 años. “El País” (23-X-2014). La adaptación biológica a la vida en las alturas fue muy rápida, en un proceso distinto al de los tibetanos.
Domínguez, Nuño. El dibujo más antiguo de la Humanidad. “El País” (3-XII-2014). Identificado un dibujo geométrico de 400.000 años en una concha en el yacimiento de Trinil (Java), hallada hace más de un siglo. Se atribuye el Homo erectus.
Aznárez, Malén. Neandertales. Más cerca de nosotros. “El País” Semanal 1.646 (13-IV-2008) 44-54. Reportaje sobre los últimos hallazgos, que les aproximan a nuestras características físicas, sociales y culturales. Destacan las excavaciones de la cueva de El Sidrón (Asturias).
Rivera, Alicia. La respuesta está en el valle. “El País” (10-IX-2012) 30. Los yacimientos del valle de Lozoya en Madrid, con restos de la cultura de los neandertales.
Domínguez, Nuño. El neandertal dividía el trabajo por sexos. “El País” (19-II-2015) 31. Las señales en los dientes indican que los hombres y las mujeres ejercían tareas diferentes.
Mediavilla, D. Una ‘mujer de rojo’ de hace 19.000 años. “El País” (6-IV-2015) 33. Un enterramiento en la cueva cántabra de El Mirón (Ramales de la Victoria). Los huesos de la mujer, la Dama Roja, estaban pintados con ocre rojo.
Altares, Guillermo. Altamira reabre la verja con polémica. “El País” (18-IV-2015) 38-39.
Vicente, Álex. Chauvet: neocueva, sí; acceso al original, no. “El País” (18-IV-2015) 39. La cueva francesa fue descubierta en 1994 y entre sus 400 pinturas hay algunas de las mejores y más antiguas del Paleolítico.
Redacción. Flores en una tumba del Paleolítico superior. “El País” (11-V-2015) 24. La Dama Roja de El Mirón fue cubierta con flores.
Mazarrasa, Luis. Unas casitas de hace 14.000 años. “El País” (10-I-2016) 25. Un esquisto con grabados de siete cabañas en el poblado de Molí del Salt (Tarragona) sería el grabado más antiguo de representación de viviendas.
Domínguez, N. Una masacre hace 10.000 años habla sobre el origen de la guerra. “El País” (21-I-2016) 24. Hallados restos de una matanza en Nataruk (Kenia). Los atacantes asesinaron a hombres, mujeres y niños. Es una nueva prueba de que las sociedades primitivas de cazadores recolectores eran (y son) mucho más violentas que las industrializadas actuales. [http://www.abc.es/ciencia/abci-cruel-matanza-primera-guerra-historia-201601201857_noticia.html]

Mediavilla. D. El misterio de los europeos extinguidos tras el final de la glaciación. “El País” (4-II-2016). Hace 14.500 años desapareció en el sur de Europa un grupo humano superviviente de la última glaciación, ocurrida en 23.000-17.000 aC. Le sustituyó la cultura magdaleniense.