Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 19 de junio de 2013

La primera ciudad romana en Palma de Mallorca.

Novedades sobre la primera ciudad romana en Palma de Mallorca.
Tras la conquista de la isla de Mallorca por el general romano Quinto Cecilio Metelo en 123 aC, este llevó 3.000 colonos para fundar las ciudades de Pollentia y Palma, según el historiador Diodoro Sículo.

La primera gran urbe romana en Mallorca fue probablemente Pollentia, cuyo nombre significa en latín poder, y se cree que tuvo la capitalidad administrativa durante largo tiempo, porque, situada en la zona norte, estaba mejor posicionada como puerto de paso en la ruta marítima que atravesaba el Mediterráneo occidental entre Italia y la Bética.
Su historia urbana es bien conocida gracias a las numerosas campañas arqueológicas, que han revelado una ciudad populosa para los niveles de la época, con entre 3.000 y 5.000 habitantes, dotados de foro, teatro y otros edificios públicos.
Parte de un barrio de Pollentia.
Foro de Pollentia.
Teatro de Pollentia.
La decadencia de Pollentia comenzó a finales del siglo II dC y se agudizó cuando fue saqueada y parcialmente destruida por una temprana invasión de los bárbaros francos hacia el 260. Más tarde siguió existiendo como una ciudad secundaria con respecto a Palma, hasta que fue devastada a principios del siglo X  por los musulmanes y sustituida por la vecina Alcudia.

Mapa de la Palma romana.

En la bahía palmesana su equivalente fue la ciudad de Palma, cuyo nombre significa victoria. Durante mucho tiempo se consideró que el primer núcleo se encontraba en la zona comprendida entre la Almudaina y el Palacio del obispo, y se especulaba con que la Almudaina había sido el primer campamento creado por Cecilio Metelo u otro gobernador. Para ello se aprovechó tal vez un pequeño poblado talayótico del que apenas se ha encontrado algún resto de cerámica bajo la Almudaina, que debía estar situado en la vertiente que da al actual S’Hort del Rei, hacia una cala en la que se guarecían los pequeños barcos dedicados a la pesca y el comercio
Restos de la ciudad romana de Palma bajo el nivel actual de la ciudad, en la catedral.

Pero desde 2010 gana peso la teoría de que la primera urbe palmesana fue un campamento romano establecido en la finca de Son Espases Vell, una zona conocida como Palma Alta en el medieval códice latino del Repartiment.

Vídeo sobre los hallazgos de Son Espases.

Plano de Son Espases, en las afueras de Palma de Mallorca, junto a la Vía de Cintura.

La zona central del yacimiento de Son Espases, con el hospital.

Allí los arqueólogos Francisca Torres, Josep Merino y Marilena Estarellas, aprovechando las obras de construcción de un hospital, han encontrado los restos de una trama regular de 62.000 m² (aproximadamente 200 x 300 metros), incluido el hallazgo en el centro de una ofrenda votiva de un anillo áureo de un patricio y una plomada, los elementos típicos de la ceremonia de inauguración de una nueva ciudad romana.

Anillo de oro que probablemente se enterró en la ceremonia de fundación de Palma en Son Espases.
Restos cerámicos en Son Espases.

Es probable que originariamente, en 123 aC, fuera el campamento de una guarnición de caballería con la misión de controlar la isla, porque se han hallado abundantes restos de equipamiento equino, y que se erigiera junto a un poblado talayótico, del que hay algunos restos en la finca vecina de Son Cabrer. Finalmente este primer núcleo romano decayó, debido a la creación hacia el 60-50 aC, tal vez durante o al final del Primer Triunvirato (60-53) de Pompeyo, Craso y Julio César, de la ciudad de Palma más cerca del mar. En esta época los triunviros establecieron numerosas colonias de veteranos romanos en lugares estratégicos y es razonable conjeturar que Palma albergó a una parte de estos.

Fuentes.


No hay comentarios: