Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

sábado, 4 de enero de 2014

Los medios públicos y el derecho a la información en España.

Los medios públicos y el derecho a la información en España.


 


Introducción.
La contrarreforma del PP en RTVE (2012),
Las críticas del PP a RTVE (2014).
Las televisiones autonómicas.
Dosier: El cierre de RTVV (2013).



Opiniones.

Introducción.
Las dos legislaturas socialistas de Rodríguez Zapatero tuvieron entre sus mejores logros la mejora de los medios de comunicación públicos del Estado, especialmente Televisión Española y Radio Nacional, dando un estatuto de independencia a los periodistas y cortando el asentado vicio de la intromisión gubernamental en la información. La ley de 2006 exigía una mayoría de dos tercios del Congreso para la elección del presidente de RTVE y los miembros de su Consejo de Administración, lo que obligaba a los dos grandes partidos (PP y PSOE) a consensuar los nombramientos.

La contrarreforma del PP en RTVE (2012),
Pero el Gobierno del PP ha modificado la ley mediante un real decreto aprobado por el Consejo de Ministros en abril, para que el nuevo presidente de RTVE pueda ser elegido por una mayoría absoluta de los diputados y luego ha nombrado al abogado del Estado Leopoldo González-Echenique y ocupado la mayoría del Consejo. Al poco tiempo ha comenzado la ‘caza de brujas’ contra los periodistas reacios al retorno a la televisión de partidoCiertamente, si en años anteriores había por fin un claro dominio de la profesionalidad, la independencia y la búsqueda del equilibrio y la verdad, ahora resurgen el nepotismo y la propaganda en manos de los publicistas de la derecha más recalcitranteAdemás ha recortado la financiación pública, con sus graves efectos de hundimiento de la audiencia.

Las críticas del PP a RTVE (2014).
En el verano de 2014 numerosos cargos estatales, autonómicos y municipales del PP pretenden el cese del presidente de RTVE, González-Echenique, para lograr una televisión pública más proclive al Gobierno, sobre todo en los informativos: “Todos los Gobiernos utilizan la televisión pública, nosotros también debemos hacerlo si queremos recuperar el voto perdido”. También se lamenta la caída de la audiencia y el recorte del presupuesto (250 millones menos al año que con Zapatero), aunque no se evita el déficit desbocado (113 millones en 2012 y otros tantos en 2013).


Las televisiones autonómicas.
En las Comunidades Autónomas hay que destacar los casos peores, TeleMadrid y el valenciano Canal 9, hundidos en su prestigio y audiencia porque han actuado desde hace muchos años como simples medios de propaganda de un partido político y sufren enormes deudas. Especialmente sangrante es el escándalo de TeleMadrid, un zafio ejemplo de un medio público al servicio del poder y el engaño institucionalizado que ha despertado la repulsa general.
Las otras televisiones sufren también pérdidas de audiencia y deudas, aunque no en tan alto grado, y el parecer general es que gran parte de las televisiones autonómicas serán privatizadas si se encuentra alguien que puje por ellas, algo difícil en medio de la crisis actual. 
La televisión pública catalana, aunque sin llegar a los extremos de las dos televisiones arriba citadas, ha emprendido en 2012-2013 una deriva hacia la propaganda independentista que ha alarmado a gran parte de la opinión pública.

Dosier: El cierre de RTVV (2013).
En noviembre de 2013 la Generalitat Valenciana ha anunciado el cierre de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), conocida popularmente como Canal 9. Creada en 1989, tuvo un desarrollo importante y exitoso durante el mandato socialista, pues entre 1989 y 1995 llegó a tener una audiencia del 21% con 687 trabajadores, un gasto de personal de 25 millones y una deuda de 22 millones de euros, pero ese modelo sostenible lo rompió el PP, que desde su llegada al poder en 1995 contrató un millar más de empleados, hasta alcanzar los 1.620 (más que la suma de Antena 3, Telecinco y La Sexta), y subcontrató numerosos servicios (57 millones de euros en 2007, por la visita del Papa y los contratos con Gürtel), con lo que aumentó el déficit hasta hacerlo insostenible, sumando 812 millones solo en 2008-2011, hasta una deuda total de 1.126 millones de euros. Finalmente, se planteó un ERE (con despidos) para un millar de trabajadores, que fue tumbado por los tribunales, lo que ha sido aprovechado por el gobierno valenciano para precipitar el cierre de una empresa que había descendido sus audiencia a un mísero 5%, castigada por los escándalos de corrupción y manipulación informativa.
El editorial Juguete roto [“El País” (7-XI-2013)] expone descarnadamente que RTVV es víctima del sectarismo y la mala gestión del Partido Popular durante 20 años:
‹‹El sectarismo y el clientelismo que han reinado durante dos décadas en Ràdio Televisió Valenciana han terminado con ella. Este medio público nacido en 1989 con el objetivo oficial de aumentar la pluralidad informativa y fomentar el uso de una lengua cooficial ha sido durante este tiempo un juguete, un caro instrumento de propaganda al servicio del poder cuyos endebles cimientos la crisis ha dejado al descubierto. Los sucesivos dirigentes del Partido Popular de Valencia (principalmente Eduardo Zaplana y Francisco Camps) fueron convirtiendo este medio de comunicación en un organismo altamente endeudado (1.126 millones de euros) y exageradamente dotado (1.620 empleados, equivalente a la suma de las plantillas de Antena 3, Tele 5 y laSexta), preso de la manipulación informativa.
Los problemas de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) no son muy distintos a los que aquejan al ente catalán y a Telemadrid, sin olvidar otras televisiones públicas autonómicas, pero la valenciana no es solo la primera corporación que echa el cierre en una comunidad bilingüe. Es, sobre todo, la que acumula quizá el mayor y más escandaloso rosario de despropósitos. Cinco de sus exdirectivos están imputados en casos de corrupción, entre ellos Pedro García, exdirector del ente e implicado en una adjudicación millonaria a la trama Gürtel con motivo de la visita del Papa a Valencia en 2006. Todavía el año pasado RTVV sufragaba parte de los costes de los grandes eventos promovidos por la Generalitat, como el premio de fórmula 1, o pagaba 10.000 euros al locutor externo que retransmitía las carreras. RTVV gasta seis veces más de lo que ingresa y la causa de su caída es una gestión que ha sido mala incluso a la hora de acometer un ERE que los jueces han anulado debido a las irregularidades cometidas; entre ellas la arbitrariedad con la que políticos y gestores han manoseado las listas de despedidos.
La Generalitat dice no ver ya muchas más opciones que el cierre debido al quebranto financiero de la propia comunidad. El actual presidente, Alberto Fabra, lleva tiempo en la directiva del PP valenciano y al frente del Gobierno. No puede por tanto declararse completamente ajeno al desastre de RTVV. Pero sí es cierto que tenía pocas o ninguna alternativa: mantener una televisión con la plantilla de antes del ERE resulta insostenible tanto desde el punto de vista político como económico, sobre todo en un momento de fuertes recortes en el gasto público y en los servicios sociales.
Hay varias víctimas en esta historia. Entre ellas, sin duda los 1.620 profesionales —periodistas y técnicos— que se quedan sin empleo; el proyecto de comunicación y cohesión cultural y lingüística que estaba en el origen del medio; el estado de ánimo de una comunidad autónoma que ya ha sufrido un fuerte golpe en su sistema financiero; y el interés de los contribuyentes, porque su dinero se ha empleado pésimamente durante demasiado tiempo.››

Opiniones.
La cineasta Josefina Molina (Córdoba, 1936), galardonada con un Goya y buena conocedora de Televisión Española, en la que trabajó muchos años, está apesadumbrada [Gómez, Rosario G. Josefina Molina / Cineasta. ‘En RTVE van a degüello’. “El País” (9-VIII-2012) 56.] por la deriva antidemocrática de RTVE desde que el PP ha tomado todo el poder rompiendo el consenso trabajosamente construido en los últimos años, cuando el Gobierno de Zapatero, tal vez en una de sus mejores iniciativas, renunció a secuestrar los medios públicos.
Molina precisa que tras los cambios del PP: ‹‹El Consejo ha pasado a ser una fantasmada›› y remacha: ‹‹Parecía que en España iba a haber algo similar a la BBC, la ZDF o France Télévisions. Pero hemos retrocedido 32 años, justo a antes de que se aprobara el Estatuto del ente público. (…) Pero lo que han hecho cambiando la ley es absolutamente impresentable, impropio de un Gobierno que se dice democrático.›› 
Molina reprueba la oleada de cambios en los informativos de la radio y la televisión públicas, y defiende a los profesionales defenestrados. De Ana Pastor, expresentadora de Los desayunos de TVE, dice: ‹‹Jamás la he visto ser sectaria. Ha dado sartenazos a la derecha y a la izquierda buscando la verdad para transmitírsela a los telespectadores››. De Juan Ramón Lucas, relevado también del matinal de Radio 1, opina que es ‹‹un excelente periodista, serio y riguroso››
Y fustiga a los nuevos gestores, que ‹‹Profesionalmente, no tienen ninguna relevancia. Harán lo que el PP les dicte. Van a degüello. Y con un cinismo sorprendente, para hacernos creer que lo negro es blanco y la noche es día››, pues ‹‹La tele de mis tiempos era lo que ahora va a ser TVE. Lo que está haciendo el PP es una vuelta al pasado. Un déjà vu››.
 
Javier Rodríguez Marcos hurga [Forofos. “El País” (10-VIII-2012)] con sano escarnio en la herida infligida por el Gobierno del PP al derecho a la información:
‹‹Como el Gobierno le ha cogido el gusto al mando de la tele, los periodistas de TVE han pedido a través de su Consejo de Informativos que los dejen trabajar en paz y que cada final de legislatura no sea para ellos el fin del mundo. En tiempos de revolución digital, conmueve la fe de La Moncloa en la televisión de siempre. Solo así se comprende el afán de moverles la silla a periodistas que tenían muchos defectos, pero una gran virtud: resultaba difícil saber si eran de izquierdas o de derechas, justo lo que pasa con la bendita BBC —tan seguida en España—, de la que aún no sabemos si es laborista o tory. Sostiene la gente de izquierdas que declararse apolítico —o parecerlo— es de derechas, pero este Gobierno piensa lo contrario. Según su criterio, el afán de objetividad es una manía no ya de la izquierda, sino de la extrema izquierda. (…)
Un gran rival es una bendición, por eso dicen que el maduro Miguel Ángel lloró la muerte del joven Rafael: lo odiaba, pero a la vez era la única persona capaz de comprender del todo lo que valía su arte.
Poco renacentistas, nuestros políticos prefieren la pintura a rodillo. Creen que reconocer los méritos ajenos es una forma de debilidad y no de inteligencia. Es decir: al enemigo, estrictamente el agua que mande la ley. Gota a gota. Por eso sorprendió el gesto del Gobierno socialista de renunciar por ley a manosear la televisión pública. Como a Rajoy la independencia le debe de parecer cosa de perroflautas, ha vuelto a la casilla cero. Eso tiene dos riesgos. Uno: su contrarreformismo —¿cuándo le toca a la ley del divorcio?— conseguirá que el PSOE parezca de izquierdas. Dos: su política televisiva pondrá injustamente bajo sospecha a los llamados profesionales de la casa. Comprarán el regocijo de los convencidos con el escepticismo general. Peor para todos: cualquier logro del Ejecutivo podría sonar a mitin de campaña. Es lo que tiene gobernar para forofos.››

Fuentes. 
Libros.
Bassets, Lluís. El último que apague la luz. Taurus. Madrid. 2013. Fragmento en “El País” Domingo (24-III-2013) 10.
Izquierdo, José María. ¿Para qué servimos los periodistas? (hoy). Catarata. Madrid. 2013. Fragmento en “El País” Domingo (24-III-2013) 10.

Artículos.
Vallespín, Fernando. Recortes en el espacio público. “El País” (6-I-2012) 18. Critica los recortes en TVE dictados por el Gobierno del PP, porque amenazan la pluralidad y objetividad de la información, en lo que puede ser una preocupante tendencia conservadora.
Sacaluga, Miguel Ángel. El modelo público de RTVE, en peligro. “El País” (21-I-2012) 27. Defiende un modelo que garantice el servicio público de información con una televisión estatal de calidad, independiente, gratuita y sin publicidad.
Gómez, Rosario G.; Gómez, Luis. ¿Qué hacemos con RTVE? “El País” Domingo (19-II-2012) 2-4.
Vídeoblog de Iñaki Gabilondo: “Se acabó: El tiempo de la dignidad recuperada en TVE ha concluido” (20-IV-2012).
Gómez, Rosario V. El PP rompe el consenso sobre RTVE. “El País” (21-IV-2012) 40.
Gómez, Rosario V.; Roger, M. Las autonomías podrán privatizar sus canales, que no deberán tener déficit. “El País” (21-IV-2012) 40.
Gómez, Rosario G. El PP toma el control total en RTVE. “El País” (5-VI-2012) 36-37.
Gómez, Rosario G. TVE recurre a los hombres de Urdaci. “El País” (4-VIII-2012) 18.
Gómez, Rosario G. La contrarreforma de RTVE. “El País” (5-VIII-2012) 20.
Gómez, Rosario G. Ana Pastor. ‘Me destituyen por una decisión política’. “El País” (5-VIII-2012) 21.
Gómez, Rosario G. Josefina Molina / Cineasta. ‘En RTVE van a degüello’. “El País” (9-VIII-2012) 56.
Rodríguez Marcos, Javier. Forofos. “El País” (10-VIII-2012) 57.
Gómez, Rosario G. El fiasco de las teles autonómicas. “El País” (16-IX-2012) 36-37.
Gómez, Rosario G. Casi 200 medios de comunicación han cerrado en España desde 2008. “El País” (14-XII-2012) 40.
Gómez, Rosario G. El cambio de modelo en RTVE pasa factura a la radio pública. “El País” (26-XII-2012) 38.
Gómez, Rosario G. Desastre anunciado en Telemadrid. “El País” (5-I-2013) 30.
Gómez, Rosario G.; Paone, M. La televisión de todos, acorralada. “El País” (13-VI-2013) 38-39.
Aguilar, Miguel Ángel. La sociedad de la impunidad. “El País” (24-IX-2013) 18. El periodista realza la importancia de los medios de comunicación independientes para resistir a la corrupción y las lacras de la política.
Gómez, Rosario G. La agonía de las autonómicas. “El País” (6-XI-2013) 57. La difícil situación económica de las televisiones autonómicas.
Bono, Ferran. Canal 9: cae la primera autonómica. “El País” (6-XI-2013) 56. El Gobierno valenciano cierra Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), con 24 años de historia (inició sus emisiones en 1989), tras la sentencia que anula el ERE de mil empleados, que conllevaba un gasto de 40 millones de euros.
Alberola, Miquel. El PP mató la estrella de la RTVV. “El País” (6-XI-2013) 57. 
Gómez, Rosario G.; Cué, Carlos E. La caída de Canal 9 sitúa a las autonómicas en una encrucijada. “El País” (7-XI-2013) 32.
Ferrandis, J.; Bono, F. Fabra ve ‘innegociable’ la clausura porque no dispone de 40 millones. “El País” (7-XI-2013) 33. Pero sí tiene 47 millones para la Fórmula 1 y 25 millones para el aeropuerto cerrado de Castellón.
Zafra, I.; Bono, F. La plantilla se autogestiona y dedica la programación a criticar la clausura. “El País” (7-XI-2013) 34.
Alberola, Miquel. Prohibido el perfil malo de Zaplana. “El País” (7-XI-2013) 34. Ejemplos de la manipulación informativa del PP en Canal 9.
Redacción (editorial). Juguete roto. “El País” (7-XI-2013) 26.
Gómez, Rosario G. La televisión busca un traje a medida. “El País” (8-XI-2013) 32-33. Diálogo con tres expertos: Hugo Aznar, director del Departamento de Ciencias Políticas, Ética y Sociología de la Universidad Cardenal Herrera de Valencia. María Lamuedra, investigadora de la Universidad de Sevilla, editora de “IC. Revista Científica de Información y Comunicación”. Ramón Reig, catedrático de Estructura de la Información Periodística de la Universidad de Sevilla, director del Laboratorio de Estudios en Comunicación.
Díaz Arias, Rafael. Está en juego la cohesión social. “El País” (8-XI-2013) 32.
Ferrandis, J.; Bono, F. Fabra recupera por decreto el control de RTVV. “El País” (8-XI-2013) 34-35.
Bono, F. Rosa Vidal / Ex directora general de RTVV. ‘Cerrar una televisión y abrir otra puede ser fraude de ley’. “El País” (8-XI-2013) 34-35.
Ferrandis, Joaquín. La Generalitat pide perdón por cerrar Canal Nou, pero no prevé dimisiones. “El País” (9-XI-2013) 37. El presupuesto de 2014 será para indemnizaciones.
Torrent, Josep; Bono, Ferran. El fundido de Canal 9. “El País” Domingo (10-XI-2013) 1-4. Los escándalos sexuales, de manipulación informativa y de corrupción en RTVV.
Cañas, Gabriela. Salvapatrias televisivos. “El País” (11-XI-2013) 38. Crítica a la parcialidad política de RTVV.
Gómez, Rosario G. 75 años de información global en español. “El País” (4-I-2014) 32. La Agencia EFE.
Cué, C. E.; Gómez, R. G. Altos cargos del PP buscan un cambio en RTVE ante las próximas elecciones. “El País” (22-VI-2014) 23.
Díez, A.; Gómez, R. G. Echenique reprocha al Ejecutivo que no cumpla su palabra. “El País” (26-IX-2014) 18. El presidente de RTVE dimite al no conseguir suficiente financiación pública.
Editorial. Hora crítica en RTVE. “El País” (26-IX-2014) 32.

Díez, A.; Gómez, R. G. El PP pone al frente de RTVE al director de Telemadrid, José Antonio Sánchez. “El País” (7-X-2014) 22. La oposición rechaza el nombramiento partidista.
Elola, Joseba. Cómo reprogramar RTVE. “El País” Domingo (9-III-2015) 2-3. El calamitoso estado financiero y la manipulación informativa de la radiotelevisión pública durante el Gobierno del PP.
Gómez, Rosario G. El Estado de las ‘teleautonomías’. “El País” Domingo (9-III-2015) 3. Trece entes regionales agobiados por el despilfarro y el sectarismo informativo.
Gómez, R. G. El Gobierno saca a concurso seis nuevos canales de televisión. “El País” (18-IV-2015) 34.
Redacción. El cambio llega a las televisiones autonómicas. “El País” (2-VIII-2015) 17. Los recientes cambios políticos en las CCAA afectan a las televisiones.
Molina, César. Las columnas en blanco. “El País” (30-IV-2016). La libertad de prensa en España desde la Pragmática en 1502 de los Reyes Católicos. Advierte del peligro de las propuestas populistas para limitar la libertad de los medios.
Manetto, F. Podemos propone limitar la propiedad de los medios de comunicación. “El País” (30-IV-2016).
Gómez, R. G. La SEPI dice que RTVE atraviesa una etapa crítica y pide un plan estratégico. “El País” (9-VIII-2016).
Editorial. RTVE necesita un plan. “El País” (9-VIII-2016).

Verdú, Daniel. A TV3 le aprietan las costuras. “El País” (4-XII-2016). Crisis en la televisión pública catalana por la caída de audiencia, la escasa financiación y la mala gobernanza. El medio se ha politilizado desde la ley del audiovisual de 2010 y se ha convertido en un altavoz de propaganda de la independencia, hasta llegar a perder gran parte del público moderado. Da trabajo a 1.500 empleos directos y 10.000 indirectos.