Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 15 de enero de 2014

China: la situación política actual.

China: la situación política actual.
* Hay en el blog una unidad didáctica titulada OP UD 12. China: sociedad y economía. Tienen otras entradas los temas de la economía, la sociedad, la corrupción, la política exterior, Tíbet, Xinjiang, Hong Kong y Macao.

Mapa político de China.


Mapa de China. Fuente: CIA.


Capital: Pekín. Superficie: 9.596.961 km². Población (2010): 1.339 millones. Densidad de población (2010): 140 hab/km². Índice de desarrollo humano (IDH 2011; 0 mínimo, 1 máximo): 0,69. PIB/h (2011): 4.400 dólares.

Índice:
Introducción a la situación política.
El debate sobre el futuro de China.

Introducción a la situación política.
China es un país de milenaria civilización, que fue transformado radicalmente por la revolución comunista de los años 40, que llevó a Mao al poder en 1948, mientras los nacionalistas se quedaban el reducto de Taiwan con el apoyo estadounidense. 
Inicialmente el modelo político y económico del régimen comunista fue el soviético, pero a partir de 1960 el creciente conflicto con la URSS propició una evolución propia, que derivó en el acercamiento a EE UU en los años 70 y tras la muerte de Mao y la llegada al poder de Den Ziaoping desde 1979 ha tomado la forma de un original “capitalismo en un país comunista”, que ha logrado un extraordinario crecimiento económico.
Los cambios políticos en el régimen en 2012-2013 apuntan a una lenta transformación, que probablemente la población joven entenderá insuficiente, para adaptar el país a los graves problemas que derivan de tres contradicciones esenciales:
-La elevada tensión interna entre los grupos de presión determinados por la división espacial del país en tres grandes bloques. El primero, la costa y las cercanas y densamente pobladas llanuras aluviales orientales, zonas beneficiadas por una economía muy pujante, basada en una agricultura intensiva de re­gadío, la rápida industrialización y el crecimiento de los servicios, que atrae decenas de millones de inmigrantes. El segundo, las regiones agrarias del interior, que se están sumando rápidamente al desarrollo industrial y comercial, pero todavía muy lejos del nivel de bienestar de las zonas costeras, lo que las convierte en los grandes focos emisores de emigrantes. El tercero, los extensos desiertos interiores, sobre todo en el desierto del Gobi, la región de Sinkiang y el macizo del Tibet, poblados por nómadas o reducidas poblaciones autóctonas, pero que en los últimos tres decenios han recibido una importante emigración de chinos de etnia han, por una voluntad política de cohesionar el país unificando su composición étnica. Los distintos grupos políticos, sociales y económicos resultantes de esta división chocan frecuentemente por el poder o sus derechos, como demuestran los disturbios de Sinkiang y Tibet y las luchas por el control del partido entre las direcciones regionales.
-La creciente oposición entre los diferentes niveles territoriales del régimen político comunista, que ha mantenido una importante dimensión para las políticas de economía centralizada, pero ha concedido grandes espacios de autonomía económica a las provincias y ciudades, lo que con creciente frecuencia deriva en medidas económicas contradictorias y en un débil control de la corrupción. Esta división vertical complica la estructura del partido y la gobernanza unida del país, y a largo plazo podria conducirlo a una ruptura interna, a una desmembración, si no se articulan soluciones democráticas que legitimen la unidad. Esta amenaza ha sido un factor esencial en la política del partido comunista, temeroso de cualquier movimiento nacionalista periférico y que, por el contrario, ha logrado Macao y Hong Kong y ansía la incorporación de Taiwan.
-La división política de la población entre comunistas, disidentes y ciudadanos neutrales. El partido comunista mantiene el control absoluto del poder político a todos los niveles, pero sufre asimismo una división interna muy acusada, por las dos contradicciones anteriores. El partido ha establecido una rigurosa política de control de la disidencia política, integrada por los defensores de los derechos humanos y los grupos representativos de las etnias minoritarias opuestas a la mayoritaria han, pero los disidentes crecen ostensiblemente en número y exigencias. El partido, en cambio, ha abierto mucho la mano en el control de los ciudadanos mientras no discutan su hegemonía. Pero esta división tripartita es un equilibrio inviable a largo plazo: los ciudadanos no serán neutrales eternamente, sino que reclamarán la asunción de sus plenos derechos humanos y se aliarán o con los sectores más reformistas del partido o con los grupos disidentes.
La conclusión es que China camina indefectiblemente a medio o largo plazo hacia un sistema democrático, aunque probablemente será un proceso lento y durante mucho tiempo habrá grandes restricciones constitucionales, y hacia un sistema más federalista, que dé amplias competencias a las regiones para diferenciarse en sus respuestas políticas y económicas.
El editorial Más flexibilidad [“El País” (17-XI-2013)] resume las últimas e importantes reformas de noviembre de 2013:
‹‹El Comité Central del Partido Comunista Chino desveló el viernes, a través de la agencia oficial Xinhua, algunos de los cambios sociales que prepara para el país y que debatió a puerta cerrada hace una semana. Ninguno de ellos supone una modificación radical para la sociedad china, pero todos perseveran en la apertura económica iniciada hace dos décadas y emprenden un cierto camino de modernidad social, acorde con dicha apertura. Para ello, dosifica algunas cesiones de libertad en línea con lo que venían exigiendo las organizaciones no gubernamentales, los países occidentales y la propia sociedad china.
La medida más inesperada es la eliminación de los campos de reeducación en los que, según algunos cálculos, aún permanecían presas y sin juicio unas 300.000 personas. También es importante el anuncio de frenar las torturas y limitar la pena de muerte a un menor número de delitos. Son pasos en la buena dirección para un país campeón mundial en la pena capital y que vulnera de manera sistemática los derechos humanos.
Terminar con las restricciones de movimientos demográficos y relajar la política de hijo único son, quizá, las decisiones de mayor impacto. De manera controlada, como gusta a los dirigentes chinos, tales decisiones afectarán a cientos de millones de personas y pueden ser el principio del fin de una política, como la del hijo único, que es singular en el mundo. Impuesta en 1979, cuando la población china rozaba los 1.000 millones de habitantes, ha contenido la temida explosión demográfica del país, el más poblado del planeta con 1.360 millones de personas; pero ha limitado las libertades personales y ha supuesto una gran desigualdad, por cuanto las élites podían eludir la prohibición pagando las multas establecidas. Detrás de la iniciativa se encuentra la necesidad de superar el riesgo económico de una población envejecida que el pasado año redujo por vez primera su fuerza laboral.
Se anuncia también un impuesto medioambiental del que no hay más concreciones, pero que indicaría una mayor sensibilidad ante la catastrófica contaminación del aire y del agua que sufre el país. Un movimiento necesario y urgente en el más importante emisor de gases de efecto invernadero, que rechaza cualquier compromiso de reducción y que trata de duplicar la renta per capita en un tiempo récord.››

El debate sobre el futuro de China.
Muchos pensadores y políticos, desde que Napoleón vaticinó que cuando China despertara el mundo temblaría, han meditado sobre la posibilidad de que China se convierta nuevamente en una potencia hegemónica mundial, como ocurrió hasta el siglo XVIII, cuando comenzó a quedar detrás de una Europa que se avanzó en la Revolución Industrial. Los datos apuntan poderosamente a que ese momento ha llegado, y se multiplican pues los debates de ideas al respecto.
Pablo Bustelo, en su conferencia China. ¿Hacia qué supremacía global? (3-II-2011) explicaba que China se ha convertido recientemente en la segunda mayor economía del mundo, adelantando a Japón. Las previsiones indican que se convertirá en la primera en menos de quince años y que, hacia 2050, su PIB duplicará al de EE UU. Este auge espectacular, fruto del esfuerzo del pueblo y de treinta años de reformas económicas, ha resultado en su creciente presencia económica, política y cultural en el mundo.
El carácter fundamentalmente económico del progreso de China lo hace diferente del protagonizado por otras potencias emergentes en el pasado, como Alemania y Japón en el último tercio del siglo XIX y el primero del siglo XX, que se sustentaba también sobre el poder militar y colonial. Además, está contribuyendo a la formación, aunque todavía lenta, de un mundo multipolar, lo que tendrá seguramente consecuencias importantes en la política internacional.
Sin embargo, muchos gobiernos y analistas se preguntan si el auge de China continuará en los próximos decenios, a la vista de los enormes retos del país. Bustelo argumenta que el auge económico de China seguramente proseguirá, aunque a un ritmo algo menor, porque las ventajas del país, como una integración adecuada en la economía mundial, las excelentes infraestructuras o una industria muy competitiva, son mayores que sus inconvenientes, como son el envejecimiento de la población, el deterioro del medio ambiente o la falta de libertades públicas.
Se debate también si seguirá siendo un desarrollo pacífico, como hasta ahora, o bien se convertirá en una amenaza política, económica y militar para Occidente y sus vecinos, sobre todo Japón, como ocurrió con las potencias citadas, Alemania y Japón, en las dos Guerras Mundiales. Bustelo valora que China tiene la capacidad, pero no la voluntad, para distorsionar el orden internacional existente o para provocar conflictos graves, económicos o de otra naturaleza, pues no le interesa alterar el status quo. Además, argumenta que el desarrollo pacífico de China no depende sólo de Pekín sino también de Occidente y Japón, esto es de la confianza de éstos en que se producirá efectivamente ese “desarrollo pacífico” y de su disposición a hacer sitio, en los centros globales de decisión, a la nueva gran potencia emergente.
El liderazgo chino debe afrontar las importantes cuestiones política y económica. Respecto a la reforma política señala que, aunque no llegue al modelo occidental, debe facilitar la participación de la creciente clase media, y afrontar la corrupción, y desarrollar los ejes básicos de un Estado de bienestar como son educación, sanidad, vivienda o pensiones.
Pero es un camino de reforma amenazado por múltiples riesgos: los cambios demográficos y en especial el envejecimiento y el éxodo rural, el riesgo de caer en las burbujas crediticia e inmobiliaria, la falta de credibilidad de las estadísticas oficiales, la falta de definición del rumbo del cambio político, las pugnas políticas dentro del Partido Comunista Chino, las protestas sociales sobre todo por temas ecológicos, la revueltas de las etnias minoritarias (uigur y tibetanos especialmente), las tensiones con los países vecinos y EE UU por el control de puntos estratégicos, la competencia internacional por conseguir materias primas y recursos energéticos.

Fuentes.
Internet.
Bustelo Gómez, Pablo. El ascenso económico de China: implicaciones estratégicas para la seguridad global. 2007. 38 pp. [http://www.ucm.es/info/eid/pb/Bustelo%20-%20CESEDEN09china.pdf]
[http://www.observatori.org/mostrar.php?id=81&files_id=207&tipus=files&lng=cas] Conflictos y derechos humanos en China.

Libros.
Bergère, M.C. La république populaire de Chine de 1949 à nos jours. Armand Colin. París. 1987. 282 pp.
Bregolat, Eugenio. La segunda revolución china. Destino. Barcelona. 2007. 438 pp. Reseña de Fisca, Tatiana. China progresa. “El País” Babelia 816 (14-VII-2007) 13.
Buchanan, K. L'espace chinois. Ses transformations des origines à Mao ZedongArmand Colin. Paris. 1973 (1970 inglés). 305 pp.
Gentelle, P. La ChinaAriel. Barcelona. 1977 (1974 fran­cés). 305 pp.
Gernet, Jacques. El mundo chino. Crítica. Barcelona. 1991 (1987). 714 pp.
McGregor, Richard. El Partido. Los secretos de los líderes chinos. Turner. Barcelona. 2011. 384 pp. Reseña de Avilés, Juan. “El Cultural” (2-XII-2011) 22. El corresponsal de “Financial Times” en Pekín explica la continuidad de las antiguas prácticas políticas del Partido Comunista en la China actual. 
Méndez, Ricardo; Molinero, Fernando. Espacios y socieda­des. Introducción a la geografía regional del mundo. Ariel. Barcelona. 1994. 669 pp. China, 419-462.
Miralles i Guasch, Carme. Xina, vol. VI, pp. 340-395, de AA.VV. Geo­gra­fia Universal. Editorial 92. Barcelona. 1994.
Mo­linero, F. China, vol. V, pp. 1634-1772, de AA.VV. Geogra­fía UniversalCarroggio. Barcelo­na. 1993.

Artículos. Orden cronológico.
AA.VV. Especial The Changing Meaning of Being Chinese To­day. “Daedalus”, v. 120, nº 2 (pri­mavera 1991). Una confirmación de que los planteamientos a largo plazo de las reformas chinas emprendidas por Denq Xiaoping en los años 80 se siguen cumpliendo hoy.
Terrill, Ross. China. “National Geographic”, v. 180 (VII-1991) 110-136.
AA.VV. Especial China in Transformation. “Daedalus”, v. 122, nº 2 (pri­mavera 1993).
Coccia, Filippo. Más allá de las reformas. “Revista de Oc­cidente”, nº 172 (IX-1995) 7-30.
Fanjul, Enrique. Por qué China no va a estallar. “Revista de Occidente”, nº 172 (IX-1995) 119-136.
Trullás, María. Entrevista. Isaac Mao / El primer ‘bloguero’ chino. “China censura el número 64”. “El País” (8-II-2011) 52.
Reinoso, José. China intensifica la represión contra activistas y disidentes del régimen. “El País” (16-IV-2011) 9.
Reinoso, J. Ai Weiwei / Artista y disidente chino. ‘En China no hay ley’. “El País” (14-XII-2011) 6-7. Una entrevista con el famoso artista chino, un ejemplo de activo compromiso con la democracia.
Torreblanca, José Ignacio. China se democratizará. “El País” (23-XII-2011) 8. Una profesión de fe en la llegada de la democracia a China en 2012, gracias a las cada vez más frecuentes protestas de la población.
Reinoso, J. China: año nuevo, promesas eternas. “El País” Negocios 1.366 (8-I-2012) 22.
Colombani, Jean-Marie. Tensiones en China. “El País” (23-I-2012) 8. Crecen las manifestaciones en China a favor de la democracia y contra la corrupción.
Ríos, Xulio. Tres en una. “El País” (23-I-2012) 25. China se moderniza basándose en el nacionalismo, el confucianismo y el rechazo de la democracia occidental.
Caño, Antonio. El heredero del poder en China se estrena en EE UU. “El País” (14-II-2012) 5. Viaje de Xi Jinping, futuro presidente chino.
Caño, Antonio. Obama recuerda a China sus obligaciones. “El País” (15-II-2012) 2.
Ríos, Xulio. Las nuevas caras del Partido Comunista Chino. “El País” (15-II-2012) 27.
Pérez, Claudi. Pekín promete ayuda a Europa pero evita un compromiso con su deuda. “El País” (15-II-2012) 3.
Editorial. Luchas chinas. “El País” (16-II-2012) 28. 
Ríos, Xulio. Mao en vano. “El País” (17-II-2012) 29.
Torreblanca, José Ignacio. ¿Qué hacer con China? “El País” (17-II-2012) 8.
Higueras, Georgina. La sombra de Tiananmen. “El País” (15-III-2012) 2.
Reinoso, J. China teme una nueva Revolución Cultural. “El País” (15-III-2012) 2-3. Discurso reformista del primer ministro saliente Wen Jiabao, que reclama indefinidas reformas políticas.
Reinoso, J. Los estallidos sociales se disparan. “El País” (15-III-2012) 3.
Reinoso, J. China aparta del poder a un polémico líder populista. “El País” (16-III-2012) 6. Destituido Bo Xilai, dirigente del municipio de Chongqinq.
Naïm, Moisés. Prada, Hermés y el PC chino. “El País” (18-III-2012) 5. Critica la confusión entre ricos y comunistas en China.
Segura, Cristian. Entrevista. Manuel Ollé / Sinòleg. ‘Preocupa que el sistema autoritari xinès es torni un model. “Ara” (23-III-2012) 25. Manuel Ollé (Barcelona, 1962, profesor de Historia de China),
Reinoso, J. Peleas políticas envenenadas en China. “El País” (16-IV-2012) 5.
Reinoso, J. El poder chino purga, purga y purga. “El País” (22-IV-2012) 6.
Garton Ash, Timothy. Un ‘thriller’ político chino. “El País” (2-V-2012) 23-24. El caso de Bo Xilai.
Caño, Antonio. El disidente chino pone contra las cuerdas a Washington y Pekín. “El País” (4-V-2012) 2-3. El caso de Chen, un activista contra ‘el hijo único’.
Ollé, Manel. Los pies de barro de Chinamérica. “El País” (4-V-2012) 2-3.
Higueras, G. Ni tolerancia, ni injerencia. “El País” (4-V-2012) 3.
Caño, Antonio. China ofrece una salida al disidente Chen. “El País” (6-V-2012) 10.
Higueras, G. El opio del comunismo chino. “El País” (1-VI-2012) 3. La política china contra las religiones.
Ríos, Xulio. El altar ideológico de Hu Jintao. “El País” (14-VI-2012) 29.
Reinoso, J. Los líderes chinos pactan el relevo generacional en secreto lejos de Pekín. “El País” (7-VIII-2012) 5. El presidente Hu Jintao será sustituido por el vicepresidente Xi Jinping, y el primer ministro Wen Jiabao por el viceprimer ministro Li Keqiang, y ascenderán Li Yuanchao, Liu Yandong y Ling Jihua.
Reinoso, J. El PCCh ajusta cuentas en la sombra. “El País” (10-VIII-2012) 3.
Ríos, Xulio. China quiere la Luna. “El País” (28-VIII-2012) 25. El proyecto espacial chino es muy ambicioso.
Higueras, G. El ‘annus horribilis’ del liderazgo chino. “El País” (12-IX-2012) 2-3.
Ollé, Manuel. Todo está abierto en China. “El País” (12-IX-2012) 2. Las divisiones en el poder chino.
Higueras, G. La reaparición pública de Xi Jinping calma la inquietud desatada en China. “El País” (16-IX-2012) 13.
Solbes, Pedro; Youngs, Richard. Tres pruebas chinas para Europa. “El País” (22-IX-2012) 27.
Higueras, Georgina. Cónclave comunista en aguas turbulentas. “El País” (29-IX-2012) 4.
Ríos, Xulio. Sucesión y poder en China. “El País” (3-X-2012) 31.
Reinoso, J. China teje el poder en la sombra. “El País” (8-X-2012) 7.
Higueras, G. La segunda fase del ascenso chino. “El País” (22-X-2012) 2-3. La búsqueda de un desarrollo más equilibrado.
Gutiérrez, Óscar. China mantiene su ‘Gran Cortafuegos’ para proteger al régimen de la Red. “El País” (27-X-2012) 5.
González, Felipe. UE y China: diálogo necesario. “El País” (4-XI-2012) 10.
Bijian. Zheng. Convergencia de intereses. “El País” (4-XI-2012) 12. China y la UE.
Reinoso, J. Grietas en la gran muralla. “El País” Domingo (4-XI-2012) 2-4. Crecen las protestas en China.
Higueras, G. Los ‘príncipes’ de la nueva China. “El País” (5-XI-2012) 10-11.
Esteban, Mario. La quinta generación. “El País” (5-XI-2012) 10.
Bustelo, Pablo. China: certezas, enigmas y retos de un Congreso. “El País” (8-XI-2012) 33. Los retos inmediatos son combatir la corrupción, cambiar el modelo económico de la exportación por uno basado en el consumo interno, rejuvenecer la población, mejorar el medio ambiente y resolver las disputas internacionales con Japón y otros países. A más largo plazo hay que abrir el partido comunista a la participación ciudadana.
Reinoso, J. China inicia el cambio de guardia. “El País” (8-XI-2012) 18.
Reinoso, J. Un país fuerte, pero más inestable. “El País” (9-XI-2012) 3.
Reinoso, J. Kerry Brown / Director del Centro de Estudios de China en Sidney. “El País” (9-XI-2012) 4.
Ríos, Xulio. El techo de la reforma china. “El País” (9-XI-2012) 6.
Garton Ash, Timothy. Dos nuevos líderes para las superpotencias. “El País” (9-XI-2012) 29.
Reinoso, J. China cede a la presión de las protestas. “El País” (14-XI-2012) 5. El Gobierno atiende en varios casos los movimientos sociales que protestan por cuestiones medioambientales.
Ollé, Manuel. Unos que vienen y otros que se van. “El País” (14-XI-2012) 5. El recambio generacional en el poder chino.
Bastenier, M. Á. El ‘sorpasso’ chino. “El País” (14-XI-2012) 6.
Reinoso, J. China encumbra a una nueva generación de líderes comunistas. “El País” (15-XI-2012) 8.
Bassets, Lluís. Los ancianos. “El País” (15-XI-2012) 8.
Reinoso, J. China cambia de timonel, no de rumbo. “El País” (16-XI-2012) 3-4. Xi Jinping asciende al poder por consenso, con una dirección colegiada.
Higueras, G. Los siete hombres que dirigirán China. “El País” (16-XI-2012) 4-5.
González, Alicia. Grandes retos para China. “El País” Negocios 1.411 (18-XI-2012) 29. Participación de Santiago Carbó, José Luis Martínez, Miguel Ángel García, Juan Ramón Cuadrado y José García Solanes.
Higueras, G. Pan Wei / Director del Centro de Asuntos Globales y Chinos. ‘El multipartidismo no se ajusta a una sociedad cohesionada como la china’. “El País” (9-XII-2012) 10.
González, A. Año nuevo, año incierto. “El País” Negocios 1.417 (30-XII-2012): 5.
Agencias. China endurece el acceso a Internet. “El País” (29-XII-2012) 8.
Reinoso, J. Los periodistas chinos se rebelan contra la censura. “El País” (8-I-2013) 9. Estalla una protesta popular por la censura de un artículo a favor de la democracia en el prestigioso semanario “Nanfang Zhoumo”.
Reinoso, J. China se enfrenta al ansia de libertad. “El País” (9-I-2013) 2-3. Las manifestaciones a favor de la libertad de expresión.
Reinoso, J. Pekín reformará el sistema penal de los campos de reeducación. “El País” (9-I-2013) 3.
Higueras, Georgina. Una de yin y otra de yang. “El País” (9-I-2013) 2-3. Una de cal y una de arena en los avances democráticos del régimen.
Reinoso, J. China mitiga la censura a la prensa tras las protestas. “El País” (10-I-2013) 8. El semanario “Nanfang Zhoumo” pacta con el Gobierno.
Velasco, José Manuel. China, el país del alma (marca) escondida. “El País” Negocios 1.426 (3-III-2013) 21. La marca ‘china’ despega.
Reinoso, J. China se enfrenta a la necesidad de cambio. “El País” (4-III-2013) 2.
Reinoso, J. Wen Jiabao dice adiós con una loa al consumo en China. “El País” (6-III-2013) 16.
Ríos, Xulio. China, autoridad y libertad. “El País” (2-IV-2013) 31.
Bastenier, M. Á. China se avecina. “El País” (12-VI-2013) 8.
Bustelo, Pablo. China hacia 2020. “El País” Negocios 1.441 (16-VI-2013) 5.
Reinoso, J. China declara la guerra al lujo. “El País” (20-X-2013) 2-3.
Reinoso, J. ‘Mata la gallina y asusta a los monos’. “El País” (20-X-2013) 3.
Reinoso, J. China declara la guerra al lujo. “El País” (20-X-2013) 2-3.
Reinoso, J. La prensa desafía al poder en China. “El País” (24-X-2013) 8. Un diario regional ruega que liberen a un reportero suyo detenido por informar sobre unas irregularidades en una empresa semipública.
Bassets, Lluís. Los misterios de Pekín. “El País” (7-XI-2013) 8. El Partido Comunista debate sobre el futuro.
Gardels, Nathan. El futuro de China. “El País” (9-XI-2013) 33. Explica su diálogo con dirigentes chinos sobre sus expectativas de futuro.
Reinoso, J. Ni hablar de un cambio político. “El País” (10-XI-2013) 8.
Minc, Alain. China reafirma su identidad tras 5.000 años de historia. “El País” (10-XI-2013) 10-11.
Reinoso, J. El gran salto delante de la renta china. “El País” (10-XI-2013) 6. El Gobierno plantea duplicar la renta per cápita entre 2010 y 2020, hasta los 15.000 dólares.
Reinoso, J. China impulsa un papel decisivo de la iniciativa privada en la economía. “El País” (13-XI-2013) 4-5.
Reinoso, J. Más derechos para los habitantes de las zonas rurales. “El País” (13-XI-2013) 5.
Bassets, Lluís. El oráculo colectivo. “El País” (14-XI-2013) 8. El último Comité del PCh apenas avanza en las reformas fundamentales hacia la democracia.
Editorial. Nuevo reto chino. “El País” (14-XI-2013) 30.
Reinoso, J. China refuerza el poder del presidente en crisis internas. “El País” (15-XI-2013) 12. Xi Jinping presidirá el nuevo comité de seguridad nacional, que coordinará las principales instituciones de orden público.
Reinoso, J. China lanza la mayor reforma en décadas. “El País” (16-XI-2013) 2-3. Relaja la política de hijo único, liberaliza el precio del combustible, aumenta la convertibilidad del yuan, reduce las restricciones para la emigración a las ciudades pequeñas, elimina los campos penales de reeducación, aumentará la participación privada en las empresas públicas y aplicará medidas de protección del medio ambiente.
Editorial. Más flexibilidad. “El País” (17-XI-2013) 30.
Ríos, Xulio. El gigante se mueve. “El País” (19-XI-2013) 27.
Reinoso, J. La sonda china ‘Chang E3’ llega al suelo de la Luna. “El País” (15-XII-2013) 39. Un éxito de propaganda para el país.
Friedman, Thomas L. Benvolgut president de la Xina. “Ara Balears” (19-XII-2013) 24. El periodista de “The New York Times” protesta por la represión china sobre los periodistas que informan sobre la corrupción entre la élite dirigente.
Ríos, Xulio. ¿En qué cree China? “El País” (6-I-2014) 27. Un magma ideológico muy confuso contrasta con la coherente política económica.
Gualdoni, F.; González, J. S.; Rizzi, A. Los directivos petroleros chinos forjan un poder en la sombra. “El País” (23-I-2014) 4-5.
Bassets, Lluís. Parias de la tierra. “El País” (23-I-2014) 6. El régimen chino es dual entre el autoritarismo comunista y el capitalismo.
Garton Ash, Timothy. El experimento del siglo. “El País” (14-IV-2014) 27. Las reformas políticas desde arriba.
Garton Ash, T. El día que cambió el mundo. “El País” (4-VI-2014) 35-36. Un análisis del régimen chino en el 25 aniversario de la represión de la plaza de Tiananmen.
Bassets, Lluís. La caza del tigre gigante. “El País” (31-VII-2014) 6. Xi Jinping ejerce un poder creciente y purga a los corruptos, tanto tigres como moscas, desde los políticos más altos del escalafón hasta los más humildes funcionarios.
Tobón, Natalia. El ‘Libro Rojo’ de la caída en desgracia. “El País” (4-VIII-2014) 6. Las pautas del PCCh para perseguir a los corruptos.
Ríos, Xulio. Una dinastía orgánica. “El País” (28-VIII-2014) 33.
Ríos, X. El embrollo territorial de China. “El País” (24-IX-2014) 35. Los problemas de Tibet, Xinjiang, Hong Kong, Macao…
Vidal Liy, M. Xi Jinping consolida con mano dura la autoridad del Partido Comunista. “El País” (28-IX-2014) 6.
Vidal Liy, M. China aborda la reforma de la justicia para garantizar la paz social. “El País” (20-X-2014) 2-3.
Vidal Liy, M. China reduce el poder de las criticadas autoridades locales sobre los tribunales. “El País” (24-X-2014) 6.
Vidal Liy, M. China obligará a sus artistas a vivir un mes en el campo. “El País” (3-XII-2014) 10. Se pretende que adquieran el “punto de vista correcto” los profesionales del cine, la televisión y otras artes.
Bremmer, Ian. Hacia dónde va China. “El País” (10-XII-2014) 31.
Vidal Liy, M. China expulsa de los campus los ‘valores occidentales’. “El País” (31-I-2015) 9. Aumenta la represión contra el profesorado prodemocrático.
Fontdeglòria, Xavier. Así se navega con Cibermuralla. “El País” (20-II-2015) 7. Aumenta la censura a los 649 millones de internautas chinos.
Vidal Liy, M. China silencia el arte disidente. “El País” (20-II-2015) 8.
Vidal Liy, M. China emprende la peor represión desde los noventa. “El País” (5-IV-2015) 3. Detenciones de activistas feministas, pro derechos humanos y anticorrupción.
Ríos, Xulio. La quinta modernización china. “El País” (20-IV-2015) 31.
Garton Ash, Timothy. El mayor experimento político de la Tierra. “El País” (14-VI-2015) 12.
Bassets, L. Sueños de unidad y riqueza. “El País” (5-XI-2015) 12. El régimen quiere el desarrollo económico y la unificación con Taiwán.
Basterra, Francisco G. Máxima atención a China. “El País” (16-I-2016) 8.
Vidal Liy, M. Xi avanza en la acumulación de poder. “El País” (9-II-2016) 9.
Ríos, Xulio. Cierre de filas. “El País” (6-III-2016). El PCCh refuerza su unidad interna ante los problemas de la economía.
Vidal Liy, M. China refuerza el control mediático y exige lealtad total. “El País” (12-III-2016).
Vidal Liy, M. El periodista chino que desafía a Xi. “El País” (30-III-2016). El prestigioso periodista Yuu Shaolei dimite en protesta por la censura.
Vidal Liy, M. China eleva el control social con una dura ley sobre las ONG extranjeras. “El País” (29-IV-2016).
Rojo, José Andrés. Taciana Fisac. ‘La imagen que tenemos de China está muy distorsionada’. “El País” Semanal 2.072 (12-VI-2016). La sinóloga española más prestigiosa.
Bassets, Lluís. Desmemoria maoísta. “El País” Ideas (12-VI-2016). Xi Jinping recupera parte del ideario autoritario de Mao.
Ríos, Xulio. La China Roja de Xi. “El País” (1-VII-2016). El Partido Comunista intenta impedir el acceso al poder de la nueva clase empresarial.
Vidal Liy, M. El presidente chino llama a recuperar los valores marxistas. “El País” (2-VII-2016).