Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, 6 de junio de 2014

La monarquía española. El relevo del rey Juan Carlos I por Felipe VI.

DOSIER: EL RELEVO DE REY JUAN CARLOS I POR FELIPE VI.

Vídeo de la declaración de abdicación. 8 minutos.

La monarquía española es una institución en peligro por una serie de escándalos que han dañado gravemente su imagen pública, y la abdicación del rey Juan Carlos I en su hijo, coronado como Felipe VI, es la opción de salida finalmente elegida por la familia real. Llega un tiempo de grandes dificultades, que exige al nuevo rey una extraordinaria ductilidad política, pues los enemigos de la monarquía florecen a derecha e izquierda, con la pretensión de cambiar el régimen de monarquía parlamentaria en un Estado de las autonomías por otro republicano, con variedades como una república centralista autoritaria (la opción de la derecha más aznarista), una república autoritaria bolivariana (la opción de gran parte de los ideólogos de IU y Podemos) o la fragmentación del país en naciones independientes, singularmente Cataluña (la opción proclamada por ERC o la Convergència de Artur Mas). Sus deseos, tan diferentes, convergen empero en un punto fundamental: liquidar el modelo de convivencia en España establecido en 1978.

El editorial Un rey necesario [“El País” (2-VI-2014)] resume apropiadamente la posición liberal progresista moderada ante la Corona en este trance actual:
‹‹Los más de 38 años de servicio del rey don Juan Carlos en el trono de España, del que abdicó hoy, se confunden con los de la democracia, finalmente recobrada tras una larga y negra dictadura.
Suya fue la primera gran decisión de renunciar a los poderes absolutos heredados del dictador, lo cual permitió organizar la democracia y elaborar la Constitución, en la que las funciones del Rey quedaron ajustadas a las usuales en otras monarquías parlamentarias. Suya fue también la determinación de intervenir contra los golpistas del 23-F, salvando una situación de gravísimo peligro para la continuidad de la democracia. Y suya ha sido la decisión de abdicar, lo cual deposita la responsabilidad de la Jefatura del Estado en la persona constitucionalmente designada para ello, don Felipe de Borbón.
Nadie puede negar a don Juan Carlos la utilidad de sus servicios a los españoles ni la iniciativa demostrada en los momentos más importantes. Cada una de esas tres grandes decisiones marca un proceso de extraordinario valor, incluida la sorpresa de su abdicación. Porque no se trata solo de proceder protocolariamente al relevo en la Jefatura del Estado, sino que este paso, meditado por el Monarca desde hace meses, facilitará la necesaria modernización y renovación de un sistema institucional necesitado de enfrentarse a los desafíos del futuro, como el propio don Juan Carlos supo hacerlo respecto a los del pasado.
Entre las grandes decisiones de su reinado y la renuncia comunicada ayer han transcurrido periodos diferentes en la vida del Rey. Lo más importante ha sido su neutralidad respecto a las contiendas partidistas y el escrupuloso respeto a los procedimientos constitucionales, visibles en cada relevo en el Gobierno del Estado. Las cualidades demostradas por don Juan Carlos han contribuido decisivamente a la utilidad de la Monarquía porque, sin participar de ninguna de las opciones en conflicto, también ha atendido la labor moderadora y arbitral asignada al Rey por la Constitución.
Es cierto que don Juan Carlos ha tenido periodos de mayor y menor brillantez en el desempeño de sus funciones, y es forzoso reconocer que ello ha coincidido con las etapas de los diferentes presidentes del Gobierno. Adolfo Suárez y Felipe González —con el interregno de Leopoldo Calvo-Sotelo— supieron sacar partido al Rey, acentuando así los periodos de mayor incardinación con las necesidades y expectativas de los españoles. No fue así en la etapa de José María Aznar, un tanto celoso de la popularidad y del prestigio de don Juan Carlos, ni en la de José Luis Rodríguez Zapatero.
Han llegado después sus problemas físicos y un error personal por el que el propio Monarca supo pedir excusas a los españoles. En plena recuperación de las intervenciones quirúrgicas sufridas, el Rey ha hecho esfuerzos para recobrar la confianza de la ciudadanía y ha meditado el momento más oportuno para proceder a su propia sustitución. Es ley de vida que sea así: nadie le ha presionado ni obligado a ello.
En la línea de lo que han empezado a hacer otras casas reales europeas, que tampoco esperan a la muerte del monarca para proceder al relevo, don Juan Carlos abdica porque es plenamente consciente de la necesidad de un cambio en la Jefatura del Estado. El Rey sabe muy bien que esta no pertenece a la familia real, sino a los españoles: por eso ha preparado el relevo y se aparta voluntariamente, cuando se necesita una etapa de transformaciones —entre otras, una reforma constitucional— bajo el arbitraje y la moderación de un nuevo jefe de Estado, el príncipe don Felipe de Borbón, cuya edad, 46 años, se encuentra mucho más cercana a la media de los españoles de hoy, y a quien por ello cabe suponer mucho más próximo a su sensibilidad.
La noticia fue comunicada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes que por el propio don Juan Carlos. Es verdad que el jefe del Gobierno y de la mayoría parlamentaria tiene ahora un papel esencial para poner en marcha los mecanismos constitucionales necesarios para formalizar el cambio de titular de la Corona, pero también lo es que el Rey debería haber sido el primero en explicar su decisión personalmente a los españoles.
El proceso de relevo se produce en un entorno de plena normalidad y dentro de los cauces constitucionales. No cabe dudar del apoyo del Partido Popular, ni tampoco del principal partido de la oposición, cuyo líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, sin duda estaba informado del proceso en marcha y prestará toda su colaboración, puesto que la estabilidad parlamentaria no está en juego en el proceso abierto en su partido.
Que el cambio se efectúe en plena normalidad no significa que don Felipe de Borbón herede una situación plenamente estable y tranquila, ni que la institución monárquica goce ahora de general reconocimiento. Al contrario, España atraviesa por múltiples problemas, desde la desafección de una parte de la ciudadanía hacia los resultados del sistema institucional existente, hasta la amenaza secesionista en Cataluña. Pero el heredero de la Corona ha dado sobradas muestras de saber estar y de saber hacerlo.
La nación es la verdadera fuente de legitimidad de la Monarquía. Don Felipe tendrá que ganarse ahora la confianza de los españoles, profundizando en las cualidades demostradas por su padre y facilitando la modernización que España necesita con urgencia. No solo hereda un reinado de paz, progreso y entendimiento, sino problemas de muy diversa índole en los que se espera al futuro Rey.››

FUENTES.
Redacción. El Rey abdica. “El País” (2-VI-2014) 1.
Editorial. Un rey necesario. “El País” (2-VI-2014) 26.
Preston, Paul. Una inmensa legitimidad popular. “El País” (3-VI-2014) 57.
Junquera, N.; Cué, C. E. El Rey abdica para revitalizar la Monarquía con Felipe VI. “El País” (3-VI-2014) 10-11.
Junquera, N. El Rey tomó la decisión en enero y encargó un informe sobre el proceso. “El País” (3-VI-2014) 12.
Cebrián, Juan Luis. La utilidad de un rey. “El País” (3-VI-2014) 14.
Caño, Antonio. Aire fresco. “El País” (3-VI-2014) 14.
Manetto, Francesco. El Gobierno apela a la estabilidad en el proceso sucesorio. “El País” (3-VI-2014) 15.
Díaz, Anabel. Rubalcaba reafirma el apoyo de la dirección del PSOE a la Corona. “El País” (3-VI-2014) 16.
Gallego-Díaz, Soledad. La férrea neutralidad de un rey. “El País” (3-VI-2014) 17.
Garea, Fernando. La Monarquía obtiene su nota más baja en las encuestas. “El País” (3-VI-2014) 17.
Noguer, Miquel. Mas mantiene la consulta del 9-N. “El País” (3-VI-2014) 18-19.
Bassets, Lluís. El rey que abandonó el centralismo. “El País” (3-VI-2014) 18-19.
Piñol, A.; González, J. S. Miles de personas reclaman un referéndum sobre la Monarquía. “El País” (3-VI-2014) 20.
Gutiérrez Calvo, V. Rodríguez Zapatero. Presidente de Gobierno entre 2004 y 2011. ‘El Príncipe ayudará a fortalecer la confianza en las instituciones’. “El País” (3-VI-2014) 22.
Romero, J. M. Felipe González. Presidente de Gobierno entre 1982 y 1996. ‘Esta decisión dará un impulso reformador general a España’. “El País” (3-VI-2014) 23.
Basterra, Francisco G. Nacionalizar la Monarquía. “El País” (3-VI-2014) 24-25.
Cercas, Javier. Sin el Rey no habría democracia. “El País” (3-VI-2014) 25.
Rodríguez, Jesús. La hora del Príncipe. “El País” (3-VI-2014) 26-27.
Torreblanca, J. I. Resistir la tentación. “El País” (3-VI-2014) 26.
Álvarez Junco, José. Monarquismo o juancarlismo. “El País” (3-VI-2014) 27.
Constenla, Tereixa. La primera reina de clase media. “El País” (3-VI-2014) 28.
Galaz, Mábel. Siempre fiel a su compromiso. “El País” (3-VI-2014) 29. La Reina Sofía.
Bassets, Marc. El referente esencial para Washington. “El País” (3-VI-2014) 30.
Pérez, C.; Abellán, L. Un pilar de la integración europea. “El País” (3-VI-2014) 30.
Aznárez, Juan Jesús. Símbolo de la reconciliación. “El País” (3-VI-2014) 31. El papel de Juan Carlos I en Latinoamérica.
Juliá, Santos. Último servicio a la democracia. “El País” (3-VI-2014) 38.
Gutiérrez Calvo, V. Francisco Rubio Llorente. Expresidente del Consejo de Estado. ‘Don Felipe tendrá la legitimidad dinástica y la democrática’. “El País” (3-VI-2014) 40.
Sánchez-Mellado, Luz. La retirada del rey cansado. “El País” (3-VI-2014) 41.
Garea, Fernando; Cué, C. E. La sucesión tendrá casi el 90% de síes. “El País” (4-VI-2014) 10.
Cué, C. E. Rajoy sugiere a quien quiera República que intente cambiar la Constitución. “El País” (4-VI-2014) 12.
Junquera, Natalia. El Rey no confío su secreto ni al Papa. “El País” (4-VI-2014) 14.
Junquera, Natalia. Las infantas saldrán de la familia real cuando reine Felipe VI. “El País” (4-VI-2014) 16.
Galaz, Mábel. Leonor se transforma en princesa. “El País” (4-VI-2014) 17.
Rey, Fernando. El Rey y la ley. “El País” (4-VI-2014) 37.
Bastida, Francisco J. La abdicación: una improvisación más. “Diario de Mallorca” (4-VI-2014) 3.
Alarcón, M. Antonio Remiro Brotons / Catedrático de Derecho Internacional Público y profesor del príncipe Felipe. ‘El Príncipe va a tener un viento de popa muy favorable’. “Diario de Mallorca” (4-VI-2014) 8.
Díez, Anabel. El PSOE frena el debate republicano. “El País” (5-VI-2014) 12-13.
Cué, C. E.; Noguer, M. La decisión de CiU de abstenerse sobre la abdicación irrita al Gobierno. “El País” (5-VI-2014) 13.
Junquera, Natalia. Felipe de Borbón. ‘Dedicaré todas mis fuerzas a servir a España, una nación unida y diversa’. “El País” (5-VI-2014) 14.
Galaz, Mábel. Los empresarios despiden al Rey con vítores y una larga ovación. “El País” (5-VI-2014) 15.
Monge, Yolanda. Washington: los años felices de un príncipe. “El País” (5-VI-2014) 16.
Altares, G.; Constenla, T. Otro rey para superar la crisis. “El País” (5-VI-2014) 20. Los historiadores analizan la abdicación como una respuesta a la crisis institucional.
Redondo, Nicolás. El reto de Felipe VI y el de los líderes políticos. “El País” (5-VI-2014) 39-40.
Garicano, Luis. La Monarquía no es el problema. “El País” (5-VI-2014) 41.
Díez, Anabel. El futuro rey y su afición: la política. “El País” (8-VI-2014) 16.
Noguer, Miquel. Mas asistirá a la proclamación de Felipe VI por ‘respeto institucional’. “El País” (8-VI-2014) 17.
Cebrián, Juan Luis. ¿Monarquía o República? Democracia. “El País” (8-VI-2014) 37.
González, M.; Junquera, N. El Rey se despide como mando supremo de las Fuerzas Armadas. “El País” (9-VI-2014) 14.
Editorial. Un rey constitucional. “El País” (9-VI-2014) 30.
De Carreras, Francesc. ¿Es importante la abdicación del Rey? “El País” (10-VI-2014) 33.
Garea, Fernando. El Congreso da luz verde a Felipe VI. “El País” (12-VI-2014) 10-11.
Editorial. Reformar para fortalecer. “El País” (12-VI-2014) 26. Hay que recuperar el pacto constitucional.
Romero, J. M. El Gobierno busca el fuero total para el Rey. “El País” (13-VI-2014) 10.
Junquera, N. El Monarca no irá a la proclamación de su hijo para cederle todo el protagonismo. “El País” (13-VI-2014) 11.
Juliá, Santos. Una tradición inventada. “El País” (19-VI-2014) 41. El politólogo advierte que el republicanismo no es esencial en la tradición de la izquierda.
Editorial. Otro tiempo. “El País” (19-VI-2014) 38.
Prieto, Joaquín. Un nuevo rey constitucional. Juan Carlos I concluye su reinado. “El País” (19-VI-2014) 10-11. El Rey sanciona la ley de abdicación.
Junquera, N. El Borbón más preparado. “El País” (19-VI-2014) 14. Felipe VI.
Galaz, Mábel. Más que consorte. “El País” (19-VI-2014) 15. La nueva reina.
Casanova, Julián. La crisis de la abdicación. “El País” (19-VI-2014) 24.
Díez, Anabel. Felipe VI inaugura un tiempo nuevo. “El País” (20-VI-2014) 18-19.
Felipe VI. ‘En esta España diversa cabemos todos’. “El País” (20-VI-2014) 20-21. El primer discurso del Rey.
Gallego-Díaz, Soledad. Un discurso neutral. “El País” (20-VI-2014) 20-21.
Basterra, Francisco G. Felipe VI el impulsor. “El País” (20-VI-2014) 22-23.
Cué, Carlos E. El discurso es bien recibido por la gran mayoría de las fuerzas políticas. “El País” (20-VI-2014) 26-27.
Bassets, Lluís. Señales de intensidad variable. “El País” (20-VI-2014) 28.
Caño, Antonio. Una oportunidad perdida. “El País” (20-VI-2014) 29. Un discurso demasiado tímido.
Editorial. Cabemos todos. “El País” (20-VI-2014) 54.
Moreno Luzón, Javier. Lo accidental y lo sustancial. “El País” (20-VI-2014) 57.
Duva, Jesús. Felipe VI alaba a las víctimas del terrorismo por renunciar a la venganza. “El País” (22-VI-2014) 14.
Junquera, Natalia. Los reyes hacen números. “El País” (22-VI-2014) 15. La transparencia en las cuentas de las monarquías europeas.
Lindo, Elvira. Rey Felipe VI. “El País” Semanal 1.969 (22-VI-2014) 26-37.
Petit, Quino; Ruiz Mantilla, Jesús. La generación del nuevo Rey. “El País” Semanal 1.969 (22-VI-2014) 38-53.
Candela y Flores. Las dos Españas. “El País” Semanal 1.969 (22-VI-2014) 54-55. Comparación estadística entre el país de 1975 y el de 2014.
Galán, Lola. Alberto Aza. El hombre que estuvo allí“El País” Semanal 1.969 (22-VI-2014) 56-61.
Ayuso, J. Yo, Juan Carlos I, rey de España. “El País” (25-VIII-2015) 18. Frenada la emisión de un documental francés sobre el rey.

No hay comentarios: