Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

martes, 7 de enero de 2014

Rumanía: la situación actual.

Rumanía: la situación actual.






Mapas de Rumanía.

Capital: Bucarest. Superficie: 238.391 km². Población (2011): 19 millones. Densidad de población (2011): 80 hab/km². Índice de desarrollo humano (IDH 2011; 0 mínimo, 1 máximo): 0,78. PIB/h (2011): 12.580 dólares.

Vista de Bucarest.

Economía.
La economía rumana ha vivido una cadena ininterrumpida de altibajos desde la caída del régimen comunista. El sector primario sigue siendo poco competitivo, aunque ha atraído crecientes inversiones extranjeras, atraídas por la fertilidad del suelo. La industria y los servicios se han modernizado notablemente debido a la competencia europea y las reformas liberalizadoras, pero el país sigue sufriendo un alto paro y la emigración de cientos de miles de jóvenes a la UE, muchos de ellos los mejor formados. Las remesas de los emigrantes y las subvenciones de la UE son esenciales para cuadrar el presupuesto público.
Política.
Rumanía, gobernada hasta principios de 2012  por una coalición de centro-derecha liderada por el presidente Traian Basescu y el primer ministro Emil Boc, sufrió una oleada de protestas multitudinarias en enero de 2012, en contra las severas medidas de austeridad del Gobierno y de los escándalos de corrupción.
Una nueva coalición, encabezada por el primer ministro socialdemócrata Victor Ponta, comenzó a mediados de 2012 una implacable lucha política por apartar a los conservadores de las principales instituciones, incluso por medios dudosamente constitucionales, lo que ha causado la alarma de la UE. En 2014 Porta ha perdido las elecciones presidenciales frente al conservador Iohannis, aunque conserva el cargo de primer ministro y el control del Parlamento.

El editorial Rumanía varada [“El País” (31-VII-2012)] resumía la crítica situación institucional por entonces:
‹‹El presidente rumano, Traian Basescu, ha sobrevivido al referéndum sobre su destitución promovido por el primer ministro Víctor Ponta, acérrimo enemigo político. La participación no ha alcanzado el 50% fijado por el Tribunal Constitucional para su validez. Pero ni el resultado de la consulta (la gran mayoría del 46% que se ha pronunciado lo ha hecho contra el presidente) ni la arrogancia del jefe del Ejecutivo al declarar ayer que Basescu ha perdido su legitimidad y pedir su dimisión, auguran nada bueno para Rumanía, paralizada políticamente y en riesgo de ver comprometido un vital préstamo de 5.000 millones de euros del FMI.
Como antes Hungría bajo el derechista Orban, Rumanía se ha embarcado aceleradamente de la mano del socialdemócrata Ponta, llegado al Gobierno en mayo, en una escalada antidemocrática en busca del control total del poder que ha alarmado en Bruselas. El fallido referéndum del domingo no ha resuelto la gravísima pugna entre las dos máximas instituciones, sino que la traslada, crecida, a las elecciones parlamentarias de noviembre. Su resultado, en contra de la lectura interesada de los antagonistas, refleja ante todo el hartazgo de los rumanos con la élite de una clase gobernante de la que desconfía profundamente y que no responde a las acuciantes necesidades democratizadoras y de reforma económica del antiguo país comunista.
El conservador Basescu, reelegido en 2009 por cinco años, ha perdido el favor de sus exhaustos compatriotas tras apoyar sin resquicios las drásticas recetas a Bucarest de sus prestamistas internacionales. Pero las reglas del juego exigen el veredicto de las urnas, no la directa expulsión del cargo que Ponta pretende y para cuya consecución no ha escatimado medios inadmisibles. El ataque gubernamental a las instituciones incluye presiones y amenazas a jueces, la sustitución por acólitos de relevantes cargos públicos (incluidos los presidentes de ambas Cámaras), la limitación por decreto de las funciones del Tribunal Constitucional o el cambio in extremis de las reglas del referéndum presidencial rumano.
Las beligerantes declaraciones de Víctor Ponta ayer no auguran un cambio de actitud, pese a sus promesas en Bruselas. Por eso exigen de la UE una enérgica llamada a capítulo, pese a lo menguado de sus mecanismos de presión sobre los socios que se apartan de la senda democrática.›› 

El escritor Camil Ungureanu explica en Una gran sorpresa contra los sondeos [“El País” (18-XI-2014)] su visión agridulce de la victoria electoral de Iohannis:
‹‹(…) El resultado de las elecciones rumanas, con la victoria de Klaus Iohannis como el nuevo presidente del país, de la plataforma Alianza Cristiana Liberal (ACL y Partido Democrático Liberal), es la prueba más viva de la resistencia ciudadana frente a la corrupción y la arrogancia de la élite política. Representada, en este caso, por Victor Ponta, actual primer ministro y líder del Partido Socialdemócrata (PSD). Arropado por los votos de la diáspora rumana, Iohannis ha sido elegido en unas elecciones con una movilización sin precedentes (63,95%). Y la democracia rumana ha roto tabúes básicos: Iohannis es el primer presidente que llega de fuera de la capital y que forma parte de la minoría rumano-alemana. Además, es la primera vez que un candidato de religión no ortodoxa logra ser presidente en un país donde la Iglesia ortodoxa juega un papel determinante en la sociedad y la política.
¿Qué ha pasado? Iohannis es un orador pobre que no ha realizado una campaña extraordinaria. Victor Ponta es, en realidad, el artífice de su propia derrota. Como dice un personaje de Shakespeare, “el orgulloso se come a sí mismo”. La auto-confianza en su victoria y los denunciados gestos de corrupción electoral sin tapujos —edificios regalados a la Iglesia Ortodoxa; el bonus de última hora a los profesores; el desprecio hacia los votantes del exterior— se han vuelto en su contra. El voto negativo contra Ponta, en un país bajo el foco de la UE en su lucha contra la corrupción, castiga el desprecio de la élite política rumana hacia los valores democráticos, y opta por un outsider que, aun apoyado por un partido que tiene sus problemas de corrupción, se ha mostrado eficaz como alcalde de Sibiu.
Pero para entender la política rumana tras la Revolución de 1989 hay que tener en cuenta el contexto histórico y tomar con cuidado las etiquetas ideológicas. En Rumania no existe una izquierda verdadera basada en los principios fundamentales de solidaridad, igualdad social y autonomía. Y tras la revolución, el partido de Ponta —que tiene entre sus filas a cargos de la época de Ceaucescu como el expresidente Ion Iliescu— ha monopolizado el discurso de izquierdas. La caída del comunismo no trajo un cambio radical de élites. Las élites comunistas usaron la revolución para cambiar el capital político por capital económico, y ganar de nuevo la hegemonía política.

Sin embargo, no hay que idealizar la victoria de Iohannis. El régimen rumano es semipresidencial, pero Ponta sigue como primer ministro, y las próximas elecciones para el Parlamento serán en 2016. También es problemático que el polo de centro-derecha en Rumania está dividido. Además, los partidos liberales se apoyan también, aunque quizá en menor medida, en redes de barones. El nuevo presidente se enfrentará a obstáculos estructurales para introducir reformas básicas como la independencia de la justicia, la lucha contra la corrupción, y la reforma del Parlamento (que es casi tan grande como la Eurocámara). Pero si el nuevo presidente sabe usar bien las condiciones de este despertar político hay, por fin, motivos de esperanza.››

FUENTES.
Internet.
[http://es.wikipedia.org/wiki/Rumania]
[http://europa.eu/about-eu/countries/member-countries/romania/index_en.htm]
Economía.
Sánchez Costa, Raúl. ¿El granero de Europa? “El País” Negocios 1.386 (27-V-2012) 29. Rumanía recibe grandes inversiones europeas en el sector agrícola y sube su producción de cereales.
Pellicer, Lluís. El ladrillo español pierde el Este. “El País” Negocios 1.497 (13-VII-2014) 10. Estalla la burbuja inmobiliaria en Rumanía.

Sahuquillo, M. R. El ‘crash’ del ladrillo retumba en el Este. “El País” (5-XI-2014) 6. La crisis inmobiliaria en Rumanía.
Barciela, F. Rumania sale a la pista de despegue. “El País” Negocios 1.561 (4-X-2015) 20. El país sale de la crisis.

Sociedad.
Blanco, Silvia (texto); Nance, Ana. Rumanía. Un país en construcción. “El País” Semanal 1.924 (11-VIII-2013) 40-46. Un reportaje sobre la vida cotidiana en el país.
Pop, Cristina. Rumanos en España. El músculo del campo y de la construcción. “El País” (5-I-2014) 3.
Magi, Lucia. Rumanos en Italia. La mano que ayuda a una sociedad envejecida. “El País” (5-I-2014) 3.
Sahuquillo, María R. La gran familia rumana. “El País” Semanal 2.057 (28-II-2016) 40-49. Una visión de la etnia gitana o romaní  a través de una extensa familia rumana desperdigada por Europa.

Sociedad: Cultura / Viajes.
[http://elviajero.elpais.com/tag/rumania/a/]

Política: La corrupción.
Sánchez Costa, Raúl. Vivir de espaldas a Schengen. “El País” (19-XI-2011) 7. La corrupción y el contrabando en Rumanía impiden su entrada al espacio sin fronteras.
Aznárez, Juan Jesús. El timo de los falsos héroes. “El País” Domingo (22-I-2012) 9. Un caso de corrupción en Rumanía, con tal vez unos 20.000 falsarios que gozan de prebendas gracias a ‘carnés revolucionarios’ como luchadores en la revolución de 1989 contra Ceaucescu, comprados a grupos mafiosos relacionados con la Administración que expende los documentos.
Redacción. Rumanía. Condenado a dos años de cárcel un ex primer ministro. “El País” (31-I-2012) 8. Condena por corrupción y abuso de poder al socialista Adrian Nastase, ex primer ministro en 2000-2004, para financiar su campaña de 2004 contra el  presidente actual, Traian Basescu.
Blanco, Silvia. ‘Pagué 300 euros por un certificado’. “El País” (9-XII-2012) 3. El problema de la corrupción en Rumanía.
Sahuquillo, M. R. Investigado por evasión y blanqueo el primer ministro de Rumania. “El País” (6-VI-2015) 8. Víctor Ponza se niega a dimitir.
Sahuquillo, M. R. La corrupción que alimentó las llamas de Rumanía. “El País” (4-XI-2015) 6.
Sahuquillo, M. R. Rumania despenaliza por decreto diversos delitos de corrupción. “El País” (2-II-2017). La medida beneficia al líder socialdemócrata, imputado por corrupción.
Sahuquillo, M. R. Rumania retirará el decreto que despenaliza casos de corrupción. “El País” (5-II-2017). Las masivas manifestaciones echan atrás al Gobierno socialdemócrata.
Sahuquillo, M. R. Los rumanos claman por el final de la corrupción. “El País” (7-II-2017).
Sahuquillo, M. R. Dimite el ministro de Justicia rumano por el escándalo de la ley sobre corrupción. “El País” (10-II-2017).
Sahuquillo, M. R. Un país gangrenado por la corrupción. “El País” (12-II-2017).

Política.
Sánchez Costa, Raúl. La protesta contra los recortes crece en Rumanía. “El País” (17-I-2012) 4.
Sánchez Costa, Raúl. La sombra de Ceaucescu seduce a los rumanos. “El País” (28-I-2012) 5. La crisis económica provoca la añoranza del dictador comunista.
Sánchez Costa, Raúl. La crisis fuerza la salida del primer ministro rumano. “El País” (7-II-2012) 6. Dimite el primer ministro Emil Boc y le sustituye el jefe de los servicios secretos, Mihai Razvan Ungureanu.
Sánchez Costa, Raúl. El Gobierno rumano maniobra para echar al presidente. “El País” (5-VII-2012) 9. El primer ministro Victor Ponta controla las instituciones.
Redacción (editorial). Rumanía retrocede. “El País” (6-VII-2012) 24.
Sánchez Costa, Raúl. El Parlamento rumano aparta a Basescu de la presidencia. “El País” (7-VII-2012) 5.
Martínez de Rituerto, Ricardo. Rumanía pone a prueba el Estado de derecho en la UE. “El País” (12-VII-2012) 6.
Martínez de Rituerto, Ricardo. La UE exige más democracia a Rumanía. “El País” (13-VII-2012) 2-3.
Blanco, Silvia. La nueva oveja negra de Europa. “El País” (13-VII-2012) 3.

Martínez de Rituerto, Ricardo. La UE asegura que el Gobierno rumano atropella la democracia. “El País” (18-VII-2012) 5.

Martínez de Rituerto, Ricardo. Rumanía da la espalda al intento de destituir al presidente. “El País” (30-VII-2012) 6.

Editorial. Rumanía varada. “El País” (31-VII-2012) 24.
Blanco, Silvia. Rumanía, la pieza que chirría en la UE. “El País” (9-XII-2012) 2-3. Elecciones parlamentarias en Rumanía, con el partido socialdemócrata de Ponta en cabeza.
Blanco, Silvia. La coalición en el poder arrolla en las elecciones rumanas. “El País” (11-XII-2012) 6.
Abellán, Lucía. La UE exige al Gobierno de Bucarest que mejore la calidad democrática. “El País” (31-I-2013) 3.
Blanco, Silvia. Rumanía abre una grieta en el pasado. “El País” (31-X-2013) 6-7. Juicio por genocidio a dos jefes de prisiones comunistas.
Blanco, Silvia. El Este aún cree en Europa. “El País” (5-I-2014) 2.
Sahuquillo, María R. Rumania enjuicia su pasado. “El País” (11-X-2014) 6. Juicio al director de Ramnicu Sarat, la peor cárcel comunista.
Sahuquillo, M. R. Los escándalos marcan las elecciones rumanas. “El País” (16-XI-2014) 12. Elecciones presidenciales con el socialdemócrata Víctor Porta como favorito.
Sahuquillo, M. R. El candidato favorito asume su derrota en los comicios rumanos. “El País” (17-XI-2014) 5. Ponta ha perdido frente al conservador Klaus Iohannis.
Sahuquillo, M. R. El voto emigrante da un vuelco a las urnas en Rumanía. “El País” (18-XI-2014) 5. El electorado está hastiado por la corrupción.
Ungureanu, Camil. Una gran sorpresa contra los sondeos. “El País” (18-XI-2014) 5.
Sahuquillo, M. R. Rumanía busca en Iohannis el conjuro contra la corrupción. “El País” (23-XI-2014) 6-7.
Manea, Norman. ¿Un nuevo hombre para un nuevo país? “El País” (23-XI-2014) 6.
Sahuquillo, M. R. Histórica condena en Rumanía por la represión comunista. “El País” (25-VII-2015) 4. Condena a 20 años de prisión para un represor.
Sahuquillo, M. R. La tragedia de la discoteca acaba con el Gobierno rumano. “El País” (5-XI-2015) 5.
Agencias. EE UU culmina el despliegue del sistema antimisiles en Rumania. “El País” (19-XII-2015) 9.
Sahuquillo, M. R. Los socialdemócratas ganan en Rumania pese a la corrupción. “El País” (13-XII-2016). El PSD obtiene el 45% de los votos en las legislativas y negociará un acuerdo con los centristas.

No hay comentarios: