Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

viernes, 17 de enero de 2014

Yemen: la situación actual.

YEMEN: LA SITUACIÓN ACTUAL.

Mapa de Yemen. Tomado de la CIA.

Capital: Sanaa. Superficie: 527.968 km². Población (2011): 23,5 millones. Densidad de población (2011): 45 hab/km². Índice de desarrollo humano (IDH 2011; 0 mínimo, 1 máximo): 0,46. PIB/h (2011): 2.500 dólares, aunque estimaciones más conservadoras la reducen a 1.230.


Vista de la capital, Sanaa, famosa por su arquitectura tradicional. [http://www.nelisa.net/CaCafeYemen.htm]



Yemen, situado al suroeste de la península Arábiga, estuvo bajo dominio otomano al norte hasta su independencia en 1918, tras la I Guerra Mundial, como un reino hasta 1962, cuando fue sustituido por una república; y bajo un protectorado británico al sur, en las zonas de Adén y Hadramaut, hasta su independencia como república en 1967. Desde entonces quedó dividido en dos países, el norte conservador y el sur procomunista, hasta que tras varios conflictos armados logró su reunificación en 1990 bajo la presidencia del dictador Ali Abdalá Salé, amprado por Arabia Saudí, el gran país vecino, muy interesado en la estabilidad política yemení, y sus aliados EE UU y Gran Bretaña.
Salé fue finalmente depuesto en 2012 tras 32 años en el poder, después de las revueltas a favor de la democracia, que comenzaron el 27 de enero de 2011 y llevaron finalmente a una solución negociada por la cual el presidente ha dejado su cargo y se han convocado elecciones democráticas. La organización terrorista Al Qaeda se ha hecho fuerte en algunas zonas del sur y este, aprovechando las profundas divisiones en tribus y clanes, que dificultan la convivencia democrática, obstaculizada por un Estado clientelar y corrupto, que vive de los ingresos petroleros y apenas tiene presupuesto para inversiones.
El país sufre un crecimiento demográfico explosivo y una fuerte emigración a Arabia SaudíCerca del 65% de la población tiene menos de 25 años, y padece altas tasas de analfabetismo, con un 45% de los adultos que se eleva a un 65% de las mujeres, 
El país cuenta con una modesta riqueza petrolera, que permite exportar unos 100.000 barriles diarios, y carece de otros recursos naturales destacables, salvo una agricultura y ganadería de subsistencia, de las que viven dos tercios de la población. Sufre una crónica pobreza económica y un alto desempleo, cercano al 11,5%, y además la mayor parte de los empleados apenas pueden sobrevivir, con menos de 1,5 euros al día. Se calcula que el 40% de la población padece hambre y uno de cada tres niños está malnutrido. Solo la mitad de la población tiene acceso a la electricidad y el agua potable (la mayoría utiliza agua de pozo), y en el campo solo un cuarto.

Resultado de imagen de Samuel Aranda gana el World Press Photo.
Ferrer, Isabel. El español Samuel Aranda gana el World Press Photo. “El País” (11-II-2012) 38. En las revueltas de Yemen un herido es atendido por una familiar cubierta por el niqab (el velo que solo deja al descubierto los ojos).

El Gobierno de transición de Abdrabba Mansur Hadi obtiene en mayo y junio de 2012 éxitos en su lucha con los extremistas islámicos. Ángeles Espinosa [La receta yemení para el cambio “El País” (25-VII-2012)], resume la situación actual:
‹‹El año pasado la revuelta popular puso a Yemen al borde de la guerra civil. A pesar de su fragilidad como Estado, de su pobreza, y de ser el segundo país con mayor número de armas de fuego per cápita, un acuerdo apadrinado por sus vecinos logró reconducir esa realidad hacia una transición política, todo lo imperfecta que se quiera, pero pacífica al fin y al cabo. ¿Valdría su ejemplo para Siria? La pregunta ronda la mente de analistas y diplomáticos desde hace meses. La Liga Árabe incluso llegó a considerar esa posibilidad el pasado enero. Y algunas fuentes aseguraban que era la alternativa en la que Rusia estaba trabajando con discreción.
A la obligada salvaguarda de que no hay dos países iguales, sigue preguntarse cuál fue la clave que garantizó que Alí Abdalá Saleh abandonara la presidencia por las buenas, después de 33 años en el poder. El eje de la conocida como Iniciativa del Golfo fue la garantía de inmunidad que ofreció a Saleh, para él, su familia y sus colaboradores más cercanos, en total unas ochenta personas. Implícito en el pacto, estaba que el proceso respetaría la dignidad del mandatario, que no habría un gesto humillante de renuncia, algo importante en una sociedad tribal donde el honor es un valor irrenunciable.
El acuerdo apadrinado por los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) no era en realidad muy diferente del plan originalmente diseñado por la Embajada de EEUU en Saná. Pero le exoneraba de responsabilidades penales una vez que dejara el poder. Saleh había rechazado la propuesta estadounidense temeroso del largo brazo del Tribunal Penal Internacional y preocupado por el futuro de su hijo Ahmed, y de sus sobrinos Ammar, Yehya y Tarek, todos ellos figuras clave en el control de las fuerzas de seguridad que eran uno de los pilares de su régimen.
Para asegurar ese proceso se estableció que el presidente delegara sus poderes ejecutivos en el vicepresidente, Abdrabbo Mansur Hadi, no a la firma del documento (que finalmente se produjo en noviembre tras medio año de negociaciones), sino 30 días después, una vez que el Parlamento aprobara la prometida ley de inmunidad. Dos meses más tarde se celebrarían elecciones con un solo candidato, el ya presidente en funciones Hadi, con el compromiso de formar un Gobierno de unidad (que incluyera al partido de Saleh y a los de la oposición) e iniciar un diálogo nacional para redactar la nueva Constitución.
La fórmula contó desde el principio con la aceptación (si bien con distintos niveles de entusiasmo) de los partidos opositores que, a diferencia de Siria, mantenían su independencia del partido gubernamental y presencia parlamentaria. Pero sobre todo, con el respaldo unánime de los países de cuya ayuda financiera y militar depende Yemen: EEUU y Arabia Saudí. La coordinación de ambos, bajo el paraguas del CCG para dar una imagen de arreglo regional, fue esencial en lograr que tanto Saleh como sus rivales aceptaran. Pesó también sin duda la división del Ejército y las tribus a lo largo de las mismas líneas que el resto de la sociedad, lo que terminó convenciendo a ambos lados de que ninguno de ellos podía ganar.
Se impuso el posibilismo y la mayoría de los yemeníes respiraron tranquilos convencidos de que se había evitado un nuevo conflicto fratricida. Sin embargo, la salida alienó a los jóvenes revolucionarios que impulsaron la protesta en primer lugar y con los que no se contó para el acuerdo político. Muchos de ellos siguen aún acampados en señal de desacuerdo, pidiendo que se juzgue a Saleh y que cambie no sólo el presidente sino todo el sistema político. Para ellos, los partidos tradicionales son la otra cara de la misma moneda. Quieren hacer borrón y cuenta nueva, pero carecen de organización para llevarlo a cabo.
El precio pagado es que Saleh sigue manteniendo el control más o menos directo de parte del Ejército (a través de sus familiares) y no renuncia a hacer declaraciones políticas que alientan la idea de que va a regresar dentro de dos años, cuando se convoquen elecciones de acuerdo con la nueva Constitución. Incluso quienes apoyaron su inmunidad reconocen que la transición no será completa mientras el ex mandatario no abandone Yemen de forma definitiva, algo complicado porque varios países consultados en su día, entre ellos España, se negaron a acogerle. EE UU le concedió a finales de junio un visado por razones médicas, aunque no está claro cuánto tiempo va prolongarse su estancia allí.››
En 2016 prosigue una guerra civil muy compleja interrumpida por frágiles treguas, con un terrorismo impulsado por el ISIS, con la participación de Arabia Saudí, Irán y otros países a favor de sus bandos respectivos.

Fuentes.
Internet.
Libros.
Aguirre, Mark. Yemen. Un viaje a la Arabia profunda en tiempos turbulentos. El Viejo Topo. Madrid. 2006. 252 pp.

Sociedad.
Espinosa, Á. Un país narcotizado. “El País” Domingo (11-XI-2012) 5. La droga qat es consumida por la mayoría de la población (entre el 80% y 90% de los hombres) y ocupa un tercio del territorio cultivable, con 500.000 cultivadores, un 16% de la fuerza laboral. Los pobres llegan a gastarse en qat la mitad de sus ingresos, en vez de alimentos o educación para sus hijos. Tiene terribles efectos sobre la economía, al reducir la productividad.

Política.
Espinosa, Á. La revuelta gana fuerza en Yemen. “El País” (18-II-2011) 3.
Kasinof, L.; Otterman, S. (NYT). Un gran líder tribal de Yemen abandona al presidente Saleh. “El País” (27-II-2011) 12.
Espinosa, Á. El presidente de Yemen culpa a EE UU de alentar las revueltas en la región. “El País” (4-III-2011) 8.
Espinosa, Á. 46 manifestantes abatidos a balazos durante una protesta en Yemen. “El País” (19-III-2011) 12.
Espinosa, Á. Una milicia próxima a Al Qaeda se apodera de una ciudad en Yemen. “El País” (18-I-2012) 9.
Agencias. El presidente Saleh abandona el país. “El País” (23-I-2012) 8.
Redacción. El president de Iemen se’n va als EUA i demana perdó al poble. “Ara” (23-I-2012) 15.
Goytisolo, Juan (texto); Cáliz, Alfredo (fotos); Fibla, Carla (comentarios de fotos). De la primavera al otoño árabe. “El País” Semanal 1.843 (22-I-2012) 26-45. Argelia (28), Yemen (28-30), Siria (31-33), Túnez (33 y 38), Egipto (38-39 y 44) y Marruecos (45).
Espinosa, Á. La ‘primavera árabe se estanca’. “El País” (26-I-2012) 2.
Espinosa. Javier. Entrevista. Tawakul Karman. “El Mundo” (19-II-2012) 20-21. La periodista y activista yemení contra las dictaduras, Premio Nobel de la Paz 2011.
Espinosa, Á. Yemen cierra la era oscura de Saleh con un plebiscito sobre su sucesor. “El País” (20-II-2012) 4. Hadi es el candidato único, con amplio apoyo, aunque los descontentos y los rebeldes del Norte y el Sur promueven la abstención.
Espinosa, Á. Entrevista. Jamal Benomar / Enviado de la ONU para Yemen. ‘La situación en el país es todavía muy frágil’. “El País” (22-II-2012) 4.
Editorial. Yemen, oscuro futuro. “El País” (24-II-2012) 28.
Espinosa, Á. Un atentado suicida contra militares causa decenas de muertos en Yemen. “El País” (22-V-2012) 3.
Redacción. El Ejército expulsa a Al Qaeda del sur del país en dos meses. “El País” (29-VI-2012) 8.
Espinosa, Á. La receta yemení para el cambio. “El País” (25-VII-2012) 4. Un resumen de la situación de Yemen.
Espinosa, Ángeles (texto); Primo de Rivera, María (fotos). El nuevo Yemen. “El País” Semanal 1.871 (5-VIII-2012) 38-44.
Agencias. Un atentado en Yemen con 45 muertos refuerza la ofensiva de Al Qaeda. “El País” (6-VIII-2012) 3. Un atentado atribuido a Al Qaeda.
Espinosa, Á. La protesta por la película sobre Mahoma se extiende a Yemen. “El País” (14-IX-2012) 3.
Sáiz, Eva. Yemen, el nuevo bastión de Al Qaeda. “El País” (11-VIII-2013) 2-3.
Espinosa, Á. Una amplia ofensiva militar intenta frenar el auge de Al Qaeda en Yemen. “El País” (22-IV-2014) 6.
Espinosa, Á. Un atentado con el sello de Al Qaeda eleva la tensión sectaria en Yemen. “El País” (10-X-2014) 4.
Pereda, C. F. Dos rehenes mueren en un intento de rescate lanzado por EE UU en Yemen. “El País” (7-XII-2014) 6.
Espinosa, Á. La red aprovecha la creciente crisis de Yemen. “El País” (15-I-2015) 2. El desgobierno y la revuelta de un clan chií refuerzan a Al Qaeda.
Espinosa, Á. La dimisión del presidente precipita la crisis de Yemen. “El País” (23-I-2015) 10.
Espinosa, Á. Los Huthi toman el poder en Yemen. “El País” (7-II-2015) 7. Los rebeldes chiíes disuelven el Parlamento.
Espinosa, Á. El presidente yemení burla el cerco de los Huthi y escapa al sur. “El País” (22-II-2015) 10.
Espinosa, Á. Una matanza de fieles chiíes inflama el conflicto sectario en Yemen. “El País” (21-III-2015) 2.
Espinosa, Á. La ONU alerta de que Yemen camina hacia la guerra civil. “El País” (24-III-2015) 5.
Espinosa, Á. El ataque saudí en Yemen abre el riesgo de un conflicto internacional. “El País” (27-III-2015) 10.
López, Rocío. Arabia Saudí pide ayuda a Pakistán ante los escasos logros de su ataque en Yemen. “El País” (7-IV-2015) 3.
Espinosa, Á. Arabia Saudí concluye la ofensiva militar en Yemen y se centra en el terrorismo. “El País” (22-IV-2015) 7. La ofensiva saudí ha fracasado hasta hoy.
Agencias. El conflicto en Yemen causa medio millón de desplazados. “El País” (20-V-2015) 8.
Espinosa, Á. La guerra en Yemen golpea el patrimonio histórico de Saná. “El País” (13-VI-2015) 3. Un misil destruye casas del centro histórico de la ciudad.
Martín Varisco, Daniel. Desprecio saudí por los símbolos yemeníes. “El País” (13-VI-2015) 3.
Sancho, Natalia. La guerra y el embargo asfixian Yemen. “El País” (5-VII-2015) 6.
Espinosa, Á. Qatar despliega a mil soldados en Yemen. “El País” (8-IX-2015) 7.
Espinosa, Á. Un atentado yihadista mata al gobernador de la estratégica Adén. “El País” (7-XII-2015) 10.
Espinosa, Á. Arabia Saudí busca una estrategia de salida en Yemen. “El País” (21-III-2016).
Espinosa, Á. La negociación de la paz en Yemen arranca con una frágil tregua. “El País” (12-IV-2016).
Espinosa, Á. Un suicida del ISIS mata a decenas de reclutas en Yemen. “El País” (30-VIII-2016).

No hay comentarios: