Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, 17 de enero de 2014

Bangladesh: la situación actual.

Bangladesh: la situación actual.
Mapa  Politico de Bangladesh
Mapa de Bangladesh.

Capital: Dacca (o Dhaka). Superficie: 147.570 km². Población (2011): 167,71 millones. Densidad de población (2011): 1.136 h/km². Índice de desarrollo humano (IDH 2011; 0 mínimo, 1 máximo): 0,570. PIB/h (2011): 1.545 dólares.

Vista de Dacca.


El edificio de la Asamblea Nacional, en Dacca.

Bangladesh (también conocido como Bangladés) se está convirtiendo aceleradamente en uno de los países exitosos de Asia, gracias a la mejora de la estabilidad política de su democracia parlamentaria, la amplia apertura al comercio internacional, la potente industria de exportación (sobre todo textil), la juventud de la mano de obra, y los progresos en educación y sanidad. La primera ministra, Sheikh Hasina, promueve una política de reformas económicas y sociales, pero a un ritmo que la oposición juzga muy lento.
El índice de pobreza del país ha bajado del 70% en 1990 al 40% en 2013 gracias sobre todo a la industria textil, pero urge una mejora de las condiciones laborales.
En 2012 la industria textil supuso el 17% del PIB y el 70% de las exportaciones (en 2011 era el 68% con 19.000 millones de dólares, siendo el segundo mayor exportador mundial después de China), emplea a 3,6 millones de trabajadores, la mayoría mujeres, con un sueldo mensual medio de 32 euros.


Manifestación de protesta en Dacca en junio de 2012 contra las medidas de ajuste del Gobierno.

Pero persisten graves problemas: la amenaza de catástrofes naturales por la escasa altura media del país respecto al Océano Índico (y sus tsunamis y monzones), la falta de infraestructuras de electricidad y transporte, la rampante corrupción política, la escasez de mano de obra cualificada y el todavía excesivo aumento de la población, lo que alimenta problemas como el rechazo, entre social y racista, a la minoría musulmana que retorna desde Birmania, expulsada por el régimen militar birmano.
Un grave problema sectorial es la pésima situación laboral de los trabajadores del pujante sector textil, con bajos salarios y pésimas condiciones de salubridad y seguridad, como han demostrado los recientes y mortales incendios en varias de sus 4.500 a 5.000 fábricas. Entre 2005 y 2012 se habían contabilizado 600 muertos y el número crece con nuevos desastres, como el hundimiento el 24 de abril de 2013 de un edificio que  albergaba cinco fábricas con 5.000 obreros, y que ha provocado 1.127 muertos, 2.438 heridos y 98 desaparecidos.
En respuesta, las principales multinacionales textiles apoyan en mayo de 2013 un acuerdo para mejorar las condiciones laborales en seguridad de los edificios, prevención de incendios, condiciones sanitarias y atención a los trabajadores, bajo la supervisión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Asimismo, el Gobierno ha elevado el salario mínimo, que antes estaba en 29 euros al mes.



Operaciones de rescate en el edificio de Dacca derrumbado el 24 de abril de 2013.


En el editorial Presión a Bangladesh [“El País” (1-V-2013)] se solicita a las empresas textiles que presionen al Gobierno bangladesí para que mejore las condiciones laborales de los trabajadores:
‹‹De nuevo las mismas imágenes lacerantes de cadáveres y escombros. Y de nuevo, en Bangladesh. Ya son al menos 380 los muertos provocados por el derrumbe de un edificio que albergaba cinco fábricas textiles en Dacca, la capital. Hay además cientos de desaparecidos. La mayoría eran trabajadores de los talleres de ropa destinada a compañías de Europa y Estados Unidos. Sus gerentes los obligaron a entrar a pesar de las grietas repentinas que habían aparecido en el edificio. La negligencia y la falta de regulación ocasionan continuos accidentes en esa clase de fábricas. Hace cinco meses, más de cien personas morían en el incendio de otra planta. Pero esta vez las dimensiones de la tragedia han puesto en el punto de mira a la globalizada industria textil.
Bangladesh se ha convertido en el destino favorito para las grandes compañías de moda, desbancando a China y a Vietnam. El motivo es que sus salarios están entre los más bajos del mundo. La industria textil supone el 80% de las exportaciones del país asiático, y da empleo a cuatro millones de trabajadores. Los propietarios de las casi 5.000 fábricas existentes forman una poderosa casta que financia a los dirigentes políticos y se sienta en el Parlamento. No es casualidad que el propietario del edificio derrumbado, que violaba todas las normas de construcción, fuera un destacado miembro del partido en el poder.
Es cierto que muchas de las grandes compañías occidentales que operan en Bangladesh han suscrito acuerdos con los proveedores para garantizar las condiciones laborales de los trabajadores. En ello les va la reputación. Pero es obvio que el sistema falla. Para ampliar sus beneficios, los fabricantes locales subcontratan a menudo a otras empresas ilegales que incumplen los estándares laborales mínimos.
Las empresas textiles deben intensificar la supervisión directa en el terreno, pero eso no basta. También es su obligación presionar a unas autoridades que no han mostrado hasta ahora ningún interés en poner coto a los abusos. Y los propios Gobiernos no pueden quedar al margen. Ya antes de esta tragedia, Estados Unidos estaba estudiando excluir a Bangladesh de su programa de preferencias arancelarias, que permite a varios países en desarrollo exportar productos libres de impuestos. La Unión Europea debería hacer lo mismo. Ese sería sin duda un buen paso para forzar los cambios.››

Naiara Galarraga, en El éxito inesperado de Bangladesh [“El País” (14-VIII-2013)] resume los grandes logros bangladesíes (como la reducción en dos decenios de la pobreza desde el 57% al 31% de la población), en gran parte por la eficacia de las ONG, así como los peores problemas:
‹‹(…) Bangladesh, ha protagonizado lo que la ONU califica de “progreso encomiable”: los pobres se han reducido de un 57% hace dos décadas (1991-1992) al 31% actual. (…) Al éxito han contribuido, explica la organización multilateral, un crecimiento económico que ronda el 6% en los últimos años —impulsado en buena medida por el sector textil— junto a una mayor esperanza de vida y una decreciente tasa de fertilidad. Los anticonceptivos están a la orden del día en este país musulmán.
Bangladesh, que estaba entre los últimos de la clase ha resultado un alumno aventajado. Es de los países que mejores resultados está obteniendo en los denominados Objetivos del Milenio (OdM) que en 2000 los países se propusieron cumplir para 2015.
(…) Es tan superpoblado que exporta mano de obra y cascos azules a todo el mundo. Y, ubicado en el inmenso delta del Ganges y Brahmaputra, los ciclones hacen estragos periódicamente.
Pese a esos antecedentes, la ONU le ha puesto un progresa adecuadamente en su último informe sobre los Objetivos del Milenio: “Bangladesh ha cumplido algunos de los OdM como paridad en la escolarización de primaria y secundaria, reducción de la mortalidad de los menores de cinco años (…) y ha hecho avances encomiables en reducción de la pobreza (...), escolarización en primaria, reducción de la mortalidad infantil y materna”. (…) la ayuda al desarrollo que recibe ha caído del 5,6% del PIB a principios de los noventa al 1,6% en 2010, según el estudio.
Las mejoras que impresionan a la ONU han sido posibles porque, pese a las feroces disputas políticas, los Gobiernos han invertido en ayudas sociales para los pobres y porque existen unas potentísimas ONG (el multipremiado Banco Grameen es el más conocido fuera de sus fronteras pero hay otras muchas) que “funcionan como empresas”, en términos de eficacia, explicaba un observador extranjero.
Pese a los logros, Bangladesh va retrasado en algunos capítulos de los OdM como reducción del hambre, creación de empleo o salarios decentes para las mujeres. (….)››

Fuentes.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Bangladés]

Economía.
Wassener, Bettina. Turismo y ocio, indicadores del cambio en Bangladesh. “El País/The New York Times” (31-V-2012) 5.
Bassets, Lluís. No olvidemos el Rana Plaza. “El País” Domingo (10-XI-2013) 13. Los trabajadores del textil piden salarios más altos.
Galarraga, Naiara. Cimientos de cambio en el textil de Bangladesh. “El País” (21-IV-2014) 8. Han aumentado los salarios y mejorado la seguridad.

Sociedad.
Aldama, Zigor. El textil de Bangladesh en pie de guerra. “El País” (27-XI-2012). Protestas por la muerte en un incendio de 112 obreros de la industria textil.
Aldama, Zigor. Tragedias tejidas en Bangladesh. “El País” Domingo (9-XII-2012) 8-9. Las penosas condiciones de trabajo en la industria textil.
Yardley, Jim. Trampa mortal en Bangladesh“El País/The New York Times” (20-XII-2012) 1 y 4. Los incendios en la industria textil.
Galarraga, Naiara. El derrumbe de Bangladesh eleva la presión sobre empresas occidentales. “El País” (27-IV-2013) 6. El derrumbe de un edificio con fábricas textiles causa cientos de muertos.
Yardley, Jim. ‘Si hay alguien vivo, que haga ruido’. “El País” (1-V-2013) 7.
Bassets, Lluís. Muerte y confección. “El País” (2-V-2013) 6. Los obreros de Bangladesh no necesitan boicoteos, sino sindicatos y un Estado vigilante.
Galarraga, Naiara. ‘Nunca pensé que volvería a ver la luz’. “El País” (11-V-2013) 3. Una joven es rescatada en buen estado, después de 17 días bajo los escombros.
León, Jaime / EFE. La catástrofe de Bangladesh se cierra con 1.127 muertos. “Diario de Mallorca” (15-V-2013) 25. 
Editorial. Un acuerdo necesario. “El País” (18-V-2013) 30. Las multinacionales textiles se ponen de acuerdo para mejorar las condiciones laborales.
Galarraga, Naiara. Los escombros de la tragedia. “El País” Domingo (16-VI-2013) 6-7. Historias de las víctimas del desastre del Rana Plaza.
Bassets, Lluís. No olvidemos el Rana Plaza. “El País” Domingo (10-XI-2013) 13. Los trabajadores del textil piden salarios más altos.
Galarraga, Naiara. Cimientos de cambio en el textil de Bangladesh. “El País” (21-IV-2014) 8. Han aumentado los salarios y mejorado la seguridad.

Sociedad: Crimen y delincuencia.
Fontedeglòria, X. Asesinado a puñaladas otro bloguero laico en Bangladés. “El País” (31-III-2015) 8.
Agencias. Asesinado a machetazos un activista gay en Bangladés. “El País” (26-IV-2016).

Sociedad: Cultura / Viajes.
Rojas, Ana Gabriela. Obituario. Avijit Roy, defensor del pensamiento secular en Bangladés. “El País” (13-III-2015) 54. Avijit Roy (1972-2015), pensador laico, asesinado por extremistas islámicos.


Política.
Galarraga, Naiara. Duelo político de mujeres en Dacca. “El País” (20-VI-2013) 8. Inquina entre la jefa de Gobierno y la líder de la oposición.
Galarraga, Naiara. Condenado un líder islamista por crímenes de guerra en Bangladesh. “El País” (16-VII-2013) 11.
Galarraga, Naiara. El éxito inesperado de Bangladesh. “El País” (14-VIII-2013) 6.
Agencia EFE. Condenados a muerte 152 militares por un motín en Bangladesh en 2009. “Diario de Mallorca” (6-XI-2013) 31. Había 852 acusados por el motín por cuestiones salariales de la Guardia Especial de Fronteras (BDR), en el que fallecieron 74 personas.

No hay comentarios: