Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 15 de enero de 2014

Nicaragua: la situación actual.

Nicaragua: la situación actual.




Resultado de imagen de Nicaragua

Resultado de imagen de Nicaragua
Mapa de Nicaragua.

Capital: Managua. Superficie: 129.494 km². Población (2011): 5,7 millones. Densidad de población (2011): 40 hab/km². Índice de desarrollo humano (IDH 2011; 0 mínimo, 1 máximo): 0,6. PIB/h (2011): 1.660 dólares.

Desde 2012 Nicaragua se ha deslizado hacia un régimen autoritario mientras la situación económica se degrada en una cuesta abajo que parece no tener fin. Daniel Ortega continúa como presidente tras unas elecciones fraudulentas según la mayoría de los analistas internacionales, gozando de mayoría parlamentaria para cambiar la Constitución y no tiene contrapesos interiores. Sus aliados exteriores, sobre todo Venezuela, sostienen su poder y su política radical y antiestadounidense.

Daniel Ortega en un mitin del partido sandinista.

El escritor española Manuel Vicent lo retrata implacable en Daniel Ortega. Los sueños convertidos en galápagos, “El País” (28-I-2012):
‹‹En los años setenta del siglo pasado, en toda Latinoamérica hervía el romanticismo revolucionario, la teología de la liberación se mezclaba con la dinamita, en la selva se compartía el amor a la novia y al fusil Kaláshnikov en medio de gritos de papagayos y otras aves del paraíso. Hubo una generación que creyó que los tiempos iban a cambiar. Hace ya muchos años que estos sueños terminaron, pero en la memoria de algunos ingenuos supervivientes todavía se conservan esfumadas las imágenes de curas guerrilleros, canciones llenas de un lirismo redentor, unos ideales de justicia que, tal vez, han acabado por pudrirse del todo. (…)
Daniel Ortega había regresado a Nicaragua para erigirse en coordinador de la Junta del Frente Sandinista de Liberación Nacional. El sueño de la revolución democrática estaba en marcha. (…)
Daniel Ortega, poseído todavía por la seducción del guerrillero verde oliva, pelo negro, bigote negro, mirada de fuego y lengua airada, fue elegido en 1984 presidente de la República de Nicaragua. (…)
En Nicaragua, pronto comenzaron a corromperse las aguas. En las filas sandinistas aparecieron en seguida los celos, los primeros cismas y la corrupción. Daniel Ortega no se ahorró ninguno de estos estigmas. (…)

En su huida, la familia Somoza había dejado atrás la propiedad de dos millones de hectáreas, un número indeterminado de fábricas, hoteles, inmobiliarias. Este cúmulo de posesiones cayó sobre las cabezas de los vencedores como una gran piñata, que propició la rapiña general. No fue suficiente que el excomandante Sergio Ramírez luchara por recuperar los viejos ideales. Para saber en qué quedó la revolución sandinista basta con contemplar la figura actual de Daniel Ortega, reelegido presidente de Nicaragua ahora por segunda vez contra la propia Constitución. He aquí el diseño de un político lleno de conchas de galápago, la imagen física del corrupto pragmático y correoso, un revolucionario calvo, teñido y con tripa, el espejo roto donde se quebraron las canciones y los mejores sueños de una generación.››

El editorial La Nicaragua de Ortega [“El País” (14-XI-2016)] critica la evolución totalitaria del régimen:
‹‹Las elecciones presidenciales celebradas el domingo 6 de noviembre, lejos de consolidar el sistema democrático, suponen un paso más en la estrategia de Daniel Ortega para transformar el país que gobierna desde 2007 en un Estado totalitario.
Unos comicios donde la oposición quedó sin candidatos apenas cuatro meses antes de su celebración por una controvertida decisión tomada por un poder judicial controlado por el oficialismo sandinista, con dudas reales sobre el porcentaje de participación, con un retraso injustificado a la hora de anunciar los resultados y sin observadores internacionales que pudieran verificar la transparencia del proceso no son, desde luego, unas elecciones que se celebren en las mejores condiciones.
Añádase a esto que Ortega —de 70 años, quien ya estuvo en el poder entre 1979 y 1990— se ha presentado a su tercer mandato consecutivo con su mujer como candidata a la vicepresidencia del país en lo que constituye una concepción del poder que tiene más de patrimonio familiar que de servicio público.
Desde que volviera al poder hace nueve años el líder sandinista ha establecido un sistema de gobierno basado en una alianza con un sector empresarial bajo sospecha de los organismos de regulación internacional, la exclusión de la oposición de cualquier tipo de decisión, el acoso a la prensa independiente y el control total de todas las instituciones del Estado. La evolución de Cuba hacia una postura amistosa respecto a Estados Unidos y la profunda crisis económica e institucional de Venezuela lejos de hacer repensar a Ortega sus posturas maximalistas lo han hecho enrocarse en trasnochados postulados que amenazan el futuro de su país.

Ortega corre el riesgo de convertir a Nicaragua en aquello contra lo que él mismo y miles de compatriotas suyos lucharon hace unos años: el negocio particular de una familia.››

Nicaragua ha reformado en sentido liberal su economía en los últimos años, pese a la retórica revolucionaria del presidente Daniel Ortega, pasando a ser el 34 país con mayor libertad económica cuando hace unos años era el 111. La reforma era necesaria dada la enorme reducción de la ayuda económica venezolana y en abril de 2018 la reforma de la seguridad social exigida por el FMI ha desencadenado graves disturbios y socavado el apoyo social al régimen de Ortega.



Disturbios y heridos deja protesta por reforma a Seguro Social en Nicaragua. Agencia EFE (18-IV-2018). Dos minutos.


El editorial Nicaragua protesta [“El País” (24-IV-2018)] explica que las protestas reflejan el hartazgo de la población respecto al régimen de Ortega:
‹‹Desde la semana pasada Nicaragua vive una oleada de protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega que han sido sangrientamente reprimidas por la policía y las huestes motorizadas del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional. Hasta el momento los disturbios se han cobrado al menos 30 muertos, incluyendo un periodista alcanzado de un disparo en la cabeza.
El detonante de la masiva muestra de rechazo al Gobierno sandinista ha sido una drástica reforma del sistema de seguridad social —impuesta por decreto — aprobada el 16 de abril, que establecía un recorte del 5% a las pensiones y aumentaba las contribuciones de la patronal y los trabajadores. El repudio ha sido unánime: jubilados, empresarios, trabajadores y universitarios.
Ortega trató de justificar la medida en la necesidad de rescatar el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), quebrado tras 11 años de administración desastrosa que corresponden a su segunda presidencia. La primera transcurrió entre 1985 y 1990. La prensa independiente local ha denunciado la utilización de fondos de INSS para financiar proyectos de inversión de personas ligadas al mandatario.
Subiendo la apuesta, el presidente nicaragüense ordenó a mediados de la semana pasada el despliegue del Ejército en las ciudades más importantes del país que además amanecieron vigiladas por miembros de la llamada Juventud Sandinista y seguidores del Gobierno. Escuadrones listos para amedrentar o reventar las manifestaciones contra las reformas. No es la primera vez que Ortega recurre a esta fuerza paramilitar. Ya la utilizó en 2013, cuando reprimió una protesta de ancianos que exigían el pago de una jubilación por vejez y antes lo hizo en 2008.
Además, el presidente culpó a los manifestantes de vínculos con el narcotráfico y el terrorismo internacionales con el objetivo de manchar la imagen de Nicaragua en el mundo. Al tiempo, dejaba la gestión de la crisis en manos de la vicepresidente, que es su mujer, Rosario Murillo. Finalmente, Ortega ha retirado el decreto y aceptado que su propuesta no era viable y ha creado “una situación dramática”.
Aun así, las manifestaciones han continuado. El presidente nicaragüense debe entender que el descontento popular va mucho más allá de una medida concreta. En la última década ha creado una estructura de Gobierno en la que se mezclan el Estado, su partido, su familia y su persona. Y todo financiado por ayudas de Venezuela y acuerdos con algunas familias de empresarios a cambio de contratas. Un sistema económico y político que antes o después solo podía quebrar.

Ayer, al recoger su Premio Cervantes, el escritor Sergio Ramírez —vicepresidente de Nicaragua con Ortega entre 1985 y 1990– se saltó el protocolo del acto presidido por los Reyes de España y, tocado con un lazo negro en la solapa, describió muy acertadamente la situación que atraviesa su país: “Permítanme dedicar este premio a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia, y a los miles de jóvenes que siguen luchando sin más armas que sus ideales porque Nicaragua vuelva a ser república”.››

Fuentes.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Nicaragua]
[https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/nu.html]
[http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/Nicaragua_FICHA%20PAIS.pdf]

Economía.
Salinas, Carlos. Nicaragua proyecta con una empresa china un canal similar al de Panamá. “El País” (27-V-2013) 10.

Salinas, Carlos. El proyecto del canal divide a Nicaragua. “El País” (15-VI-2013) 5. Aprobada la concesión del megaproyecto a un inversor chino.


Vicent, Mauricio (texto); Surprenant, Adrienne (fotos). La cicatriz de Nicaragua. “El País” Semanal 1.992 (30-XI-2014) 50-56. El dudoso proyecto del canal cuenta con muchos críticos.
Salinas, C. Nicaragua inaugura las obras del gran canal interoceánico que construirá una firma china. “El País” (23-XII-2014) 3.

Sociedad.
Salinas, Carlos. La muerte acecha a los cañeros. “El País” (12-II-2012) 6.

Sociedad: Cultura / Viajes.
[http://elviajero.elpais.com/tag/nicaragua/a/]
El templo del Fénix. Documental. 52 minutos. Director: François de Riberolles. El volcán Masaya en Nicaragua, el mayor de los activos en el mundo.
Ovejero, José. La cabaña de Tarzán. “El País” El Viajero 871 (10-VII-2015) 14-15. Reservas naturales del país.
Abril, Juan Carlos. Managua. Una ciudad en construcción. “El País” El Viajero 983 (1-IX-2017).

Sanz, Marta. Parque de Masaya. Volcán de magma hirviente. “El País” El Viajero 997 (8-XII-2017).

Política.
Salinas, Carlos. Ortega jura un tercer mandato con la idea de eliminar los límites al poder. “El País” (10-I-2012) 8. El presidente de Nicaragua asume el cargo tras unas elecciones fraudulentas.
Salinas, C. Daniel Ortega jura arropado por Venezuela, Irán y Cuba. “El País” (11-I-2012) 6. Asume su mandato con un poder casi absoluto porque goza de mayoría para cambiar la Constitución.
Vicent, Manuel. Daniel Ortega. Los sueños convertidos en galápagos. “El País” (28-I-2012) 44.
Ferrer, Isabel. La ONU falla a favor de Colombia en su litigio con Nicaragua. “El País” (20-XI-2012) 6. El Tribunal Internacional de La Haya sentencia que el archipiélago de San Andrés pertenece a Colombia, y aumenta la zona marítima de Nicaragua.
Salinas, C. Edén Pastora. ‘A mí ya me absolvió la historia’. “El País” Semanal 1.886 (18-XI-2012) 30-36.
Salinas, C. Ortega busca la reelección perpetua. “El País” (4-XI-2013) 10.
Salinas, C. Ortega topa con la Iglesia en Nicaragua. “El País” (30-XI-2013) 10. Los obispos le acusan de querer instaurar un poder dinástico.
Salinas, C. El sandinista Ortega se dirige hacia un tercer mandato presidencial en Nicaragua. “El País” (30-I-2014) 9.
Ramírez, Sergio. Los pasos de Nicaragua hacia el autoritarismo. “El País” (5-IV-2015) 31.
Salinas, C. Ortega se hace con todo el poder en Nicaragua. “El País” (30-VII-2016). El Tribunal Electoral despoja de sus escaños a la oposición y el país se encamina a un régimen de partido hegemónico.
Ramírez, Sergio. Elecciones en extinción. “El País” (4-XI-2016). El país se encamina hacia una dictadura.
Salinas, C. Ortega busca perpetuarse en el Gobierno de Nicaragua. “El País” (6-XI-2016). Ha excluido a la oposición y promueve una dinastía familiar.
Martínez Ahrens, Jan. La corte de los Ortega. “El País” Semanal 2.093 (6-XI-2016). Reportaje sobre la degradación grotesca del régimen.
Martínez Ahrens, Jan. El gran día de Ortega I de Nicaragua. “El País” (8-XI-2016).
Editorial. La Nicaragua de Ortega. “El País” (14-XI-2016). La evolución totalitaria del régimen.

Salinas, C. La reforma de la seguridad social desata en Nicaragua graves disturbios. “El País” (20-IV-2018).
Salinas, C. Las protestas contra Ortega dejan tres muertos en Managua. “El País” (21-IV-2018).
Chamorro, Carlos F. Un parteaguas en Nicaragua. “El País” (21-IV-2018).
Salinas, C. El presidente de Nicaragua despliega al Ejército tras pedir ‘diálogo’. “El País” (22-IV-2018). Hay 10 muertos y cientos de heridos. La patronal y la Iglesia exigen el fin de la represión oficial.
Salinas, C. Ortega anula la polémica reforma en Nicaragua acosado por las protestas. “El País” (23-IV-2018).
Ramírez, Sergio. Una represión sin sentido. “El País” (23-IV-2018).
Salinas, C. La presión social sobre Ortega en Nicaragua se mantiene pese a la retirada de la reforma. “El País” (24-IV-2018).
Urcuyo, Constantino. La primavera de Managua. “El País” (24-IV-2018).
Editorial. Nicaragua protesta. “El País” (24-IV-2018).
Ramírez, Sergio. Nunca cerrar los ojos. “El País” (29-IV-2018).
Salinas, C. La jefa de la Policía de Nicaragua dimite por la gestión de la protesta. “El País” (29-IV-2018).
Salinas, C. La Iglesia saca a Nicaragua a la calle contra Ortega. “El País” (30-IV-2018).
Salinas, C. Ortega se da un baño de masas y pide paz tras la represión en Nicaragua. “El País” (2-V-2018).
Editorial. Daniel Ortega debe marcharse. “El País” (2-V-2018).
Salinas, C. La juventud enfurecida de Nicaragua. “El País” (3-V-2018).
Pallans, María Lourdes. La lucha interna de Daniel Ortega. “El País” (12-V-2018). Se debate entre el pragmatismo y la vertiente guerrillera.
Salinas, C. El Ejército de Nicaragua avisa a Ortega de que no reprimirá protestas. “El País” (15-V-2018).
Salinas, C. Ortega responde con más represión al fracaso del diálogo en Nicaragua. “El País” (25-V-2018).
Ramírez, S. Los nietos de la revolución. “El País” (30-V-2018). Los jóvenes de enfrentan a Ortega.
Salinas, C. La patronal de Nicaragua rompe con Ortega tras más de un mes de rebelión popular. “El País” (31-V-2018). Vuelve la violencia a la calle.
Salinas, C. Al menos 15 muertos en Nicaragua en la represión de las marchas de protesta. “El País” (1-VI-2018).
Aznárez, J. J. La involución de Daniel Ortega. “El País” (5-VI-2018).
Vargas Llosa, M. Nicaragua, hora cero. “El País” (17-VI-2018). Ortega y Murillo deben abandonar el poder.
Lafuente, Javier. México, ante el cambio político. “El País” (24-VI-2018).
Salinas, C. La violencia echa del país a miles de nicaragüenses. “El País” (27-VI-2018).

Salinas, C. Àcido en los rostros por oponerse al régimen de Ortega. “El País” (5-VII-2018). La extrema violencia de los orteguistas.

No hay comentarios: